ALL POSTS

CONCILIO VATICANO II: EL COMIENZO OFICIAL DE UNA “IGLESIA” EQUIVOCADA


[Nueva republicación]

[El siguiente artículo contiene ideas que ya se han repetido hasta la saciedad en el blog: La desviación que supuso el Concilio respecto de la doctrina milenaria de la Iglesia. Es claro que se pueden cuantificar los errores  – a veces herejías- del Concilio. Pero es exacto resumirlas en algo que desde entonces ha invadido todos los ámbitos : liturgia, legislación canónica, espiritualidad, órdenes religiosas, arte sacro etc… Es el culto al hombre que ha desplazado el culto a Dios.]

 

La principal voz del concilio, del catolicismo y de la “iglesia” del momento, Pablo VI,  se encargó de anunciarlo “urbi et orbi” en la solemne clausura del Concilio, el 7 de diciembre de 1965 y también, más tarde, en el foro más importante de la tierra, las Naciones Unidas, EL CULTO AL HOMBRE.

El siguiente artículo de lectura aconsejada, se extiende  sobre estas ideas]

CRISTIANISMO DESVIADO

La espiritualidad del Vaticano II una desviación de la cristiana. En efecto está orientada completamente hacia el hombre y no ya, como la espiritualidad tradicional, hacia Dios.

Por la revista SISI, NONO.

El del Vaticano II es un “pentecostés” al revés: mientras en el primero el Cielo y el Espíritu Santo se han derramado sobre la tierra y sobre los Apóstoles, durante el Vaticano II el Cielo se ha retirado de la tierra, la ha abandonado, porque el hombre moderno y el clérigo modernista ya habían abandonado el Dios Trascendente por el hombre “omnipotente”. En efecto, “Dios no abandona si antes no es abandonado” (S, Agustín, retomado por el Concilio de Trento).

Asistimos en el post-concilio a una desviación o inversión del cristianismo, que de teocéntrico se convierte en antropocéntrico. El fin último del neo-cristianismo conciliar es la paz entre las naciones, la unión entre las religiones, el diálogo entre los hombres, el bienestar, la armonía ecológica, no ya la paz entre el hombre y Dios, el culto de Dios, la predicación del Evangelio a todas las gentes.

* * *

Las promesas del Vaticano II se han revelado falsas e ilusorias, como las que hace satanás o el mundo. En efecto, desde 1962 en adelante 1º) en el mundo reina la guerra; 2º) el hombre es explotado, no tiene trabajo ni pensión, ha perdido todo ideal, está perdido, desorientado, desesperado; 3º) el Evangelio es ignorado y rechazado, los Pastores se avergüenzan de él y lo camuflan filantrópicamente.

Hoy los Obispos no saben y no quieren hablar en nombre de Dios, indiferentes ante las opiniones y los falsos dogmas de la modernidad. Hoy también quien predica la verdad corre el riesgo del martirio mediático, del linchamiento cultural y clerical.

Cuando los cristianos se dejan atraer por la moda del mundo y se pliegan a ella y a las fábulas (“ad fabulas autem convertentur” 2ª Tim., IV, 4) para no ser perseguidos, han abandonado el camino real de la Santa Cruz, que es el único que conduce al cielo. Y sin embargo, la mayor parte de los tradicionalistas lo ha hecho. La nuestra es verdaderamente una época apocalíptica y anticrística, pero se nos quiere hacer creer en la ilusión de que todo va bien y de que los compromisos volverán a poner a la Iglesia en su lugar… el ambiente eclesial no comprende ya cuál es el camino que se debe tomar para ir al cielo: el ancho o el estrecho. Y sin embargo Jesús nos lo ha enseñado (Mt., XVI, 14) y nos ha dado el ejemplo.

* * *

Pablo VI proclamó el 7 de diciembre de 1965 (Discurso de clausura del Concilio Vaticano II): “La Iglesia del Concilio se ha ocupado mucho del hombre como se presenta en nuestra época. El hombre ocupado totalmente de sí mismo, que se hace el centro de todo y que osa ser el principio y el fin último de todas las realidades”. Sin embargo todo el discurso es un himno a este hombre que querría ocupar el lugar de Dios, señala el primado de la antropología sobre la teología, es blasfemo y luciferino. El Vaticano II no se explica sin el influjo en él de la acción preternatural de satanás y de sus acólitos (Judaísmo talmúdico, Masonería, Marxismo, Freudismo, Panteísmo…). ¿Cómo pensar poder conciliar Dios y Lucifer? Es imposible.

Parece que a la tercera tentación de satanás a Cristo: “Te daré todo el mundo si inclinándote por tierra me adoras” (Lc., IV, 6), el Vaticano II no haya respondido ya como Cristo: “Apártate, satanás. Está escrito: A Dios solo adorarás” (Lc., IV, 8), sino “Heme aquí a tus pies y a los del hombre que desconoce a Dios, para ser admirado, aceptado por ti”.

La enseñanza del Vaticano II no es ya el Evangelio de Dios al hombre, sino “el mensaje del hombre al hombre” (así dijo Pablo VI, Discurso en Belén, 6 de enero de 1964).

¿Pero qué es el hombre? Para San Bernardo de Claraval el hombre reducido a su dimensión terrena “es una semilla maloliente, un saco de estiércol y será alimento para los gusanos”, mientras que para Pablo VI el hombre es todo, es la nueva divinidad del mundo moderno que -con Descartes, Kant y Hegel- pone al Yo en el lugar de Dios. Dice Pablo VI todavía: “Honor al hombre, honor al pensamiento, honor a la ciencia […] honor al hombre rey de la tierra y hoy, príncipe del cielo” (Discurso en el Angelus del 7 de febrero de 1971). El Evangelio, por el contrario, nos dice que el “Príncipe [no del cielo sino] de este mundo es satanás” (Jn., XII, 31; XIV, 30; XVI, 11).

* * *

Este es el resultado ruinoso del diálogo del Vaticano II con el mundo moderno, como el resultado del diálogo de Eva y Adán con la serpiente infernal fue el pecado original. El viejo axioma sobre el cual se basa toda la espiritualidad cristiana (patrística, escolástica y neo-escolástica) “¡no se discute con satanás!” está pasado de moda: es necesario, sin embargo, “aggiornarsi” [ponerse al día, ndt] y convertirse al mundo que “está totalmente bajo el poder del Maligno” (1ª Jn., IV, 4).

Para el cristianismo la última esperanza no muere jamás porque está fundada en Dios omnipotente y próvido, mientras que para Pablo VI “los Pueblos miran hacia las Naciones Unidas como hacia la última esperanza de la concordia y de la paz” (Discurso en el Angelus del 7 de febrero de 1971) y es por esto que en todo el mundo reina la discordia y la guerra que corre el riesgo de convertirse en atómica y mundial (cfr. Siria 2016). Don Dosseti, que participó en el Vaticano II como teólogo del cardenal Giacomo Lercaro, dijo: “¡Si falla el Evangelio, está la Constitución!” (Ritorno a Monte Sole. Attualità e autenticità di don Giuseppe Dossetti, en Conquiste del lavoro, 27 de octubre de 2012, a cargo de F. Lauria). De esta manera la esperanza de teologal y sobrenaturalmente cristiana se convierte natural y materialmente demo-cristiana.

¿Por qué se ha encarnado Dios? No para poner paz entre las Naciones, que es una utopía. No para eliminar la pobreza y la enfermedad del mundo, otra utopía. No para dar la salud, el bienestar al hombre en este mundo, sino en el más allá.

La crisis del ambiente eclesial es hoy gravísima, pero Jesús la vencerá también como ha vencido siempre. Nosotros debemos hacer nuestra pequeña parte: oración y penitencia.

Teophilus

[Traducido por Marianus el Eremita]

Visto en Adelante la Fe.

6 replies »

  1. Estado actual de la Iglesia. Bergoglio nos salvará
    La palabra necedad es un calificativo muy acertado para describir a la Iglesia actual, que se ha vuelto tan necia, que ella misma trabaja en su propia destrucción.
    El Concilio Vaticano II ha sido para la Iglesia como la Revolución Francesa para el estado civil. La Revolución Francesa fue un golpe de estado mundial civil y el Concilio Vaticano II un golpe de estado religioso mundial. La objetividad de este aserto la vemos porque desde los bandos contrarios se puede pensar lo mismo. Por ejemplo el masón Cardenal Suenens, importante protagonista de dicho Concilio así lo expresó con un sentido positivo mientras, el que esto escribe, lo hace en sentido negativo.
    A la Iglesia Católica la podemos comparar con un toro herido, que ya le han clavado la espada (obra del concilio) pero todavía vive, aunque dándose tumbos por la arena y sigue siendo la Iglesia de Dios. Desde Pablo VI en sus últimos años hasta Benedicto XVI, estos vicarios de Cristo intentaron reponerla a duras penas. Pero ahora el enemigo le tiene preparada la puntilla para su muerte total. ¿Es esta puntilla la maniobra de Bergoglio? Juzguen ustedes.
    Si estamos efectivamente ante la puntilla mortal, tened paz, pues Dios no nos va a abandonar. Me voy a atrever a vaticinar algo. Vendrá una gran Iglesia Misionera en la catacumbas, como nunca la hubo. Habrá conversiones en todo el mundo, pero ser cristiano significará jugarse la vida.
    Bergoglio será nuestro salvador: Tendrá que haber una unidad de todos los cristianos perseguidos y desaparecerán todas las órdenes actuales, desde tradicionalistas, lefevrianos, sedevacantistas, opusianos, etc. Estos grupos o tendencias, tendrán que purificar sus defectos, que todos los tienen.
    ¿Pero quien nos salvará? El mismo Bergoglio, ¿pero como puede ser eso? Pues porque cuando venga el Cisma todos los herejes y ordenes heréticas se irán con él. Si en este tiempo de postconcilio no hemos podido construir nada en serio ha sido por la confusión de los herejes, que impedían a los cristianos corrientes ver las maravillas de la fe. Con la criba de Bergoglio o del cisma futuro todo quedará despejado para el nacimiento de una prodigiosa Iglesia llena de santidad. La Iglesia remanente de la que ustedes hablan. Los mediocres se habrán ido con la falsa iglesia porque este es su verdadero lugar.
    Dios actúa de esta manera tan sabia, porque la necedad de Dios es infinitamente superior a la sabiduría de los hombres que es necedad a los ojos de Dios. Dios con su actuar nos está dando tortazos para decirnos que solo Él es Dios y nosotros la nada. Esta es la verdadera realidad y si la aceptamos entonces nos lo da todo, mucho más de lo que nunca nos habíamos podido imaginar. Bendito y alabado sea Dios por los siglos de los siglos.

    Me gusta

  2. Pablo VI , era judío. Su personalidad y su obra es característica, de los judas Iscariotes, y aun peor. Y de acuerdo, a sacerdotes exorcistas de la Iglesia fiel al Señor, está en el infierno.
    Esa logia del averno, siempre mencionada, que dicen dedicarse a la caridad, y usan la máscara, de los derechos humanos, y toman, las banderas de la memoria, la verdad, y la justicia, fue la que impidió, bajo terribles, amenazas, que asuma el que verdaderamente fue elegido: Gregorio XVI.

    Agosto 2018.

    http://www.chiesaviva.com/517%20mensile.pdf

    Me gusta

  3. (parece que hoy les cuesta salir a los comentarios, quizá los duendes de la electrónica, lo intento de nuevo con estos antes de pensar mal) pero Moimunan, ¿en qué cabeza cabe que esas que le pones entrecomilladas, o que pone ese Teophilus, puedan ser palabras de Pablo VI en la clausura del Concilio, que fuera Montini, por muy antropocentrico que fuera el lombardo, a hablar así?: “La Iglesia del Concilio se ha ocupado mucho del hombre como se presenta en nuestra época. El hombre ocupado totalmente de sí mismo, que se hace el centro de todo y que osa ser el principio y el fin último de todas las realidades”, ¿estaba Montini descalificando al concilio? ¡qué novedad!

    Me gusta

  4. pensar que desde Pablo VI hasta Benedicto XVI fueron vicarios de Cristo que intentaron reponer la Iglesia, es no andar muy lejos también de merecer el calificativo de necio, penthos

    Me gusta

  5. María, ya existió un papa Gregorio XVI, y si ese Siri que supones, como dicen, fue electo papa pero por intrigas del cónclave no cuajó la cosa hubiera sido de verdad meritorio y digno de ser papa, habría afrontado con valentía apostólica todos los temores y todas las amenazas y puesta toda su confianza en ese Dios que le señaló habría dado la cara ante el mundo con todas las consecuencias, y si era tan celoso guardián de la tradición como lo pintan, no habría celebrado la ‘misa’ nueva, como hizo, sabiendo, como sabría, que el viejo venerable rito era intocable, escándalo de masones, protestantes y modernistas, y que no puedes dar la espalda a Dios para mirar al hombre, porque es darla a Dios y al hombre

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.