ALL POSTS

JESUCRISTO SALVACIÓN DE TODOS, TÍTULO DE UN LIBRO DE LADARIA


[Hace justo un año que Ladaria fue nombrado Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe. Con ese motivo publicamos entonces esta entrada sobre las ideas “universalistas” (salvación para todos) del desde entonces Prefecto de la más importante Congregación Romana. Quizás muchos se sorprenderán de la trayectoria teológica de este pronto “Cardenal” “conservador”]

“Jesucristo, Salvación  de todos” es el título de un libro con  varios artículos que recoge Luis Francisco Ladaria Ferrer, todos ellos especulando sobre la Salvación que nos ofrece Jesucristo. Es decir indaga sobre el número, o la totalidad, de los que al final de su vida se salvarán e irán al Cielo a dar gloria a la Santísima Humanidad de Nuestro Señor Jesucristo por cuyo sacrificio en la Cruz hemos conseguido la Salvación. Pero ¿cuál es la respuesta que da Ladaria, actual Prefecto de la Congregación  para la Fe? ¿ Se mostrará en su respuesta un conservador? ¿O más bién un “moderado conservador” como suele ser calificado en estos días en que ha saltado la noticia de su nombramiento como Prefecto de la CDF? ¿O no tan moderado ni tan conservador?

Dejo la respuesta a la librería Amazon que presenta así, en un breve texto, el libro que pone a la venta. Después de la reprodución de la propaganda del libro traigo un breve texto de un sitio web, Mahound’s Paradise , que inscribe a Ladaria entre los teólogos “Universalistas” y en el que he visto el anuncio de Amazon.  [Salvacion para todos o como dijo el “papa” Francisco ” Allí, en el cielo, nos encontraremos todos, todos, todos , ¿No estará aquí la clave de su nombramiento?]

A continuación el  texto citado:

Francisco nombra a un Universalista – Todos los hombres serán salvados – Sucede a Müller como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe

D573483C-10D2-4040-91AC-7471227B2441


Para poner las cosas en sus términos, por simple sentido común, todo el mundo sabe que la Iglesia católica y la más amplia iglesia tradicional cristiana, han enseñado siempre que hay un cielo y hay un infierno…La enseñanza cristiana y católica ha sido clara al decir que a la muerte, algunos hombres van a ir al cielo, donde van a vivir con Dios para siempre, y algunos hombres van a ir al infierno, ídonde van a vivir para siempre con Satanás y otros condenados. Esta enseñanza está fundamentada  firmemente en las palabras de nuestro Señor en la Biblia. Ábrala por cualquier sitio en el que se mencione el infierno, y encontrará a Jesús afirmando lo mismo,  siempre en términos fuertes. Incluso en la época de los Padres de la Iglesia, hubo quienes rechazaron esta enseñanza. Ellos más tarde fueron llamados universalistas, o sea, los que creen que la salvación es universal – todos los hombres irán al cielo. El Universalismo siempre fue considerado una herejía en la Iglesia cristiana, y lo fue “oficialmente” en la Iglesia católica. 

El siglo XX y XXI ha visto aumentar el sentimiento universalista dentro de la Iglesia Católica. Pero, como la Iglesia Católica tiene un organismo reconocido para la defensa de la Doctrina, y un catecismo oficial de las enseñanzas, aquella  tendencia con pretensiones universalistas no ha llegado a ser respaldada plena y explícitamente. Así que, para usar el lenguaje de uno de los portavoces más conocidos del universalismo contemporánea, el obispo auxiliar de Los Ángeles, Robert Barron, reproducido en los argumentos de algunos teólogos católicos heterodoxos del siglo XX, si bien puede haber infierno, eso no quiere decir que alguien esté realmente en él. O para usar una conocida formulación, tenemos buenas razones para esperar que todos se salvarán. Desde el punto de vista de la lógica, puede que tengan razón. Pero también se podría decir desde el punto de vista de la lógica, que o bien los Evangelios registraron erróneamente las palabras de nuestro Señor, o bien nuestro Señor era un mentiroso. En nuestros días, Francisco ha nombrado a un nuevo jefe de la Congregación para la Doctrina de la Fe – el organismo católico encargado de la defensa de la doctrina católica y del magisterio – sustituyendo al cardenal Gerhard Müller, que se había convertido en una especie de enemigo en sus intentos de defender (aunque, a menudo tibiamente) la doctrina católica de la depredación de Bergoglio. El nuevo jefe de la CDF es un arzobispo jesuita de nombre Luis Ladaria Ferrer. Ladaria es universalista. No voy a entrar en una prolija discusión analítica sobre  la posición expresada públicamente por Ladaria, pero básicamente sigue los pronunciamientos más conocidos de Barron – hay un infierno, pero es posible, es probable, que tengamos buenas razones para esperar que nadie realmente esté en él. Los  puntos de vista de LADARIA fueron presentados en el libro titulado, Cristo Jesús, salvación de todos . He aquí algunos extractos relevantes. Estos  incluyen pasajes que el propio Ladaria eligió para leer en público, ya está disponible (por supuesto) en YouTube :

La influencia salvadora de Jesús y su Espíritu no tiene límites: la mediación de Cristo es universal. La salvación en Cristo es posible para toda la humanidad, y está en el horizonte de la reflexión teológica. Puede haber esperanza de que esta salvación, de hecho, llegue a todos. La salvación misma se convertiría en algo desnaturalizado si hubiera certeza absoluta de ella y si se pierde de vista la posibilidad de la condenación [p. 12].

Esta universalidad incluye más de lo que excluye, entre otras razones, porque la única mediación de Cristo no puede separarse de la voluntad de Dios de la salvación universal (1 Timoteo 2: 3-5) [p. 96].

Todos estamos llamados a situarnos dentro del cuerpo de la Iglesia [Católica], que no llegará a su plenitud hasta que toda la raza humana y el universo entero hayan sido completamente renovados. La fe cristiana comienza con la premisa de la unidad de la humanidad en su conjunto, debido a sus orígenes en Adán, y sobre todo, debido a su destino en Cristo. Es inconcebible que la salvación, tal como se presenta en el Nuevo Testamento, sea sólo para los cristianos y no para los que no conocen a Cristo [p. 117].

También podemos añadir la convicción de los primeros cristianos de que el infierno es algo que Dios no lo quiso, ni fue creado por Dios. El mantenimiento de la posibilidad [el énfasis es mío] de la condenación eterna es la única garantía de la verdad y de la realidad de la salvación que se nos ofrece, que es, nada menos,  el amor de Dios [pp es. 130-131].

Jesús incluye a todos y no excluye a nadie, y todos nosotros hemos recibido su plenitud (cfr. Jn 1,16). La universalidad de la salvación y la unidad de la mediación de Cristo se apoyan mutuamente [p. 144].

Sin embargo, Él al morir, nos dio la vida, la vida de su Resurrección. Incluso aquellos que no lo conocen están llamados a esta vocación divina, es decir, a la filiación perfecta en y a través de Cristo. Cristianos y no cristianos alcanzan este objetivo en virtud del don del Espíritu que nos asocia con el ministerio pascual de Cristo, incluso a través de diversos caminos conocidos sólo por Dios [p. 148-149].

Una vez más, obviamente, Ladaria no llega a decir, “Soy un universalista herético. Todo el mundo va al cielo.” Pero el significado es claro. Y, por supuesto, nunca se podría decir que por sus  afirmaciones, Ladaria sea un hereje o incluso heterodoxo en lo más mínimo. Más bien, simplemente describe más profundamente la creciente comprensión de la doctrina.
 
O algo así.
 
Y como siempre pasa con estas cosas, gran parte de lo que dice es sin lugar a dudas ortodoxo. Sí, Dios nos llama a todos a Él. y  Él quiere que todos se salven. Jesús murió para que todos nosotros pudiéramos salvarnos. ¿Es esto una negación del infierno? De ninguna manera, pero no sabemos si alguien está en él. Tal vez (si atendemos a la lógica) nadie está en él. ¿No podemos esperar que éste  sea el caso? Y así sucesivamente…y así sucesivamente.
 
Bueno, de acuerdo a lo que dijo Jesús, tal como està registrado, es una cuestión de hecho: había gente en el infierno, la hay ahora, y sin duda habrá en el futuro muchos más.
 
Ningún católico razonable puede negar  que eso no es exactamente un pensamiento reconfortante. Pero hay muchas cosas que Jesús dijo que no son precisamente reconfortantes. Èl  fue enviado por Dios Nuestro Padre a enseñarnos – con palabras suaves a veces y también con palabras duras, pero siempre verdaderas, y siempre con la mente puesta en nuestro bien – no adaptándose a nuestra forma de ser sentimental.
 
Esto es lo que Cristo dijo: confiad en Mí y venid a Mí, (como la Iglesia fundada por Él ha dicho desde sus comienzos) a través de la Iglesia que Yo he fundado y os salvaréis.  Yo os salvaré si me lo pedís sinceramente y  viviréis para siempre  conmigo en el cielo.
 
Para mí, eso es lo más reconfortante en el mundo.
 
La versión universalista es una falsedad. Es anticristiana, anti-católica e inevitablemente dará lugar a que muchas almas se separen definitivamente de Dios y sean condenadas para siempre. Es una gran mentira.
 
Y el actual ocupante del trono de San Pedro,  la está difundiendo,  

A continuación un extracto del sitio

 

10 replies »

  1. Ya habían empezado con el franc-masón Juan XXIII, sus maestres , sus demonios, y sus visiones del averno, es su iglesia ramera, la secta de Nostra aetate, y es su religión mundial de los anticristos y del discipiulado de lucifer-satana..

    La Nueva Religión Mundial, que a perdición iran. Apocalipsis de san Juan XVII y XVIII.

    (El texto de este folleto está adaptado de dos libros de Alice A. Bailey – La Reaparición de Cristo (anticristo masonico) y La Exteriorización de la Jerarquía, publicados por la Compañía Editora Lucis Publishing de Nueva York y Lucis Press Limited de Londres).

    https://www.lucistrust.org/es/world_goodwill/key_concepts/the_new_world_religion1

    Gracias a la Iglesia fiel al Señor, a su Madre María santisima, y a sus justos y santos.

    Le gusta a 1 persona

  2. Cito: Es inconcebible que la salvación, tal como se presenta en el Nuevo Testamento, sea sólo para los cristianos y no para los que no conocen a Cristo…

    Es inconcebible para los que no creen en el Evangelio la Palabra de Dios dice claramente: Marcos 16:15Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura. 16El que crea y sea bautizado será salvo; pero el que no crea será condenado.

    Cito: También podemos añadir la convicción de los primeros cristianos de que el infierno es algo que Dios no lo quiso, ni fue creado por Dios.

    Mateo dice lo contrario.

    Mateo 25:41 Entonces dirá también a los de su izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno que HA SIDO PREPARADO PARA EL DIABLO Y SUS ÁNGELES.

    cito: Él al morir, nos dio la vida, la vida de su Resurrección. Incluso aquellos que no lo conocen están llamados a esta vocación divina, es decir, A LA FILIACIÓN PERFECTA en y a través de Cristo. Cristianos Y NO CRISTIANOS ALCANZAN ESTE OBJETIVO EN VIRTUD DEL DON DEL ESPÍRITU que nos asocia con el ministerio pascual de Cristo, incluso a través de diversos caminos conocidos sólo por Dios

    Juan 1;10 Él estaba en el mundo; por Él, el mundo había sido hecho, y el mundo no lo conoció. 11 Él vino a lo suyo, y los suyos no lo recibieron. 12 Pero A LOS QUE LE RECIBIERON, LES DIO EL PODER LLEGAR A SER HIJOS DE DIOS; A LOS QUE CREEN EN SU NOMBRE. 13 Los cuales no han nacido de la sangre, ni del deseo de la carne, ni de voluntad de varón, sino de Dios

    Cuál sería entonces la razón de bautizar, si supuestamente todos reciben la filiación divina sin creer y bautizarse?

    “Por el Bautismo somos liberados del pecado y REGENERADOS COMO HIJOS DE DIOS, llegamos a ser MIEMBROS DE CRISTO y somos incorporados a la Iglesia y hechos partícipes de su misión”,
    En el Bautismo recibimos como un regalo de Dios las tres virtudes teologales: FE, ESPERANZA Y CARIDAD También se reciben los dones del Espíritu Santo.

    “El Bautismo imprime en el cristiano un sello espiritual indeleble (character) de su pertenencia a Cristo. Este sello no es borrado por ningún pecado, aunque el pecado impida al Bautismo dar frutos de salvación (cf DS 1609-1619). Dado una vez por todas, el Bautismo no puede ser reiterado” (CCI 1272).

    Todo está tergiversado, Cristo Murió por todos, pero no todos se salvarán, no solo tenemos que creer, nos tenemos que esforzar.

    Mateo 7:13Entrad por la puerta estrecha, porque ancha es la puerta y amplia es la senda que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella. 14 Porque estrecha es la puerta y angosta la senda que lleva a la vida, y POCOS SON LOS QUE LA HALLAN.

    Le gusta a 1 persona

  3. Adri: si el Señor hubiese creado el infierno sería parte de la creación, o el génesis. y no fue creado por Dios, y lo que afirma es: preparado, no creado. y es cierto los padres y teólogos siempre lo afirmaron que ni el infierno, ni el pecado, fue creación del Señor. como también otros explicaron que todos nacemos, con la marca de la bestia, y se quita con el Bautismo, pero no es todo, hay mandamientos que cumplir, y hay un nacer de nuevo, diferentes parábolas que les fue explicando el Señor y que los verdaderos sacerdotes y santos, predicaron siempre. porque hace dos mil años, era diferente de entender, y nada del Señor, es secreto. Las ovejas tenemos nuestro Pastor, y lo seguimos siempre. Los cabritos serían los que eligen al otro, y son del otro. Por eso es que hay un salvador, y el único, que da vida eterna. Se creen los dioses los elegidos ellos no necesitan a Dios y hay otras creencias de las logias, que son absurdos e inventos.
    La religión mundial propone la salvacion universal, es una bestia, que no puede hacer nuevos testamentos, porque ese invento, o dogma de la salvación universal, lo hicieron demonios. y lo firmó Pablo VI.el mayor responsable es la cabeza,. esos dogmas nuevaeristas, salieron del vaticano II.
    Lucifer-satana, algunos dicen que son diferentes, pero ambas son entidades del averno, recien supo de su eterna condenacion, cuando vino el Señor, tal vez sea la respuesta al por qué, la desesperación de imponer de un gobierno mundial. y un culto mundial, es la perfida ramera de Babilonia y van a perdición. Y el Señor es muy claro en Apocalipsis de san Juan, cada uno o cualquiera. Lo que indica responsabilidad de cada persona. sea varón o sea mujer, sea nación, lengua,o tribu. Y predicarlo, es bendición, y es una orden, de la Iglesia, y desde el concilio de Toledo. creo del año: 300. de la era domini. Por eso tiene condena maxima a quienes lo adulteren como hicieron. justamente tocaron, entre otros, este versiculo: “las naciones que sean salvas”. el Señor no dijo todas las naciones, serían salvas, La astucia, de los lobos, es manifiesta, siempre, .y ese señor se llamó, Carlo Martini, arzobispo de Milan Por tal razón, en este tiempo, podemos conocer, sus nombres, .de los tantos que cometieron graves pecados, contra la Palabra de Dios, que es la sancta Escritura. y el Apocalipsis de san Juan.

    Me gusta

  4. Todo lo suyo es el compendio de herejías. Solo que en un principio parecían en cierta forma más “disimulados”. De ese disimulo participaban también muchos neocones y tradis que hoy se dan por “sorprendidos” ante Bergoglio.

    Igualmente, nada adelantaremos con reconocer una y otra vez la sórdida apostasía, que va tomando cada día un color peor de corrupción e inmoralidad. Sí advertir a otras personas por si Dios les da la Gracia de huir a tiempo de allí. Pero lo que hay que hacer a mi entender es dejar de lado las diferencias y reunirse para terminar con la situación de Sede Vacante. No puede ser perpetua esa situación, y nadie que yo sepa ha tenido una visión sobrenatural como para decantarse en favor de la espera de la Parusía, por ejemplo. Tampoco hay alguna base para suponer que en la inminencia del fin de los tiempos haya que mantenerse en una situación de acefalía de la Santa Iglesia Católica.

    Me gusta

  5. la salvación universal o apocatástasis está en el meollo del ecumenismo y es su idea nutricia y sustentadora, evidentemente con ella no hay que tener miedo a la justicia de Dios y el pecado tiene vía libre sin cortapisas, incluso el de vivir sin Dios y sin su Iglesia (que es lo mismo), qué duda cabe que al diablo mucho le interesa extenderla y que todos crean en ella, es la falsa y engañosa misericordia de que blasonan los bergolianos, y ciertamente que Cristo es el salvador de todos y el único salvador, pero sólo en el sentido de que no hay otro y de que para todos está disponible, pero dar por hecha la salvación de todos por creer literal y estrictamente, al modo protestante, que ya Él pagó por todos con valor infinito, es sacar de quicio las enseñanzas bíblicas donde tal cosa puede, en efecto, encontrarse, como en el cap. 53 del profeta Isaías, escándalo de los judíos, o en diversos lugares de San Pablo, o el bien explícito de San Pedro “pagó por nuestros pecados” (1 Pe. 3,18), o el mismo Jesús lo dice, claro, que vino a dar “su vida en rescate por muchos” (Mt. 20,28), donde la ‘generosidad’ de esta falsa Iglesia conciliar ha llegado a la enormidad sacrílega de cambiar la Biblia para hacerla decir “por todos” y que no disuene de sus modernas ‘eucaristías’ (que ya el valiente gaucho ha venido a corregir un tanto), o como se expresaba un cura de ese tenor, creo que en esa Radio María, y también malinterpretando otro lugar bíblico: “Dios quiere que todos los hombres se salven, y raro será que no se salga con la suya”, claro, si es que, como también dice el Señor, para Dios nada hay imposible (Mt. 19,26), así que interpretado mocosuena, todo cuadra, pero esto es vivir en un grave y peligrosísimo error (se comprende que la Iglesia tuviera siempre buen cuidado de que la Biblia no fuera manejada alegremente por cualquiera), es despreciar el camino estrecho que conduce al cielo y es ignorar que precisamente la muerte de Cristo, esa trampa y piedra de tropiezo para tantos, a los que destruirá ya les dé o den contra ella (Mt. 21,44), es la última y suprema oportunidad y ejemplo que nos da Dios de que si a tanto llegó para que le hagamos caso, qué no podremos esperar si no lo hacemos, “si esto hacen en el leño verde, ¿qué se hará en el seco?” (Lu. 23,31), Él es el último enviado del dueño de la viña (Mr. 12,1-11), su propio hijo, pero al que también, como a los anteriores (los profetas), mataron los viñadores y despreciaron su ley, ¿y qué hará el Señor con los que así obran? dígalo si tiene valor y puede ese mequetrefe de Ladaria, que no sé si hará conscientemente, como su jefe Bergoglio en la ONU, ese signo de los tres 6 que pintan por ahí los amigos del amigo y padre de la apocatástasis, claro que nunca falta quien piensa que “por supuesto, nunca se podrá decir que por sus afirmaciones, Ladaria sea un hereje o incluso heterodoxo en lo más mínimo”, manga ancha la de Moimunan, ¿no sabe que hay pecados de omisión y aquello de que el que calla otorga?¿no afirmar el infierno no es tanto como negarlo? el claro sabor herético de ese individuo, que es incluso peor que una herejía concreta y aislada que pudiera achacársele porque es algo que le impregna y domina todo (apóstatas que son, al cabo) ¿no basta para llamarle hereje?¿no basta que le patrocine y avale y se junte con Bergoglio, el archihereje de Roma?¿le parece a Moimunan católico y ortodoxo la mentira descarada, como es afirmar alegremente y sin matizar eso que generaliza y no prueba de “la convicción de los primeros cristianos de que el infierno es algo que Dios no lo quiso”?¿dónde están y quienes son esos “primeros cristianos”? tan vaporosos, falsos e irreales como aquellos que quisieron imitar con su pérfido ‘movimiento litúrgico’, no hace falta ir a los primeros cristianos para saber que eso es así siempre que no se interprete sesgada y maliciosamente, pues Dios no quiere la muerte del hombre sino que se convierta y viva (Ez. 18,23), pero si no se convierte y si no le obedece, aunque Dios no lo quiera, de cierto que morirá y se condenará, si Dios no lo quiere pero lo permite, porque así lo ha establecido, ¿cuál es la diferencia? el efecto es el mismo, ¿cuál es la causa de la condena, el delito o la ley que condena el delito? ambas cosas, evidentemente, pero no cabe decir que el legislador que ha creado o instituido la ley y el castigo asociado, no tenga nada que ver, y al fin callarse el que tiene obligación de predicarlo, “¡ay de mí si no evangelizare!” (1 Ct. 9,16), que Dios tiene una ley que hay que cumplir o atenerse a las consecuencias, y es lo que hace Ladaria y los que son como él, ¿le parece a Moimunan perfectamente católico y ortodoxo? quizá por no meterse en arcanos y dibujos este moderno jesuita, asco y vergüenza de San Ignacio, en vez de hablar del ‘misterio pascual’, que suena a cosa oscura y no a la abierta, querida y luminosa salvación universal, prefiere decir “el ministerio pascual de Cristo”, lo que ayuda a reirse un par de letras, ni se sabe, ja ja

    Me gusta

  6. no nos vengas con modernistas eufemismos, María, crear, hacer, preparar, ¿cuál es la diferencia? dices que Dios no creó el infierno porque no está en el Génesis, ¿entonces insinúas que el infierno no existe o que hay otro Creador por ahí? tampoco las almas que crea cada día están en el Génesis, y bueno, está la Serpiente, que según tú y los curas y “padres y teólogos siempre lo afirmaron”, de los que lo habrás aprendido, o de los testigos de Jehová, será su autor, ahora bien, nadie se crea ni prepara un lugar si no es para estar a gusto en él, luego según tú el infierno será un sitio ameno y confortable, al menos para los demonios, además los Evangelios bien claro dicen ‘preparado para’, no ‘preparado por’, ni tendría sentido que fueran, como dice Jesús, arrojados allá por los ángeles de Dios los condenados si quisieran irse voluntaria y gustosamente a ese lugar de su retiro lejos de las molestas imposiciones de Dios, y escucha, por ejemplo, el sermón de este cura en los últimos coletazos preconciliares, donde dice claramente que el infierno lo hizo Dios: “oid, radioyentes, y un sermón que voy a enfocar de una manera especial, como lo hace San Ignacio (…) (5.49): ¿quién ha venido de allí a decir que hay infierno? (…) lo ha dicho el que lo ha hecho” (predicación del Padre Eduardo Rodríguez en España, 1963, El infierno), ciertamente Dios no hizo el pecado y la muerte, pero las consecuencias de alejarse de Dios, en quien sólo está la vida y el consuelo, y el que El se quede lejos y sin querer ya acercarse, sí lo quiere y lo hace Él, evidentemente, si el infierno es ante todo la ausencia de Dios, algo tendrá que ver Dios, ¿no te parece? pero si ese cura se te antoja un don nadie para contradecir tu opinión, oye el sermón de la voz de todos los curas, del Santo Cura de Ars sobre el infierno: “los tormentos que el buen Dios prepara a los malos cristianos son horribles”, oimos en el min. 17.33, aunque luego lo atempere como no podía ser menos pues no faltaba más sino que Dios tuviera la culpa de nuestros males y pecados (36.38): “un cristiano dirá al perder la eternidad: ¿quién es el que me arrojó en el infierno? (…) no es Jesucristo (…) todo esto viene sólo de mí mismo”, bueno, es una forma de verlo, pero ser arrojado no es irse uno mismo, y es claro que no padecería unos tormentos de los que pudiera escapar, pudo, pero ya es tarde, porque hay un infierno que pone la justicia de Dios, cuando uno va en coche y se estrella contra un muro, ¿diremos que la culpa fue del muro? claro está que no, pero tampoco vamos a negar quién puso el muro y las reglas para conducir con prudencia y seguridad, ¿qué sentido tiene, María, pensar que el infierno no lo hizo Dios pero es el que lo prepara y dispone todo en él?¿no tendremos que concluir que sin lo que Dios prepara y dispone el infierno sencillamente no funcionaría y por tanto no existiría? “ah, momento terrible,cuando Jesucristo va a decidir los diferentes grados de sufrimientos que padeceremos en los infiernos” (ib. 26.17), quedo esperando, incauta María, que expliques a Vianney y a aquel cura y a todos nosotros, tú y tu famosa pléyade de padres y de teólogos, cómo es que irá Jesucristo a entender en un lugar que le es ajeno, que Él no hizo y que al fin no es cosa suya

    Me gusta

  7. Pepe, nunca negué la existencia del infierno , es palabra de Dios . Si usted encuentra algún versículo en Génesis, La Creación, de Dios, que diga que Dios creó el infierno ahí lo pensaré. Pero Dios, no creo el infierno. Y esto lo estudié con sacerdotes, que confirmaban ambas cosas, que el infierno, no fue creación de Dios, y que el infierno existe como parte de su Juicio. Además ese apresuramiento para colocar rotulos, como pertenencias, a sectas, me resulta abusivo de su parte. Siempre fui católica generacional, y nunca estuve en sectas. Por eso es importante responderle cuando abusan de sus percepciones, como usted ha hecho y eso se llama difamar. Y es muy común en estos tiempos. Y si ve algún error, en el tema puntual, clarifique y si no, pida disculpas.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s