ALL POSTS

ANIVERSARIO DE LA DECLARACIÓN DE LA INFALIBILIDAD DEL PAPA


IMG_8994

[Es republicación. Éste es un post de importancia trascendental. Sobre todo en nuestros dīas]

Hoy 18 de julio, se cumple el 147 aniversario de la solemne declaración dogmática de la “infalibilidad de las enseñanzas del papa a toda la Iglesia, señalando la obligación de aceptarlas”

En este blog hay una categoría (cuyos posts pueden obtenerse pulsando la pestaña superior) sobre este tema que en la actualidad es  muy controvertido y por algunos más extremosos es casi negado. En realidad las corrientes progresistas en la “ Iglesia” lo niegan. Sin embargo los “ conservadores” aceptan el dogma pero señalando al mismo tiempo que el ejercicio de la infalibilidad “sucede en rarísimas ocasiones” “poquísimas veces” o “cuando el Papa declara algo solemnemente”. No es difícil adivinar que se están refiriendo a las declaraciones dogmáticas de la Inmaculada Concepción y de la Asunción, hechas  respectivamente en 1850 y 1950, por los papas Pío IX y Pío XII. Tendríamos pues que el papa habría ejercido la infalibilidad hace 166 años y 66 años respectivamente. Y además no es previsible que vuelva a ser ejercitado en muchísimos años. Los papas “ conciliares” nunca habrían ejercido este carisma petrino. Ni es previsible que en el futuro se ejerza alguna vez. El lector avisado se dará cuenta de las implicaciones de esta doctrina, que viene como anillo al dedo para salir con donaire de algunas situaciones embarazosas. La pregunta inevitable es que si Dios dotó a su iglesia de Maestros de la Fe, pero sólo para ejercer un magisterio seguro cada 50,  100 o 166 años, ¿De qué nos sirve este don de Dios? Y el carisma petrino por el que rogó Cristo ¿no parece un poco cicatero cuando es muy posible que en varios pontificados, digamos 6 hasta ahora, a lo largo de toda nuestra vida,  no hemos podido beneficiarnos de este don,  con el resultado de estar como ovejas sin Pastor, que es la situación actual?

Por su parte, entre los “ tradicionalistas” la cosa no es muy distinta. Muchos de ellos son deudores del pensamiento de Mons. Lefebvre que ante situaciones terribles causadas por la enseñanza y legislación de aquéllos a quiene él llamaba “ Anticristos”, lo primero que hacía es preguntarse “¿esto lo ha dicho ejerciendo su infalibilidad?. Naturalmente la respuesta era no. Así pudo llevar con tranquilidad sus acciones perfectamente desobedientes a lo que sus papas ordenaban o enseñaban. Ellos se equivocaban y punto. Supongo que lo mismo pensaría de la excomunión a que le llevó su obstinación en su ”lucha por la Tradición“. El pensamiento ” anti-infalibilista“ de Lefebvre lo aprendió en sus años de seminarista en el Seminario francés de Roma, en donde impartía clases el P. Le Floch. Para éste último la doctrina infalibilista ”exagerada“ era la mayor herejía que podría acontecer en el futuro de la Iglesia.  (Nota: yo no conozco a nadie que en nuestros días crea en la infalibilidad del papa, por lo menos sin los recortes hechos por los ”Neocones“. La herejía que observo por todas partes es que no se cree o se actúa como si el papa fuera siempre falible o por lo menos salvo ”rarísimas ocasiones”.)

El llamado dogma de la infalibilidad del papa está recogido en unas cuantas líneas del llamado “canon de la infalibilidad” de la Constitución dogmática “Pastor Aeternus”

Después de unos párrafos que enaltecen la infalibilidad pontificia en los que consta que

_“..ya que ellos sabían muy bien que esta Sede de San Pedro siempre permanece libre de error alguno, según la divina promesa de nuestro Señor y Salvador al príncipe de sus discípulos: «Yo he rogado por ti para que tu fe no falle; y cuando hayas regresado fortalece a tus hermanos»”_
_ _
_“Este carisma de una verdadera y nunca deficiente fe fue por lo tanto divinamente conferida a Pedro y sus sucesores_

después de estos párrafos, digo, viene el canon de la infalibilidad:

El Romano Pontífice, cuando habla ex cathedra, esto es, cuando en el ejercicio de su oficio de pastor y maestro de todos los cristianos, en virtud de su suprema autoridad apostólica, define una doctrina de fe o costumbres como que debe ser sostenida por toda la Iglesia, posee, por la asistencia divina que le fue prometida en el bienaventurado Pedro, aquella infalibilidad de la que el divino Redentor quiso que gozara su Iglesia en la definición de la doctrina de fe y costumbres. Por esto, dichas definiciones del Romano Pontífice son en sí mismas, y no por el consentimiento de la Iglesia, irreformables.”

Esta doctrina en sí es muy clara: la enseñanza que hace el Romano Pontifice a toda la Iglesia para ser por ella sostenida, en el ejercicio de su cargo de Pastor y Maestro, definiendo una doctrina de Fe o Moral,  es infalible.

Hay que notar que si no fuera infalible caería en el error de la Fe, y en algunos casos (tratándose de doctrinas obligatorias del Magistetio o de la Tradición) caería en la herejía. Eso es lo que quiere decir “infalible”, lo opuesto al error contra la Fe o a la herejía.

Pero la discusión con la enseñanza de la Iglesia encuentra escapatorias para todo. Célebres son las escapatorias de los jansenistas y de los galicanos para no aceptar lo que el papa les imponía.

Después de la declaración dogmática de la infalibilidad surgieron varios subterfugios que empañaron el sentido de la declaración. De hecho hoy prevalecen:

1) Las condiciones del canon han de ser explícitas, y es lo que se hace en el Magisterio Solemne, por ejemplo en la declaración dogmática  de la Inmaculada Concepción. O sea fuera del magisterio solemne él papa podría  no ser infalible. Lo que significa que en su magisterio ordinario, podría enseñar errores contra la Fe  o herejías.

Esto es lo que se desprende del Catecismo popularizado en muchas diócesis italianas después de la declaración dogmática. Después el mismo Papa, San Pío X, dio su permiso para extenderlo a otros ámbitos. Como el catecismo tenía tres tramos para diferentes niveles de enseñanza y el tercero, para los alumnos mayores, pasó a denominarse Catecismo Mayor. La FSSPX apadrinó este catecismo e hizo de él sucesivas ediciones en diferentes lenguas. Veamos lo que dice el catecismo mayor en sus números 199 y 200.

  • 199 Quando è che il Papa è infallibile? R. Il Papa è infallibile allora soltanto che nella sua qualità di Pastore e Maestro di tutti i cristiani, in virtù della suprema sua apostolica autorità, definisce una dottrina intorno alla fede o ai costumi da tenersi da tutta la Chiesa.
  • 200 D. Chi non credesse alle solenni definizioni del Papa, quali peccato commetterebbe? R. Chi non credesse alle definizioni solenni del Papa, o anche solo ne dubitasse, peccherebbe contro la fede, e se rimanesse ostinato in questa incredulità, non sarebbe più cattolico, ma eretico.

Es evidente que aunque formalmente el catecismo no sanciona la interpretacion mimimalista, sin embargo debido a la unión de los dos números- 199 y 200- induce a la falsa creencia de que sólo el magisterio solembe es infalible y a los catolicos sólo obliga el magisterio solemne.

Pero hay que notar además, que esto último está corroborado por el hecho de que en el numero 199 el catecismo añade al canon, las palabras ” Allora soltanto” esto es “Asi pues solamente” el papa es infalible….
Y además el numero 200 induce a creer la falsedad de que sólo se obliga  al católico a creer las cosas definidas solemnemente.
La verdad católica es que el papa es infalible también en su magisterio ordinario, por lo menos al participar del Magisterio ordinario y universal de la Iglesia (definido “solemnemente” en la Constitucion “Dei Filius” ) y que no sólo se obliga a creer las definiciones solemnes sino en otras muchas cosas contenidas en la Tradición Apostolica y el Magisterio no solemne.

No es extraño que el papa San Pío X, promulgara el “catecismo de la doctrina cristiana” (esta vez con carta firmada) que dice en su número 116:

Nº 116 Il Papa, da solo, non può errare nell’insegnarci le verità rivelate da Dio, ossia è infallibile come la Chiesa, quando da Pastore e Maestro di tutti i cristiani, definisce dottrine circa la fede e i costumi.

El Papa, por sí solo, (da solo) NO PUEDE ERRAR cuando enseña verdades reveladas por Dios, o sea es infalible cuando como Pastor y Maestro de todos los cristianos define doctrinas acerca de la fe y de las costumbres. En

Es notable la diferencia entre ambas declaraciones del canon de la infalibilidad, por lo que san Pío X no sólo aprobó el Catecismo de 1912, sino que lo impuso prohibiendo el uso del Catecismo Mayor. [Para una mayor comprensión de lo referente a los dos catecismos véase el post Los catecismos de San Pío X y la infalibilidad pontificia]

2) El segundo subterfugio es que fuera de esas condiciones el papa no sería infalible. Por ejemplo cuando emite enseñanza no obligatoria, o no la da a  toda la Iglesia. Pero el canon no dice que SÓLO  con las condiciones establecidas es infalible sino que se limita a decir que con esas condiciones, aunque fueran implícitas como sucede en el magisterio no solemne,  es infalible.

Si no fuera así llegaríamos al absurdo de afirmar que el Magisterio ordinario y universal de los obispos unidos al papa es infalible (Dei Filius)  pero no el del papa.

3) Si se despoja al papa de infalibilidad en las leyes que promulga, la liturgia que aprueba, las decisiones que toma etc…como Pastor y Maestro, no se ve por qué habría que obedecerle. Cada uno podría pensar que “en este caso se equivoca” y por lo tanto no obedezco.  Algunos creen que el papa puede enseñar el error o la herejía, o que puede dictar  leyes heréticas o erróneas, por lo que  en esos casos sería legítima e incluso obligatoria una actitud de resistencia y desobediencia. En realidad cualquiera podría emular a San Pedro cuando dijo ante Caifás, “Hay que obedecer a Dios antes que a los hombres”. Y la verdad es que parece cierto, que por mucho magisterio “auténtico” que se predique, nadie podrá obligar a obedecer a alguien, si éste no es  infalible, es decir si puede estar en el error o la herejía. La virtud de la obediencia a los superiores sólo se sostiene si estos ejercen la infalibilidad por lo menos discente, o sea están unidos a la doctrina católica del papa y no exigen obediencia al error contra la Fe, a la herejía o al pecado. La Iglesia es un edificio que exige estar construido sobre la Roca, es decir sólo puede exigir obediencia si ella misma, no cae en el error contra la Fe, o la herejía, es decir se mantiene infalible y de este modo mantiene su cohesión de ser Una en la doctrina y  Santa en sus leyes.

[Seguirá]

2 replies »

  1. Muy buen artículo. La infalibilidad del Papa es la principal prueba que demuestra que los “pontífices” del Vaticano II no han sido verdaderos papas. Ellos han errado al enseñar doctrinas que tenían que ser infalibles. El hecho de que esto se haya producido, demuestra infaliblemente que ellos no poseían la potestad papal. No es necesario tratar de demostrar la herejía formal de estos hombres: la infalibilidad de la Iglesia confirma que ellos no han podido ser verdaderos vicarios de Cristo.

    Sobre la infalibilidad del Papa y los errores del Vaticano II, pueden consultarse estos cuatro enlaces:

    1: https://moimunnanblog.files.wordpress.com/2016/03/infalibilidad.pdf

    2: https://moimunanblog.wordpress.com/2016/03/18/la-infalibilidad-de-la-iglesia-y-del-papa-magisterio-universal-y-ordinario/

    3: https://moimunanblog.wordpress.com/2016/01/22/vaticano-ii-no-infalible/

    4: https://moimunnanblog.files.wordpress.com/2014/03/respuesta-al-obispo-williamson.pdf

    Me gusta

  2. Hay una frase en este artículo que expresa muy bien el absurdo de negar la infalibilidad permanente o habitual del papa: “Cada uno podría pensar que “en este caso se equivoca” y por lo tanto no obedezco. ”
    Necesariamente, la persona que niega la infalibilidad papal cotidiana, la traslada a sí mismo, al erigirse en juez infalible de los dichos y actos el papa. Si dice que no sigue las enseñanzas, órdenes, reformas, que decreta un papa, es que en conciencia decidió que el que está en la verdad (el infalible) es él.
    El catolicismo sin infalibilidad no puede existir. Alguien tiene que tenerla.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s