ALL POSTS

FRANCISCO EN EL CONSEJO MUNDIAL DE LAS IGLESIAS


El jazz habitual …

Francisco en el Consejo Mundial de Iglesias:
análisis y comentario

8567C795-2303-4235-B405-F3B5FC2B08A5

Foto: Magnus Aronson / WCC

Hay que reconocer que lo hacen bien.  Aunque siempre dicen esencialmente las mismas cosas, de alguna manera los modernistas siempre logran encontrar nuevas palabras de moda para los titulares.

Tal fue el caso nuevamente hoy, 21 de junio, cuando Jorge Bergoglio (“Papa Francisco”) viajó a Ginebra, Suiza, para participar en las celebraciones del 70 ° aniversario del Concilio Ecuménico Mundial de Iglesias  (CMI). Si Francisco tenía un eslogan hoy, era “nueva primavera ecuménica”. Más sobre eso más adelante.

Los tres eventos principales del viaje de Francisco consistieron en un servicio ecuménico de oración, una reunión ecuménica y el servicio de culto Novus Ordo (“Santa Misa”) al final del día. El programa completo lanzado por el Vaticano se puede acceder aquí:

Numerosas fotos de las diferentes actividades fueron publicadas por el Vaticano y por el Consejo Mundial de Iglesias:

Tal vez la fotografía más reveladora de todo el evento es la que se muestra a continuación, que muestra a Francisco admirando el “crucifijo” de lo más horrendo y blasfemo que le habían regalado (haga clic en las fotos para agrandar):

C783B640-0355-4A09-97E2-AD809D766A21

Fotos: CMI

AC9194D0-A379-4042-ACC8-6C2D659C0564

Francisco puede agregar esta abominable pieza de basura a su cada vez mayor colección de “arte” blasfemo y retorcido, que ya incluye un crucifijo de martillo y hoz comunista , un crucifijo ocultista , un monstruo y muchas otras cosas feas .

Algunas personas piensan que un crucifijo repugnante no es objetable porque la Crucifixión de Nuestro Señor era fea en realidad. Sin embargo, la Iglesia no admite esta línea de razonamiento: “El 11 de septiembre de 1670, un decreto del Santo Oficio prohibía la fabricación de crucifijos” en una forma tan grosera e ingenua, en una actitud tan indecente, con rasgos tan distorsionados por el dolor ya que provocan disgusto en lugar de atención piadosa ‘”( fuente ). La gente necesita entender que la razón por la que tenemos crucifijos hoy no es para describir la Crucifixión tal como se veía cuando ocurrió, sino para recordar el amor de Dios por los pecadores cuando se entregó en propiciación por nuestros pecados, a fin de provocar actos de Fe, esperanza y caridad de las almas.

Antes de echar un vistazo a la sabiduría infinita con la que Francisco agració a sus oyentes hoy, primero revisemos algunas otras cosas que de otro modo podrían quedar eclipsadas.

El primer reclamante del cargo papal  en visitar la sede del Consejo Mundial de Iglesias en Ginebra fue el antipapa Pablo VI, el 10 de junio de 1969 . La posición tradicional católica con respecto al CMI y el ecumenismo / unidad religiosa en general se puede encontrar aquí:

Resulta que la visita de Francisco  a Ginebra es tan costosa que la diócesis local , a la que el Vaticano ha pedido que compense los costos, que  podría tener que declararse en quiebra como resultado. El costo total del viaje se estima en $ 2,200,000, e incluso después de las donaciones prometidas, la diócesis de Lausana, Ginebra y Friburgo perderá aproximadamente $ 1,000,000, según un informe de Swiss Info . Francisco dice que quiere una “iglesia pobre para los pobres” . Esta es seguramente una forma de hacerlo, aunque no está claro qué beneficios obtendrían los pobres de una iglesia igualmente pobre.

El primer discurso que hoy pronunció Francisco en el CMI  fue un discurso en la sesión de oración interreligiosa:

Muchas palabras y poco significado; esa es una buena forma de resumir el contenido. Siguiendo el lema del evento del CMI (“Caminar, orar y trabajar juntos”), Francisco formuló sus propios puntos de diálogo y luego trató de volver a leerlos en un pasaje de las Escrituras que se había recitado anteriormente. Habló primero sobre “caminar” y más tarde sobre “en el Espíritu”. Sus reflexiones contenían afirmaciones completamente infundadas como “solo en compañía hacemos un buen progreso” (¿cómo es eso ?, ¿quién lo dice?) Y el mantra habitual sobre “constante conversión “y” renovación de nuestra forma de pensar “, sea lo que fuere que eso signifique (pregunte a diez ecumenistas y obtendrá once respuestas diferentes).

La cháchara interminable de Francisco como lo de  ‘siguiendo el ejemplo del Espíritu’ es meramente humo,ya que las personas a quienes se dirigía Francisco, ni siquiera pueden ponerse de acuerdo sobre quién es el Espíritu Santo  (por ejemplo, los ortodoxos orientales proclaman que  el Espíritu Santo procede de solamente.del Padre pero no del Hijo, lo cual  es una herejía). Pero entonces, ¿qué más va a decir Bergoglio? Todo el programa ecuménico es un montón de palabras y muchas actividades que no tienen un objetivo claro. Sí, todos quieren la “unidad” de alguna manera, pero ninguno de ellos, y mucho menos el Club de Francisco del Vaticano, desea la conversión de cualquier persona al catolicismo, que es la única unidad religiosa que está de acuerdo con la voluntad de Jesucristo (ver Papa Pío XI, Encíclica Mortalium Animos ).

En enero de 2017, el principal ecumenista del Vaticano, el “Cardenal” Kurt Koch, admitió públicamente que las diferentes partes involucradas en el diálogo ecuménico ni siquiera pueden ponerse de acuerdo sobre el tema :

Estas personas “son ciegas y guías de ciegos”. Y si los ciegos guían a los ciegos, ambos caerán en el hoyo “(Mt 15:14). Han traído tanta ruina a las almas que realmente clama  al cielo pidiendo venganza.

Luego, Francisco dijo algo que sabía que iba a generar titulares:

Se podría objetar que caminar de esta manera es operar con pérdidas, ya que no protege adecuadamente los intereses de las comunidades individuales, a menudo estrechamente vinculadas con la identidad étnica o divididas a lo largo de las líneas partidistas , ya sean “conservadoras” o “progresistas”. Eligen pertenecer a Jesús antes de pertenecer a Apolos o Cefas (véase 1 Cor 1:12); pertenecer a Cristo antes de ser “judío o griego” (véase Gal 3:28); pertenecer al Señor antes de identificarse con la derecha o la izquierda; para elegir, en nombre del Evangelio, a nuestro hermano o a nuestra hermana antes que a nosotros mismos … A los ojos del mundo, esto a menudo significa operar a pérdidas. ¡No tengamos miedo de operar a pérdida! El ecumenismo es “una gran empresa que opera con pérdidas”. Pero la pérdida es evangélica, reflejando las palabras de Jesús: “Quien quiera salvar su vida la perderá, y quien pierda su vida por mí la salvará” (Lc 9, 24).

(Antipape Francisco,  discurso en la Oración Ecuménica del Consejo Mundial de Iglesias , Vaticano.va , 21 de junio de 2018)

Esto puede sonar bien en la superficie, pero obviamente promueve la herejía del indiferentismo e implica que las sectas protestantes son parte del Cuerpo de Cristo, que las diferencias entre católicos y no católicos bautizados no son esencialmente cuestiones de herejía vs. verdad revelada y cisma vs. unidad sino simplemente disputas políticas y egoístas. Las referencias a las cartas de San Pablo a los Corintios y los Gálatas son engañosas, ya que en ambos casos el Apóstol se dirigía a los católicos . Francisco está comparando las disputas entre los católicos con las disputas entre católicos y herejes, lo que demuestra que él no cree en la religión católica en absoluto. No es que no lo supiéramos ya.

Para aquellos que desconozcan lo que la verdadera Iglesia Católica enseña sobre el tema, echen un vistazo a estas hermosas y excepcionalmente claras palabras de un verdadero Papa de hace 150 años:

Ahora bien, cualquiera que examine y reflexione cuidadosamente sobre la condición de las diversas sociedades religiosas, dividido entre sí, y separadas  de la Iglesia Católica, que, desde los días de nuestro Señor Jesucristo y sus Apóstoles, no ha dejado de ejercer, por sus pastores legítimos, y todavía continúa ejerciendo , el poder divino prometido a ella por el mismo Señor; no puede dejar de convencerse a sí mismo de que ninguna de estas sociedades por sí misma, ni todas juntas, pueden de ninguna manera constituir y ser esa única Iglesia Católica que Cristo nuestro Señor edificó , estableció y deseó que siempre  permaneciera ; y que no se puede decir de ninguna manera que sean ramas o partes de esa Iglesia, ya que están visiblemente aislados de la unidad católica . Porque, mientras que tales sociedades carecen de esa autoridad viviente establecida por Dios, que especialmente enseña a los hombres lo que es de Fe, y cuál es la regla de la moral, los dirige y guía en todas las cosas que pertenecen a la salvación eterna, continuamente se han mostrado variados en sus doctrinas, y este cambio y variación está sucediendo incesantemente entre ellos. Todos deben entender perfectamente, y ver clara  y evidentemente, que tal estado de cosas se opone directamente a la naturaleza de la Iglesia instituida por nuestro Señor Jesucristo ; porque en esa Iglesia la verdad siempre debe mantenerse firme y siempre inaccesible a todo cambio, como un depósito dado a esa Iglesia para ser guardado en su integridad, para la tutela de la cual se ha prometido a la Iglesia la presencia y ayuda del Espíritu Santo para siempre. Nadie, además, puede ignorar que a partir de estas discordantes doctrinas y opiniones han surgido cismas sociales, y que estos han dado nacimiento a sectas y comunidades sin número, que se extienden continuamente, con creciente injuria de la sociedad cristiana y civil.

(Papa Pío IX, Carta Apostólica Iam Vos Omnes ; subrayado agregado)

El ecumenismo de hecho está funcionando a pérdida, pero no es una pérdida evangélica, como Francisco tan blasfemamente afirma, es una pérdida de la fe y, por lo tanto, una pérdida de almas.

Después de resoplar más humo , Francisco procedió a declarar que los herejes deben evangelizar junto con los católicos: “Incluso ahora podemos caminar en el Espíritu: podemos orar, evangelizar y servir juntos. ¡Esto es posible y es agradable a Dios! “Sabemos que” evangelizar “significa la proclamación de las Buenas Nuevas, el Evangelio. Pero, ¿qué evangelio cree Francisco y cuál los herejes y qué evangelio deberían proclamar juntos? ¿El verdadero evangelio del catolicismo? Los herejes no harán eso. ¿O los falsos evangelios de la ortodoxia, el luteranismo, el metodismo, el presbiterianismo, el carismátismo, el jansenismo, etc.? Los católicos no pueden hacer eso. Entonces, ¿qué significa “evangelizar juntos”?

Después siguieron más frases vacías: “Caminar, orar y trabajar juntos: este es el gran camino que estamos llamados a seguir hoy”. Oh, eso es interesante. Si ese es el llamado para “hoy”, ¿qué han estado haciendo exactamente los últimos 70 años? Y, precisamente, ¿porqué debería agradar a Dios tanto, algo como el  caminar, orar o trabajar con esa lesbiana a favor del aborto que está sentada a mi lado?

Es cierto, como dice Francisco  a continuación, que la división entre aquellos que profesan ser seguidores de Cristo es contraria a su voluntad. Eso es seguro. Sin embargo, es igualmente contrario a Su Voluntad buscar algún tipo de unidad que no sea la que Él ha establecido para Su Iglesia. Como dice el Acta de Consagración de la Raza Humana del Papa Pío XI al Sagrado Corazón de Jesús : “Sé Rey de aquellos que son engañados por opiniones erróneas, o a quienes la discordia los mantiene apartados, para que vuelvan al puerto de la verdad y a la unidad de fe, para que haya un solo rebaño y un solo Pastor “.

En otras palabras, solo hay un rebaño verdadero y un verdadero Pastor, y aquellos que son engañados por la herejía y / o el cisma no son parte de ese rebaño  (por lo tanto, son parte de otro rebaño falso y siguen a otro, el falso pastor ); y la forma de remediar esta situación es que regresen al “puerto de la verdad y la unidad de la fe”. Esta es la verdadera enseñanza católica, que demuestra lo falso y engañoso que es para Francisco promover el Sagrado Corazón , cuando enseña constantemente doctrinas contrarias a ese Sagrado Corazón.

El video de las actividades, incluido el primer discurso de Francisco , está integrado aquí:

El siguiente gran discurso que pronunció Francis fue su discurso en la reunión ecuménica, y fue un disparate. Nuevamente tendremos una mirada crítica sobre algunos extractos.

El antipapa jesuita dijo:

Si estamos aquí hoy, también es gracias a todos los que nos precedieron, eligiendo el camino del perdón y no escatimando esfuerzos para responder a la voluntad del Señor “para que todos sean uno” (Jn 17, 21) … El Consejo Mundial de Iglesias nació al servicio del movimiento ecuménico, que a su vez se originó en un poderoso llamamiento a la misión: ¿cómo pueden los cristianos proclamar el Evangelio si están divididos entre ellos? Esta apremiante preocupación todavía guía nuestro viaje y se basa en la oración del Señor de que todos sean uno, “para que el mundo crea” (Jn 17:21).

Esta línea de razonamiento es textualmente lo que fue condenado por el Papa Pío XI en 1928:

¿No está bien, a menudo repiten, de hecho, incluso es un deber, que todos los que invocan el nombre de Cristo deben abstenerse de reproches mutuos y por fin deben unirse en la caridad mutua? ¿Quién se atrevería a decir que amara  a Cristo, a menos que trabajara con todas sus fuerzas para llevar a cabo los deseos de Él, que le pidió a su Padre que sus discípulos pudieran ser “uno” [Jn 17:21]? Y no fue el mismo Cristo por quien sus discípulos deberían ser marcados y distinguidos de los demás por esta característica, es decir, que se amasen unos a otros: “En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si se aman los unos por los otros”. [Jn 13:35]? Todos los cristianos, añaden, deben ser  “uno”: porque entonces serían mucho más poderosos para expulsar la plaga de la irreligión, que como una serpiente se arrastra cada día más y se extiende más ampliamente, y se prepara para quitar su fuerza al Evangelio. Estas y otras cosas son las que la clase de hombres conocidos como pancristianos continuamente repiten y amplifican; y estos hombres, lejos de ser muy pocos y dispersos, han aumentado hasta llegar a las dimensiones de una clase entera, y se han agrupado en sociedades ampliamente extendidas, la mayoría de las cuales son dirigidas por no católicos, que están imbuidos de doctrinas variadas concernientes a las cosas de la fe Este compromiso se promueve tan activamente  en muchos lugares para ganarse la adhesión de una gran cantidad de ciudadanos, e incluso se apodera de las mentes de muchos católicos y los alienta con la esperanza de lograr una unión que sería agradable. a los deseos de la Santa Madre Iglesia, que no tiene nada más en el fondo que recordar a sus hijos descarriados y llevarlos de vuelta a su seno. Pero en realidad, debajo de estas palabras seductoras y adulaciones descansa un error muy grave, por el cual los fundamentos de la fe católica son completamente destruidos.

(Papa Pío XI, Encíclica Mortalium Animos , n. 4)

Pío XI luego explica cómo este pensamiento ecuménico contradice los fundamentos mismos del catolicismo, y los lectores que no lo hayan hecho antes deben leer la encíclica del Papa en su totalidad. A diferencia del engaño modernista de los antipapas del Vaticano II, las encíclicas papales reales son una alegría cuando se leen y muy educativas y edificantes.

Por supuesto, Francisco también obsesivo¡a-compulsivamente regurgitó el mantra Novus Ordo del ecumenismo como si fuera  “irrevocable”: “Gracias al Espíritu Santo, quien inspira y guía el viaje del ecumenismo, la dirección ha cambiado y un camino tanto antiguo como nuevo ha sido irrevocablemente trazado …. ” por qué el compromiso con el ecumenismo debería ser irrevocable cuando precisamente ellos han revocado  1.900 años de doctrina y práctica antiecumenista, nunca se explica. Como es típico del programa ecuménico, cosas como esta simplemente se afirman, nunca se prueban o explican.

Luego, Francisco claramente repite una vez más que la variopinta banda de herejes reunida ante él  y a su alrededor es parte de la Iglesia de nuestro Señor Jesucristo, un absurdo abominable: “Frente a la recurrente tentación de adaptarlo a las formas mundanas de pensar, debemos recordar constantemente que la Iglesia de Cristo crece por atracción. “Esto lo dice en el contexto del llamado a los no católicos dirigido  a lograr un esfuerzo misionero común, como si las sectas heréticas tuvieran una misión de Dios.

Luego, finalmente, llegó la típica cita de la primavera ecuménica: “Estoy convencido de que un mayor impulso misionero nos llevará a una mayor unidad. Al igual que en los primeros días, la predicación marcará la primavera de la Iglesia, al igual que la evangelización marcará el florecimiento de una nueva primavera ecuménica “.

Nuevamente tenemos que preguntar qué evangelio cree Francisco que los católicos pueden predicar al unísono con los herejes y cismáticos de todo tipo. Sea lo que sea, definitivamente no puede ser el  verdadero Evangelio de nuestro Señor Jesucristo, porque “el que se rebela, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios” (2 Jn 9); y, “Pero aunque nosotros, o un ángel del cielo, os anunciemos un evangelio distinto del que os hemos predicado, sea anatema” (Gal 1: 8-9).

Si a Francisco fue el primero a quien se le ocurrió el término “nueva primavera ecuménica”, es cosa dudoso¡a. Hace algunas semanas, el pastor de una secta protestante en Alemania ya había usado casi exactamente la misma frase en una entrevista con el “Padre” Antonio Spadaro: “Para mí, parece que hemos llegado a una nueva primavera con el Papa Francisco y su iniciativas “( ” Papa Francisco en el Consejo Mundial de Iglesias: Una entrevista con el pastor Martin Robra “ , La Civiltà Cattolica , 31 de mayo de 2018). Por cierto, la última “nueva primavera” que salió del Vaticano no funcionó demasiado bien, que sea solamente dicho .

En cualquier caso, Francisco procedió a hablar nuevamente sobre el lema del evento: caminar, rezar y trabajar juntos. En cuanto a la caminata, sugirió “un movimiento doble: a dentro y afuera”. Siguió diciendo : ” A dentro, para  moverse constantemente hacia el centro, para reconocer que somos ramas injertadas en la única vid que es Jesús (cf. . Jn 15: 1-8) “- como si luteranos, calvinistas, anglicanos, evangélicos, etc. fueran injertados en Jesucristo. Continuó: ” Afuera , hacia las muchas periferias existenciales del mundo de hoy, para unirnos en traer la gracia sanadora del Evangelio a nuestros hermanos y hermanas que sufren”. Simplemente no hay “gracia sanadora del Evangelio” aparte de la verdad Evangelio de la Iglesia Católica, y por lo tanto no es posible un testimonio ecuménico común. Por lo visto son detalles menores

Luego, Francisco elevó la apuesta sobre el uso de metáforas diciendo algunas cosas estupendas que seguramente generarán titulares: “La oración es el oxígeno del ecumenismo. Sin oración, la comunión se vuelve sofocante y no progresa, porque evitamos que el viento del Espíritu nos impulse hacia adelante “. Sin duda, hay mucho humo en las palabras de Francisco, y seguramente proceden de algún tipo de espíritu.

Por último, era un hecho que volvería a aparecer su herejía favorita, su legendario “ecumenismo de sangre”: “Y que nunca olvidemos que nuestro viaje ecuménico va precedido y acompañado por un ecumenismo ya realizado, el ecumenismo de la sangre, lo cual nos insta a seguir adelante “. No hay necesidad de repetir todos los argumentos en contra de esta herejía aquí. Los lectores interesados ​​pueden consultar nuestra importante publicación sobre el tema de hace años:

El video de las actividades, incluido el segundo discurso de Francis, está integrado aquí:

Hasta aquí los dos discursos principales de Francisco. El tercero fue una homilía en la “Misa”, y fue increíblemente aburrida . Se centró en tres palabras de moda que Francisco escogió del Evangelio del día: “Padre, pan, perdón”. Puedes leerlo aquí , pero no habrá comentarios. El video a continuación:

En general, los eventos del día fueron predecibles: se hablaron muchas palabras, pero se dijo muy poco; al menos muy poco que tuviera un significado claro y concreto, y aún menos que tuviera un significado católico . En cambio, abundaron  la herejía, el error y la blasfemia. Y eso es lo que le costó a la diócesis de Lausana, Ginebra y Friburgo la friolera de $ 2.2 millones.

Felicitaciones.

1 reply »

  1. ¿ Que los “ecumenistas” a quienes se dirige “Pancho el chanclas” ni siquiera pueden estar de acuerdo con los mismos secuaces de Pancho en la precisión “advocativa” cuando usan el término oral “el espíritu” ? Pero hombres !, claro que están de acuerdo; y claro que invocan a su amo y señor; ¿ no es ya suficientemente explícito que la “liturgia posconciliar” entró en la mismísima frecuencia del gnosticismo ? ¿ No es ya patente que eliminaron las advocaciones a la Santísima Trinidad para suplirlas con “alabanza y poder al espíritu principal” ? Ese el espíritu que invoca Francisco el chanclas. Ese es el espíritu que alimenta todo el ecumenismo sincretista demoniaco. El espíritu regente. El mismo del que advirtió Nuestro Salvador y Señor, sin el que no hay acceso al Padre: “el regente de este mundo les tiene engañados”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.