ALL POSTS

TERREMOTO TEOLÓGICO EN VIRGINIA: EL P. RINGROSE ABANDONA LA POSICIÓN R&R


15ABCF51-C3EA-4E2C-B6E3-25026418B134

Cambio de posición por el Sedeprivacionismo …

Terremoto Teológico en Virginia Trad Chapel: Fr. Ronald Ringrose abandona la posición de Reconocer y Resistir

212F103A-64EB-4B24-ACDA-0E1F193A8FCF

Iglesia de San Atanasio en Viena, Virginia, establecida en 1968

Vayamos al grano: el p. Ronald Ringrose, pastor de la iglesia de San Atanasio en Viena, Virginia, ha repudiado públicamente su posición teológica de hace mucho tiempo, de reconocer  como papas válidos a los reclamantes papales desde el Vaticano II, pero resistiéndolos en su magisterio y su gobierno de la iglesia (comúnmente conocido como la posición de “reconocer y resistir”).

Al darse cuenta de que la pisición es claramente contraria a la enseñanza tradicional de la Iglesia Católica, el p. Ringrose comenzó a renegar de ella públicamente en tres de sus boletines parroquiales en enero de 2018. Los extractos se pueden descargase en un solo archivo aquí:

Sin embargo, junto con su rechazo a la posición de reconocer y resistir, el p. Ringrose también se opuso al Sedevacantismo, que él cree que también es erróneo. En su lugar, propone con cautela una tercera opción que parece muy similar, si no idéntica en todos sus matices y detalles, a lo que típicamente se llama “Sedeprivacionismo” (alternativamente, se lo conoce como la “teoría material-formal” o la “Tesis del “Cassiciacum”  “), que fue primeramente  enunciada por el teólogo dominico  Mons. Michel-Louis Guerard des Lauriers  y hoy es mantenido por Mons. Donald J. Sanborn en los Estados Unidos y por el padre. Francesco Ricossa en Italia, entre otros.

Antes de comentar sobre lo que el p. Ringrose dice, permítanos primero darle la palabra en su totalidad. Para comodidad de nuestros lectores, hemos combinado los textos en cuestión de los tres boletines separados en un todo, que dice lo siguiente:

La Cátedra de San Pedro en Roma (18 de enero) – Esta fiesta refuerza el papel único del Papa como vicario de Cristo, y que como pastor universal, no puede equivocarse cuando enseña sobre asuntos de fe y moral. Entonces, ¿cómo pueden los fieles católicos explicar que el Papa aparentemente ha errado desde el Vaticano II? Estos son algunos de los intentos que se han realizado a lo largo de los años. Algunos de ustedes veteranos sin duda los recordarán.

– Son los obispos liberales y no el Papa los responsables. 
– El Concilio  fue ambiguo y se dio de él una interpretación equivocada. 
– El verdadero Papa está cautivo y un sosias impostor cse ha hecho con su cargo. 
– El Papa no habló ex cathedra . 
– El Concilio fue solo un concilio pastoral. 
– En nuestros días parece que a veces puede suceder que el Papa enseña un error. Cuando lo haga, debemos continuar reconociendo su autoridad, pero mantenièndonos  firmes y resistiendo cualquier enseñanza errónea o mandatos malos que él pueda dar. 
– El Papa y los obispos han abrazado la apostasía de la nueva religión y han perdido sus cargos. Todas las sedes  [objspos y papa] están vacantes , incluida la del Papa, y hoy no tenemos jerarquía alguna.

Entendemos que por más evidentes que parezcan algunos de estos errores hoy en día, fueron las mejores respuestas disponibles en ese momento. Solo a tiempo y con mayor reflexión, se hizo evidente el error de estas respuestas. Consideremos hoy este último error, que muchos ahora llaman sedevacantismo (en latín significa “la sede está vacante”). El nombre popular para este error se toma prestado del término que se usa entre la muerte de un Papa y la elección de uno nuevo. Los buenos católicos, que creían en la idea de que todos las sedes  estaban vacantes, lo hicieron solo para ser fieles a la promesa de Cristo de que la religión que cualquier papa enseñara a la Iglesia Universal estaba  garantizada por su propia palabra y el poder del Espíritu Santo. Sin embargo, al defender esta única verdad de Cristo, involuntariamente cayeron en un error contrario a otra enseñanza de la Iglesia, que la Jerarquía es perpetua y que durará hasta el fin de los tiempos, y que Pedro tendrá sucesores perpetuos. ¡El Papa y la Jerarquía simplemente no pueden desaparecer! Por lo tanto, esta explicación debe ser rechazada por los católicos.

La Cátedra de San Pedro en Roma (continúa) – Esta fiesta refuerza la enseñanza católica de que Cristo le ha dado a Pedro y sus sucesores un papel único en la Iglesia como Pastor Universal. En este papel como maestro, Nuestro Señor ha prometido que quien escucha a Pedro a Él escucha. Reconociendo esta promesa, la Iglesia ha enseñado infaliblemente que Pedro y sus sucesores no pueden enseñar el error a la Iglesia Universal como Cristo. Así que Cristo garantiza que Pedro nunca enseñará el error y Pedro tiene la asistencia especial del Espíritu Santo para llevarlo a cabo.

La semana pasada consideramos el error del sedevacantismo, que sostiene que no hay papa, y que no hay jerarquía. Hoy consideremos otro error al que algunos se refieren como “Reconocer y Resistir”. En pocas palabras, R & R sostiene que a veces el Papa enseña errores o impone prácticas o leyes malas o dañinas. * Cuando lo hace, debemos reconocer su autoridad, pero resistir sus enseñanzas erróneas u órdenes malas. Los buenos católicos han caído equivocadamente en este error en su intento de proteger la enseñanza de la Iglesia de que el Papa debe tener sucesores perpetuos y que de alguna manera siempre debe haber una jerarquía. La posición de R & R no puede aceptarse porque ignora la clara enseñanza de la Iglesia de que el Papa no puede enseñar errores ni imponer malas prácticas o leyes perjudiciales en virtud de la garantía de Nuestro Señor y de la asistencia especial del Espíritu Santo. Si reconocemos la autoridad del Papa para enseñar y gobernar a la Iglesia en asuntos de fe y moral, no tenemos más remedio que aceptar y obedecer, porque no hacerlo sería dejar de asentir a Cristo mismo, por cuya autoridad y en Cuyo nombre el papa habla. Entonces la posición R & R no puede ser la respuesta, y al igual que el sedevacantismo, también debe ser rechazada.

(* Algunos han dicho que el Papa enseñó el error en el tiempo de San Atanasio, pero un examen más detallado de los hechos muestra que esto no es cierto).

Sede de San Pedro en Roma … conclusión) – Hemos estado considerando las últimas semanas esta fiesta, que refuerza la enseñanza de la Iglesia de que el oficio de la Sede de San Pedro (Pedro y sus sucesores, los papas) es indefectible , es decir, siempre está libre de errores y debe ser perpetua. Sus enseñanzas son el estándar y la regla de la fe, a pesar de la dignidad o indignidad del sucesor. A la luz de esto y de lo que hemos dicho antes, ¿qué debe hacer un católico fiel? ¿Unirse de nuevo  al Novus Ordo? ¡De ninguna manera! Es una religión falsa y hacerlo sería abandonar la fe católica.

Hemos considerado algunas respuestas a la pregunta: ¿Cómo es que los Papas del Novus  Ordo han intentado imponer a la Iglesia enseñanzas erróneas y leyes o prácticas perjudiciales o malvadas? Prestamos especial atención a dos de las explicaciones erróneas más ampliamente aceptadas: sedevacantismo y reconocer y resistir (R & R). A la luz de lo que se ha dicho, se evidencia lo siguiente:

– Contrario a la enseñanza de la Iglesia: el Papa puede enseñar el error a veces e imponer prácticas y leyes dañinas o perversas sobre la Iglesia Universal. 
– Contrario  a la enseñanza de la Iglesia: no hay jerarquía alguna. (Es de fide que la jerarquía debe ser perpetua.) 
– Contrario a la enseñanza de la Iglesia: podemos resistir la autoridad del Papa. 
– Dado que es obvio que los papas del Vaticano II han impuesto enseñanzas y prácticas contrarias a la Fe y la moral, debe concluirse que el poder de la enseñanza infalible e indefectible prometido a los sucesores de Pedro está ausente. 
– Se puede sostener que dado que los papas del Vaticano II poseen una elección legal y válida, tienen un cierto estatus legal como papas. 
– Se puede considerar que este estado legal es suficiente para mantener la sucesión de Pedro  y la perpetuidad de la jerarquía.

Parece, entonces, que el Oficio del Papa no está totalmente vacante, ni es completamente pleno. Los papas de nuevo orden poseen algún aspecto legal como papas, pero carecen de la autoridad para enseñar y gobernar en asuntos de fe y moral. Frente a esta situación, la respuesta adecuada de todos los fieles católicos es creer lo que los católicos siempre han creído y hacer lo que los católicos siempre han hecho. ¡No podemos equivocarnos haciendo eso!

(Padre Ronald Ringrose, Boletines de la Iglesia de San Atanasio del 14 de enero, 21 de enero, 28 de enero de 2018, letra negrita y cursivas).

Hasta aquí, el texto del P. Ringrose publicado en los tres boletines parroquiales de enero. En el más reciente, con fecha del 29 de abril de 2018, el pastor de la Iglesia de San Atanasio toca nuevamente el mismo tema y escribe:

Debemos como católicos creer las siguientes  verdades reveladas por Cristo y enseñadas como dogmas por la Iglesia:

1. Conocemos  las cosas que debemos creer de la Iglesia Católica  con el Papa y con los obispos, a través de los cuales Dios nos habla. (Catecismo de Baltimore # 3, q. 10, también, q. 157)

2. La Iglesia (papa y obispos) ciertamente nunca puede enseñarnos la falsedad porque el Espíritu Santo permanece con ella para siempre. (BC # 3, 445)

3. Infalibilidad significa que la Iglesia (papa y obispos) no puede equivocarse cuando enseñan cosas de  fe y moral. (BC # 3, q.526)

Todo esto está muy bien resumido en un video de Youtube titulado, “El arzobispo Lefebvre habla con franqueza sobre el Papa” [ accesible AQUÍ]. Es una conferencia grabada del Arzobispo en la que afirma claramente que es imposible para un Papa imponer prácticas de herejía y cisas malas  en la Iglesia y que quien lo haga ciertamente no puede ser Papa. Busque estas preguntas en el Catecismo de Baltimore y escuche las propias palabras del Arzobispo.

(Padre Ronald Ringrose, Boletín de la Iglesia de San Atanasio del 29 de abril de 2018; cursiva dada;  vea la imagen escaneada aquí ).

Hay que aceptar que las verdades que el p. Ringrose resume aquí son básicas para la Fe Católica y que están contenidos en el Catecismo de Baltimore , la herramienta catequística fundamental utilizada en los Estados Unidos en el siglo XX para educar a los jóvenes en la Fe Católica (se llama “Catecismo de Baltimore” porque era encargado por los tres consejos plenarios nacionales celebrados en Baltimore, Maryland  en la segunda mitad del siglo XIX). Los tradicionalistas de “reconocer y resistir” están contradiciendo las enseñanzas de la Iglesia en un nivel tan elemental que incluso los jóvenes correctamente  catequizados pueden ver que la posición es incorrecta.

15ABCF51-C3EA-4E2C-B6E3-25026418B134

 

Algunos antecedentes

Originalmente “ordenado” para la Arquidiócesis de Baltimore en el inválido rito del Novus Ordo, el p. Ringrose fue ordenado sacerdote de forma condicional por el arzobispo Marcel Lefebvre en 1982. Desde entonces, ha estado en la Iglesia de San Atanasio.

Aunque el p. Ringrose ya había expresado públicamente su rechazo a la posición de reconocer y resistir antes, fue a principios de este año cuando eliminó  el nombre de Francisco de sus oraciones litúrgicas (como en las oraciones intercesoras del Viernes Santo y en el himno Exsultet del Santo Sábado) y dejó de pedir en las oraciones semanales  habituales por las intenciones del Soberano Pontífice. También descartó los objetos y hojas de su parroquia que tenían el nombre de Francisco en ellos.

Una pregunta que debe hacerse es: ¿Dejó todo esto el padre? Juan Carlos Ortiz , que es al ayudante de Ringrose rn su trabajo , pero que siempre ha sido claro al condenar el Sedevacantismo y el Sedeprivacionismo público y dogmático? El P. Ortiz siempre ha dicho que cualquier no se puede asistir a cualquier Misa que excluya pública y dogmáticamente el nombre de Francisco del Canon porque es cismática. ¿Va a dejar la iglesia de San Atanasio para ser consecuente, o ha cambiado su posición alineąndose con la del pastor? ¿O padece disonancia cognitiva, diciendo  una cosa mientras hace otra?

Curiosamente, el p. Ringrose se une en su repudio a la posición de reconocer y resistir a otros ex sacerdotes de la resistencia: el p. Pierre Roy, Fr. Olivier Rioult, p. Nicolas Pinaud, e incluso el Padre. Francois Chazal han modificado recientemente su posición teológica pir lo que ahora sostienen que reconocer-y-resistir es doctrinalmente erróneo y que los “papas” del Vaticano II no poseen la autoridad docente infalible e indefectible del Vicario de Cristo.

Por otro lado, el ex obispo de SSPX, Richard Williamson, un hombre que defiende la posición de reconocer y resistir ad absurdum , todavía sigue tratando de defender lo indefendible, como muestra una publicación reciente en el blog del Dr. Peter Chojnowski . Queda por ver cómo reacciona a las recientes deserciones de su campo de investigación y desarrollo en favor de un cuasi sedevacantismo.

Comentario valorativo al p. Ringrose

Al proceder ahora a comentar sobre lo que el P. Ringrose ha escrito en sus boletines, antes  debemos señalar que, obviamente, él solo proporciona un esbozo de las diferentes posiciones y de la suya propia, y que no tiene sentido escribir un tratado teológico. En otras palabras, no debemos buscar matices donde obviamente él no ha pretendido  matizar.

En general, felicitamos al padre. Ringrose por abandonar la falsa teología de reconocer y resistir y declarar públicamente que es contraria a la fe católica. Cambiar la postura de uno frente a tanta oposición, y en contra de lo que se admite en la  posición muy popular y cómoda del mejor de los dos mundos, no es fácil. Además, se necesita humildad, coraje e integridad personal para abandonar una posición que se ha mantenido durante varias décadas. ¡Felicidades  a ti y que Dios te bendiga, P.. Ringrose!

Con respecto al Sedevacantismo, el p. Ringrose dice que cree que niega la perpetuidad de la jerarquía y en particular la sucesión perpetua de los Papas . Sin comprometernos ahora en una discusión completa de los asuntos involucrados en esta controversia, debemos reiterar claramente que obviamente ninguna posición puede ser sostenida por un católico si es contraria a la fe o si implica la negación de una doctrina que debe mantenerse bajo pena de pecado mortal. Si la posición sedevacantista hiciera eso, entonces no podría ser abrazada, naturalmente.

Pero aquí debemos distinguir estrictamente entre lo que se afirma directamente  y lo que simplemente  parece ser su consecuencia , pero que de hecho no se sigue  necesariamente . Podemos y debemos dejar ciertas cosas en la penumbra, ya que aparentemente a Dios le place   mantenernoslas escondidas, tal vez en castigo de nuestros pecados (ver Mt. 11:25); pero en ningún momento se nos permite desviarnos de lo que la Iglesia ha enseñado, incluso si esto significa que no podemos unir todas las piezas del rompecabezas reconociendo que no tenemos todas las respuestas. Dios no espera que sepamos todas las cosas, pero sí espera que nosotros creamos su Verdad: “… no seas incrédulo, sino creyente” (Jn 20, 27).

La Iglesia ciertamente enseña que debe existir hasta el final de los tiempos, y que permanecerá sin cambios en su constitución esencial:

… [E] l cuerpo místico de Cristo es la verdadera Iglesia, solo porque sus partes visibles extraen vida y poder de los dones sobrenaturales y de otras cosas de las que brota su propia naturaleza y esencia. Pero dado que la Iglesia es tal por voluntad y constitución divinas, debe permanecer uniformemente hasta el fin de los tiempos. Si no fuera así, no se habría fundado como perpetua, y el final establecido antes habría estado limitado a cierto lugar y cierto período de tiempo; ambos son contrarios a la verdad. La unión en consecuencia de elementos visibles e invisibles porque armonizan con el orden natural y por la voluntad de Dios pertenece a la esencia misma de la Iglesia, ellas deben permanecer necesariamente mientras la Iglesia misma perdure.

… Pero la misión de Cristo es salvar lo que había perecido, es decir, no algunas naciones o pueblos, sino toda la raza humana, sin distinción de tiempo o lugar. “Vino el Hijo del hombre para que el mundo sea salvo por él” (Juan iii., 17). “Porque no hay otro nombre bajo el cielo dado a los hombres por el cual debemos ser salvos” (Hechos 4: 12). La Iglesia, por lo tanto, está obligada a comunicarse sin restricción a todos los hombres, y a transmitir a través de todas las edades, la salvación efectuada por Jesucristo y las bendiciones que fluyen de allí. Por lo tanto, por la voluntad de su Fundador, es necesario que esta Iglesia sea una en todas las tierras y en todo momento.

(Papa León XIII, Encíclica Satis Cognitum , nn. 3,5)

“El Pastor Eterno y Obispo de nuestras almas” [1 Ped. 2:25], para hacer que la obra salvadora de la redención sea perenne, dispuesta a construir una Iglesia santa, en la cual, como en la casa del Dios viviente, todos los fieles puedan estar unidos por el vínculo de una sola fe y caridad. Por lo tanto, antes de que se manifestara su gloria, “le pidió al Padre, no sólo por los Apóstoles, sino también por los que creerían mediante su palabra en Él, para que todos fueran uno, así como el Hijo mismo y el Padre son uno”. [Juan 17:20 f.]. Así, pues, cuando envió a los apóstoles, a quienes había escogido del mundo para Sí mismo, como él mismo había sido enviado por el Padre [Juan 20:21], así en su Iglesia deseó que los pastores y los doctores existieran  ” incluso para la consumación del mundo “[Matt. 28:20]. Pero, para que el episcopado podría ser uno e indiviso, y que toda la multitud de fieles a través de sacerdotes estrechamente relacionados entre sí pudieran  preservarse en la unidad de fe y comunión, colocó al bienaventurado Pedro sobre los otros apóstoles que Él estableció en él el principio perpetuo y el fundamento visible de ambas unidades, sobre cuya fuerza se erigiría el templo eterno, y la sublimidad de la Iglesia para elevarse al cielo podría elevarse en la firmeza de esta fe. Y, para que las puertas del infierno derrocaran  a la Iglesia, si esto fuera posible, surgió  de todos lados un odio cada vez mayor contra su fundamento divinamente establecido, creemos que es necesario para la protección, la seguridad y el aumento del rebaño católico , con la aprobación del Concilio, que se exponga la doctrina sobre la institución, la perpetuidad y la naturaleza de la Sagrada Primacía Apostólica, en la cual consiste la fuerza y la solidaridad de toda la Iglesia, para ser creída y sostenida por todos los fieles, según a la fe antigua y continua de la Iglesia universal, y para proscribir y condenar los errores contrarios, tan pernicioso para el rebaño del Señor.

(Primer Concilio Vaticano, Constitución dogmática Pastor Aeternus , prólogo, Denz. 1821 )

Aquí solo podemos hablar de Novus Ordo Watch, pero debemos hacer esto: cuando decimos que la Cátedra de San Pedro está vacante, nos referimos principalmente a que el hombre que reclama ese puesto (actualmente Jorge Bergoglio, también conocido como Francisco ) no es de hecho, Papa , y que, por lo que sabemos , no hay un Papa legítimo que reine actualmente. Por supuesto, no se excluye absolutamente la posibilidad de que haya un  verdadero Papa, de hecho reinante; pero si lo hay, no sabemos quién es y no hemos visto evidencia empírica de su existencia concreta. Por lo tanto, al menos en lo que concierne a Novus Ordo Watch, no insistimos absolutamente en que no hay Papa, solo que los Modernistas en el Vaticano que reclaman el puesto definitivamente no son ocupantes válidos y que no podemos señalar a nadie que sea un válido ocupante. Esto último puede ser el resultado de nuestras propias limitaciones, sin duda; pero el punto es que queremos evitar decir que hay un Papa reinando cuando no tenemos respuesta a la siguiente pregunta lógica: “¿Quién es él?”

Del mismo modo, cuando insistimos en que los apóstatas modernistas que afirman ser la jerarquía católica romana en realidad no lo son porque no pueden serlo , no insistimos en que no haya absolutamente ninguna jerarquía. Tal idea no es defendible frente a la enseñanza católica citada anteriormente, y el Papa Pío IX explícitamente rechazó como blasfema la idea de que la Iglesia puede perecer. Condenando a los llamados Viejos Católicos que repudiaron la definición de infalibilidad papal del Concilio Vaticano, el Papa escribió en 1873: “Por lo tanto, niegan también la indefectibilidad de la Iglesia y declaran blasfemamente que ha perecido en todo el mundo y que su Cabeza visible y los obispos se han equivocado “( Encíclica Etsi Multa , 22).

No puede ser, y no es, una cuestión de que la Iglesia perezca . La Iglesia Católica es indestructible e indefectible. Ella durará hasta el final de los tiempos, o, en todo caso, mientras haya seres humanos, porque ella es el Arca de la Salvación para ellos. ¡Dios mismo lo garantiza! Sin embargo, qué significa exactamente esto con respecto a la jerarquía es una pregunta separada. Por ejemplo, ¿es necesario que al menos la sede papal  esté siempre realmente ocupada o solo requiere que la Iglesia sea en todo momento capaz de tendr su sede eocupada en  con sus cargos jerárquicos? Si es esto último, ¿en qué consiste exactamente esta capacidad? Etc.

Estas son preguntas importantes que merecen una respuesta. En la medida en que puede haber un debate legítimo sobre los detalles, no vamos a tomar una posición firme en cualquier sentido. En cualquier caso, es evidente que esto requiere un trabajo teológico muy competente, muy matizado y muy cuidadoso, y debemos resistir la tentación de pensar que podemos responder fácil y rápidamente a todas estas preguntas hojeando el  Denzinger . En su fenomenal trabajo sobre eclesiología, el teólogo jesuita p. Joachim Salaverri presenta y discute en profundidad la enseñanza de la Iglesia sobre la perpetuidad de la jerarquía de la Iglesia (véase nn. 286-329). Afortunadamente, este trabajo ahora está disponible en inglés, como  Sacrae Theologiae Summa IB: Sobre la Iglesia de Cristo , traducido por el Padre. Kenneth Baker (original en latín publicado por BAC, 1955, inglés publicado por Keep the Faith, 2015).

Debemos creer firmemente que la Iglesia no puede perecer, así como tampoco puede desviar a las almas . Por lo tanto, el P. Ringrose tiene toda la razón al rechazar cualquier noción según la cual la Iglesia ha dejado de existir o ha desertado. La explicación teológica precisa que puede reconciliar todos los hechos empíricos con todas las enseñanzas católicas sin duda habría sido una tarea muy desafiante incluso para los teólogos más grandes de la Iglesia antes del Vaticano II, no lo olvidemos, pero esta consideración, por supuesto, no nos permite desviarnos de la Fe.

La belleza del don de la fe es que podemos afirmar nuestra creencia en el dogma incluso si no lo entendemos por completo o no podemos reconciliarlo por completo con ciertas cosas que parecen ser el caso. La verdad de lo que Dios ha revelado es absolutamente cierta, y la Revelación divina, al menos en la medida en que ha sido propuesta por la Iglesia, exige todo nuestro asentimiento. Sin embargo, cuando faltan claridad en la enseñanza, claridad de los hechos empíricos o simplemente en nuestra propia comprensión, al menos podemos expresar nuestra adhesión leal condicionalmente a los siguientes puntos:

  • Si  (¡tenga en cuenta la condición!) debemos creer que siempre habrá al menos un hombre que sea parte de la jerarquía católica y posea  jurisdicción ordinaria, entonces ciertamente lo hacemos , incluso si no sabemos quién o dónde están estas personas.
  • Si se nos exige sostener que la Iglesia puede restaurarse a sí misma a su gloria anterior, incluso sin intervención divina, entonces lo hacemos sin cuestionar nada  , aunque no tenemos una respuesta clara sobre cómo se debe lograr esto.
  • Cualquier cosa que Dios requiera de nosotros para creer, la creemos firmemente , de acuerdo con el Acto de fe : “… creo en estas y todas las verdades que la santa Iglesia Católica enseña, porque Tú las has revelado, porque no puedes engañarte ni ser engañado. “

Es una gran tentación para nosotros, los humanos, negarnos a aceptar algo hasta que su verdad nos haya sido demostrada racionalmente. No podemos hacer eso con la Revelación divina porque no es así como funciona la Fe. Por el contrario, el Catecismo Romano emitido después del Concilio de Trento enseña: “La fe, por lo tanto, debe excluir no solo todas las dudas, sino todo deseo de prueba” ( Artículo I ). La virtud de la fe, sin la cual nunca veremos a Dios (ver Heb 11: 6), nos dispone con la ayuda de la gracia divina a aceptar lo que Dios ha revelado porque aquel que no puede mentir y no puede equivocarse, lo ha revelado , y no otra razon. Tenemos una garantía divina de que lo que Dios ha revelado nunca puede entrar en conflicto con la razón, aunque puede superarla infinitamente Porque el autor de la Fe también es el autor de la razón, por lo tanto, cualquier contradicción entre los dos es completamente imposible.

La fe genuina da como resultado bendiciones incalculables. Como Cristo el Señor nos dijo: “Bienaventurados los que no vieron, y han creído” (Jn 20:29; ver Mt 24:24). Dios tiene el derecho estricto de exigirnos una fe sincera, no una pseudo-fe que solo mantenemos mientras podamos tener un sentido racional de todo: “Porque andamos por fe, y no por visión” (2 Cor 5). : 7). Y así nuestro Señor nos dice hoy, como lo hizo una vez a Jairo, el gobernante de la sinagoga: “No temas, solo cree” (Mc 5:36).

Tal vez ( ¡quizás! ) la mejor respuesta teológica dada para nuestro estado actual de cosas sea , de hecho, el Sedeprivacionismo. En esencia, esta compleja teoría sostiene que aunque los “Papas” después de Pío XII no son verdaderos Papas, ellos sin embargo poseen una elección válida para el pontificado romano, y, por esta razón, automáticamente se  convertirían en  Papa si debieran renunciar a sus herejías y convertirse al catolicismo .Son, en cierto sentido, el “Papa electo”, válidamente  elegido  y  designado  para ser Papa, pero incapaz de ser realmente   Papa debido a un obstáculo que han puesto en el camino (la falta de intención objetiva de promover el bien de la Iglesia). ) Esta tesis, que a menudo es malentendida y, por lo tanto, rápidamente descartada por personas que tienen poca comprensión de lo que realmente se afirma, descansa sobre bases teológicas y filosóficas considerables.

Una de las claras ventajas del Sedeprivacionismo es que puede explicar convincentemente cómo es que un cónclave legítimo (como sin duda el celebrado en 1958 fue y probablemente también el de 1963) podría producir un “Papa” que no es realmente Papa; y, lo que es más importante, puede responder cómo la sucesión papal interrumpida puede reanudarse una vez más, porque salva limpia y claramente el poder de la Iglesia para producir su propia cabeza visible.

Para aquellos interesados en entender el Sedeprivationismo en mayor profundidad, aquí hay algunos enlaces que lo explican:

Como la posición ahora defendida por el P. Ringrose es similar al Sedeprivacionismo, Mons. . Sanborn ha acogido con satisfacción este desarrollo:

Un paso en la dirección correcta. Se nos dice con buena autoridad que, en la Capilla de San Atanasio en Viena, Virginia, el sacerdote a cargo allí, el Padre. Ringrose, publicó un aviso en el tablón de anuncios que reconocer y resistir es contrario a las enseñanzas de la Iglesia y debe ser rechazado, y que la silla de Pedro no puede estar completamente vacante, pero es cierto que los “papas” Novus Ordo no poseen la autoridad de Pedro y sus sucesores.

El P. Ringrose, ex sacerdote de la Arquidiócesis de Baltimore, fue ordenado condicionalmente por el Arzobispo Lefebvre en 1982. Desde entonces, ha estado diciendo la misa en el área de Washington DC. Naturalmente, me alegra ver avances  en su posición con respecto a la nueva religión y a la jerarquía modernista.

(Bp. Donald J. Sanborn, Boletín del Seminario de la Santísima Trinidad para marzo de 2018 , letra negrita y cursiva).

En Novus Ordo Watch, tomamos una posición muy clara en contra de la Secta Novus Ordo y sus falsos pastores, porque sabemos por fe que no son legítimos, de lo contrario las promesas de Cristo serían nulas , y esto es imposible. Sin embargo, con respecto a las cosas que son disputadas legítimamente entre los sedevacantistas, generalmente no tomamos una posición firme de una manera u otra. Y esto incluye la pregunta de si el sedeprivacionismo es una mejor alternativa a lo que a veces se denomina la posición sedevacantista “totalista”.

Que esto no debe amenazar la unidad católica se muestra, por ejemplo, por el hecho de que el p. Anthony Cekada, quien toma una posición totalista, enseña teología en El seminario de Mons. Sanborn , que se adhiere al sedeprivacionismo y argumenta en uno de sus ensayos que, en su opinión, el totalismo “priva a la Iglesia de los medios para elegir un sucesor legítimo de San Pedro [y] finalmente destruye su apostolicidad” ( “Explicación de la tesis” del Obispo Guerard des Lauriers “ , p.8).

Que cada parte dé las pruevas  de su posición; Que cada parte demuestre que puede explicar mejor la situación en la Iglesia Católica después de la muerte del Papa Pío XII sin contradecir la enseñanza de la Iglesia. No necesitamos haberlo descifrado todo; muchas veces a través de dicho debate se obtiene claridad y se descubren nuevos conocimientos.

En estos tiempos extremadamente difíciles, nunca debemos olvidar el orar . La oración es la llave del Cielo, y si no vamos al Cielo, entonces toda nuestra Fe habrá sido en vano: “Y si tuviera profecía y conociera todos los misterios, y todo el conocimiento, y si tuviera todo la fe, para poder quitar los montes y no tener caridad, no soy nada “(1 Cor 13: 2).

La actitud que siempre debemos mantener en estos tiempos oscuros la resume bien San Agustín: “En ciertas cosas, unidad; en cosas dudosas, libertad; en todas las cosas, caridad “.

Este artículo continuará en una publicación separada que se publicará en los próximos días.

 

1 reply »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.