ALL POSTS

LA CAMA DE PROCUSTO MODELO DE LA REFORMA LITÚRGICA DE PÍO XII


Procusto, modelo para la reforma litúrgica

Dr. Carol Byrne, Gran Bretaña

Aunque el Sábado Santo es el último día del Triduo Sacro, fue el primer objetivo de los reformadores en su propósito de cambiar toda la liturgia de la Semana Santa. Inicialmente, fingieron que sólo se trataba de cambiar la hora de la ceremonia de la mañana a la noche. (1) Pero ahora sabemos con certeza que lo que Bugnini y la Comisión Papal estaban planificando en 1948 era mucho más perjudicial para la tradición y nos llevaba a un plano completamente diferente.

La Reforma de Procusto

Mientras que las otras ceremonias de la Semana Santa sólo fueron parcialmente afectadas por cortes e innovaciones, la Vigilia Pascual, como veremos, fue totalmente desmembrada, sus partes restantes arbitrariamente reorganizadas y alteradas para cambiar su significado simbólico centrado en Cristo y cambiarla en una celebración centrada en el hombre.!

B16CD474-D791-40BC-A8A5-AAB699B81159-430-0000003D01164201
Procustio cortaba los miembros de los viajeros para acomodarlos en su cama

Para ilustrar el punto a modo de analogía, recordemos la historia de la mitología griega acerca de Procrusto, personje mítico de un ladrón de Ática que tenía una cama que decía que encajaría con cualquier persona, sin importar lo alta o pequeña que fuera. no le faltaba razón, pues forzaba a sus invitados a adaptarse al tamaño de la cama cortándoles las piernas o estirando sus cuerpos según fuera necesario, antes de robarles sus objetos de valor.

La analogía puede aplicarse acertadamente a la nueva Vigilia Pascual, presentada por Pío XII a la Iglesia como hecho consumado en 1956, cuando se hizo evidente que todo el rito había sido cortado y atormentado en una cama de reforma de Procusto con muchos de sus preciosos activos robados. Los reformadores eligieron la “participación activa” como el lecho en el que se iba a acomodar el rito tradicional y decidieron que cualquier parte de él que no se ajustara a sus ideales debería ser cortada o estirada dejåndola irreconocible.

La vigilia de Pascua puesta en el dique seco. 

Ahora, vamos a examinar el “Memorandum” de 1948 para ver las razones que había en el texto,  para justificar la creación de un nuevo rito. El capítulo 3 revela el sesgo fundamental de la Comisión contra la Vigilia Pascual tradicional, cómo fue puesta en juicio y acusada bajo falsas pretensiones de no ser apta para su propio propósito.

El P. Ferdinando Antonelli mencionó algunos “problemas” de la tradicional Vigilia pascual en su conjunto que, según él, necesitaba reformarse. Para empezar, consideró la tradición centenaria de celebrar la Vigilia en la mañana como una aberración respecto de la práctica de los primeros cristianos que la celebraban  por la noche, recomendando un retorno a la antigüedad.

Había, en su opinión, demasiadas lecturas del Antiguo Testamento (“ profezie ” o profecías) y no suficiente énfasis en el bautismo que propiciaba la “participación activa” de los laicos. Por consiguiente, el remedio habría que buscarlo en una disminución abrupta del número de pasajes bíblicos – se redujeron de 12 a 4 – acrecentando la participación de los laicos, efectuando así una novedad litúrgica completa:la renovación de las promesas bautismales por parte de los laicos de la congregación. (2)

Estoreotipos negativos

Pero todos estos puntos, lejos de constituir una reforma, simplemente reflejaban las opiniones que eran características de los líderes del Movimiento Litúrgico. Como hemos visto, estos puntos de vista ya habían estado siendo ensayados en las tierras de habla alemana en las décadas de 1930 y 1940, cuando algunos progresistas como los Padres Pío Parsch, Romano Guardini y Hans Reinhold estaban llevando a cabo sus propios experimentos con la Vigilia Pascual, desafiando las prescripciones del Derecho Canónico.

De hecho, hay razones para creer que lo que el P. Antonelli escribió en el “Memorandum” sobre la presunta necesidad de reformar la Vigilia Pascual, no era más que expresión de sus propias opiniones personales, junto con las de otros activistas para la reforma litúrgica. Los detalles de esta reforma fueron dejados de lado para ser encajados a martillazos por una subcomisión – secreta – y después aprobados por Pío XII.

Una “innovación valiente”

Una de las reformas que Antonelli tenía en mente -que en realidad fue lo que ocurrió- fue la inserción de un nuevo rito en la Vigilia pascual, que permitiría a la congregación renovar sus promesas bautismales  dialogando con el sacerdote. Como decía en el “Memorandum”:

Arriba una ceremonia de la reformada Vigilia Pascual del Sábado. Abajo: Vigilia Pascual del Camino Neocatecumenal

Se trata de encontrar hombres valerosos con un buen conocimiento de la antigua liturgia, capaces de crear hoy un rito, una ceremonia, hechos de acuerdo con la liturgia primitiva y en el espíritu de la vida moderna. Esa es una de las cosas que mucha gente espera de esta reforma litúrgica tan deseada ”. (3)

Antes de seguir adelante, debemos señalar que las“ muchas personas ”eran fundamentalmente los pocos reformadores progresistas, principalmente de Alemania y Francia, apoyados por una banda de celosos abanderados ya que ciertamente no había una demanda popular en el clero o laicos para reformar la Vigilia pascual.

Ya en el “Memorandum” él afirmaba que “la Iglesia sabe hacer innovaciones valientes cuando el supremo bien de la vida cristiana lo exige”. (4)

Así, introdujo dos conceptos ajenos a la disciplina de la Iglesia: Un loable desarrollo litúrgico, y que nuevos ritos sin precedentes en la historia litúrgica pudieran ser inventados si son realizados por “hombres valientes” – incluido él mismo (5) – y  buenos para el pueblo. A partir de ese momento, los órganos oficiales de la Santa Sede se embarcaron en una aventura litúrgica que finalmente conduciría a la innovación más incongruente de todas: la Nueva Misa del Papa Pablo.

Sólo a la luz del Memorandum, podemos interpretar el pensamiento del artículo 23 de la Constitución sobre la Liturgia, que dice que “no debe haber innovaciones a menos que el bien de la Iglesia genuinamente y con certeza las requiera”, y que “cualquier nueva forma adoptada de alguna manera debería crecer orgánicamente a partir de las formas que ya existían antes”.

Que las innovaciones fueran “buenas, sólo era una estinación de los reformafores. Además, las ”nuevas formas “previstas por ellos no procedieron de ”formas ya existentes ” en la Tradición, sino de las  concebidas y promulgadas por los reformadores al margen de la Tradición, la cual no tenía derecho prioritario a la existencia. Desafortunadamente, Pío XII incorporó algunas de estas formas a la liturgia oficial de la Iglesia.

Un momento orwelliano

De repente, los destructores de la Tradición que la habían estado ignorándo o deliberadamente despreciando sus rúbricas y rebelándose contra la autoridad, se transformaron en héroes de la Iglesia. Las formas de culto  que habían sido el pilar de la vida espiritual de los fieles durante siglos y habían sido instrumentos en la formación de innumerables santos fueron consideradas inútiles y dejadas a un lado por las acciones “valientes” de los reformadores progresistas.

Pero, cualquiera lo bastante valiente como para sacar su cabeza por encima del parapeto oponiéndose  a estas reformas, fue inmediatamente echado a la hoguera y sometido a una campaña de intimidación y ataques  personales por miembros del Movimiento Litúrgico.

En la siguiente sección, trataremos de la reforma de la Vigilia Pascual de 1956. Quedará claro que Antonelli y sus compañeros estaban actuando no por la virtud moral de la valentía , es decir, para salvar la vigilia tradicional y evitar que llegue a dañar, sino más bien por su propio deseo estrecho, unilateral y egoísta Para destruirlo.

(Continuará)

Notas

  1. <emMemoria Sulla Riforma Liturgica: Suplemento II , pp. 21-22.
  2. Memoria Sulla Riforma Liturgica , nn. 73-75
  3. Ferdinando Antonelli, Memoria , n. 75.
  4. Ibid., N. dieciséis.
  5. De hecho, el P. Antonelli se jactó una vez de su autodenominado “valor” a Pío XII durante una audiencia cuando presentó su “Memo” al Papa. En su diario, fechado el 22 de julio de 1949, dijo que el Papa, habiendo leído algunos de los “Memorandos”, describió las propuestas de reforma comovalientes ” (valientes). Y Antonelli respondió que su “valor” se basaba en su confianza en que podía contar con el apoyo del Papa. Como resultó, su confianza fue recompensada por Pío XII en la reforma de la Semana Santa. Apud Nicola Giampietro, El cardenal Ferdinando Antonelli y la reforma litúrgica , Ediciones Cristiandad, 2005, p. 42, nota 30.
Temas relacionados de interés
Obras de Interés Relacionadas



Volumen I

A_Offend1.gif - 23346 Bytes

Volumen II

Animus Injuriandi II

Volumen III

Volumen IV

A_Offend1.gif - 23346 Bytes

Volumen V

Animus Injuriandi II

Volumen VI

Destructio dei

Volumen VII

Fumus satanae

Volumen VIII

Creatio

Volumen IX

Volumen 10

Volumen X

Ecclesia

Volumen XI

A_hp.gif - 30629 Bytes

Edición especial



Anuncios

5 replies »

  1. Santa Catalina de Siena

    La Iglesia de Dios y la misma unidad del mundo cristiano, o sea, la Cristiandad, reposan sobre un fundamento instituido por el mismo Jesucristo: el Papa.

    Nada más Iógico, por lo tanto, que el ardiente amor de Santa Catalina por la Iglesia y su celo por el cuerpo universal de la religión cristiana se concentrasen y unificasen en su incomparable devoción al Papa.

    Es verdad que sólo Cristo es la piedra angular del edificio de la Iglesia, el fundamento fuera del cual no cabe fundamento alguno. Sin embargo, el mismo Cristo dijo a San Pedro: “Tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificará mi Iglesia”, es decir, tu también eres la piedra (en hebreo común y francés Pedro coincide con piedra), Y también eres el fundamento, porque estás unido conmigo en la solidaridad de una misma fuerza, y porque las prerrogativas de mi propia autoridad, que son y seguirán siendo mías, te son comunes conmigo por la participación que YO TE DOY DE ELLAS.

    Por consiguiente, en la Iglesia no hay dos fundamentos sino uno solo: Jesucristo, invisible en sí mismo y visible en su Vicario.

    El alma ardiente de Santa Catalina supo vivir esta verdad hasta en sus más extremas consecuencias. Los dones intelectuales del Espíritu Santo, que poseía en un grado eminentísimo, le hacían ver con deslumbradora evidencia que el Papa es algo así como un sacramento, que bajo las “especies” de la persona del Papa es, en rigor, el mismo Jesucristo quien rige y gobierna a la Iglesia en las etapas sucesivas de su historia.

    Comprendió que el Papa y Jesucristo constituyen por manera indivisible una misma cabeza, un mismo doctor, un mismo Pontífice, un mismo legislador de la Iglesia universal, o, por mejor decir, que el Papa es el mismo Jesucristo, el dulce Cristo en la tierra, el mismo Jesucristo que enseña y que gobierna perpetuamente a la Iglesia por medio del órgano visible que Él mismo ha querido darse. Comprendió que para amar de veras a Cristo hay que amarle presente, no sólo invisible y misteriosamente en el adorable Sacramento del Altar, sino también de una manera visible y manifiesta en la persona del Romano Pontífice, su Vicario.

    Por eso su devoción al Papa en tanto que custodio infalible del depósito de la Fe y de la santa e irrevocable Tradición, a ese Papa a quien llamó el dulce Cristo aquí en la tierra, fue como el sol que iluminó todo su ser, fue quizá la pasión dominante de su vida… pues en el Papa veía Catalina al DISPENSADOR SUPREMO DE LA SANGRE DE CRISTO…. y así, rebelarse contra él, desacatarle, equivalía a alejarse de las fuentes de la gracia y a comprometer terriblemente la eterna salvación.

    De ahí que no omitiera esfuerzo para reducir a la obediencia del Papa a todos los gobernantes de las ciudades de Italia que se rebelaban contra él por motivos temporales, repitiéndoles sin cesar: “Aquél que se aleja del Papa o atenta contra él es un insensato, PUES EL PAPA ES QUIEN TIENE LAS LLAVES DE LA SANGRE DE CRISTO CRUCIFICADO.

    Por eso, AUNQUE FUESE UN DEMONIO ENCARNADO, NO DEBO LEVANTARME CONTRA EL, SINO HUMILLARME SIEMPRE E IMPLORAR ESA SANGRE DE SU MISERICORDIA… PUES DE OTRA SUERTE NO Podríamos TENER NI PARTICIPAR EL FRUTO DE LA SANGRE”.

    ????????

    Me gusta

  2. Peligrosa opinión que supone echar por la borda la infalibilidad papal en la parte de “costumbres”. Casi al final, en el artículo se dice: “Desafortunadamente, Pío XII incorporó algunas de estas formas a la liturgia oficial de la Iglesia”. Según el que escribe, el papa erró en algo tan importante como la liturgia, al aprobar reformas “progresistas”.
    Siempre dando vueltas la idea de que hay que vigilar a los verdaderos papas porque cada tanto se equivoca(ba)n. El YO puesto por arriba de Pedro. Peligroso. Demoníacamente peligroso.

    Me gusta

    • Creo que no pone en duda la infalibilidad. A la infalibilidad sólo se opone el error contra la Fe y Ia herejía, Ahora bien, puede haber reformas litúrgicas que sin ser heréticas puedan ser desafortunadas.Éste es el caso de la Misa dialogada que introdujo Pío XI y que echó abajo siglos de Tradición. A mí no me cabeduda que Pío XII estaba tocado de modernismo. Aunque no cayó en la herejía preparó el camino al Concilio Vaticano II y a la reforma litúrgica de Bugnini. Sus nombramientos de cardenales fueron en la misma dirección. El decreto del Santo Oficio, Haec Munera Sacra, sobre Feeney y el Bautisn¡mo de deseo, fue un adelanto del Concilio y lo favoreció. Como dijo alguien “No se sabe si el fue consciente de su nefasto pontificado pero HE DID.
      Además no se puede afirmar que Pío XII, fue con certeza un verdadero papa. Si cayó en la herejía oculta no lo fue. Esto es opinión de San Alfonso sobre la hipøtesis de un papa hereje oculto.
      La Reforma de la Vigilia pascual fue un desastre desde el punto de vista de la ortodoxia y de la Tradición.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s