ALL POSTS

EL ANTICRISTO Y LOS JUDÍOS


[A continuación va la reseña de un libro del Prof. Franz Spirago que ha sido traducido del alemán al francés por el conocido autor de libros, del que hemos hablado en el blog tratando en un post de los gigantes antediluvianos, Laurent Glauzy.
Del profesor Spirago hemos escrito en el blog hablando sobre un libro en el que se reúnen profecías sobre un personaje fascinante que algunos, posiblemente equivocados, por no encuadrar en su visión de los últimos tiempos, han identificado con el Anticristo o Rey judío del mundo que aparecerá en algún momento de la historia. Pues bien, el Prof. Spirago está muy lejos de esta concepción.
La figura del Gran Monarca cristiano que dominará el mundo sometido al Santo Papa de los últimos tiempos, está expuesta en el post Profecias sobre el Gran Monarca

Allí reprodujimos, a modo de introducción, en un pequeño resumen, esta cuestión en la que destacan tres figuras prominentes, a saber, El Gran Monarca, El Papa Santo y el Anticristo, dos de ellas contemporáneas pero quizás no la tercera:

Habrá un gran castigo en la entera humanidad. Este castigo será el colofón de los castigos de los llamados “Ultimos tiempos” que al parecer llegarán hasta el fin del mundo, sin que se confundan los dos conceptos, pues los últimos tiempos abarcarán un espacio, grande o pequeño,  de tiempo. Serán caracterizados por guerras, sobretodo una gran guerra final a la que seguirá el Castigo.

Después de este Castigo renacerá la Iglesia- como si del Milenio se tratase pues ya habrá sido vencido el Mundo enemigo de Cristo y el demonio, lanzado entonces  al infierno-  que vivirá una época de “oro” muy distinta a las anteriores históricas. Podría describirse como una época en la que tendría lugar el Reino de Cristo tantas veces profetizado también en la Biblia. Sería igualmente el Reino de María ( de San Luis María). Ella habría preparado este triunfo que si se quiere podría llamarse el Triunfo del Inmaculado Corazón (aunque mi opinión particular es que éste no será precisamente aquél del que se habla en Fátima (frente a la general y quizás equivocada aceptación del término, en mi opinión el triunfo del Corazón de María citado, como de paso, en la segunda parte del Secreto de Fátima se limita al Triunfo de María frente al dragón Rojo del Comunismo, cosa ya sucedida después de la Consagracion de Rusia por Pío XII) ni dependerá de una supuesta y erróneamente esperada por muchos  consagración de Rusia).

Este triunfo empezará con la elección de un Papa extraordinario (¿podría ser esto antes del castigo?. Casi seguro que no) de una manera sobrenatural. Este papado vendrá acompañado del reinado político mundial de un gran Monarca.

Esta época gloriosa en la que “los demonios estarán atados en el infierno” terminará con la venida del Anticristo personal. Su dominio terminará con el último y decisivo triunfo de Cristo que dará paso al Juicio Final y consumación final de la historia.

En esta concepción, que yo sostengo, si bien con caracter de probabilidad- no hay certezas en este dominio- la segunda venida de  Cristo que  “vendrá a juzgar a los vivos y a los muertos” se desdoblará en dos tiempos separados quuzás por un gran espacio de tiempo: El juicio, o castigo, de las Naciones y el Juicio por Cristo venido en Gloria y Majestad, de los muertos resucitados al final del mundo, precedido por la Aparicion del Anticristo.

Creo que nadie podrá discutir que estos temas se encuentran abundamente enunciados en un gran acervo de numerosas profecías. ]

 

0848EA30-6015-4F91-92A4-B96747EEAB9E
# El Anticristo y los judíos del padre Franz Spirago
### [Louis-Hubert REMY](http://blog.catholicapedia.net/author/lhr/ “Artículos de Louis-Hubert REMY”)

 

El anticristo y los judíos

P. Franz Spirago

El padre Franz Spirago (1862 † 1942) fue profesor en el seminario real e imperial de Praga. Su catecismo fue un éxito mundial (traducido a siete idiomas). Después de haber redescubierto y apreciado la obra, hice que la conocieran dos editores para publicarla con gran deleite de sus lectores.

Laurent Glauzy acaba de traducir una obra ignorada por élEl Anticristo y los judíos. Nos permitimos llamar su atención sobre este libro que le permitirá descubrir muchos textos desconocidos.

2BBD1EB1-28C8-4ECC-8FF1-66FA5B85CC55
He aquí su contraportada:

Su residencia principal será Jerusalén pero también vivirá en Roma-

Este libro, adaptado y traducido del alemán por Laurent Glauzy, escrito en 1920 por el padre Franz Spirago, es una gran obra, porque muestra con precisión la proximidad del reinado del Anticristo. Brinda respuestas completas e impresionantes sobre este hombre malvado bajo el mando de Satanás, que perturbará al mundo.

 

Sin embargo, se han publicado muy pocos libros sobre este tema. Se diría que se trata de ocultar los planes de la elite oculta que realmente dirige el mundo. Leyendo las profecías de Santa Hildegarda, San Gregorio Magno, San Anselmo, San Ireneo, San Agustín, se deduce la próxima realización de su venida al mundo.

A nivel político, no hay duda de que el sionismo se ajusta a esta perspectiva. El Anticristo que rehabilitará el Islam y perseguirá a los cristianos, nacerá de una judía, y los judíos regresarán a Israel. A través del Anticristo, Satanás liderará una dictadura sin igual. Inventará instrumentos de tortura y control usando las nuevas tecnologías; los libros que defiendan la fe cristiana serán quemados.

 

Por sus prodigios, logrará desviar de la verdadera fe incluso a los mejores cristianos. Para conseguir este fin, revertirá incluso el curso de los ríos, alterará la trayectoria de la luna y el sol y resucitará a muertos: “En un momento dado, la lápida sepulcral se abrirá y el cuerpo del muerto se levantará de la tumba, como si el enterrador la hubiese descubierto; enseguida un hombre de buena estatura saldrá de ella sano y rozagante, saludando efusivamente a la gente reunida allí y glorificará con  voz potente al Anticristo. (Cornelius A Lapide)

 

Se puede pedir en:

Laurent Glauzy – BP 25 – 91151 Cedex Etampes

Precio € 16 + € 4.50 envío

 

Contacto: Laurent-blancy@neuf.fr

 

 

 

Presentación del libro vista en CatholicaPedia

20 replies »

  1. Espero en Dios se encuentre bien y siga con valor que creo que ya estamos combatiendo contra el anticristo

    Paz y Bien, Jorge Gracia

    Enviado desde mi iPhone

    Me gusta

  2. El Anticristo puede que se esté preparando entre las sombras al amparo de los poderes del Príncipe de este mundo, que es Satanás, pero aún no se ha hecho menifiesto pues los Dos Testigos que Dios enviará, Enoc y Elías, aún no han aparecido a dar su testimonio, el cual coincide con la época de la tiranía del Anticristo.
    Tarea nuestra, es seguir “conservando Su Palabra (la de Jesucristo) sin negar Su Nombre”, perseverando firmes y fuertes en la Fe, dentro de la Unica Iglesia, por el momento, con Sede vacante, “fuera de la cual no se salva nadie”.

    Me gusta

  3. Rehabilitará el Islam, y eso lo están, o está, haciendo. Más que nada, se ve en Europa, y hay una hernandad, muy peligrosa, por su ideología. La hermandad musulmana, que tiene sus propios principios, y dogmas. También en EE.UU estan abriendo sucursales, de esa secta, que responde a una persona, hay que ver atentamente, si no es,el a´nomo,.el hombre de pecado e hijo de perdición. Hay que estar muy atentos primeramente, el Clero fiel al Señor, porque no hay dudas, que el tiempo ha llegado.

    Me gusta

  4. El Anticristo
    115. El formarnos una idea del Anticristo la más clara, la más justa, la más verdadera que nos sea posible, parece no solo conveniente, sino de una absoluta necesidad. Sin esto podremos con razón temer, que este Anticristo se nos entre en el mundo, que lo veamos con nuestros ojos, oigamos su voz, y recibamos su ley o su doctrina que admiremos sus obras y prodigios, sin haberlo conocido por Anticristo, ni aun siquiera entrado en la menor sospecha. San Pablo, hablando de estos tiempos, nos dice que serán unos tiempos, peligrosos460. Y en otra parte amenaza de parte de Dios a los que no quisieren recibir la caridad de la verdad (o lo que es lo mismo las obras de fe, que obra por caridad461) con el castigo terrible, aunque justísimo, que Dios les enviará, permitiendo la operación del error, para que crean la mentira462. Y el mismo Jesucristo nos asegura, que el peligro será tan grande, y la seducción tan general, que será necesario abreviar aquellos días para que no perezca toda carne, y se salven siquiera algunos pocos escogidos463.
    116. Ahora, amigo: ¿os parece fácil, os parece verosímil o creíble, que pueda caer el mundo entero en este lazo, y entrar en una seducción universal, teniendo de antemano ideas claras, y noticias ciertas del Anticristo? ¿Os parece creíble, que viendo al Anticristo, que conociendo al Anticristo, con todo eso se le rinda todo el mundo, y todo el mundo se deje engañar? Yo por mí protesto, que no lo entiendo, ni puedo concebirlo. La perdición y ruina de casi todos los Cristianos sucederá infaliblemente en los días del Anticristo: así está anunciado claramente en las santas Escrituras, y confirmado de mil maneras por el mismo Hijo de Dios: el mundo cristiano merecerá ya aquel castigo terrible, por la malicia e iniquidad de que estará lleno en los ojos de Dios. Mas la causa inmediata de esta perdición, no parece que podrá ser otra que la ignorancia del mismo Anticristo, o la falta de noticias ciertas y seguras de este gran personaje. Por tanto, sería convenientísimo trabajar con tiempo en adquirir estas noticias, para que por ellas podamos conocerlo con toda certidumbre, para que podamos mostrarlo, y darlo a conocer a otros muchos. Salvad a los otros, arrebatándolos del fuego, decía el apóstol San Judas.

    Este texto de Juan Manuel LACUNZA actualmente es totalmente realizado. La casi totalidad de los cristianos todavía no reconoció el ANTICHIST EN LOS PSEUDOPAPAS APÓSTATAS.

    Me gusta

  5. Si así, fuera los protestantes, hace quinientos años, hubiesen acertado. Fueron los primeros en decir : es el papa. Cuando los protestantes fueron responsables, de abrir, la edad de la francmasonería. Y sus papas, son Lutero, Calvino. En la historia de la Iglesia existen los ,y desde los tiempos de los santos Apóstoles, pero en el tiempo final, existe: el. Una persona, un hombre en singular. El esperado por las naciones, de la francmasoneria, es decir, de satana y los demonios. Los pseudo profetas, son muchos, el lider, que conduce la supra-religión mundial, es parte, y el hombre, es el, a´nomo, ese es, el esperado. Hay varios nombres circulando, que dan un perfil, pero san Irineo de Lyión, recomendó no decirlo. A pesar que hoy hasta podría ser posible: identificarlo. Porque ellos se comunican con señales, los misterios, hechicería, de Babilonia la grande, la gran meretriz diabólica, de Apocalipsis según san Juan XVII y XVIII.

    Me gusta

  6. Lacunza no reconoce un Anticristo personal. En cuanto a la seguidillas de anti-papas dede Roncalli hasta el actual embaucador, no se los puede llamar Anticristos, porque este personaje personal es el Adversario de Jesucristo, el cual tiene a su servicio y quien le ha preparado el terreno con la disolución del Catolicismo, un Falso Profeta, el cual es la oposición al Papado, y así se podría decir que los anti-papas conciliares son figura del Falso Profeta, pero no del Anticristo, además si el Inicuo hubiera hecho su aparición, Dios no hubiera dejado de enviar a los Dos Testigos, durante su tiranía.
    Los Dos Testigos no han aparecido, por tanto el Anticristo personal tampoco.

    Me gusta

  7. Et vidi aliam bestiam ascendentem de terra, et habebat cornua duo similia Agni, et loquebatur sicut draco.12 Et potestatem prioris bestiæ omnem faciebat in conspectu ejus: et fecit terram, et habitantes in ea, adorare bestiam primam, cujus curata est plaga mortis.
    En el Apocalipsis, el Cordero concierne siempre Jesucristo, como le había designado San Juan Bautista : ECCE AGNUS DEI. Los cuernos del Cordero simbolizan su potencia. Sobre la tierra, la única persona que puede representar la potentia del Cordero es el papa, ya que según la doctrina católica el papa es el vicario del Cordero. Pero este papa habla como el dragón. Habla pues como Lucifer que habló a Eva al Paraíso terrestre y al Jesús en el momento de la tentación en el desierto. La otra Bestia que tenía dos cuernos es pues el símbolo de papas falsos y de su clero falso y apóstata que usurpan el trono de San Pedro y se comportan como si fueran Dios imponiendo una nueva religión según los planes de la primera bestia que es el mundo antiCristo.

    Me gusta

  8. La interpretación tradicional es que San Juan describe DOS bestias, la que sale de la Tierra (símbolo de la Religión), que es el Falso Profeta, el embaucador, el que hace poner a todos los que lo aceptan la “marca” del Anticristo, el cual es la otra bestia, pero esta surge del mar ( símbolo de los vaivenes de la política mundial anticristiana y corrompida). Dos bestias son dos personajes distintos y diferenciados.
    Que la bestia de la tierra “tenga cuernos de Cordero pero hable como dragón”, significa que se vale de la Religión (aunque ya adulterada , pervertida y apóstata predicada desde la Secta Conciliar o Ramera) para embaucar a cuantos pueda con los engaños propios de Satanás, para que reciban al Anticristo como si fuera el verdadero Cristo. La finalidad del Anticristo es religiosa, es querer ser adorado él en lugar de Jesucristo, por eso es el Adversario, el Hombre de Pecado. Pero para que el mundo llegue a esa locura satánica de adorar al Anticristo, primero tuvo que vaciarse el Catolicismo a través de la Ramera, cosa que se viene haciendo desde hace muchos años y descaradamente desde el conciliábulo “vaticano II”.
    El Falso Profeta se opone diametralmente a la Institución del Papado, que era el obstáculo principal que impedía la aparición del Inicuo. El Anticristo Inicuo Hombre de Pecado se opone a Cristo. Dos bestias son.

    Me gusta

  9. Simón del Temple debería meditar este texto de Daniel: 12, 8-13
    Et ego audivi, et non intellexi. Et dixi: Domine mi, quid erit post hæc?
    Et ait: Vade, Daniel, QUIA CLAUSI SUNT SIGNATIQUE SERMONES USQUE AD PRAEFINITUM TEMPUS.
    Eligentur, et dealbabuntur, et quasi ignis probabuntur multi: et impie agent impii, neque intelligent omnes impii: porro docti intelligent.
    Et a tempore cum ablatum fuerit juge sacrificium, et posita fuerit abominatio in desolationem, dies mille ducenti nonaginta.
    Beatus qui exspectat, et pervenit usque ad dies mille trecentos triginta quinque.
    Tu autem vade ad præfinitum: et requiesces, et stabis in sorte tua in finem dierum.

    Es la Misa Santa y la fidelidad a toda la enseñanza de Jesucristo que era el obstáculo a la llegada del hombre del pecado y de la perdición. Entonces actualmente los que ocupan la sede de Pedro abolieron el Sacrificio perpetuo y reemplazado la enseñanza de Jesucristo por una nueva religión basada en el credo de la francmasonería. Los Padres no podían prever esto.
    Los dos testigos son los que denunciaron este APOSTASÍA pero son reducidos al silencio como lo declara el apocalipsis:
    Et est datum illi bellum facere cum sanctis, et vincere eos.

    Me gusta

  10. M.M.:
    Y ya que estamos con “recomendaciones”, es un “deber” decirle a usted que se ha quedado en el tiempo, y por cierto bastante atrás : más de 500 años, pues lo que se ordena “sellar” al Profeta Daniel, se manda “NO SELLAR” a San Juan, pues para Daniel, el Misterio de la Parusía estaba aún muy lejano -imagínese, ni siquiera el Verbo se había encarnado aún-, por eso se le ordena lo que se le ordena. En cambio a San Juan, testigo ocular y Apóstol del Verbo Encarnado, se le revelan los detalles de la “próxima” vuelta de Cristo en gloria y majestad para reinar y juzgar. pues ese “tiempo está cerca”.
    Por lo cual usted DEBE entender la profecía de Daniel a la luz del Apocalípsis de San Juan y no quedarse atrasado 500 años!!!!!

    Con respecto al “katejón” que habla San Pablo, es DOBLE, el principal es “quitar del medio” a la institución del Papado y del Orden Sagrado en general, pues de esta forma “quitan del medio” al segundo obstáculo que impedía la aparición del Anticristo: o sea el Santo Sacrificio: sin sacerdotes no hay Misa. San Jerónimo lo “vio” clarito, y él es también un Santo Padre…

    Respecto a los Dos Testigos, ya le escribí bastante a usted y a otros que Dios los envía EN EL MISMO TIEMPO que hace su aparición el Anticristo, y toda la Patrística ve en ellos a ENOC y a ELÍAS. Todavía Dios no los ha enviado, por tanto TAMPOCO hizo su aparición pública el Anticristo ni el Falso Profeta lo anunció como si fuera el “Mesías” esperado.
    Por tanto le “recomiendo” que deje de alegorizar y restrinja su interpretación al TEXTO, que para eso ha sido revelado así. Si el Espíritu Santo hubiera querido que San Juan y los Profetas hubiesen dicho otra cosa, otra cosa les hubiese inspirado.

    Punto.

    Me gusta

  11. El texto del profeta Daniel concierne al fin del mundo. Jesús lo explica claramente en el capítulo 24 de San Mateo.
    Dic nobis, quando hæc erunt? et quod signum adventus tui, et consummationis sæculi?… Et prædicabitur hoc Evangelium regni in universo orbe, in testimonium omnibus gentibus: et tunc veniet consummatio. Cum ergo videritis abominationem desolationis, quæ dicta est a Daniele propheta, stantem in loco sancto, qui legit, intelligat… Mateo 24, 3 et 14-15.

    Me gusta

  12. Pero Nuestro Señor se refiere a Judea, en la tierra deicida, en el mismo lugar que estarán preparados, los dos testigos de Apocalipsis según san Juan XI:y es: dónde fue: crucificado. Entre Sodoma y Egipto dos reinos hostiles, a Dios. Así lo explica Monseñor Doctor Juan Straubinger.
    Otro dice: el typo y el antitypo. Es decir, el primer cumplimiento en los primeros tiempos de la Iglesia, el primero, en el año :70 , los tiempos del emperador Tito, y luego en los tiempos del emperador Adriano, creo en el año 123. de la era domini. y en el último tiempo, dónde estarán, los dos testigos. Tal como está escrita, la Profecía. Para alguien, están preparando un tercer templo. desde el año :1987.Un año después de Asís, y el inicio de su religión mundial. Los detalles de ese culto francmasonico del averno, son más claros, en la escuela de demonios Lucis lucifer trust y share internacional.

    Me gusta

  13. María : En el texto de Daniel el tiempo fijado « PRAEFINITUM TEMPUS » es claramente indicado: es el tiempo de la ressurección de Daniel. Jesús se refiere pues a este período y a todos los acontecimientos que lo precede.

    Me gusta

  14. M. M.y cuando vino el Señor ¿cuántos o quienes resucitaron? Eso está, en los Evangelios. Como también, la Jerusalen Celestial, conformada por los santos profetas, y los santos Apóstoles. No puedo decir más porque de esto, son los santos, y sacerdotes, o personas que lo hayan estudiado en profundidad, que deberían dar más detalles. En ambos casos el Señor, se refiere a Judea. Los que esten, en Judea. y ¿qué es Judea, hoy?. En los mapas de esos tiempos, Palestina, era Galilea, Samaria, y Judea. En las buenas ediciones, están los mapas.

    Me gusta

  15. No, María, la ressurección no es “localizable”. Se produce simultáneamente en el mundo entero. Y no es asunto de sabios y prudentes sino de todos los que tienen la fe en Jesucristo. Jesús lo dice muy claramente en Mateo 11, 25-27: In illo tempore respondens Jesus dixit: Confiteor tibi, Pater, Domine cæli et terræ, quia abscondisti hæc a sapientibus, et prudentibus, et revelasti ea parvulis. Ita Pater: quoniam sic fuit placitum ante te. Omnia mihi tradita sunt a Patre meo. Et nemo novit Filium, nisi Pater: neque Patrem quis novit, nisi Filius, et cui voluerit Filius revelare.

    Me gusta

  16. 1. Os rogamos, hermanos, con respecto a la Parusía de Nuestro Señor Jesucristo (Mt. XXIV, 3.27.37.39) y nuestra reunión (Mt. XXIV, 31 y Mc. XIII, 27) a Él
    2. que no pronto os mováis del entendimiento, ni os turbéis (Mt. XXIV, 6; Mc. XIII, 7) ni por espíritu o revelación profética, ni por palabra, ni por epístola, como nuestra: como que presente (esté) el día del Señor.
    3. Nadie os engañe en alguna manera: si no viniere la apostasía primero, esto es, se revelare el hombre de la iniquidad, el hijo de la perdición;
    4. el que se opone y levanta sobre todo el que se dice Dios o numen; hasta él en el Santuario de Dios, es decir, el Santuario de Jerusalén reconstruido bajo Elías (Apoc. XI, 1-2), sentarse, probándose a sí mismo que es Dios— no vendrá el día del Señor.
    5. ¿No recordáis que, todavía estando con vosotros, esto os decía una y otra vez?
    6. Y ahora (después de aquellas cosas que acabo de decir, que son conformes a las que os enseñé estando presente) lo que demora, sabéis bien, para que Cristo se revele en su tiempo oportuno, es decir, sabéis que es el Anticristo, el hombre de iniquidad, el cual y en cuanto todavía no apareció.
    7. En efecto, el misterio (Mt. XIII, 11; Mc. IV, 11; Lc. VIII, 10) de iniquidad (Mt. VII, 23; XIII, 41; XXIII, 28; XXIV, 12) ya está obrando, pero ocultamente; sólo hasta que el que demora ahora la venida del Señor, el Anticristo, del medio de esta iniquidad surja.
    8. Y entonces se revelará el inicuo, el único que demora ahora la Parusía, con y por el cual ejercerá abiertamente la iniquidad su poder, a quien el Señor Jesús matará por el aliento de su boca y anulará por la manifestación de su parusía (Apoc. XIX, 20. Ver Dan. VII; 11.26);
    9. (aquel inicuo) cuya parusía es, según operación de Satanás, con toda virtud (Apoc. XIII, 2; XVII, 13; XVIII, 3) y señales y prodigios (Mt. XXIV, 24; Mc. XIII, 22; Jn. IV, 48) de mentira (Apoc. XIV, 5; XXI, 27; XXII, 15);
    10. y en todo engaño (Mt. XIII, 22; Mc. IV, 19) de injusticia para los que perecen; por cuanto el amor (Mt. XXIV, 12) de la verdad no recibieron (Lc. VIII, 13) para salvarse.
    11. Y por esto envíales Dios operación de error para que crean (Mt. XXIV, 23.26; Mc. XIII, 21; Lc. VIII, 12-13; Jn. IV, 48) a la mentira (Apoc. XIV, 5; XXI, 27; XXII, 15);
    12. para que sean juzgados (Apoc. VI, 10; XVI, 5; XVIII, 8.20; XIX, 2.11) todos los que no creyeron (Mt. XXIV, 23.26; Mc. XIII, 21; Lc. VIII, 12-13; Jn. IV, 48) a la verdad, sino que complacieron a la injusticia.
    13. Mas nosotros debemos agradecer a Dios siempre por vosotros, hermanos amados del Señor, porque os eligió Dios desde el principio para salvación en santificación de espíritu y fe de verdad;
    14. para lo cual también os llamó (Apoc. XIX, 9) por nuestro Evangelio (Mt. XXIV, 14; Mc. XIII, 10[5]; Apoc. XIV, 6), para (la) obtención de (la) gloria (Mt. XXIV, 30; XXV, 31; Mc. XIII, 26; Lc. XXI, 27) de nuestro Señor Jesucristo.
    15. Así, pues, hermanos, estad firmes y retened las tradiciones que se os han enseñado; sea de palabra sea por epístola nuestra.
    16. Y el mismo Señor nuestro Jesucristo y el Dios y Padre nuestro; el que nos amó y dio consolación eterna y esperanza buena en gracia;
    17. consuele vuestros corazones y confirme en toda obra y palabra buena.

    Veni Domine Iesu!

    Me gusta

  17. M. M. hubo resurrecciones cuando vino el Señor, está en los Evangelios, o en Hechos de los Apóstoles. El profeta Enoc, fue arrebatado por Dios, el Profeta Elías también. Inclusive el Señor explica que san Juan Bautista, era el Espíritu de Elías, y que regresará. En la transfiguración, estaban los profetas, Elías, y Moisés, y los vieron san Pedro, san Juan, y san Santiago. Por eso te decía que esto lo explican mejor los santos, o los que estudiaron, y si está en la Sagrada Escritura, es así. La tradición de la Iglesia e inclusive santa Hildegarda, decían que ellos son los dos testigos del Apocalipsis según san Juan XI: Elías y Enoc.

    Me gusta

  18. Ne quis vos seducat ullo modo: quoniam nisi venerit discessio primum, et revelatus fuerit homo peccati filius perditionis, qui adversatur, et extollitur supra omne, quod dicitur Deus, aut quod colitur, ita ut IN TEMPLO DEI SEDEAT OSTENDENS SE TAMQUAM SIT DEUS.
    2 Tesalonicenses, 2, 3-4.
    El templo de Dios del que habla San Pablo es la IGLESIA FUNDADA SOBRE PEDRO y no el templo de Jerusalén.

    Me gusta

  19. Hacemos nuestra la exposición sobre Ezequiel de Ramos Garcia.
    Nuestra posición implica ante todo la reedificación del templo de Jerusalén, para dedicarlo, por supuesto, no al culto mosaico, sino al cristiano. Ese grandioso acontecimiento futuro está expreso en muchos lugares de la Sagrada Escritura. Vamos a señalar los más salientes:

    a) La restauración histórica y sus hombres, según Zacarías, no fueron más que un presagio de la escatológica y los suyos (Zac. III, 8; cf. VI, 9-15). Ahora bien, el centro de la restauración histórica fue el templo. Este, pues, será también el centro de la restauración escatológica. Y eso que decimos a priori, es lo que se supone en Ez. XXXVII, 26-28, al hacer del templo el centro del pacto sempiterno, y se afirma en Zac. III, 8; VI, 12, al atribuir esa obra monumental al tsémah porvenir -ecce adducam—, cuando Zorobabel estaba ya presente y no era más que un presagio.

    b) A ese Zorobabel escatológico le enfoca también Ageo —el igual que Isaías a Ciro (Is. XLV)—, y a él y no a otro atribuye la construcción del templo novísimo, que ha de eclipsar la gloria del primero:

    “Una vez más, y esto dentro de poco, conmoveré el cielo y la tierra, el mar y los continentes (cf. v. 22). Conmoveré todas las naciones, y vendrán los tesoros de todos los pueblos, y henchiré de gloria esta Casa, dice Yahvé de los ejércitos. Mía es la plata, mío el oro, dice Yahvé de los ejércitos. Grande será la gloria de esta Casa; más grande que la primera será su postrera, dice Yahvé de los ejércitos; y en este lugar daré la paz, dice Yahvé de los ejércitos”.

    Ese templo no es ciertamente el que reedificaban los repatriados de entonces, harto modesto por cierto (Ag. II, 3; Esd. III, 12); éste era sólo un presagio. Ni esa paz, con ser la messiana, se ha dado todavía: No creáis que he venido a traer la paz sobre la tierra (Mt. X, 34 y par.) ¿Cuándo acabaremos de entenderlo?

    c) En el N. T. se supone reedificado el templo de Jerusalén, a la venida del último anticristo, pues que se asentará en él (II Tes. II, 4) y sus huestes hollarán sus atrios (Ap. XI, 2), donde poco antes las doce tribus de Israel, ya bautizadas (signatae), juntamente con los gentiles venidos de todas partes, servirán al Señor día y noche (Ap. VII, 15; cf. Is. LVI, 1 ss.). Ya sé que para esta bellísima escena se postula por algunos la gloria de la Jerusalén celeste, pero de ésta dice formalmente que no vió templo en ella y que no se da allí la alternación de día y noche (Ap. XXI, 22, s.).

    La escena apocalíptica del señalamiento (bautismo) de las doce tribus de Israel, junto con esas adherencias innúmeras de parte de las demás naciones (Is. LVI, 8; Miq. V, 3; etc.), nos lanza en medio del nuevo orden de cosas, que traerá consigo la conversión de Israel en masa, y que importa nada menos que la institución de la hegemonía universal de derecho positivo cristiano en la dinastía davídica restablecida (Miq. IV, 8; Zac. XII, 8).

    No hemos de repetir aquí las peripecias por que habrá de pasar esta institución o restitución de la hegemonía universal en Israel. Sólo notaremos que, al triunfar, con la intervención divina, del último de sus enemigos en Gog, la paz del mundo quedará asegurada para siempre: da estabilidad al orbe de la tierra, que no se moverá (Sal. XCII, 1) y el Salmista podrá descolgar su harpa y entonar de nuevo el Sal. XVII (Te amo, Yahvé), al que hará coro Etán el Ezraíta con el Sal. LXXXVIII (Las Misericordias del Señor).

    Con eso, y antes de eso, la humanidad redimida tendrá su capital en “la Ciudad amada” (Ap. XX, 8) y la capital su nasi—el mélek de Is. XXXII y Jer. XXIII —que lugar tan preeminente ocupa en toda esta visión postrera (Ez. XLIV, 3; XLV, 7.16-17.23; XLVI, 2.4.8.10 ss.).

    Ni está lejos el sumo representante del sacerdocio levítico (Ez. XLIV), cristianizado, sin duda, lo mismo que la realeza davídica. A ambas dinastías, la davídica y la levítica, se les promete al mismo tiempo y en términos parecidos la perpetuidad en sus funciones (Jer. XXXIII, 17 ss.), no ciertamente en su dimensión histórica, sino en la escatológica.

    Creemos saber el modo y manera cómo la dinastía davídica se volverá cristiana (V. supra). Ignoramos, en cambio, la manera y el alcance preciso de la cristianización del sacerdocio levítico, que el porvenir nos ha de revelar. Pero su transformación radical es necesaria y la afirma además en términos Mal. III, 3.

    Paro, ¿y los ritos de impronta mosaica que constituyen el culto del nuevo templo? (Ez. XL, 38-43; XLII, 13; XLIII, 18-27; XLIV, 9 ss.; XLV, 15 ss; XLVI, 4 ss.). ¿Habremos de volver acaso a los sacrificios cruentos y ofrendas materiales? ¿Y no es esto judaizar?

    —Resp.: El hecho material de sacrificar animales y hacer otras ceremonias de las prescriptas por la ley no es necesariamente judaizar. Para judaizar es menester que el sacrificio, o rito cultural que se practica, tenga carácter prognóstico de la redención por venir, pues entonces la actitud del sujeto es incompatible con la realidad cristiana: así judaízan actualmente cuantos esperan todavía al Messías, y esperándole niegan que ya vino. Dad a esos mismos ritos cultuales una significación rememorativa, y fundamentalmente serían irreprensibles. El problema se reduce entonces a saber si una autoridad legítima no llegará algún día a prescribirlos, no para presagiar, sino para recordar las humillaciones del Messías, sin otros fines que se dejan comprender, y aun parecen indicarse (Ez. XLVI, 21-24) en plan de servicio perenne de caridad y hospitalidad en que será la casa de todos (Is. LVI, 1-8; cf. Mc. XI, 17), centro universal de peregrinación en las generaciones futuras (Is. II, 3; LXVI, 18-24; Miq. IV, 2; Ag. II, 8 hebr.; Zac. VIII, 20-23; XIV, 16-21)[2].

    Las calderas, de que se hace mención en la última cita de Zacarías, en conformidad con Ez. XLVI, 21-24, cortan las alas a cualquier intento de espiritual alegorismo.

    A cargo del sacerdocio levítico, en su dimensión escatológica, ayudado tal vez de sucursales, correría, pues, el servicio total del nuevo templo, de una manera que en parte se trasluce, y que el porvenir acabará de revelar.

    Y al decir esto, no pretendemos dogmatizar: insinuamos solamente soluciones razonables a la mayor dificultad del libro de Ezequiel, cuyo contenido en este punto recoge y resume Malaquías con estas notables palabras:

    “Pues será (el Mesías venidero) como fuego de acrisolador, y como lejía de batanero. Se sentará para acrisolar y limpiar la plata; purificará a los hijos de Leví, y los limpiará como el oro y la plata, para que ofrezcan a Yahvé sacrificios en justicia. Y será grata a Yahvé la oblación de Judá y de Jerusalén, como en los días primeros y como en los tiempos antiguos” (Mal. III, 2-4).

    No me detendré a hablar del río que sale del santuario y de la repartición de la tierra prometida. Sólo notaré acerca del río, que en Zacarías toma una doble dirección: mitad de sus aguas van al mar oriental, como en Ezequiel, mitad al mar occidental (Zac. XIV, 8); y la causa próxima de ese desdoblamiento del raudal pudiera ser la escisión del monte de los Olivos, de Oriente a Occidente, que poco antes se consigna (Zac. XIV, 4). Este río, con ser maravilloso, pertenece todavía al mundo actual, y sin dejar de ser real, es una alegoría del que alegrará a la nueva Jerusalén (Ap. XXII, 1 ss.) en un tercer mundo mejor (II Pet. III, 13: = Ap. XXI, 1 ss.) y que es de naturaleza claramente misteriosa, tanto que en Daniel se convierte en río de fuego (Dn. VII, 10). Es la doble efusión, de la bondad y del rigor divinos.

    Me gusta

  20. El templo francmasónico o tercer templo, es el que preparan para el anticristo. Desde el año :1987.Ocurre que en 2018 hubo muchas señales, y ya desde el 2015, porque ellos siguen el calendario del averno de la cabalá. Hay que seguirlas atentamente, porque los tiempos son. Apocalipsis según san Juan XI es dónde Nuestro Señor Jesucristo fue crucificado. Eso no es Roma, es Tierra Santa. De todas formas la marca de la bestia, es personal e individual. Por esa causa la predicación de la profecía, en estos tiempos es muy importante. Es lo que hicieron en Chiesa viva, y debe continuar. Más allá que hoy no esté el Padre Luigi Villa, son quienes, dieron y confirmaron todas las dudas, y nos dieron, todas las advertencias.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s