ALL POSTS

REFUTACIÓN DEL P. IGLESIAS OLIVA


[Subimos de nuevo este post de 2 de febrero de 2014, refutando las ideas del P. Juan Manuel Iglesias, al que entonces habíamos llamado “la voz de Mons. Williamson” en España”. Ahora acabamos de enterarnos de la deriva del P. Iglesia que ha vuelto “al vómito” y se ha retractado en documento registrado por el notario eclesiástico de la diócesis de Santander de su incursión en el Williamsonismo. Quien llamaba -reconociéndolo como papa- a Francisco, “Anticristo Satánico” ahora celebra la “Nueva Misa” “con tu servidor el Papa Francisco”.
Todo este asunto no es más que el corolario de una posición, la Williansoniana, inestable y contradictoria. La refutación que les traigo. dejaba entrever ya en 2014,   a un observador perspicaz, la posibilidad de la deriva actual del lamentable P. Juan Manuel Iglesias.]
En el post anterior titulado La voz de Mons. Williamson en España”, hemos traído un vídeo de una catequesis del P. Juan Manuel Iglesias Oliva. De el post hemos trasladado aquí algún comentario y mi propia aportación, que más abajo reproduciré.
Sobre el post en cuestión se ha recibido el siguiente comentario de Mario que con razón pide al editor del blog la respuesta a los argumentos del P. Iglesias.

Sr. Director del Blog:
Muy interesante el post. Muy interesante el post.
Ahora, sería necesario que ud. contestara los argumentos vertidos en favor de los nuevos ritos de ordenación y consagración, así como de Juan XXIII.
Además, ¿Cuál es la diferencia entre M. Williamson que disiente del nuevo magisterio y de los nuevos ritos por oponerse a la Tradición, y la posición sedevecantista que también juzga que se opone a la Tradición? Al final, ambos juzgan y coinciden en eso, la ùnica diferencia es concluyen distinto, sea considerando que no es una jerarquía genuina o que sì lo es.
Serìa ilustrativo que también el distinguido comentarista Fray Eusebio de Lugo comentara sobre estos temas
Gracias y saludos

Gracias y saludos

Naturalmente, en el hecho de haber publicado tanto el vídeo como su artículo, estaba implícita que vendría más tarde mi respuesta y la de muchos a unas alegaciones que se inscriben en la lucha dialéctica entre la FSSP y su retoño williamsoniano la Nueva FSSP de la estricta observancia, que añade las siglas MP, vistas en el vídeo y que ignoro su explanación.
En este mismo blog hemos participado alguna vez en esa lucha, reproduciendo algunos artículos de los muchos que ha habido, por parte de sedevacantistas, dedicados a la FSSP. Por ejemplo algunos de los últimos son los siguientes La nueva cruzada de Mons. Fellay en que claramente se refutan opiniones vertidas también por el P. Iglesias Refutación a objecciones frecuentes contra el sedevacantismo en el que examina la posición del correligionario del P. Iglesias, el P. Rioult.

Antes diremos que en la biografía del P. Iglesias consta su ordenación “sub conditione” hecha por Mons. W. como se dice en un blog de su misma cuerda:
Su Excelencia Reverendísima Monseñor Williamson confirmó y ordenó bajo condición al Padre Juan Antonio Iglesias, un sacerdote español originario de Santander, España (Non Possumus) Su Excelencia Reverendísima Monseñor Williamson confirmó y ordenó bajo condición al Padre Juan Antonio Iglesias, un sacerdote español originario de Santander, España (Non Possumus)
El reseñarlo cobra especial interés por el énfasis puesto por el P. Iglesias, como veremos, en la validez de la  ordenación de los presbíteros con el nuevo rito de Pablo VI. Realmente es una contradicción de bulto, la que se deriva de lo que piensa el P. Iglesias y de lo que él mismo ha hecho sometiéndose a un rito de ordenación “sub conditione“.
Pero viniendo a la respuesta a dicho vídeo y al artículo traigo algunas respuestas y algunas glosas a su artículo. Espero alguna respuesta del P. Iglesias, pues se muestra tan excesivo, tanto en el vídeo como  en el artículo.
Para comodidad de los lectores traigo el vídeo, del que naturalmente puede omitirse el visionado por los que ya lo conozcan, pero que es imprescindible su reproducción para quien quiera contrastar los argumentos que damos.

[Parece que ha sido retirado de YouTube, cosa lógica por otra parte, dados los bandazos del P. Iglesias.]

Es increíble la cita que hace de Santo Tomás que por ser en una charla catequética puede tolerarse el que no aporte el lugar de la cita, pero que sería imperdonable que no lo hiciera ahora que se le pide. Ante esto un comentarista de su vídeo youtube, ha expresado con concisión una enmienda a la totalidad de su discurso:
En la cita un comentario de James Stuart le espeta sin haber obtenido contestación:

¿Dónde pone Santo Tomás que un Papa pueda caer alguna vez en herejía, y mucho menos enseñar al error a toda la Iglesia, desde hace decenas de años?
Convendría que el Padre revisara ese punto de su argumentación, porque su postura simplemente no es católica.

Aquí nos remitimos, sobre el mismo asunto, al post sobre la doctrina de Santo Tomás en el post Santo Tomás sobre los papas, cuya lectura recomendamos encarecidamente al P. Iglesias, para que compruebe su error que fudamenta en Santo Tomás pero que es común en la FSSP desde sus mismo comienzos. Viene aquí muy a cuento la brillante refutación de Mons, Fellay que también hemos traído al blog, La nueva cruzada de Mons. Fellay.

Dice el Padre a un papa hereje hay que juzgarlo no como papa sino como hereje. Aparte de que es falso y prueba de su falta de ética trayendo citas falsas de Santo Tomás, nos preguntamos cómo es posible deckarar a alguien hereje, sin juzgarlo. No se puede juzgar a un papa pero se puede juzgarlo declsránfolo hereje. Esta es una de las contradicciones chocantes del P. Iglesias. La verdad es que a un papa no se le puede juzgar, y si se juzga a un supuesto papa, es por su herejía evidente que ha hecho que no haya sido un papa verdadero como claramente lo expresa la bula de Paulo IV “Cum ex apostolatus Officio” (Véase en el blog el importántisimo texto Cum ex apostolatus.. análisis y vigencia.

Sorprende que a Bergoglio, a quien llama Anticristo Satánico, el que ha caído en más herejías que todos los herejes anteriores, el sinvergüenza, el más grande castigo de la humanidad, peor que el diluvio universal etc.. le reconozca como papa, sin pensar que el papa es  aquél a quien se nombró la ROCA basal de la Iglesia, y a quien se dijo “confirma a tus hermanos”, y a quien se prometió que las puertas del infierno no prevalecerían sobre él (Véase Las Puertas del infierno) y sobre la Iglesia, a la que según Iglesias preside un anticristo satánico; y a la que hay que “Recuperar”.( Ella es nuestra casa y hay que recuperarla, pero ahora está corrompida). [Blasfema opinio0n sobre la Iglesias, la Espisa Inmsculada de Cristo] Como yo había dicho en el post que comentamos:

Respecto del Vaticano se lamenta del robo que han hecho a los verdaderamente católicos. Estos se encontrarían ahora fuera de la Iglesia y lo que procede es “Recuperar Roma, recuperar la Iglesia que nos ha sido robada” y poner en la Sede a un papa digno.

Él, por lo visto piensa que Bergoglio preside la Iglesia Católica, pero hay que deponerlo juzgándolo.

Pues éstas son las nociones equivocadas y erróneas que sustenta Iglesias en su vídeo. Creo que con razón digo, que el P. Iglesias se inscribe  perfectamente en la estela de Mons. Williamson, Lo tengo dicho con estas palabras:

Sólo quiero traer antes un extracto del último “Comentario Eleison” de su Superior para que se compruebe la identidad de puntos de vista, como no podía ser menos, entre D. Juan Antonio Iglesia Oliva, y el que le ha acogido en el seno de la Fraternidad de la estricta observancia (no sé qué significan las siglas MP del vídeo) no sin ordenarle antes con un rito seguro, por si las moscas el otro no funcionase (con lo que ambos no afirman pero están en la duda). Sin embargo permiten, por lo visto, asistir a misas de sacerdotes“dudosamente ” ordenados, como si esto fuera lícito. Mons. Mons. Wlliamson dice:

O bien uno acepta a los Papas Conciliares en todo (como los liberales – ¡Dios no lo permita!) o bien uno los rechaza en todo (como los sedevacantistas). Aceptarlos parcialmente sí y parcialmente no, es escoger y elegir lo que uno aceptará tal como lo hizo Lutero y como lo hacen todos los herejes (del griego “electores”). Eso es cierto si uno escoge y elige de acuerdo a su propia elección personal, pero no es cierto si, como Monseñor Lefebvre, uno juzga de acuerdo con la Tradición Católica, la cual se encuentra en el tesoro de 2000 años de documentos magisteriales de la Iglesia. En ese caso, uno está juzgando de acuerdo con 260 Papas contra unos meros seis, pero eso no prueba la invalidez de estos seis.

Estamos esperando que Mons. Williamson nos explique si juzgar de acuerdo con la Tradición Católica, es interpretar ésta con el propio juicio o no. Porque si fuera que sí, entonces no hay tanta diferencia entre Williamson y Lutero en cuanto a determinarse usando el juicio privado. La comparación es patente si se piensa en los “cismáticos ortodoxos” que aceptan la Tradición de los 7 primeros concilios, y en base a ella, rechazan al papa. O piénsese en Jansenistas y Galicanos que  también acudían a la Tradición, para desobedecer al papa, e incluso no concederle la infalibilidad, salvo si él estuviera de acuerdo con su particular visión de la Tradición, de la que también blasona Williamson. Por más vueltas que se le dé, no se ve cómo, tanto Lefebvre como él, dejan de hacerse  papas con derecho a juzgar o rechazar parcialmente la enseñanza del papa, bien que de acuerdo con la Tradición Católica “ (cómo él falsamente afirma).
También recordaré lo que ya le dije acerca de su hincapié en unirse toda la “Resistencia” dejando a parte cuestiones que él cree intrascendentes:

No olvida citar a los “sedevacantistas dogmáticos”, aunque con más ternura, a los que pone como ejemplo las distintas escuelas católicas teológicas como los Bañecianos/Molinistas, o ls Escotistas/Tomistas, que a pesar de sus diferencias teológicas [aunque no tenían diferencias en la Fe] convivieron tranquilos en una única Iglesia. Su lema para el mundo de la Tradición, bien pudiera ser, “pelillos a la mar”, y busquemos la unidad, y que se olviden de cuestiones intrascendentes y se concentren en lo único que importa “la lucha contra la Bestia que se sienta en el Vaticano”.

Hay que recordarle al Padre lo que él mismo dice de los Sedevacantistas dogmáticos a los cuales reprocha fallos que en último análisis son fallos en la Fe.

Con estas breves glosas y con los artículos a que remitimos queda totalmente refutada la errónea, e infundada posición del P. Iglesias. Bien pudiera decirse que cae en lo que él acusa a los “conservadores” y a la Iglesia conciliar (que él cree la verdadera Iglesia, como también él acepta como papas a esos “Anticristos satánicos”)
Puede decirse que su error es antiguo y perdurable en la FSSPX, incluída aquélla en la que él milita, La FSSPX-MP de la estricta observancia: Los papas son “Anticristos pero Santos Padres”
Ahora pasamos a examinar los múltiples desvaríos que reproduce en su artículo que tienen la misma causa común.
De los sedevacantistas dice; Aunque no es ni con mucho la más amplia [la posición sedevacantista], sí le son características una serie de afirmaciones, algunas de ellas netamente erróneas, que pueden hacer vacilar e incluso caer en el error a los incautos que se aproximan, sin mayores prevenciones, a sus escritos. Es por ello por lo que hace tiempo que veo la necesidad de exponer de forma clara y compendiosa sus errores, a fin de evitar que los fieles católicos, incluso aquellos que no son sedevacantistas, acepten por ignorancia unos postulados que, si bien en algunos casos no serían en sí erróneos si se entendieran como opiniones teológicas particulares, cuando se pretenden presentar como la única verdad católica caen de lleno en el campo de lo inaceptable.
De este solo párrafo se deduce que él no tiene inconveniente en unirse a quienes profesan “netos errores” (según él) tal como hace en su llamamiento a la unidad en el vídeo. ¿Nos preguntamos si a él tan poco le importan los errores en la Fe? Este es un típico irenismo que tanto se condena como existente en  la iglesia conciliar del “satánico anticristo Bergoglio”.
En segundo lugar no se acaba de comprender que admita el sedevacantismo no dogmático, si también profesan los mismos errores, sólo que tomados como “opiniones”. Sean dogmas o sean opiniones los errores se han de denunciar y de ninguna manera vale la “unidad” con quienes lo profesa, Esto sería irenismo, que es lo que parece profesar el P. Iglesias.
Además el sedevacantismo no dogmático es una posición insostenible. El sedevacantismo debe aceptarse como una certeza, o sea conclusión cierta, no fundada en el juicio particular sino en los documentos del Magisterio de la Iglesia. De esto se ha tratado en el magnífico artículo de un obispo “sedevacantista” que destruye los argumentos de los opinionistas. (Véase en el blog El opinionismo). El P. Iglesias aquí tiene algo que aprender sobre su errónea aceptación de un sedevacantismo opinionista. En realidad tal persona haría una elección inmoral, porque a nadie le es permitido inclinarse a una opinión, aunque le parezca la más probable, tratándose de rechazar a un superior-el papa- que se beneficia en este caso de su carácter de superior. En otras palabras, a nadie le está permitido no reconocer al Papa, basado en una opinión probable. Y esto es lo que hace el sedevacantista opinionista, o no dogmático. Que al parecer le resulta aceptable al P. Iglesias.
.
Sobre Juan XXIII el P. Iglesias dice que le retiene como papa legítimo.
En primer lugar el Sedevacantismo no tiene por qué rechazar como ilegítimos todos los papas posteriores a Pío XII. La mayoría lo hacen. Pero no es prescriptivo. Los argumentos en contra del sedevacantismo dogmático no deben basarse en eso. Pero es que además él tiene como habladurías los indicios que denotan a Juan XXIII como hereje, modernista y masón. Y afirma su ortodoxia doctrinal. Todo para aceptar la misa del 62 y la promulgación del oficio de 1962.
Basta darse una vuelta por el blog, y consultar las entradas recogidas bajo la pestaña”Juan XXIII” para darse cuenta de lo endeble de su posición. El modernismo de Juan XXIII está recogido incluso en los documentos del archivo Vaticano. Es cierto que él mandó destruirlos. Pero también es cierto que se le despojó de su puesto de profesor y se le envió a Turquía.
No voy a repetir todo lo dicho en los posts a que me he remitido. Hágalo el lector y se dará cuenta de la frivolidad con que le exonera de los principales cargos, como habladurías y de lo insostenible de su afirmación de Ortodoxia doctrinal en Juan XXIII. Lo cual no quiere decir que haya herejías en la misa del 62 y en el oficio que promulgó. También hay que recordarle el adagio “Papa dubius, papa nullus“. Hay que rechazar, ante las pruebas y fortísimos indicios, su opinión de que lo que incrimina a Juan XXIII, sean muy vagos comentarios, interesadas suposiciones y poco creíbles habladurías. Me remito al grupo de posts sobre la persona de Juan XXIII, del blog para descalificar “in toto” esta última afirmación del P. Iglesias. Véanse en particular los posts Juan XXIII y Quién era Nikita Roncalli. Es verdaderamente ridículo que diga: habida cuenta de su pública y clara ortodoxia. Pero repito que argumentar sobre la figura de Juan XXIII para descalificar la posición sedevacantista, parece improcedente.
Después el Padre se enreda en las reformas litúrgicas de Pío XII y las de Juan XXIII. Un sedevacantista tiene perfecto derecho a preferir la liturgia y  el oficio tradicional de San Pío X, Sabemos que las reformas de Pío XII fueron legítimas. También creemos en la infalibilidad de Pío XII. Pero no quiere decir que haya sido prudente o acertado en sus reformas “Divino afflatu” y “Reducida de 1955”. El que algunos sdevacantistas no las prefieran no pone ni quita a la posición sedevacantista.
Respecto de la misa de 1962 de Juan XXIII, creemos que la promulgó un antipapa. Pero esto tampoco quiere decir que sea un rito inválido o herético. Sí creemos que ya estaba incoándose la definitiva reforma de Paulo VI. Los ritos de este sí son inválidos. De esto se ha tratado mucho en el blog. Pueden verse los numerosos posts dedicados a ello en la categoría de “Ritos conciliares” bajo la pestaña Pablo VI. Lo que el P. Iglesias despacha en cincuenta líneas, está tratado en el blog con abundancia de argumentos, citas, etc…en numerosos posts.
Es curioso que él haya sido (inválidamente) ordenado por estos ritos, pero que después se haya  hecho ordenar “sub conditione” por Mons. Williamson. Pero ¿ no es él el que ha escrito: “pues en la ordenación presbiterial y diaconal no hay duda sobre la validez,?. Entonces ¿a qué viene ordenarse “sub conditione” si tan seguro estaba de su validez? Sabe el Padre Iglesias que repetir el sacramento del Orden es sacrilegio?  Ni siquiera se puede hacer “sub conditione” cuando hay certeza de su validez, como la que él muestra. De lo dicho sobre las ordenaciones episcopales, me remito a las entradas del blog,  que destruyen sus argumentos.
Dejando los párrafos “litúrgicos” pasemos más adelante
Él dice: Los sedevacantistas disfrutan de un grado de infalibilidad en todo equivalente al del Papa.
En esto se equivoca. Los sedevacantistas no disfrutan de infalibilidad. Simplemente se apoyan en la doctrina infalible de la Iglesia para juzgar con lógica, sin que esto sea un juicio oficial jurídico, que el papa es ilegítimo. O sea que no es papa. No hacen más que sumarse a la pléyade de doctores y teólogos que han afirmado que un hereje no puede ser papa.
Aquí la única infalibilidad es la de quien se atreve a juzgar al “Papa” que reconoce como tal, y le llama más hereje que todos los herejes que le han precedido, aparte de Anticristo Satánico.
Y la distinción que hace en el vídeo de que “no se puede juzgar al papa” (prima sede a nemine iudidatur” pero “se puede juzgar al hereje que es papa”, es francamente ridícula, y encima la atribuye a Santo Tomás. ¿Pero, hombre, como sabe Ud. que el papa es hereje, si antes no lo juzga?.  Si no se le puede juzgar, Ud. no tiene ningún derecho a desobedecerle y menos a tratarle de hereje. Y menos a llamarle sinvergüenza y anticristo satánico. 

La simple verdad es que un papa no puede ser hereje y un hereje no puede llegar a papa. Y si vemos que es hereje es que nunca ha sido papa. Y desde luego no lo es  cuando se ve su herejía. Lo que se ha hecho siempre  a la vista de que un papa es hereje, es deducir que no ha sido papa y si se le juzga se sabe que se juzga a un hereje que nunca ha sido papa. Esta es la posición sedevacantista. Pero nuestro respeto por los verdaderos papas, nos impiden desobedecerles, desestimar sus excomuniones, y mucho menos insultarles tratándolos de sinvergüenzas y pensar que son Anticristos Satánicos, como Ud. hace, con el que reconoce como verdadero papa

El resto de su artículo no merece más consideración a la vista de la falta de lógica que muestra. Todo esto deriva de lo que llamo el pecado original de la FSSPX y de su retoño la nueva FSSPX: Quien la fundó,  les inculcó la idea de que el Anticristo es un Santo Padre.  Es una situación contradictoria y contraria al magisterio de la Iglesia, a los doctores (en particular San Roberto Belarmino), a la obligada creencia de que los papas gozan de la “infalibilidad con que el Divino fundador ha querido dotar a la Iglesia” (concilio Vaticano). Y no es lícito a nadie desobedecer y resistir  a quien Dios  puso como superior  y Cabeza de la Iglesia. Lea el post ¿Es lícito resistir al papa, como Uds. hacen, tergiversando una cita de Sa Roberto, que claramente no se refiere a esto.

Y viniendo a la pregunta que nos hace Mario, que puede leerse en su mensaje:

¿Cuál es la diferencia entre M. Williamson que disiente del nuevo magisterio y de los nuevos ritos por oponerse a la Tradición, y la posición sedevecantista que también juzga que se opone a la Tradición? Al final, ambos juzgan y coinciden en eso, la ùnica diferencia es concluyen distinto, sea considerando que no es una jerarquía genuina o que sì lo es.

La respuesta es muy sencilla. Hay una notable diferencia: Los sedevacantistas no escudriñan la Tradición para ver si el papa se opone a ella y así le desobedecen  y resisten parcialmente en esto. Los sedevacantistas comprueban con juicio lógico, no emitiendo un juicio oficial o jurídico, que dicen cosas que comparándolas con las declaraciones dogmáticas de los concilios y de los papas, son herejías.  Al estar en contradicción con la doctrina ya declarada, no queda más salida lógica que el reconocer que no son papas, puesto que un papa no puede ser hereje. Y lo rechazan como no papa. El razonamiento es el siguiente:

Un papa no puede caer en la herejía

Pero los papas conciliares han abrazado las herejías del segundo concilio vaticano. Y también han proferido públicamente herejías incluso en su magisterio.

Luego no son verdaderos papas.

El que un papa no puede caer en herejía es doctrina común y ha sido declarada solemnemente en el Concilio Vaticano.

Esta posición es sustancialmente distinta  de la de la FSSP. Y de  la del P. Iglesias. No decimos que los papas conciliares sean contrarios a la Tradición. Sin duda lo son. Pero lo sustancial es que son herejes. Como lo son los que abrazan el Vaticano II. En la iglesia conciliar abundan las herejías. Esto se comprueba haciendo una comparación con la doctrina católica. De ahí surge un juicio lógico y una comprobación cierta  : No son papas. Ni tampoco son católicos los que están en la Iglesia conciliar. Esto lo puede ver claro en el post : Una acusación infundada.

Por otra parte esta comprobación llega a una certeza tan infalible como lo es la doctrina en la que se apoya. No está basada en el juicio privado ni en mi conocimiento e interpretación de la Tradición. Sino en la doctrina solemnemente declarada por el magisterio, así como en la doctrina infalible del magisterio ordinario y universal de la Iglesia y de los pontífices. Los católicos gozan de la llamada infalibilidad discente  que es la infalibilidad de aquello en que creen y se lo enseña la Iglesia docente , que es infalible en lo que enseña-

Considere el siguiente ejemplo: Si alguien dice que Cristo no es Dios o que no resucitó, comprobamos inmediatamente que eso es contrario a la doctrina infalible, expresada en  los Símbolos  y en el Magisterio.  La única conclusión posible es que quien dice eso es hereje. Y si fuera papa,  concluimos que no es un papa verdadero. Y si es así, no podemos ni debemos someternos a ese falso papa. El hacerlo sería pecar contra el primer mandamiento, como lo dice San Vicente Ferrer. ¿No ve Ud. la diferencia con lo que dice y hace Williamson?

 

Anuncios

1 reply »

  1. El nombre de este sacerdote es Juan Antonio Iglesias Oliva, no Juan Manuel.

    Es muy triste que haya vuelto a la Iglesia conciliar.

    En el siguiente enlace pueden verse algunos de sus vídeos, antes de que regresara a la Iglesia del Vaticano II:

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s