ALL POSTS

EL ARGUMENTO DE CAIFÁS


image

Se oye con frecuencia y yo mismo he leído en internet en blogs de la “Resistencia“, un razonamiento un tanto retorcido y sin embargo fácil de deshacer, sobre la permanencia del Sumo Sacerdocio en Caifás, bien que él había cometido el gravísimo pecado de la condena de Cristo. Que él gozaba de las prerrogativas de su cargo está atestigüado en el Evangelio- sed cum esset pontifex profetavit– y como también sabemos pronunció, junto con el Sanedrín, la sentencia: Reus est mortis. 

Este mismo razonamiento fue el que argumentó Mons. Williamson, para conceder a los papas conciliares la validez y legitimidad de su cargo, aunque, por otra parte, reconoce en ellos no sólo herejías sino un proceder pernicioso para la Iglesia, promulgando una liturgia y un código lesivo a la fe, y abrazando lo errores del Vaticano II. El ve la solución, lo mismo que la FSSP desde sus inicios, en el famoso “Resistir y Reconocer“. ¿Pero cómo escapar a la objeción de la infalibilidad e indefectibilidad de la Iglesia y de sus papas, en quienes reposa como edificación sobre la roca? ¿Podían los papas poseer legítimamente sus cargos, o mejor dicho, los habrían obtenido legalmente en algún momento,  aun enseñando herejías y promulgando leyes perniciosas? ¿Después de haber abrazado el Concilio VII?

Pues bien al argumento que utiliza para tranquilizarse y de paso refutar la posición sedevacantista, es el  que yo llamo el “Argumento de Caifás” que como veremos es erróneo y hasta impío.

Es lo que pasa a demostrar un comentario del magnífico blog sedevacantista, Le CatholicaPedia blog, del que transcribimos una entrada, con el grandioso comentario de uno de sus comentaristas.

Leemos en dicho blog:

En la conferencia de 30 de octubre 2013, grabada en Montreal (QC), Williamson vuelve a su tabarra anti-sedevacantista ..y nos dice que ‘somos “hijo de los años 50” (1950) en los que  se exageró la infalibilidad del Papa! “… (Lo mismo también se lee en  los Comentarios Kyrie Eleison  N º 343, 344 y 345 de las últimas semanas)

Damos a continuación un extracto de sus respuestas a las preguntas después de la conferencia. El lector puede ver la conferencia completa en You Tube:

En este pasaje descubrimos que, según el obispo Williamson “Caifás, sacerdote gobernante (en el tiempo de Nuestro Señor)” es un ejemplo de mal Pontífice, y de ello se sigue, el error  de los sedevacantistas:

Él dijo:

“Caifás, rey sacerdote (en la época de Nuestro Señor) planeó el asesinato de Nuestro Señor – los hombres de la Iglesia pueden ser criminales muy graves –  Caifás dijo:” Él debe morir por el pueblo ” y San Juan dice (al final del capítulo 11): “Al decir esto, Caifás habló como sacerdote, como Sumo Pontífice” (legítimo), así que era válido [como Papa]; esto es un argumento en contra de los sedevacantistas … porque el Evangelio dice que Caifás era el sumo pontífice de la religión mosaica, cuando planeó el crimen más horrible de la historia de la humanidad … “

image

Adelantamos parte del capítulo 11 del Evangelio de San Juan, en el que leemos:

Terminada esta oración, exclamó Jesús con fuerte voz: –Lázaro, sal fuera. 44 El muerto salió del sepulcro. Tenía las manos y los pies vendados y la cara envuelta en un sudario. Jesús les dijo: –Quítenle las vendas para que pueda andar. 45 Al ver lo que Jesús había hecho, muchos de los judíos, que habían ido a visitar a María, creyeron en él. 46 Otros, en cambio, fueron a contar a los fariseos lo que Jesús había hecho. 47 Entonces, los jefes de los sacerdotes y los fariseos convocaron una reunión del Consejo de Ancianos. Se decían: –¿Qué hacemos? Este hombre está realizando muchos signos. 48 Si dejamos que siga actuando así, toda la gente creerá en él; entonces, las autoridades romanas tendrán que intervenir y destruirán nuestro templo y nuestra nación. 49 Uno de ellos, llamado Caifás, que era el sumo sacerdote aquel año, les dijo: –Están completamente equivocados. 50 ¿No se dan cuenta de que es preferible que muera un solo hombre por el pueblo, a que toda la nación sea destruida? 51 Caifás no hizo esta propuesta por su cuenta, sino que, como desempeñaba el oficio de sumo sacerdote aquel año,  profetizó bajo la inspiración de Dios que Jesús iba a morir por toda la nación; 52 y no solamente por la nación judía, sino para conseguir la unión de todos los hijos de Dios que estaban dispersos. 53 A partir de este momento tomaron la decisión de dar muerte a Jesús.

¡SE DIRÍA QUE LA CEGUERA DE MON. WILLIAMSON LE HA HECHO PERDER TODAS LAS GRACIAS DE SU EPISCOPADO!

Después de la entrada que he transcrito, paso a extraer el magnífico comentario de dicho blog que transcribo a continuación [resaltados propios]:
Wiking
26 de febrero 2014
Respuesta a Williamson  y en particular al uso que hace del ejemplo de  Caifás contra el sedevacantismo.
Obispo Williamson:
“Caifás, rey sacerdote (en la época de Nuestro Señor) planeó el asesinato de Nuestro Señor – los hombres de la Iglesia pueden ser criminales muy graves – Caifás dijo:” Él debe morir por el pueblo ” y San Juan de decir (al final del capítulo 11): “Al decir esto, Caifás habló como sacerdote, como Sumo Pontífice” (legítimo), así que era válido [como Papa] y esto es un argumento en contra de los sedevacantistas … porque el Evangelio dice que Caifás era el sumo pontífice de la religión mosaica, cuando planeó el crimen más horrible en la historia de la humanidad … “
El argumento de Williamson es que Caifás  puede asimilarse como Sumo Pontífice del judaísmo, que era la verdadera religión de entonces, a los Papas conciliares que también pueden errar sin dejar por ello de ser papas de donde se sigue que hay que condenar el sedevacantismo [que niega que los papas conciliares  sean papas legítimos de la Iglesia católica].
El Abbé Augustin Lemann responde definitivamente a Williamson. Lo utilizaremos citando su libro “La historia completa de la idea mesiánica” .
Este es el título del capítulo X de la Sección 2:
La enseñanza oficial de la antigua Sinagoga estuvo, libre de las tinieblas del error hasta la víspera de la Pasión.
He aquí los subtítulos de este capítulo:
I. Por protección divina , el Magisterio de la sinagoga permaneció fiel a la verdad religiosa a través de los siglos del Antiguo Testamento.
II. El sumo sacerdote, voz del Magisterio, era juez supremo de las controversias, y sus decisiones eran no sólo en lo tocante a la moral, el ceremonial y a los juicios, sino también en las cuestiones de doctrina o fe.
III La infalibilidad del Sumo Sacerdote se daba cuando enseñaba y decidía desde la cátedra de Moisés, es decir, cuando decidía una cuestión acerca de la ley, para todo Israel.
IV. Que el Sanedrín, unido al Sumo Sacerdote,  no  podía apartarse de  la verdad doctrinal, cuando enseñaba o decidía.
V. Que la enseñanza privada dada fuera de la cátedra de Moisés, por el sumo sacerdote o por el Sanedrín podía estar viciada por el error.
VI Que la enseñanza doctrinal sobre  el Mesías estuvo libre de errores, bien la del Sumo Sacerdote o la del Sanedrín unido a él, hasta el día de Jueves Santo :
a)La creencia en el Mesías sufriente se mantuvo intacta
b)La creencia en un Mesías hijo consustancial de Dios, también se mantuvo intacta.
c)Igualmente, la creencia en un reino mesiánico, donde, junto a bienes temporales, predominarían los bienes espirituales.

Para concluir este capítulo, el Abée Lemann escribe:
Cuando , por instigación de Satanás , la Asamblea (el Sanedrín asociado con Caifás) pronunció la sentencia contra Jesús : Reus est mortis (Es digno de muerte!), la Sinagoga cayó en el error.

Esto significó el fin de la Antigua Alianza y el comienzo de la Nueva Alianza, [que se anunció en la Última Cena]
Del mismo modo, después de la comida, toma el cáliz con ambas manos, toma este precioso cáliz en sus santas y venerables manos, asiente con la cabeza de nuevo, da las gracias una vez más, teniendo el cáliz con la mano izquierda, lo persigna con la derecha, lo bendice y lo da a sus discípulos diciendo. Tomad y bebed todos de él.

Pronuncia las palabras de la consagración sobre el cáliz, con cuidado y sin interrupción, teniéndolo levantado un poco, PORQUE ÉSTE ES EL CÁLIZ DE MI SANGRE, SANGRE DE LA ALIANZA NUEVA Y ETERNA, MISTERIO DE FE, QUE SERÁ DERRAMADA POR VOSOTROS Y POR MUCHOS PARA EL PERDÓN DE LOS PECADOS.
– * – * – * –
Por consiguiente, el que sea utilizado este argumento por Caifás contra el sedevacantismo es profundamente deshonesto porque
1) el Sumo Sacerdote ha sido siempre infalible como el Papa lo es.
2) El Sanedrín unido al Sumo Sacerdote ha sido siempre infalible, como los obispos lo son unidos al Papa.
3) La Sinagoga cayó en el error – es decir, cuando sentenció a muerte a NSJC – y  justo en ese momento concluía la Antigua Alianza
4) La Nueva Alianza no se ha revocado. Por eso aún goza de las promesas de NJSC especialmente con respecto a la infalibilidad del Papa y de los obispos unidos al Papa.
5) La tesis de la Fraternidad de San Pío X (SSPX o FSSPX-SO-SS) que implica pedir la conversión de las autoridades que considera legítimas va directamente contra la fe y la promesa divina de asistirlas, formulada por Nuestro Señor Jesucristo.
– * – * – * –
Por ello no hay nada que aprender de esta pseudo-resistencia explotada por Williamson o el Padre Chazal. Se oponen a la política del obispo Fellay y a Menzingen pero no reniegan de los errores de Ecône.

Al término de esta conclusión (En el momento en que, por instigación de Satanás, la Asamblea -el Sanedrín asociado con Caifás-sentenció a Jesús con estas palabras: Reus mortis, ¡Es digno de muerte! la sinagoga cayó en el error. “) el Padre Lemann añade una nota a pie de página. Aquí la traigo por su importancia:
En sus instrucciones pastorales sobre las promesas de la Iglesia, Bossuet mostró de manera excelente la diferencia entre las promesas hechas por Dios a la antigua Sinagoga, y las realizadas por Jesucristo a la Iglesia Católica. Las promesas de Dios a la antigua sinagoga eran condicionales, las de Jesucristo son absolutas: “Habéis ignorado, mis queridos hermanos, escribió el ilustre obispo de Meaux, a los protestantes, la condición expresamente puesta a la promesa hecha a la Sinagoga , y no queréis ver la diferencia que hay entre ella y la promesa absoluta: “Y he aquí yo estaré con vosotros todos los días”, frente a esto: “Voy a estar con vosotros si os comportáis bien.” Vuestros ministros frecuentemente objetan: ¡Qué! ¿No será necesario salir de la Iglesia, si ella cae en la idolatría y en el error? ¡Qué ilusión! Esto es precisamente lo que está excluido como imposible por esta promesa absoluta. “Yo estoy con vosotros todos los días” Son obviamente, cosas incompatibles, porque Jesucristo, estará con ella todos los días “, porque si ella estuviera algún día entregada a la idolatría y al error, Jesucristo no permanecería ya con ella “(Bossuet, Segunda Carta Pastoral sobre las promesas de la Iglesia, de edición. Vives, vol. XVII, p.161, París.

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s