Homilías

SERMONES DE DON MARCO


[Con la Homilía más reciente de Don Marco en la Fiesta de Navidad, día 25 de diciembre de 2017]

Don Marco celebra la misa habitualmente en Valladolid, a las 12 del mediodía (salvo que tenga que ausentarse a otros lugares de su apostolado) en el oratorio “Venerable Doña Marina de Escobar” del responsable del blog.

Pueden contactar para información de las Misas, a los teléfonos

983 515 478 (Don Marco, preferentemente, aunque no exclusivamente, antes de las 12 del mediodía)

983 514 131 (Moimunan, preferentemente antes de las 11 de la mañana. También por la tarde desde las 5 horas)

Se pondrán en este post las grabaciones de los sermones y homilías de Don Marco. Las más recientes en primer lugar y en orden descendente las más antiguas

Sermón sobre la Sagrada Familia


Domingo infraoctava de Epifanía. Adoración de los Magos

SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS 2 de enero 2018

rnc001.mp3 – onedrive

DÍA DE NAVIDAD 2017 

Vigilia de Navidad, día 24 de diciembre de 2017. Domingo IV de Adviento

Sábado de las témporas de Adviento, día 23 de diciembre de 2017

21 de diciembre fiesta de Santo Tomás

Domingo III de adviento (Gaudete

17/12/2017

2° DOMINGO DE ADVIENTO

La Imaculada Concepción II

Inmaculada Concepción I

28 replies »

  1. Hola celebro que cuelguen las homilías del Pater Marco. lo único lo oigo muy bajo. No se si será un defecto mio o del audio. Un saludo afectuoso y Feliz Navidad a la Iglesia resistente.

    Me gusta

  2. Muy buenos y hermosos, los sermones, del P. Marco.
    Quiero hacerle una pregunta, con todo mi respeto, me da la impresión de que usted no es milenarista, aún cuando el Apocalipsis lo menciona y me gustaría mucho conocer su respuesta y la razón que tiene para ello.
    De antemano, gracias.

    Me gusta

    • Estimada María:

      Acierta Ud. en su impresión!

      Y entre otras razones, porque en primer lugar, habría que saber de qué matiz del espectro milenarista estamos hablando, puesto que este va desde los que anuncian una Segunda Venida corporal visible de Nuestro Señor, que regiría directa y visiblemente los destinos de este valle de lágrimas, hasta los que proponen algún tipo de reinado espiritual, eucarístico, por ejemplo.

      Pero todos ellos parecen coincidir en que Nuestro Señor inauguraría una nueva era de la historia de la humanidad, en que el orden de las legítimas potestades espirituales y temporales que Él mismo instituyó se vería sustancialmente modificado.

      Y al parecer, esta nueva era debería venir precedida de un período más o menos largo de dominio de un Anticristo personal, que sería vencido por esa Venida intermediaria de Nuestro Señor.

      Vaya por delante toda mi comprensión y mi respeto hacia todos los que ante la situación presente, tienden a pensar que el anticristo personal está a la vuelta de la esquina, y que una conversión de la humanidad y recuperación de la Iglesia por otros medios diferentes de esa Venida es imposible.

      Y cierto es que algunos Padres o escritores eclesiásticos de los primeros siglos parecen haber abrazado una u otra forma de esperanza milenarista.

      Sin embargo, no termina de convencerme ese sentimiento, principalmente por las siguientes razones:

      – Esa interpretación del Apocalipsis fue siempre ultraminoritaria, incluso en los primeros siglos.
      – Llegando a los siglos III-IV, fue abandonada de todos los Padres y Doctores, lo cual, cuando uno cree que el Espíritu Santo es quien ilumina a esos referentes eclesiásticos para profundizar unas doctrinas y rechazar otras, es muy elocuente.
      – En los siglos sucesivos, los rebrotes de pensamiento milenarista estuvieron constantemente bordeando lo herético, señaladamente, el caso de Joaquín de Fiore, origen de toda una corriente milenarista en Occidente.
      – El P. Lacunza, responsable de su resurrección en tiempos modernos, fue reprobado por las autoridades competentes de su época.
      – Investigando los frutos de tales doctrinas, hallamos ser éstas el origen de varias denominaciones protestantes, o peor si cabe, como los Testigos de Jehová.
      – Mientras que no encuentro ninguna influencia benéfica entre los católicos.
      Más bien al revés, parecen infundir en algunos de sus proponentes un peligroso estado de abstencionismo de las realidades presentes, fuga hacia un futuro difícilmente previsible, acedia , desesperación y negligencia de graves obligaciones de estado.
      – Al menos en sus formas más extremas, el milenarismo es subversivo de la Divina Constitución de la Iglesia, que por la promesa de Nuestro Señor, sabemos durará hasta el fin del mundo.
      – Y no menos, es subversivo del orden querido por el mismo Cristo en las autoridades temporales legítimas, que cesarían todas en el mismo momento de ese retorno intermediario de Nuestro Señor.
      – Creo, con el común de Santos Doctores, que no debemos esperar otra Venida que la que tendrá lugar al fin del mundo, cuando nuestro Redentor vuelva para vencer al Anticristo, y enseguida después, llamar a todos los hombres al Último Juicio.

      Y que en el entretiempo, es perfectamente posible, e incluso muy probable, que Nuestro Señor, en su especialísima Providencia, actúe para romper el nudo gordiano en que se encuentra aprisionada la Iglesia, pero nunca una Venida pública, contrapunto de su subida a los Cielos en su Ascensión.

      Dicho esto, estoy perfectamente abierto a cualquier argumento razonable que se me pueda presentar.

      Le agradezco su interés e imploro para Ud y los suyos la santa bendición.

      Me gusta

      • Padre Marco, se planteaba una contradicción que no pudo resolver ni el Vaticano, ni los sacerdotes de ese tiempo. Si Nuestro Señor Jesucristo no está, tampoco puede estar presente, en la Eucaristía. De ahí que la postura, fuera un ni. porque la Iglesia no puede tener contradicciones. Y por lo que comprendi esa y no otra fue la causa que les respondieron, es peligroso, y cerraron ese tema por el año 1950, 60.El milenismo no está condenado por esa causa.No podían hacerlo, y los sacerdotes acataron la Orden. Mas que nada se trataba de una región, que iba de Honduras hacia el sur., en sudamérica. Eran tiempos donde la Iglesia estaba muy activa, muy diferente a los tiempos, actuales, lo importante es que todos empezaron a ver, la llegada de esta era, tal como lo explica el Padre Luigi Villa en Chiesa Viva. No se equivocaron, porque ellos desconocían lo que simultáneamente ocurría, en la sede de san Pedro. y sucursales. Tanto en las revistas Biblicas como en la sagrada Biblia de Dr. Monseñor Juan Straubinger, se encuentran detallados los hechos de ese tiempo, y también en el Apocalipsis segun san Juan y las siete conferencias del P. Leonardo Castellani. Por lo que Castellani, sin poder dar una respuesta concreta, dijo ,la segunda muerte es: el infierno. Es todo lo que fui entendiendo en este tema tan dificil de resolver como Apocalipsis de san Juan, XX.

        Me gusta

  3. Estimado Editor/Rev. Padre:

    Nosotros aseguramos que jorge bergoglio no es Papa, y que la institutcion que dirigen, no es la que Cristo fundo… Hasta ahi, vamos bien…

    Sin embargo, existen algunas dificultados que tratare de resumir:
    a) Ntra Señora del Buen Suceso, previo y nos aviso de ESTOS TIEMPOS, si bien, no da una solucion teologica al problema… El punto es: si uno revisa sus revelaciones, no nos habla de que vaya a existir una “iglesia paralela maligna”, sino que ella siempre se refiere a “La Iglesia” como una UNIDAD
    b) cuando los NOM dan “vuelta atras” y regresan a la TLM, sorpresa! florecen!… (prueba de ello son precisamente los Franciscanos de la Inmaculada, que de algun modo, estan relacionados con Nta Sra del Buen Suceso)… y curiosamente, el “malo de la pelicula” se ensaña con ellos, precisamente con ellos!….

    Asi que si TODA la estructura “canonica” y “judicial” del NOM esta “del otro lado” (y nosotros fueramos el “pequeño rebaño”)…. como explicamos ese florecimiento de ellos? porque son “fieles a roma” PERO, renuncian a su “misa” (no a su autoridad!) y… FLORECEN!…. y una vez florecidos, son perseguidos por el “malo de turno!”

    Tambien es el caso de la FSSPX y de la FSPV, quienes, atenidos a la TLM, crecen!… y ellos renuncian a la “misa” no a la autoridad

    Por otro lado, Ntra Sra del Buen Suceso, nos habla especificamente de “finales del S XIX y mediados del S XX”… especificamente no hace aclaraciones sobre lo que pasa en al 2da mit del SXX ni del SXXI

    Por otro lado, no dejan de darse en el campo del NOM, casos de “milagros eucaristicos”… y hasta donde parece, que sus “exorcistas” sirven y hacen su trabajo…pareciera, entonces, que el Cielo confirmara sus acciones… y logicamente, su “autoridad”

    Me gusta

    • Estimado Lefesolitario:

      Nuestra Señora, en sus apariciones del Buen Suceso, no tenía ninguna obligación de realizar una labor que nos compete a nosotros, viadores, y que consiste en escrutar la realidad para darnos cuenta de lo que acontece, de modo que podamos tomar las decisiones adecuadas en cada momento.

      Si hubiera desvelado más claramente lo que estaba por suceder, su palabra hubiera sido mal interpretada, cuando no malignamente deformada por parte de los lobos con piel de oveja que ya comenzaban a infestar el cuerpo eclesiástico.

      Y tampoco podía dejar de referirse a la Iglesia como Una, puesto que es punto dogmático incuestionable.

      Sin duda me preguntará: “Y entonces, cómo podemos distinguir quién pertenece a esa Unidad y quién no?” A lo que contesto con San Roberto Belarmino: Todo el que acepte toda la Fe Católica, participe del culto apostólico, y obedezca a los pastores legítimos pertenece visible y oficialmente a la Iglesia.

      Nuestra Madre no tenía por qué repetir lo que ya deberíamos saber.

      Ahora bien, los miembros de los florecientes Institutos a los que Ud alude, y los fieles que los siguen, objetivamente, y sin que me atreva a juzgar de su fuero interno, no pertenecen a esa Unidad.

      – Porque reconocen oficialmente los errores del conciliábulo Vaticano, aún cuando privadamente, quizás, los rechacen.

      – Porque reconocen la validez, y algunos, incluso la legitimidad de los nuevos ritos conciliares, señaladamente, Novus Ordo bugniniano y nuevos ritos de Ordenación.

      – Porque desobedecen a los Papas, que enseñan y mandan que desde el momento en que aparecen indicios de cisma o herejía en los detentores de las dignidades eclesiásticas, y principalmente, la primera, se tenga la posesión y administración de esas dignidades por totalmente nula e inválida, siendo deber práctico de todo fiel católico separarse de esos falsos pastores, denunciar su usurpación y hacer todo lo que esté en su mano para expulsarlos de esos puestos mal habidos, so pena de separarse de la Unidad Católica.

      El florecimiento y prosperidad numérica no deben inducirnos en error. Nuestro Señor no bendice lo que objetivamente está fuera de su Iglesia, y cuyos miembros difícilmente pueden alegar ignorancia invencible.

      Aunque desde un punto de vista humano y natural, se entiende harto bien: Esos Institutos son reconocidos oficialmente por la autoridad aparente, tienen entre sus filas abundantes talentos de todas clases, disfrutan en muchos casos de una envidiable situación económica, y del aplauso del mundo.

      Mientras que los que rechazan las pretensiones de legitimidad del cuerpo eclesial nacido de Vaticano II son considerados como los tiñosos, leprosos y apestados del mundo, los parias cuyo mero contacto ya contamina y vuelve impropio a la frecuentación de la buena sociedad. Sin que nuestros propios límites contribuyan precisamente a una mejor recepción por parte de las almas aun mejor dispuestas…

      Así es como Nuestro Señor suele hacer sus obras. Frecuentemente, con lo que el mundo menos estima.

      En lo que toca a los pretendidos milagros eucarísticos que se habrían dado con ocasión de los ritos conciliares, me parece evidente que se trata de prodigios diabólicos, semejantes a los obrados ante Moisés por los magos del Faraón, por las falsas divinidades paganas, incluso en nuestros días, o los que vemos hacer a los demonios infinitas veces en las vidas de los santos, y que desde luego son muy reales, y para nada “legendarios”.

      Finalmente, los exorcistas, por ejemplo, el P. Amorth, usan todavía el Ritual Romano de Paulo V, con rechazo explícito de los ineptos e ineficaces rituales modernos, con lo que están reconociendo la diferencia sustancial de Iglesias.

      Pero aún en los casos en que no fuera así, Nuestro Señor ha dotado a los ritos y fórmulas exorcísticos de una eficacia en cierto modo automática, puesto que vemos cómo no sólo ministros acatólicos, sino incluso judíos o paganos, usando el Ritual católico, han obtenido resultados contra los demonios.

      Nuestro mismo Señor nos avisó de que muchos vendrían alegando que habían expulsado demonios en Su Nombre, sin que Él los tenga por suyos…

      Me gusta

    • Tiene razón en que nadie tiene a día de hoy poder de jurisdicción eclesiástica ordinaria.

      Sin embargo, de ahí no se deduce necesariamente que toda ordenación o consagración sea ilícita.

      Porque el mismo Derecho Canónico se basa en leyes generalísimas evidentes, emanadas de la Ley Divina natural y positiva, comprensibles por toda sana razón humana.

      Por ejemplo, la razón natural muestra cómo es no sólo lícito, sino incluso necesario y obligatorio, tomar todas las medidas de emergencia necesarias a la supervivencia de la entidad social a la que se refiera la ley, cuando circunstancias de peligro extraordinario imponen la adopción de medidas igualmente extraordinarias, aunque éstas contradigan la letra de la ley vigente en tiempo ordinario.

      Por ello, un Estado puede adoptar legítimamente leyes de excepción, aunque éstas contradigan abiertamente la letra del articulado constitucional concebido y aprobado para tiempos ordinarios.

      Por la misma evidente razón, sucede que cuando es la misma autoridad la que por una u otra causa viene a desfallecer, los inferiores vienen autorizados a tomar las decisiones que saben serían tomadas por esa misma autoridad.

      Así vemos en la historia a oficiales inferiores u hombres del común alzarse con el mando, cuando la situación lo requiere, cosa con la que en tiempos normales no se habrían atrevido a soñar.

      En el caso del cuerpo eclesial, sucede lo mismo. Venimos obligados a adoptar toda iniciativa necesaria a la supervivencia esencial de su estructura no sólo jurídico- social, más urgentemente aún, espiritual-sacramental, a cuyo servicio está el Derecho.

      No otra cosa nos indica ese mismo Derecho, cuando inscribe sobre su frontón de entrada este primer y fundamental principio de interpretación: “Prima lex, Salus animarum “. Queriendo con ello significar que toda ley positiva que pueda dificultar ese fin último deja de tener vigor, como contraria a una ley más importante y general.

      Y siendo la transmisión de la sucesión apostólica sacramental con toda evidencia imprescindible para la Gloria de Dios, salvación de las almas, y supervivencia en su propio ser esencial del Cuerpo eclesial encargado de asegurar de tan nobles fines, qué hombre no concluirá con toda seguridad y paz de conciencia que es no sólo lícito, sino absolutamente obligatorio transmitir los poderes sacramentales a sujetos aptos para ello?

      Haciéndolo así, los obispos católicos que nos quedan saben sin ningún género de duda que están cumpliendo con su más evidente y manifiesto deber, y que cuando llegue el día bendito en que retorne la autoridad soberana, ésta, lejos de reprobar esa línea de acción, los felicitará, y les dirá “Amice, asciende superius” , mientras que, quizás, reprobará a otros por haber escondido en tierra los talentos que en esa crítica situación más que nunca, deberían haber multiplicado.

      Me gusta

    • la regla está, lo que pasa es que toca romperla para lograr tener más obipos y sacerdotes ordenados con el rito válido. Obispos ordenando obispos no se lo planteaban los que diseñaron la regla pero, no es grave aunque sea ilícito porque es algo necesario que lo hacen los (obispos o cardenales) que tienen la capacidad dadas las circunstancias.

      Me gusta

      • Altarcatólicooficial:

        No se rompe una regla, se obedece una más alta. Lo mismo que si yo soy capitán, mi general me ordena una cosa, y el Rey otra distinta, yo no estoy desobedeciendo al general, sólo acatando una orden superior.

        Y todo el mundo entendería que no estoy haciendo nada ilícito, lo ilícito sería desobedecer la orden superior so pretexto del precepto dado por el inferior, como cualquier consejo de guerra se vería obligado a fallar.

        Me gusta

  4. Le respondo porque se dirige al editor. Quizás haya respuestas más autorizadas que la mía.
    Ante todo he decirle que estos temas han sido tratados en el blog en algunos post dedicados a ello. Es allí donde ud. debió haber puesto sus objeciones.
    Sus tres comentarios encienden las luces rojas del blog y y son una enmienda a la totalidad. Le repito que éste no el sitio apropiado para establecer sus teorías que por otra parte han sido tratadas por autores eminentes y allí ud, debió haber mostrado su disconformidad.
    Resumo lo que ud. dice en los tres comentarios anteriores:
    1/ Las ordenaciones sin mandato del papa son ilícitas. Luego hoy día los obispos y sacerdotes estarían ilícitamente ordenados y sus misas y sacramentos serían ilícitos. Aquí entran los obispos y sacerdotes sedevacantistas y los de la Fraternidad y otras organizaciones afines. Pero si los “papas” conciliares no son verdaderos papas, como ud. afirma, también son ilícitas las ordenaciones y consagraciones del Novus Ordo. Esto sin contar la invalidez de la órdenes conciliares aprobadas por un impostor/usurpador. Hasta aquí. debe estar de acuerdo, si se atiene a lo que ha dicho.
    2/ La conclusión, según sus premisas, sería que ya no existen obispos salvo algunas pocas excepciones de personas muy mayores. Por consiguiente estamos en una iglesia reducida al ámbito de la fe, en los pocos que aún la conservan. Los demás no sólo carecerían de sacramentos sino profesarían herejías como las de la Fraternidad, respecto de la infalibilidad y la herética concepción del papado y del primado (al que debemos. obediencia) tan contraria a la Tradición.
    Incluso los movimientos “florecientes” también habrían caído en la herejía al aceptar y reconocer papas herejes, contra la Doctrina infalible y la Tradición.
    Por otra parte el ser florecientes no es criterio de nada. Florecientes son los heréticos Neocatecumenales, carismáticos, y Medjugorje, el liberal Opus Dei etc..y hasta los testigos de Jehová.
    Lo que apunto hasta aquí debería hacerle reflexionar y caer en la cuenta de sus contradicciones.
    Nadie queda libre de cargos. Solamente los “solitarios” que se quedan en casa-Home alones- guardando su Fe y quizás rezando el rosario. Ud. mismo debería abandonar su nick y quitar lo de lefe. Al fin y al cabo reconocer a un papa herético es pecado y resistir a quien se reconoce como papa verdadero también lo es. Sin contar que así uno se reconoce árbitro para juzgar al papa (o sea papa del papa), cosa tan poco católica y tan contraria a la Tradición, tan opuesta a la Doctrina”
    Mucho me temo que ud. no sale indemne de esta refriega acusando a otros y a los que frecuentan este blog de cosas tan feas, sin reparar que ud. puede caer en cosas peores.
    Al margen de todo eso, ud, no ha encontrado ocasión mejor para decir con tanta seguridad cosas tan graves, que al comentar la homilía de un sacerdote sedevacantista. Y esto dice muy poco de ud. de su prudencia, de su caridad, y de su educación (No digo que no deba decir esas cosas en los foros adecuados). Por otra parte el tono presuntuoso con que dice estas cosas sería doblemente grave si ud. no tuviera una verdadera ciencia teológica.

    En resumidas cuentas sólo hay dos posibles salidas.
    1/ Se adopta una postura anti-sacramentaria y una Iglesia reducida a la Fe de algunos pocos “solitarios” en su casa, sin la ayuda de sacerdotes, de predicadores (predicar también requiere mandato) sin confesores con mandato, sin la ayuda de organizaciones “florecientes” y también sin nadie que apruebe milagros eucarísticos y exorcismos,(que en esas circunstancias no probarían nada) que bien pudieran ser acciones del demonio. Por no hablar de apariciones.
    2/ Se acepta que los obispos puedan ser consagrados sin mandato en una situación de Sede Vacante prolongada, en consagraciones y ordenaciones que pueden ser lícitas y válidas en vista de la “salus animarum” -contradiciendo los cánones del código de 1917 promulgado en vista de circunstancias tan diversas de la actual- con lo que así se evitaría que la totalidad de las almas quedase sin sacramentos y prácticamente sin medios de salvación

    Lo que sí es cierto es que hoy en la Iglesia no existe jurisdicción. Sólo hay unos pocos obispos y sacerdotes que gozan del poder del Orden y de la jurisdicción sobrevenida para algunas pocas acciones, como confesar y predicar, en casos específicos, pero de ninguna manera general para todo, incluso para disolver matrimonios, como es el caso de la FSSPX.

    Termino: la interpretación que ud. hace de la revelación de la Virgen de Quito, creo que es equivocada. En todo caso no debemos acudir a revelaciones privadas para solventar casos tan graves como el actual. Las únicas razones nos las da la Doctrina de la Iglesia.

    Me gusta

  5. Hola Amigos Feliz Año Nuevo 2018 a todos en este ya tres de enero. Leido atentamente lo dicho en lo que plantea lefesolitario y la respuesta del director del blog, no puedo por menos que dar la razón a este último en todo y cada punto que ha ido exponiendo. Si nuestro amigo recapacita cuidadosamente todo lo referido punto por punto no le quedara otra opción. Entiendo la frustración espiritual que sufrimos todos los católicos. Me temo que estas dudas van a ser recurrentes en muchas almas que se acerquen al blog. Pero creo que ha expuesto con mucha lógica y certidumbre el hilo de los acontecimientos. Gracias a la obediencia mal entendida el demonio esta ocupando la Iglesia y llevando muchas almas al infierno. Espero por el bien de todos que esta situación cambie pronto. Y veamos a la Unica y Verdadera Iglesia católica pujante, triunfante y Victoriosa. Por favor hagamos un esfuerzo todos en conseguir este fin no en poner más piedras en el camino. Un saludo a todos y ayudemos a difundir este blog y ayudar a los sacerdotes católicos resistentes. Animo amigos.

    Me gusta

  6. maria: tanto Monseñor Dr. Juan Straubinger , como el P. Leonardo Castellani, dejaron explicadas las razones, cada uno por su parte y en detalle, del llamado milenismo.(no tiene nada que ver con Cerinto al que todos, y todo el tiempo consideron un hersiarca) Es muy dificil de entender, pero los padres Apostólicos , y dan sus nombres, siempre sostuvieron el milenio, tal como se encuentra en Apocalipsis según san Juan XX. ocurriío que salió una orden del Vaticano, eran los tiempos de S.S. Pío XII, de Bea su confesor, y de Janssens, considerando que ya tenían dentro los planes, para la preparación, de la religión masónica mundial, y la carta anticristica llamada Nostra aetate, emitida cuando los grandes orientes, pudieron colocar, a su elegido: el patriarca iluminati, Montini, y no les permitieron, más que cerrar ese tema, según decían, porque era peligroso, pero tampoco respondieron la pregunta o las dudas claramente como debe ser, ellos lo aceptaron, aun sin coincidir, porque, además, está en las santas Escrituras.

    Me gusta

  7. Por lo leído es claro que Don marco no cree en el sentido literal del capítulo veinte del Apocalípsis, por otra parte imposible de interpretar de otro modo, salvo que alegorice como San Agustín, trastocando el claro sentido literal de la Revelación en este punto. Soslaya hacer referencia a los Decretos disciplinares que NO condenan el Milenismo, sino que TAN SOLO hacen referencia al MODO DE PRESENCIA de Jesucristo en él.
    El hecho que NO PUEDA SER DEFINIDO ni una cosa ni la otra, no da pie a negar la literalidad del texto sagrado.
    Evidentemente el fraile suscribe a la escuela alegorista haciéndole decir a la Escritura lo que el Espíritu Santo NO INSPIRÓ, pues si hubiera querido inspirar otra cosa, lo hubiera hecho, al punto que Santos y Doctores no hubieran adherido al sentido literal como lo han hecho, si hubieran entendido no ser inspirado por Dios, sin embargo los Padres de los cuatro primeros siglos – de la talla de un San Ireneo de Lyón, o San Policarpo (discípulo directo de San Juan) por ejemplo, han entendido como está escrito: que habrá primera resurrección y que reinarán con Cristo MIL AÑOS.
    Por otra parte el Credo dice: “vendrá a juzgar vivos y muertos”, entendiendo que si tan sólo se tratara del Juicio Universal no habría necesidad de hacer distinción entre “vivos y muertos”, pero como al tiempo de la Parusía habrá ciertamente “vivos”, se hace necesario entender el JUICIO en dos etapas separadas por lo que San Juan llama “MIL AÑOS”. Previo el JUICIO FINAL, serán juzgadas las Naciones, habrá la conversión de Israel a la Fe, y se cumplirán todas las Promesas enunciadas en la Escritura en el Reino de Jesucristo anunciado por el Angel Gabriel a Nuestra Señora en el momento de la Encarnación del Verbo, del cual Reino no se cansaron de predicar ni Jesucristo ni los Apóstoles ni los Profetas del Antiguo Testamento.
    Lo que está condenado es la interpretación CARNAL del Milenio, como lo hacían los herejes y lo siguen haciendo (Adventistas, Testigos de Jehová, etc) pero NO la interpretación literal de los Primeros Padres del Cristianismo, el cual Reino era la ESPERANZA VIVA de los cristianos que ansiaban – y ansían- el TRIUNFO DEFINITIVO de Cristo-Rey en ESTE mundo, como dice el Profeta Daniel y repite San Juan.
    ¡ Que necesidad tienen los alegoristas de negarle gloria al Verbo Encarnado y Resucitado por Quien y para Quien han sido creadas todas las cosas, las del cielo y las de tierra, y ante cuya Faz todo le debe honor y pleitesía!!!
    Nuestra Señora creyó LITERALMENTE las palabras del Angel : “y su reino no tendrá fin” porque conocedora del las Escrituras tenía el hábito de la Fe en el Mesías esperado, por eso sólo preguntó -sin dudar- de qué modo se haría en Ella lo anunciado, es decir la Encarnación, no lo demás.
    Es por eso que el alegorismo está mechado de incredulidad, y en cierto sentido niegan la Omnipotencia divina!!!!

    Me gusta

  8. También me resulta muy ofensivo a la Inspiración Divina del Apocalípsis que llame “subversivo” al Milenismo. Ya me parece que es llegar muy lejos. Debiera retractarse. Las “formas extremas” del Milenismo (que no dice cuáles serían), son sencillamente lo que la Iglesia ha condenado, y no pueden llamarse “milenistas” sino herejes, ésos sí van contra la Constitución divina de la Iglesia. Pero debe cuidarse de meter a todo el mundo en la misma bolsa!

    Me gusta

  9. Padre Marco. Muchas gracias por responderme, a la pregunta que le hice a usted.
    Con el mismo respeto de siempre, le expreso mi reflexión acerca del tan importante tema del Milenarismo, ya que me parece de vital importancia, por estar contenido en la Sagrada Escritura, que es Palabra de Dios, que no puede engañarse ni engañarnos.
    En el Padre Nuestro, pedimos: Venga a nosotros Tu Reino, y hágase Tu Voluntad, así en la tierra como en el Cielo.
    Por otra parte, en la Sagrada Escritura (por ahora no tengo la cita, pero seguro que usted la conoce), se dice: Un sólo Pastor, una sola Fe, un sólo Bautismo, un sólo Dios. Eso no puede acontecer en el Reino de los Cielos, ya que ahí no existe el Bautismo; luego entonces, eso tiene que darse en los Nuevos Cielos y la Nueva Tierra, de la que nos habla el Libro del Apocalípsis.
    Por ahora no voy a extenderme más, ya que por el momento estoy un poco enferma, pero lo retomo en unos días.
    Que Dios y la Santísima Virgen María, lo sigan bendiciendo.

    Me gusta

    • Apreciada María:

      Le deseo el mejor y más pronto restablecimiento.

      La cita de un sólo Señor, o Pastor, una sola Fe y un sólo Bautismo se cumple con toda perfección en la Iglesia, presentando los tres criterios básicos que nos permiten distinguir a los católicos de los cismáticos y herejes. Unidad de Fe, de culto y de obediencia a los pastores legítimos, en primer lugar, un Papa verdadero.

      En cuanto al Reino, ya está presente y promulgado ante todas las gentes desde el día de Pentecostés, Reino principalmente de Gracia, que debemos perfeccionar en nosotros y extender por todo el mundo.

      No debemos esperar otro Reino distinto del actual, superior quizás, sólo una continuación de la peregrinación militante de la Iglesia en el orden y constitución queridos por su Fundador, y destinados a durar sin alteración hasta el fin del mundo.

      Me gusta

  10. buenas predicas, no es bueno terminarse peleando por una teoría llamada milenarismo ya que esta no salvará a nadie y si es mas bien, una mentira con la que se hacen discusiones innecesarias. Es mejor olvidarla y continuar con lo que compete a estos tiempos finales: forjar el alma con lo que tenemos hasta 1958.

    Me gusta

  11. Altarcatólico oficial: Con esconder la cabeza no se suprime la realidad. La interpretación del capítulo XX de San Juan es el punto clave de las visiones de San Juan. Si discutir estas cuestiones fuera una cosa “innecesaría”, bien se hubiera evitado el Espíritu Santo de revelarlas y la Iglesia de reconocer al Apocalípsis como el último Libro de la Escritura divinamente inspirado, por tanto también usted debiera retractarse de llamar “mentira” a lo que tantos Santos y Doctores suscribieron y era la esperanza de su vida: ver con sus ojos el triunfo de Cristo-Rey como le fue revelado a San Juan. LLamar “mentiroso” al Apóstol amado de Jesucristo es una cosa muy grave.

    Me gusta

    • Simón (y demás): el milenio del capitulo XX del Apocalipsis, según mi humilde opinión, es el tiempo de la Iglesia en el periodo post-parusia. Es tiempo de triunfo y gloria. No es el Reino de Cristo en este mundo caído -valle de lagrimas-, sino la Iglesia peregrinante resucitada tras 59 años de muerte espiritual por el pecado de apostasía. En ese periodo, el milenio, estamos ya.

      Me gusta

  12. Gracias Simón. Eso es lo que les hicieron a los sacerdotes y en cierta manera cuando les colocaron el título de milenistas, fue una forma de humillarlos, y por más pruebas que les dieran de los primeros padres , no lo aceptaban, inclusive san Agustín lo era, hasta que cambió de idea, suponen tal vez por alguna influencia de este tiempo y lo único claro es que la Iglesia nunca condenó el milenismo, porque no pueden hacerlo, por tal razón unos prefieren continuar con la Escritura y otros prefieren cerrar ese tema, porque asi fue, en los años 60. Por lo que aquellos que predican el milenismo, no estan condenados, y pueden hacerlo porque no hay condena ni es pecado. Mas en tiempos, dónde lo único que hacen las altas esferas del poder, en todo orden es predicar el gobierno mundial, y la religión mundial del anticristo. Era necesario dejar pasar unos años, para comprobar, lo que ocultaban, un milenismo al revés, con una religión satanica, dónde se reunen, para acordar su plan. Eso si es pecado y muy grave. Saludos.

    Me gusta

  13. Confió en que se dedican tanto tiempo en convencer a vuestros familiares y amigos de no asistir la misa falsa Conciliar y rechazar sus falsos sacramentos y “curas” como se dedican a marear a la gente que rechaza sus teorías protestantes. Debemos ocuparnos en salvar almas, no a dividir los verdaderos católicos en más grupitos. (Modus operandi del Enemigo). Mirad, Yo personalmente creo en Garabandal y tengo intimos amigos que no, pero no pasa nada, no importa. Deberían coger la misma actitud. También hay que decir que me fastidia un poco que venís a esta sección del blog, que es para comentar los preciosos sermones de Don Marco, para seguir hablando de este tema, vuestro monotema. Al final del día, no importa, y distrae a la gente buscando la salvación de sus almas. Por cierto, enhorabuena al Padre Marco por estos preciosos sermones, tanta falta que nos hace! Felices Reyes a todos.

    Me gusta

    • Estimada Margaret:
      Le pido disculpas por la respuesta a su comentario que nació de un malentendido. Interpreté que reprochaba a los sedevacantistas el que atacaran la misa conciliar. Leyendo su mensaje con atención veo que es todo lo contrario.
      Últimamente ha llegado a mi conocimiento que en Garabandal se ha celebrado por un grupo afín a nosotros la Misa Tridentina con la indiferencia de los garabandalistas que estaban allí. Incluso hubo algún reproche. La postura de los garanbalistas es difícilmente comprensible. En los mensajes de la Virgen está insinuado (porque otra cosa no pudo hacer) la vacancia de la Sede porque si no, no se comprendería que “cardenales, obispos y sacerdotes vayan a la perdición” habiendo un papa verdadero. Igualmente se insinúa la falta de sacerdotes legítimos, porque Ella anima a sincerarse con Jesús directamente para ser perdonados. Lo mismo se diga de la Misa al decir que a la Eucaristía se le da cada vez menos importancia (esto dicho en 1965 vísperas de la imposición de la Nueva Misa). Yo creo que los garanbadalistas están totalmente desviados.Incluso alardean de tener por papa al Antict¡risto Bergoglio.
      De ahí que debido a su alusión a Garabandal, la tomė falsamente-precipitadamente por mi indignación-por una de los garabandalistas que a veces asoman por el blog. Realmente ellos son “indiferentistas religiosos” pues parece que les da lo mismo las desviaciones actuales de la Fe y los verdaderos sacramentos y Misa.
      Entiendo que ud. se refería a las disputas que suelen surgir con frecuencia y han surgido ahora, a propósito del milenarismo. La alusión a ello de Don Marco, no era lo principal de su Sermón. No merecía tanto alboroto.
      Por otra parte la postura de Don Marco es la tradicional en la Iglesia y merece todo respeto.
      Es verdad que estando en los tiempos que la Virgen de Garabandal llamó los “últimos tiempos” se hayan podido abrir paso nuevas perspectivas que también merecen respeto.
      En mi opinión se puede esperar para tiempos próximos “una venida del Señor” (parusía) justo en el sentido del Credo :”Vendrá el Señor a juzgar a los vivos y a los muertos”. Ahora bien si se asume que el Juicio puede desdoblarse en dos tiempos distintos, como autores respetables dicen, el de los vivos y el de los muertos, puede pensarse que el juicio de los vivos, que algunos llaman el Juicio de las Naciones, puede identificarse como el castigo que amenaza en nuestros días al mundo. O sea el “castigo” de Garabandal, que como dijo la Virgen en Garabandal lo verían los niños pequeños del pueblo “cuando sean grandes”. El castigo mismo sería una “venida del Señor” o “parusía”. Después del castigo vendría una época gloriosa para la Iglesia Católica. En el post Perspectiva escatológica (que es un magnífico trabajo con el que me identifico), el autor Ramos García, asume una venida del Señor al mundo invisible. Después de esta venida, que es el mismo castigo, vendría una época en el mundo, en que ya no habría la presencia del demonio (que habría sido lanzado al infierno) y del “Mundo”, y sería gloriosa para la Iglesia. En mi opinión esto sería el Milenio. Mil significa plenitud. No quiere decir que vayan a ser mil años contables. La Virgen dijo en Garabandal, que para entonces “la Iglesia sería la única religión del mundo” o sea que habrían desaparecido las falsas religiones y las sectas, sobre todo la conciliar.
      Me he extendido en lo anterior porque creo que las dos posturas que hay en el blog pueden cohonestarse. En este sentido el pensamiento tradicional de la Iglesia, que es el que expone Don Marco puede compaginarse con lo que piensan los milenistas. Y también habría que hacer caso a los que defienden la Venida del Señor y la preparación a ella que hemos de hacer, como algo esencial.
      También pienso como ud. que los lectores debieran hacer más caso de las preciosas ideas que expone Don Marco y no centrarse tanto en algo que dijo accidentalmente tocándolo muy por encima, sobre la venida del Señor al fin del mundo.
      Le pido mis disculpas por si lo dicho en mi comentario (que he borrado) haya podido ofenderle. Estoy seguro que ud. coincide en todo con la postura verdaderamente católica que es la que defendemos los sedevacantistas, sobre todo respecto de nuestra defensa de la Misa Tradicional, o Tridentina, frente a la falsificación de la Misa conciliar.
      Dios le pague sus esfuerzos en defender la verdadera Misa frente a la impiedad de la misa conciliar.
      Mis respetos para ud. y su lucha por el verdadero catolicismo.
      Este comentario lo he hecho a raíz de una aclaración que me ha hecho un amigo del blog, con la que estoy plenamente de acuerdo, que asegura como es obvio, que ud. es sedevacantista, y que se refería a las disputas milenaristas que se levantaron con ocasión de la magnífica prédica de Don Marco.

      Me gusta

  14. Margaret , una persona, María hizo una pregunta concreta sobre el milenio del Apocalipsis según san Juan XX, esa y no otra fue la causa que nos sumamos para responderle sus dudas. Pero esto no pasaría si la Iglesia cumpliera la Orden del Concilio de Toledo, que fue por el año 300 de la era domini, de predicarlo y eso lo debe hacer el sacerdocio, es un pecado grave, no hacerlo.. .
    Comprendido esto, sorprende además el poco interés que se le da a la mas grande Profecía dada por Dios, a la humanidad, porque además también nos habla de vida eterna , y de infierno. Nos dice de una marca de la Bestia, y podemos hacer una encuesta y en mayoría nadie conoce lo que significa. y lo más grave aun es que el Señor dice : cualquiera que tome o acepte esa marca. y así podríamos seguir, para más que nada .tomarlo con mucha seriedad, porque si no se predica se esta llevando almas, directamente al infierno y la Iglesia católica conciliar hace silencio porque, es parte de la trama y entre todos conforman la ramera de Babilonia en su guerra contra el Cordero de Dios.La prueba es el decreto emitido por Ratzinger en el cual solicita, la autoridad politica mundial, y eso es lo mismo que decir : decretamos el gobierno del anticristo, o la tiranía final, de satana, en la tierra.

    Me gusta

  15. Gracias al Padre Marco por sus comentarios y sabias respuestas a las preguntas de los milenaristas, creía que en este blog no había verdaderos católicos que con humildad acepten la tradición de la Santa Iglesia (no solo escrita), siempre encontraba comentarios de milenaristas, garabandalistas, gog y magogistas, conclavistas, lefevristas, etc, etc.
    Todos estos errores son desgraciadamente por falta de un guía espiritual, provocado desgraciadamente del distanciamiento de la verdad, consecuencia del CVII, creyendo la mayoría de las personas que leyendo las sagradas escrituras las van a comprender.
    Quien quiera con humildad encontrar a NSJ déjense guiar por un verdadero sacerdote católico, y con una buena confesión y la comunión, lo habrán logrado.
    Sin tener el honor de conocerlo aquí esta un buen sacerdote, el Padre Marco.

    Saludos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s