ALL POSTS

EL INMIGRACIONISMO DE BERGOGLIO ES UNA HEREJÍA. LO DEL “CARD. “ OSORO ES SÓLO SIMPLE ADULACIÓN AL JEFE.


La obsesión migrante

EL INMIGRACIONISMO ES UNA HEREJÍA, DICE SUPER EX. EL “CARD.” MARTINI LA HA ENSEÑADO AL PAPA BERGOGLIO.
 

 
Queridos amigos y enemigos de Stilum Curiae, hoy Super Ex realmente escribe cosas para pensar y meditar, y para debatir. Porque su artículo trata sobre lo que parece, si es que no lo es,  un misterio, una rareza: a saber, la obsesión migrante del Pontífice reinante; y dada la cantidad y la repetitividad de las intervenciones, realmente creo que se puede usar en este punto, por lo menos en un tono lúdico, el término obsesión. Lea Super Ex con cuidado.

La inmigración de Bergoglio es una herejía que ya había sido propagada por Carlo Maria Martini. Esta es  la tesis. Veamos el desarrollo.

Por Mario Tossati
¿Por qué es una herejía? Porque no se basa, como podría creerse a primera vista, en la ignorancia absoluta de los hechos. No es simple ignorancia y superficialidad crasa.
¿Podemos realmente creer que Bergoglio no sabe qué hay tras  la inmigración de hoy? ¡Imposible! Los obispos africanos lo han denunciado a menudo, invitando a los niños de África a no ser engañados, a no salir de su país, dejar a su familia, sus raíces, para ir a una ‘Europa secularizada, donde se encontrarán como  marginados, explotados, a merced de una cultura materialista y nihilista que los reducirá a autómatas “celularizados” noche y día.
Realmente,  es imposible que Bergoglio no sepa que los menores migrantes terminan  en gran parte, víctimas de la explotación sexual, en porcentaje de 7 u 8 sobre 10. ¿No sabe que el tráfico de carne humana genera ganancias astronómicas para otros traficantes africanos y occidentales , por lo que es impulsado por innumerables intereses de las diversas mafias. Las cuales mucho  antes que  “Roma” como Raffaele Cutolo (fundador de la Nueva Camorra Organizada), comprendieron el potencial presente penal en la migración incontrolada.

No puedo pensar que Bergoglio no ha entendido que una buena parte de los inmigrantes terminan, después de pasar por el tráfico de drogas, en las prisiones de Occidente, después de dejar solas a sus mujeres y niños en África (¿es que no está claro que la mayoría de aquéllos que huyen, es decir, hombres jóvenes y fuertes, abandonan a la miseria y a  la desesperación a sus mujeres, a los niños, y a los ancianos que quedan ?).
No, Bergoglio lo sabe todo, como también sus amigos, George Soros y Emma Bonino, que son todo menos  ingenuos e incautos. Sin embargo él no quiere escuchar esto, incluso cuando las quejas provienen del poder judicial (véase el comunicado de la Fiscalía de Catania Carmelo Zuccaro).
¿Entonces qué? Pues que la herejía abrazada por Bergoglio es una especie de utopía comunista: sueña con una hermandad universal, multicolor, en la que ya no haya fronteras, culturas, raíces, religiones diferentes …
El primer dogma de esta utopía es el ecumenismo absoluto: todos los dioses son iguales, y Cristo no es en absoluto “el Camino, la Verdad y la Vida”; el segundo es el optimismo de Rousseau: no hay pecado original, los hombres son todos naturalmente buenos, y el pecado está en los que primero colocaron una “valla” cercando sus propiedades (“recinto” es la palabra usada por el protocomunista Rousseau; Bergoglio diría “muro”).
Recordemos a Marx. Quería construir el mundo perfecto, en el que ya no existieran  las clases sociales, la propiedad privada, la policía, las galeras, las llaves, las puertas … El cielo en la tierra.
Se llama utopía, y toda utopía se basa precisamente en la idea de que Dios no nos salva del mal,  sino son los hombres los que nos salvan de él. El mundo de Bergoglio no es el de los cuentos de hadas, como podría parecer, en el que todo se alcanza con  una varita mágica (que en este caso es la palabra “bienvenidos”); no, es el de la utopía: el mundo multiétnico, multicolor, multireligioso, sin muros , sin puertas, llaves, o pecados … es el sueño de un hombre que, como es evidente en muchos otros aspectos, no tiene una visión trascendente de la existencia sino inmanente .
Pasemos al segundo punto: el jesuita Martini como maestro de Bergoglio (independientemente del juicio negativo que el ex arzobispo de Milán dio del cardenal argentino, al que consideraba culturalmente demasiado grosero y de un carácter poco confiable).
Martini era  un abanderado del diálogo ecuménico llevado al exceso, es decir, hasta la indiferencia moral y religiosa, en particular respecto del diálogo con el Islam (aunque en ciertas circunstancias también había entendido los peligros de éste ). También era el ideólogo de un empeño  “interracial, intercultural e interreligioso”, lo que le lleva a alabar la inmigración en sí misma y a la esperanza de una “sociedad multi-cultural y multi-integrada” ( “Avvenire”, 10 de febrero de 1990).
¿Cómo? A través de gestos de diversos tipos (como lo es el lavado de los pies el Jueves Santo a los extranjeros, que Bergoglio repite constantemente), como la petición del carnet de “derechos de los migrantes”, alabando la apertura de todas las fronteras, y la escucha del componente utópico-marxista o la invitación a suprimir las mismas prisiones, con la consigna de vencer el mal, la culpa, el pecado ¡por medio del diálogo! (Entrevista con la revista “durante una hora”, al cuidado de las brigadas rojas de la prisión “San Vittore”, “futuro”, 2 de marzo de 1988).
Si tuviéramos que leer a lo largo de varios años noticias católicas encontraríamos los mismos actores tales como: Cáritas hoy coreando la ley Martelli y el Turco-Napolitano, y las apelaciones al Manifiesto Comunista para una “sociedad multicultural y multirreligiosa”.
Entonces se hace evidente que no hay una verdadera urgencia para los inmigrantes, sino solo un sueño, una ideología de la inmigración. Esa misma ideología que hoy actúa como un caballo de Troya para conseguir tanto la destrucción de Occidente como la de África.
Marco Tosatti

Visto en Acta Apostaticae Sedis

C0ECD323-16AA-42FB-9672-07200A17DF65

El Arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, ha vuelto a repetir el mensaje del Papa para que acojamos sin reservas -y sin limitación, al parecer- los inmigrantes que nos llegan de África.

El Cardenal Carlos Osoro, Arzobispo de Madrid, se ha reunido con el presidente regional Ángel Garrido y la alcaldesa de Madrid Manuela Carmena en el Centro Cultural Conde Duque, con motivo de una conferencia en la que la edil ha anunciado que el próximo mes se empezarán a repartir las “tarjetas de vecindad”, que servirá para que los inmigrantes sin documentación accedan a servicios municipales como alquileres de vivienda o cursos de empleo remunerados.

Su Eminencia ha aprovechado, asimismo, la ocasión para recordar los “cuatro verbos” que el Papa quiere aplicar a las políticas de inmigración: “Acoger, proteger, promover e integrar a los inmigrantes”. El tercero es el más alarmante.

Foto y textos vistos en Infovaticana.

3 replies »

  1. Esta doctrina de la inmigración no es mas que el plan Kalergi de la judeo masonería: mezclar la raza negra con la blanca para hacer una Europa de mulatos al estilo norte americano, o sea, destruir la raza blanca según la Agenda del Nuevo Orden Mundial. El jefe de la judeo masonería internacional, SOROS, lo subvenciona todo, mientras que el FALSO PROFETA de Apocalipsis-19, Bergoglio, lo justifica según la doctrina del Concilio Vaticano segundo. Cada cual que entienda, si es que tiene entendimiento.

    Me gusta

  2. Y el desgraciado (sin gracia alguna) de Bergoglio guarda ominoso silencio ante la retención de niños enjaulados por el gobierno estadounidense ???

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.