En la fiesta de San Dionisio Aeropagita, testigo presencial en Egipto del eclipse sucedido en la muerte de Jesus, Michel Mottet nos envía este interesante texto precedido de este mensaje:

Leyendo la entrada dedicada al aeropagita en HODIEMECUM del 9.10.17 me he dado cuenta que yo me había equivocado al pensar que el milagro solar de Fátima del 13 de octubre de 1917 había sido la mayor teofanía de la historia.
En efecto, en la agonía y muerte de Jesús el sol se volvió negro como la crin de un caballo durante tres horas, por emplear la expresion del Apocalipsis cuando se abrió el sexto sello y de los tres evangelistas que narran este eclipse total del sol.
San Dionisio fue testigo ocular de este eclipse en Egipto y nos lo describió.
M. M.

Eclipse del Sol en la Agonía y la Muerte de Jesús

Dionisio el Areopagita fue convertido a la fe de Nuestro Señor Jesucristo por el apóstol San Pablo. Se llama el Areopagita por la vecindad de la ciudad donde él vivió. El Areópago era un barrio de Marte, porque había un templo dedicado a este Dios. Los atenienses dieron a las diferentes partes de la ciudad el nombre del dios que era allí honrado; por eso éste se llamaba Areópago porque Ares es uno de los nombres de Marte: como el distrito donde Pan era adorado se llamaba Panopage , y lo mismo de los otros.

Ahora bien, el Areópago era el barrio más notable, porque era el de la nobleza y de las escuelas de las artes liberales. Fue allí, pues, donde vivió Dionisio, gran filósofo, que por su conocimiento y conocimiento perfecto de los nombres divinos, era llamado Teósofo, amigo de Dios. Estaba con él Apolofanes , un filósofo que compartía sus ideas.También estaban los epicúreos que hacían consistir la felicidad del hombre en la voluptuosidad del cuerpo y los estoicos que lo colocaron en las virtudes de la mente. Ahora bien, en el día de la pasión de nuestro Señor, cuando la oscuridad cubrió toda la tierra, los filósofos de Atenas no pudieron encontrar la razón de este prodigio en sus causas naturales. De hecho, este eclipse no era natural, porque la luna no estaba entonces en la región del sol, dado que hay un eclipse solamente cuando hay interposición de la luna y del sol. Ahora bien, dntonces era el decimoquinto día de la luna, y por consiguiente estaba bastante lejos del sol; además, un eclipse no priva de luz a todos los países del mundo, y no puede durar tres horas.

Este eclipse privó a todas las partes de la tierra de luz, lo que concuerda con lo que dice Lucas, porque fue el Señor del universo el que sufrió, y porque fue visible en Heliópolis de Egipto, Roma, Grecia y Asia Menor. Tuvo lugar en Roma; Orosio lo atestigua cuando dice ( véase Santo Tomás, parte III, búsqueda XLIV, artículo 2, donde este pasaje de San Dionisio se explica con gran cuidado ):

“Cuando el Señor fue puesto en el madero, ocurrió un gran terremoto en el universo, las rocas se partieron, y muchos de los barrios de las ciudades más grandes se derrumbaron por esta conmoción extraordinaria. En la hora sexta, el sol estaba completamente oscurecido, una noche oscura cubrió de repente la tierra, de modo que las estrellas se podían ver en todo el cielo a plena luz del día, o más bien durante esa noche horrible.

Ocurrió en Egipto, y San Dionisio lo menciona en una carta a Apolófanes :

“Las estrellas fueron oscurecidas por la oscuridad que se extendió con una espesa niebla, después el disco solar se aclaró, entonces recordamos la regla dada por Felipe de Arrida , y después de haber encontrado, como era bien sabido, que el sol no podia entonces ser eclipsado, yo te digo, a ti Santuario de una profunda ciencia, aquí está otro misterio que no conoces: Tú, que eres el espejo de la ciencia, Apolófanes , ¿a qué atribuyes a estos secretos? A lo que tú me respondiste más como un dios que como un hombre: “Mi buen Dionisio, la perturbación entra dentro de las cosas divinas.”

Y cuando san Pablo, de cuya boca estábamos pendientes , nos dio a conocer el día y el año de aquello que sucedió [la muerte de Jesús] recordamos que estos eran signos manifiestos de ello; luego cedí las armas a la verdad y me libré de los lazos de error “.

También menciona este acontecimiento en la Epístola a Policarpo, donde dice lo siguiente al hablar de sí mismo y de Apolófanes ( véase Santo Tomás, Parte III,búsqueda , XLIV, artículo 2, donde este pasaje de San Denys se explica con mucho cuidado ):

“Ambos estábamos en Heliópolis, cuando, para mi gran asombro, vimos la luna frente al sol (no era el momento de la conjunción). Lo vimos nuevamente a la hora novena, fue al amanecer y sobrenaturalmente se detuvo de tal manera que fue diametralmente opuesto a esta estrella. Tú sabes que el eclipse comenzó por el este, llegando despuès al lado occidental del disco del sol, por lo que vimos la decadencia y reaparición de la luz, no en la misma parte del sol, sino en una dirección diametralmente opuesta “.

En aquellos dias Dionisio y Apolófanes habían ido a Heliópolis en Egipto, para estudiar la astrología. Regresaron después. Este eclipse también tuvo lugar en Asia, como Eusébio testifica en su crónica, en la cual afirma que leyó en los escritos de los paganos, que en aquel tiempo Bithynia, una provincia de Asia Menor, tuvo un terremoto y el mayor eclipse de sol jamás visto, y que en la sexta hora el día se oscureció hasta el punto de ver las estrellas del cielo; y también en Nicea; el terremoto en la ciudad de Bithynia volcó todos los edificios. Finalmente, de acuerdo con lo que se lee en la historia escolástica, los filósofos fueron llevados a decir que el Dios de la Naturaleza estaba sufriendo. También se lee en otra parte que exclamaron:

“O el orden de la naturaleza está trastornado, o los elementos nos engañan, o el Dios de la naturaleza sufre, y los elementos padecen con su pena”.

Leímos en otro lugar que Dionisio exclamó:

“Esta noche, en la que hemos admirado estas cosas novedosas, nos anuncia la llegada de la verdadera luz que iluminará al mundo entero”.

Fue entonces que los atenienses erigieron un altar a este Dios, en el que se colocó esta inscripción: “Al Dios desconocido” , pues en cada uno de los altares se colocaba una inscripción que indicaba a quién estaba dedicado. Cuando se ofrecieron a ofrecer holocaustos y víctimas, los filósofos dijeron: “No necesita nuestras riquezas, sino que nos arrodillemos ante su altar, y le dirijamos nuestras súplicas, no ofreciendo animales, simo la devoción del alma “ .

Ahora bien, , cuando San Pablo vino Atenas, los filósofos epicúreos y los estoicos quisieron discutir con él. Algunos dijeron, -¿Qué está diciendo este parlanchín?

Otros decían: “Parece que” predica acerca de nuevos dioses “. Entonces lo condujeron a los espacios de los filósofos para examinar esta nueva doctrina, y le dijeron: “Habla algunas cosas de las que aún no hemos oído hablar, así que nos gustaría saber cuáles son”.

Porque los atenienses pasaban todo su tiempo diciendo y escuchando algo nuevo. Pero cuando San Pablo vio, al pasar, los altares de los dioses, y entre otros los del Dios.desconocido , dijo a estos filósofos:

“A este Dios a quien adoráis sin saberlo, vengo a proclamar como el verdadero Dios que creó el cielo y la tierra.”

Entonces dijo a San Dionisio a quien veía entre los más instruidos en las cosas divinas:

Dionisio, ¿quién es este Dios desconocido? -Él es -respondió Dionisio- el verdadero Dios, cuya existencia aún no nos ha sido mostrada como fueron las otras divinidades; nos es desconocido y oculto; es el que ha de venir en el futuro y que reinará para siempre “.

Pablo le dijo: “¿Es hombre o sólo espíritu? -Él es Dios y hombre -replicó Dioniso-, pero nos es desconocido porque vive en el cielo. San Pablo respondió: “Él es el que yo predico: descendió del cielo, tomó carne, sufrió la muerte y resucitó al tercer día”.

Dionisio todavía estaba hablando con Pablo cuando un ciego vino delante de ellos; inmediatamente el Areopagita dijo a Pablo : “Si dices a este ciego en el nombre de tu Dios,” mira “, y ve, yo creeré, pero no uses palabras mágicas, porque bien sabes quien era el que tenía este poder. Yo te diré las palabras que usarás, y con ellas le dirás: “En el nombre de nuestro Señor Jesucristo nacido de una virgen, crucificado, muerto, resucitado y ascendido al cielo, ve con tus ojos”.

Entonces, para evitar toda sospecha, San Pablo le dijo a Dionisio que fuera él el que pronunciara estas palabras. Y cuando Dionisio había dicho esta fórmula al ciego para que viera , inmediatamente este hombre recuperó la vista. Dionisio y su esposa Damarie y toda su familia recibieron el bautismo y la fe. Durante tres años recibió enseñanza de San Pablo y fue consagrado obispo de Atenas, donde predicó y convirtió a la ciudad y a una gran parte del país a la fe en nuestro Señor Jesucristo. Tomado de HODIEMECUM

5 thoughts on “ECLIPSE EN LA MUERTE DE JESÚS

  1. Y ese mismo eclipse vendrá y durará no tres horas sino tres días.
    Ha sido profetizado y además se esta dejando ver su cercanía con las penumbras que invaden la tierra incluso al medio día.
    Con los cambios en el sol y la opacidad de las estrellas en la noche.

    Ese cuerpo celestial que se interpondrá entre el sol y nosotros, es el mismo que está causando todas las catástrofes en la tierra, resquebrajamientos y agujeros que se tragan casas, edificios, etc en toda la tierra, por su poder de atracción.

    Este mismo fue mencionado también como luna, por Ana Catalina Emerich en la Pasión del Señor solo que la describe como UN DISCO ROJIZO.

    Y por último la madre Conchita de las Mínimas Franciscanas, hizo un dibujo al respecto de este astro, que me recuerda la lectura de Malaquias 4, el sol de justicia: 1Porque he aquí, viene el día, ardiente como un horno, y todos los soberbios y todos los que hacen el mal serán como paja; y el día que va a venir les prenderá fuego–dice el SEÑOR de los ejércitos– que no les dejará ni raíz ni rama. 2Mas para vosotros que teméis mi nombre, se levantará el sol de justicia con la salud en sus alas; y saldréis y saltaréis como terneros del establo. 3Y hollaréis a los impíos, pues ellos serán ceniza bajo las plantas de vuestros pies el día en que yo actúe–dice el SEÑOR de los ejércitos.

    Salmos 67:1
    Dios tenga piedad de nosotros y nos bendiga, y haga resplandecer su rostro sobre nosotros; Selah

    Me gusta

  2. ROMA PERDERÁ LA FE y se convertirá en la sede del anticristo.
    Los demonios del aire, con el anticristo, harán grandes prodigios en la Tierra y en los aires, y los hombres se pervertirán más y más. Dios cuidará de sus fieles servidores y de los hombres de buena voluntad. El Evangelio será predicado por todas partes. Todos los pueblos y todas las naciones conocerán la verdad.
    Yo dirijo una apremiante llamada a la Tierra; llamo a los verdaderos discípulos del Dios que Vive y Reina en los Cielos; llamo a los verdaderos imitadores de Cristo hecho hombre, el único y verdadero salvador de los hombres; llamo a mis hijos, a mis verdaderos devotos, a los que se me han consagrado a fin de que los conduzca a mi Divino Hijo, los que llevo, por decirlo así, en mis brazos, los que han vivido de mi espíritu; finalmente, LLAMO A LOS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS, los fieles discípulos de Jesucristo que han vivido en el menosprecio del mundo y de sí mismos, en la pobreza y en la humildad, en el desprecio y en el silencio, en la oración y en la mortificación, en la castidad y en la unión con Dios, en el sufrimiento y desconocidos del mundo. YA ES HORA QUE SALGAN Y VENGA A ILUMINAR LA TIERRA. Id y mostraos como mis hijos queridos, YO ESTOY CON VOSOTROS Y EN VOSOTROS, CON TAL QUE VUESTRA FE SEA LUZ QUE OS ILUMINE EN ESOS DÍAS DE INFORTUNIO. Que vuestro celo os haga hambrientos de la gloria de Dios y de la honra de Jesucristo.

    Pelead, hijos de la luz, vosotros, pequeño número que ahí veis; pues he aquí el tiempo de los tiempos, el fin de los fines.

    La Iglesia será eclipsada, el mundo quedará consternado. Pero he ahí a ENOC y ELÍAS, llenos del espíritu de Dios; predicarán con la fuerza de Dios, y los hombres de buena voluntad creerán en Dios, y muchas almas serán consoladas; harán grandes prodigios por la virtud del Espíritu Santo y condenarán los errores diabólicos del anticristo.

    Ay de los habitantes de la Tierra!. Habrá guerras sangrientas y hambres, pestes y enfermedades contagiosas; habrá lluvias de un granizo espantoso para los animales; tempestades que arruinarán cuidades; terremotos que engullirán países; se oirán voces en el aire; los hombres se golpearán la cabeza contra los muros; llamarán a la muerte, y, por otra parte, la muerte será su suplicio. Correrá la sangre por todas partes ¿quién podrá resistir si Dios no disminuye el tiempo de la prueba? Por la sangre, las lágrimas y oraciones de los justos Dios se dejará aplacar. Enoc y Elías serán muertos. Roma pagana desaparecerá; CAERÁ FUEGO DEL CIELO y consumirá tres ciudades; el universo entero estará preso del terror, y muchos se dejarán seducir por no haber adorado al verdadero Cristo, que vivía entre ellos. Ha llegado el tiempo; El SOL SE OSCURECE; SOLO LA FE VIVIRÁ.
    He aquí el tiempo: El abismo se abre. He aquí el rey de los reyes de las tinieblas. He aquí la bestia con sus súbditos, llamándose el salvador del mundo. Se retomará con orgullo por los aires para subir hasta el Cielo; será sofocado por el soplo de San Miguel Arcángel. Caerá, y la Tierra, que llevará TRES DÍAS en continuas evoluciones, abrirá su seno lleno de fuego; Será hundido para siempre, con todos los suyos, en los abismos eternos del infierno.

    Entonces el agua y el fuego PURIFICARÁN y consumirán todas las obras del orgullo de los hombres y TODO SERÁ RENOVADO: Dios será servido y glorificado”.

    ESTE VIDEO DARA UN VUELCO DEL CORAZÓN A MUCHOS COMO A MÍ ME LO DIO
    Una chiquita de 4 años habla del Aviso y muchas cosas mas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s