ALL POSTS

MENSAJE DE UN CATÓLICO A UN HOMOSEXUAL


98F4A158-77C4-434B-AEBB-C83F75CAA8A9

Católico

“Sólo Dios juzgará al final…” y nadie más puede llamarte condenado, ni lo hacemos, antes de tu inevitable comparecencia ante el Señor. Comparecencia que TODOS algún día, lejano o próximo, inevitablemente tendremos para ser juzgados y sentenciados para siempre. Si nuestra sentencia es de perdón, seremos salvos, si nuestra sentencia es de condena, mejor ni lo queremos imaginar. Dios y Nuestra Señora nos libren de una condena eterna.

Por otra parte, en este mundo, muchos te dirán que te aman, que te respetan y que te valoran y que aprueban tu forma de vida. No te hacen ningún favor.

Nosotros también te decimos que te amamos, te respetamos y que te valoramos, pero con una diferencia: nosotros sí queremos tu verdadero y eterno bien. Ese bien es la verdad.

El “homosexualismo” no existe como tal, es una negación de tu verdadero sexo. Pero como todo vicio, quienes los padecen luchan más o menos contra éste, hasta que triunfan o desisten. Muchos que se han librado, como el famoso periodista Mauricio Clark, precisamente cuando triunfaron se vieron bombardeados por sus antiguos “amigos”, quienes le demostraron la realidad: nadie más rabiosamente intolerante que los sodomitas.

La verdad es clara: Dios prohíbe y rechaza severamente la sodomía, lo sabes. Pero los agentes del anticristo dicen otra cosa para llevar almas al despeñadero. Puedes cerrar tus ojos y oídos a esta verdad, peo cuando los abras ahí estará y de cualquier forma deberás pagar el precio. “La verdad os hará libres”.

Visto en un foro de Alerta Digital

2 replies »

  1. Todo católico, por el libre albedrío que Dios le dio, puede y debe poner un juicio sobre la cuestión de la sodomía y de la homosexualidad. Debe hacerlo teniendo como base la ley natural y la ley divina. Entonces ambas leyes condenan estas prácticas tanto a la mujer como al hombre. Los textos del Antiguo como los del Nuevo Testamento son muy claros y no permiten la menor interpretación. Estas prácticas conducen en infierno. Estos pecados son perdonados sin embargo por la confesión y la penitencia.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.