ALL POSTS

BELARMINO REFUTA LA OBJECIÓN “RECONOCER Y RESISTIR”


Otro error de R & R cae por tierra … 

La Objeción de “San  Pedro negó a Cristo tres veces:

San Roberto Bellarmino refuta otro error de los de “Reconocer y. Resistir”

Una y otra vez escuchamos la típica objeción de aquéllos que intentan justificar su rechazo patológico al Sedevacantismo , aduciendo  que San Pedro negó a Cristo tres veces (ver Mt 26: 69-75) y pese a ello no dejó de ser Papa. Ergo, dicen, sería absurdo decir que Francisco no es Papa sólo porque no es católico y difunde continuamente la herejía.

Para demostrar que esta objeción es insostenible, se deben tener en cuenta tres puntos principales:

  1. El incidente se refiere a la conducta moral personal de San Pedro, no a su enseñanza pública
  2. San Pedro no negó ninguna doctrina, sino que negó que conocía a Jesús de Nazaret, y lo hizo movido por el temor.
  3. San Pedro aún no era Papa en el momento de su negación

Aunque los dos primeros puntos son importantes, es el tercero el que refuta la objeción definitivamente, ya que la objeción no puede en absoluto tener ningún valor contra el Sedevacantismo si Pedro no era Papa cuando negó a Cristo durante Su Sagrada Pasión.

En su obra fenomenal De Romano Pontifice (“Sobre el Romano Pontífice”), el Doctor del PapadoSan Roberto Belarmino , defiende a docenas de verdaderos Papas de la acusación de haber errado en la fe, incluido el primero, San Pedro. . Veamos, por lo tanto, lo que dice Bellarmino sobre la negación de San Pedro, así como su supuesta “herejía” en Gal 2: 11-14:

Estudiemos ahora a los Papas individualmente , de quienes nuestros adversarios sostienen que han errado en la fe. El primero es Pedro. Nilus de Thessalonika, en su libro, Sobre la primacía del Romano Pontífice , escribe que Pedro  erró no sólo una vez sino dos veces con respecto a la fe. Además, incluso supone que con esta argumentación ha demostrado que los Romanos Pontífices pueden errar en la fe. Ciertamente, ningún Romano Pontífice recibió mayores privilegios de Dios que Pedro. Además, de las Escrituras se desprende claramente que Pedro erró dos veces, tanto cuando negó a Cristo [ver Mt 26] como cuando obligó a los gentiles a judaizar [ver Gal 2]. Las  luteranos de las centurias de Magdeburgo agregan, además de estos dos errores, otras trece caídas de San Pedro, sobre las cuales escribimos en otro lugar. Respondemos: cuando San Pedro negó a Cristo, todavía no había comenzado a ser el Sumo Pontífice, porque es cierto que el gobierno eclesiástico le fue entregado por Cristo junto al Tibetiades tal como se narra en último capítulo de Juan, cuando el Señor le dijo después de la resurrección. : “Simón, hijo de Juan, apacienta mis ovejas”. Por consiguiente, esa negación de Pedro no puede ser contada entre los errores de los Romanos Pontífices. Además, agrego que Pedro negó a Cristo con palabras, pero no verdaderamente en su corazón: por lo tanto, Pedro no rechazó la confesión de fe, ni la fe misma , como demostramos anteriormente. Ahora bien, por otro lado, cuando San Pedro obligó a los gentiles a judaizar, esto no fue un error de predicación, sino de conducta , como sugiere Tertuliano en su obra de Praescriptionibus adversus haereticos . San Pedro no ratificó por algún decreto que debían judaizar, sino que formalmente enseñó lo contrario en Hechos XV. Sin embargo, cuando todavía estaba en Antioquía, dejó la mesa de los gentiles para no ofender a los judíos recién convertidos a la  y con su ejemplo los obligó a judaizar en cierta medida, incluso a Bernabé. Pero nosotros no negamos que los Papas puedan ofrecer la ocasión de errar  a causa de su propio mal ejemplo , sino que negamos que puedan prescribir a toda la Iglesia el seguir algún error dicho ex cátedra [el sentido de esta palabra no es el que equivocadamente  se da actualmente por muchos, sino que simplemente quiere decir por “su magisterio ordinario a toda la Iglesia”. La prueba estáen el segundo capítulo del libro IV de las Controversias] . Además, los ejemplos  de los Pontífices no son igual de perniciosos para la Iglesia que sus enseñanzas , ya que el Señor los instruyó, diciendo: “Hagan lo que dicen, pero no hagan lo que hacen”.

(St. Robert Bellarmine,  Sobre el Romano Pontífice , volumen 2 , traducción de Ryan Grant [Mediatrix Press, 2016], Libro IV, Capítulo 8, páginas 175-176; cursiva dada; subrayado agregado)

Para que nadie rechace impíamente la clara enseñanza de este Doctor de la Iglesia, también citaremos la constitución dogmática del Primer Concilio Vaticano sobre la primacía petrina:

Entonces enseñamos y declaramos que según los testimonios del Evangelio, la primacía de la jurisdicción sobre toda la Iglesia de Dios fue prometida y se confirió inmediata y directamente al bienaventurado Apóstol Pedro por Cristo el Señor. A Simón, a quien antes había dicho: “Serás llamado Cefas” [Juan 1:42], después de haber confesado con estas palabras: “Tú eres el Cristo, Hijo del Dios viviente” [Matt . 16:16], el Señor le dijo estas solemnes palabras: “Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás; porque no te lo reveló carne ni sangre, sino mi Padre que está en el cielo. Y yo te digo a ti: que tú eres Pedro, y sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella; y te daré las llaves del reino de los cielos. Y todo lo que atares sobre la tierra, será atado también en el cielo; y todo lo que desatares sobre la tierra, será desatado en los cielos “[Mat. 16:17 ff.]. Y Jesús sólo a Simón Pedro después de su resurrección confirió la jurisdicción del pastor y jefe superior de todo su redil , diciendo: “Apacienta mis corderos”, “Apacienta mis ovejas” [Juan 21:15 y sigs.]. A esta enseñanza de las Sagradas Escrituras, tan manifiesta que siempre ha sido comprendida así  por la Iglesia Católica, se oponen abiertamente las viciosas opiniones de aquéllos que niegan perversamente la forma de gobierno que en su Iglesia fue establecida por Cristo el Señor; que a Pedro, primero que a los otros apóstoles, ya sea individualmente o a todos ellos juntos, se le fue confiada por Cristo  la verdadera y propia primacía de la jurisdicción; o, de aquéllos que afirman que la misma primacía no fue otorgada inmediata y directamente al bienaventurado  Pedro mismo, sino a la Iglesia, y por medio de esta Iglesia a  él como ministro de la misma Iglesia.

(Primer Concilio Vaticano, Constitución Dogmática Pastor Aeternus , Ch. 1; Denz. 1822 ; subrayado agregado.)

Es un error común pensar que Cristo confirió la primacía a San Pedro en Mt 16:18. No lo hizo; Simplemente anunció que lo haría en algún momento futuro: “Y yo te digo: que tú eres Pedro; y sobre esta piedra  edificaré mi iglesia, y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella. te daré las llaves del reino de los cielos … “(Mt 16: 18-19).

De hecho, podemos ver que nuestro Señor específicamente no impuso a Simón Pedro la tarea papal de confirmar a sus hermanos (véase Denz., 1836 ) hasta después de su “conversión”, es decir, no antes de haberse arrepentido de su negación: ” Y el Señor dijo: Simón, Simón, he aquí Satanás deseaba tenerte a ti, para zarandear como trigo. Pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez convertido, confirma a tus hermanos “( Lc 22: 31-32).

Para comprender mejor el significado de la promesa de nuestro Señor de una fe infalible para San Pedro y su tarea de confirmar a los demás en esa fe, volvemos al gran comentario sobre los Evangelios del erudito bíblico jesuita Cornelio a Lapide del siglo XVII, en donde  encontramos la confirmación una vez más de que el pontificado de San Pedro no comenzó hasta después de que nuestro Señor murió en la Cruz:

Otro privilegio era común a Pedro con todos sus sucesores , que él y todos los demás obispos de Roma (por Pedro, como Cristo quiso, fundó y confirmó la Iglesia Pontificia en Roma), nunca deberían decaer abiertamente de esta fe, enseñando a la Iglesia la herejía, o cualquier error, contrario a la fe . Así pues S. León  ( serm. Xxii ), en Natalis de SS. Pedro y Pablo; S. Cyprian (Lib., I. ep. 3), a Cornelius; Lucio I., Félix I., Agatón, Nicolás I., León IX, Inocencio III., Bernardo y otros, a quien Bellarmino cita y sigue ( Lib., I. de Pontif., Romano ).

Porque era necesario que Cristo, por su más sabia providencia, proveyera para su Iglesia, que siempre ha sido cribada  y tentada por el diablo, yno solo en el tiempo de Pedro, sino en todo momento en adelante, incluso hasta el fin del mundo, [le proveyera] de  un oráculo de la verdadera fe que ella pudiese consultar en cada duda, y por el cual ella podría ser enseñada y confirmada en la fe; de lo contrario , la Iglesia podría errar en la fe , ¡ quod absit [que Dios no lo permita]! Porque ella es, como dijo San Pablo a Timoteo, “la columna y el fundamento de la verdad” (1 Timoteo 3:15). Este oráculo de la Iglesia es Pedro y todos los sucesivos obispos de Roma. Esta promesa hecha a Pedro y a sus sucesores, se aplica especialmente a la época en que Pedro, como sucesor de Cristo, comenzó a ser el jefe de la Iglesia , es decir, después de la muerte de Cristo .

Y cuando te hayas convertido, fortalece a tus hermanos. “De la criba de Satanás, esto es de su tentación y del pecado por el cual me negarás; porque en esto serías apartado de mí, y de mi gracia y amor “. Así Eutimio, Teofilacto, Jansen, F. Lucas y otros.

El gran comentario de Cornelius a Lapide: S. Luke’s Gospel , traducido por Thomas W. Mossman, 4. ed. [Edimburgo: John Grant, 1908], pp. 482-483; cursiva dada; subrayado agregado).

¿Es que podría decirse con más claridad que la única explicación de que Francisco puede hacer lo que hace es porque él es  no el Papa de la Iglesia Católica y por lo tanto no posee las prerrogativas y protecciones prometidas por Cristo a San Pedro y sus sucesores?

Y así vemos que la objeción de que el Sedecacantismo debe ser rechazado porque San Pedro negó a Cristo tres veces y sin embargo siguió siendo Papa, es falsa.

 

De Novus Ordo Watch

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.