ALL POSTS

LA RESISTENCIA AL PAPA SEGÚN BELARMINO : UNA CITA TERGIVERSADA


Se explica una cita muy mal utilizada …

La enseñanza de San Roberto Bellarmino sobre la resistencia a un Papa

Durante décadas, los partidarios de la posición de reconocer y resistir han estado utilizando una cita de San Roberto Belarmino, el célebre Doctor de la Iglesia canonizado por el Papa Pío XI, en defensa de su posición y en aparente contradicción con el Sedevacantismo . La cita en cuestión es la siguiente (la redacción precisa varía un poco según la traducción utilizada):

Así como es lícito resistir a un Pontífice que ataca el cuerpo, también es lícito resistir a aquél que ataca las almas o destruye el orden civil o, sobre todo, intenta destruir a la Iglesia. Digo que es lícito resistirlo y no hacer lo que ordena e impedir la ejecución de su voluntad. Sin embargo, no es lícito juzgarlo, castigarlo o deponerlo, ya que estos son actos propios de un superior.

(San Roberto Bellarmino, De Romano Pontifice , Libro II, Capítulo 29)

El libro del cual se toma esta cita, De Romano Pontifice (“Sobre el Romano Pontífice”) ,  ha sido traducido recientemente al inglés por el P. Kenneth Baker, SJ ( disponible aquí ) y también por el Sr. Ryan Grant ( disponible aquí ).

Ya en 2004, el sacerdote sedevacantista P. Anthony Cekada escribió un artículo que explica el contexto y el significado de esta célebre frase de Bellarmino (cursiva dada):

Este pasaje, se nos ha dicho repetidamente, apoya la noción de que el movimiento tradicionalista puede “resistir” las falsas doctrinas, las leyes malvadas y el culto sacrílego que Pablo VI y sus sucesores promulgaron, y siguen promulgando, pero  “reconociéndolos” como verdaderos Vicarios de Cristo. . (Esta extraña idea también se atribuye a otros teólogos como Cayetano).

El mismo pasaje de Belarmino -nos han dicho también- desestima el principio que sustenta el sedevacantismo (que un papa herético pierde automáticamente su cargo) porque los sedevacantistas “juzgan” y “destituyen” al Papa.

Estas conclusiones, son simplemente  un ejemplo más de cómo los bajos niveles intelectuales en las polémicas tradicionalistas dan lugar a mitos que rápidamente adquieren el aura de verdades casi reveladas.

Cualquiera que consulte las fuentes originales y entienda unas pocas distinciones fundamentales en el derecho canónico, ofrecerá unas conclusiones completamente diferentes sobre lo que realmente significa el famoso pasaje de la  “resistencia”, a saber:

(1) Bellarmine está hablando de un papa moralmente malvado que da órdenes moralmente malvadas , no uno que, como los papas posteriores al Vaticano II, enseñan errores doctrinales o imponen leyes perversas.

(2) El contexto de la declaración es un debate sobre los errores del galicanismo, no el caso de un papa herético.

(3) Bellarmino justifica la “resistencia” de los reyes y prelados , no de los católicos individuales.

(4) Bellarmino enseña en el siguiente capítulo de su obra  (30) que un papa herético pierde automáticamente su autoridad.

En una palabra, el pasaje no puede aplicarse a la crisis actual ni invocarse contra el sedevacantismo.

Damos un breve comentario sobre cada uno de estos cuatro puntos.

El P. Cekada procede, a continuación, a detallar cada uno de estos puntos. No reproduciremos el texto aquí, sino simplemente un enlace al artículo de 3 páginas:

Ahora que todo el De Romano Pontifice está disponible en inglés, las personas pueden ver por sí mismas el contexto completo en el que el Cardenal Belarmino estaba hablando, y lo que él dijo y lo que no dijo.

La razón por la que ahora volvemos a plantear este tema, es que, últimamente, la cita sobre la resistencia de Bellarmino, de nuevo se ha puesto en curculación, ya que el circo bergogliano  en el Vaticano está llegando a su punto culminante. En particular, el conocido polemista de reconocer y resistir Christopher Ferrara es aficionado al (mal) uso de la cita de Bellarmino (la última vez aquí ), tratándola como un cheque en blanco que le permite criticar a Francisco por cualquier coss, mientras sigue manteniendo que él es el Vicario de Cristo. Se queda claramente con lo mejor de las dos posiciones. Sin embargo, curiosamente nunca ha explicado por qué deberíamos sentirnos obligados a aceptar las enseñanzas del cardenal Belarmino, mientras que al mismo tiempo, estamos obligados a ignorar y rechazar las enseñanzas de un supuesto concilio ecuménico y las de toda una línea de Papas supuestamente verdaderos.

Por cierto, cuando se trata de otras citas de San Roberto Bellarmino Ferrara & Co. no son tan rápidos para compartirlas con sus lectores; por ejemplo:

El Papa es el Maestro y Pastor de toda la Iglesia, por consiguiente,  toda la Iglesia está obligada a escucharlo y seguirlo de tal manera que si él se equivoca, toda la Iglesia se equivocaría.

Ahora bien, nuestros adversarios responden que la Iglesia debe escucharlo mientras enseñe correctamente, porque Dios debe ser escuchado más que los hombres.

Por otro lado, ¿quién juzgará si el Papa ha enseñado correctamente o no? Porque no es propio de las ovejas juzgar si el pastor se extravía, ni siquiera, y especialmente, en aquellos asuntos que son verdaderamente dudosos. Tampoco las ovejas cristianas tienen ningún juez o maestro mayor a quien puedan recurrir. Como mostramos arriba, en la Iglesia cualquiera  puede apelar al Papa, pero sobre lo que él diga, no puede apelar a nadie por encima de él; por lo tanto, necesariamente toda la Iglesia se equivocará si el Pontífice se equivoca.

De Romano Pontifice , Libro IV, Capítulo 3, traducción de Grant.)

Desafortunadamente, hasta donde sabemos, esta cita nunca se ha incluido en la propaganda difundida por la Sociedad de San Pío X, The Remnant, Fatima CenterFamily Catholic NewsThe Ángelus o cualquier otra de las autodenominadas nodrizas doctrinales de la supuesta Santa Sede.

Los siguientes enlaces son recursos importantes adicionales sobre lo que enseñó San Roberto Belarmino y cómo contradice la posición de reconocer y resistir tan popular entre aquellos que serían católicos tradicionales, pero extrañamente selectivos en las enseñanzas tradicionales que aceptan:

Una vez más, San Roberto Bellarmino viene  en defensa del Sedevacantismo. La razón de esto es simplemente que el sedevacantismo no supone más que aplicar los principios católicos a los tiempos extraños en que vivimos. El hecho de que la Cátedra de San Pedro esté vacante es simplemente, en última instancia, una conclusión necesaria a la que debemos llegar, dados los hechos empíricos incontrovertibles sobre las reclamantes papales modernistas y la extraña iglesia nueva que surgió desde la muerte del papa Pío XII en 1958.

De Novus Ordo Watch

Categorías:ALL POSTS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s