ALL POSTS

VERDADERO Y FALSO ECUMENISMO


C492A713-2F76-4808-9F2C-87737C4D861B

Desde la Gran Apostasía que fue el Concilio del Segundo Vaticano [Ladrón] de 1962-1965, el ecumenismo se ha convertido en una palabra nefasta  para aquellos que conservan la Fe Católica. Esto es legítimo, ya que basta con pensar en las abominaciones de Asís que tuvieron lugar en 1986, 1993 y 2002 (todo bajo Juan Pablo el Gran Apóstata), en 2011 (bajo Ratzinger) y en 2016 bajo Bergoglio. Todas las falsas religiones del mundo fueron invitadas a reunirse y orar a sus falsos dioses por la “paz”. Estas religiones incluyen: Islam, Budismo, Sikhismo, “Doctores de brujas” tribales africanas, Hinduismo, Tenriko, Sintoísmo, Judaísmo, Zoroastrismo, Jainismo y Confucionismo.

El problema con tales reuniones  es múltiple ya que enseñan varias herejías:

  • Dios escucha las oraciones de las religiones falsas
  • No hay diferencia entre el Dios del Catolicismo (el Dios Verdadero) y los dioses falsos como “Alá”, el dios de la luna de los Mahometanos
  • el error tiene “derechos”, el supuesto “derecho” a adorar lo que ellos elijan,  y quieren
  • la violencia siempre está mal y nunca está permitida (por ejemplo, una guerra justa o autodefensa personal)
  • Cristo no es el Príncipe de la Paz, y al someterse a Su Única Iglesia Verdadera no se obtiene la paz, sino que la “paz” es una “coexistencia” para llevarse bien y resolver problemas humanísticos.
  • Cristo y su Iglesia no son el camino exclusivo a la salvación. Todas las creencias son más o menos buenas y loables, todos los sistemas de moral son más o menos aceptables (siempre y cuando “trates de ser una buena persona”) y todos los caminos conducen a la salvación
  • La Iglesia verdadera está “dividida” y necesita “unirse” con sectas falsas que se llaman a sí mismas “cristianas”, y por eso  todas las religiones deben “unirse como hermanos y hermanas” en una religión mundial única.

La “misa” Novus Bogus es de naturaleza ecuménica como resultado de la herética eclesiología del Vaticano II. Para dar algunos ejemplos:

  • Se asemeja a la “Cena del Señor” protestante con canto y manos unidas  alrededor de una mesa
  • El papel del “sacerdote” es más o menos el de un ministro protestante. “Homilías” y conversaciones de autoayuda es todo lo que hacen
  • La creencia en la Presencia Real (que ya no poseen) está virtualmente eliminada  para las personas que piden la “comunión” y la ponen en sus manos, vestidas inmodestamente.
  • El “sacerdocio de todos los creyentes” se manifiesta en los  laicos y laicas repartiendo la “comunión”; el laicado lee el  “leccionario”; y los  “diáconos” casados ​​hacen casi todo lo que hace el pretendido sacerdote

La secta del Vaticano II también es ecuménica en lo que omiten en sus enseñanzas y “homilías”. Nunca oirás:

  • No hay salvación fuera de la única iglesia verdadera
  • El Islam es de origen satánico
  • El catolicismo debería ser la religión del Estado
  • El error no tiene derechos

Todo esto viene como resultado de la eclesiología herética del Vaticano II que enseña que hay una Iglesia de Cristo distinta de la Iglesia Católica Romana. La Iglesia de Cristo está presente en su “plenitud” en la Iglesia Católica Romana, pero está presente en diversos grados en sectas falsas de acuerdo con la cantidad de “elementos de verdad” que poseen. Tener todos los elementos es lo mejor, pero tenerlos también es bueno y conduce a la salvación. En las líneas anteriores los ejemplos dados de ecumenismo, es fácil ver cómo son el resultado lógico de esta falsa eclesiología (o “enseñanza sobre la naturaleza de la Iglesia”). A menudo escuchas que alguien está o entra en “plena comunión” con la Roma modernista, lo que claramente implica que puedes estar en “comunión parcial”. Es por eso que Wojtyla (Juan Pablo II) pudo besar el Corán satánico; porque contiene algunos “elementos de verdad”. Por la misma lógica, podrías besar a la Biblia satánica  porque también contiene “algo de verdad”.

Por lo tanto, no es de extrañar que el ecumenismo sea visto con razón como una palabra sucia. ¡Muchos se sorprenderán de que haya un ecumenismo verdaderamente católico!  El concepto correcto de ecumenismo se explorará en esta publicación. La información a continuación está, en gran parte, condensada del ecumenismo católico , Catholic University of America Press, 1953 (publicado con plena aprobación eclesiástica) por el teólogo Hanahoe.

El ecumenismo auténtico enseñado por la iglesia
1. Unidad. La Iglesia no es sólo Una numéricamente por Voluntad e intención de Cristo, sino que también ha sido una y será una hasta el fin de los tiempos, ya que es una de las Cuatro Marcas de la Iglesia. El Papa Pío XI enseñó:
Esta Iglesia, después de haber sido instituida tan maravillosamente, no pudo, después de la muerte de su Fundador y la de los Apóstoles que fueron los primeros en propagarla, extinguirse por completo y dejar de existir, ya que se le dio el mandamiento de dirigirse a  todos los  hombres, sin distinción de tiempo o lugar, para la salvación eterna: “Por tanto, id, enseñad todas las naciones”. En la realización continua de esta tarea, cualquier elemento de pofrr y ​​eficiencia no le faltará a la Iglesia, si Cristo mismo está perpetuamente presente en ella, de acuerdo con su solemne promesa: “He aquí, estoy con vosotros todos los días, hasta la consumación del mundo” De esto se desprende que la Iglesia de Cristo no solo existe hoy y siempre, sino que también es exactamente la misma que en el tiempo de los Apóstoles, a menos que dijéramos, que Dios no lo permita, o que Cristo nuestro Señor no pudo conseguir su propósito, o que se equivocó cuando afirmó que las puertas del infierno nunca prevalecerían contra ella. (Ver Mortalium Animos, para # 6). 
La Iglesia  no puede dividirse . Los que se van de ella no son “otras iglesias” porque Cristo fundó una sola Iglesia. Ni esas sectas son “parte” de la Iglesia. Son grupos de herejes y / o cismáticos que no tienen derecho a existir y son un medio de condenación. La Iglesia Verdadera no está “dividida” o “menos unificada” porque algunos se van y se llaman a sí mismos “iglesias”. Como el Papa León XIII enseñó:
La Iglesia de Cristo, por lo tanto, es una y la misma para siempre; aquellos que lo abandonan se apartan de la voluntad y el mandato de Cristo, el Señor; dejando el camino de la salvación, entran en el de la perdición. “Quien está separado de la Iglesia está unido a una adúltera. Se ha separado de las promesas de la Iglesia, y el que deja la Iglesia de Cristo no puede llegar a las recompensas de Cristo … El que no observa esta unidad no observa la ley de Dios, no tiene la fe del Padre y del Hijo, no se aferra a la vida y la salvación “[S. Cyprianus, De Cath. Eccl. Unitate, n. 6]. (Ver Satis Cognitum , para. # 5). 
2. Enfoque apropiado del ecumenismo.
El ecumenismo católico posee una posición de unidad, mientras que el falso ecumenismo busca la unidad como algo que aún no posee. Esta  falsa visión busca teorías y medios para obtener la unidad, mientras que el verdadero ecumenismo se dirige a compartir una unidad divinamente dada que ya existe. La pregunta principal no debería, por lo tanto, ser “¿Cómo se puede lograr la unidad?” Sino más bien “¿Cómo hizo Cristo para que su Iglesia sea una?” La respuesta se encuentra en las palabras del Papa León XIII:

Por lo tanto, Jesucristo recomendó a todos los hombres, presentes y futuros, seguirlo como su líder y Salvador; y esto, no solo como individuos, sino como una sociedad, organizada y unida en la mente. De esta manera debería existir una sociedad debidamente constituida, formada por la multitud dividida de pueblos, una  en la fe, una por su  fin, una en la participación de los medios adaptados para el logro del fin, y una como sujeta  a una misma autoridad. Con este fin, estableció en la Iglesia todos los principios que necesariamente tienden a hacer sociedades humanas organizadas, y mediante las cuales alcanzan la perfección propia de cada una. Es decir, en ella (la Iglesia), todos los que deseaban ser hijos de Dios por adopción podrían alcanzar la perfección que exige su gran vocación y obtener la salvación. La Iglesia, por lo tanto, como hemos dicho, es la guía del hombre para todo lo que pertenece al Cielo. (Ver Satis Cognitum , para. # 10). Por lo tanto, la unidad se tiene al convertirse a la Única Iglesia Verdadera. Esta conversión debe ser individual, ya que la reunión corporativa es imposible por varios motivos.

3. ¿Qué es la “Corporate Reunion”?

La reunión corporativa formal puede definirse como el acto por el cual una sociedad de bautizados, profesando la Fe Católica Integral, ingresa a la Iglesia a través de una acción autorizada judicialmente por representantes legítimos (por ejemplo, los Esquísmáticos Orientales que pueden retener el Rito Bizantino de la Misa, y ciertos costumbres eclesiásticas). La reunión corporativa material es el regreso a la Iglesia por parte de un grupo de personas que no reciben ningún estatus como los Easterns. Son personas de ideas afines que profesan la Fe Católica Integral. No es “una Iglesia uniéndose a la Iglesia Católica” en ninguno de los casos.

Concepciones heréticas de la Corporate Reunión
 
 1. La “Teoría de las ramas”. La Iglesia es un “árbol con tres ramas”: la Iglesia Católica, la Cismática Oriental y los Anglicanos debido a tener una jerarquía válida y la proximidad de la doctrina. Esta teoría está  CONDENADA por el Santo Oficio en el decreto Quod vos, y cualquier idea de que los anglicanos tuvieran órdenes válidas fue rechazada por el Papa León XIII, quien declaró que las Órdenes Anglicanas eran “absolutamente nulas y completamente vanas ” en la Constitución Apostólica Apostólica Curae de 1896.
2. “Reconocimiento mutuo”. Según esta herejía, dos cuerpos religiosos, que actúan como “estados soberanos”, prevén la intercomunión mientras mantienen la independencia (como los acuerdos entre la antigua secta católica y la secta anglicana). Esto contradice diametralmente el dogma de la unidad de la Iglesia, así como la absoluta necesidad de la Iglesia para la salvación. Como tal, se encuentra CONDENADO.
3. Compromiso. Esta herejía estaría de acuerdo con “ciertas doctrinas fundamentales” que deben ser aceptadas, y permitir que los miembros acepten o rechacen todas las otras doctrinas como “no fundamentales” e innecesarias para la salvación. El Papa Pío XI CONDENÓ esta noción: “… en relación con las cosas que deben creerse, no es lícito utilizar la distinción que algunos han considerado conveniente introducir entre los artículos de fe que son fundamentales y los que no son fundamentales, como dicen, como si los primeros debieran ser aceptados por todos, mientras que los últimos pueden ser dejados al libre consentimiento de los fieles: porque la virtud sobrenatural de la fe tiene una causa formal, a saber, la autoridad de Dios que revela, y esto anula tal distinción. Por esta razón es que todos los que son verdaderamente de Cristo creen, por ejemplo, la Concepción de la Madre de Dios sin mancha de pecado original con la misma fe que ellos creen el misterio de la Trinidad, y la Encarnación de nuestro Señor así como lo hacen la autoridad de enseñanza infalible del Romano Pontífice, de acuerdo con el sentido en que fue definido por el Concilio Ecuménico del Vaticano “. (Ver Mortalium Animos, para # 9).

De interés, el teólogo Hanahoe destaca al censurado teólogo modernista, el padre Yves Congar, por promover otro concepto falso de “unidad”. Él cita a Congar, “No podemos decir que ningún cuerpo cristiano disidente sea miembro de Una Ecclesia . Sin embargo, a éste escritor le parecería que los diversos cuerpos cristianos disidentes, cada uno en un grado variable, pueden ser considerados de alguna manera como elementos de la Iglesia “. (Véase el Ecumenismo Católico , página 101; Énfasis en el original). En respuesta a Congar, el teólogo Hanahoe escribe: ” No hay ninguna justificación que se encuentre en los documentos papales para estas declaraciones … La evidencia sobre qué constituye a una persona como miembro de la Iglesia es inequívoca y definitiva”. ( Ibid; Énfasis mío).

Vemos claramente que la “teoría de los elementos” de “participar en la Iglesia” en diversos grados de acuerdo con la cantidad de “elementos” que posee una secta, fue CONDENADA. Solo once años después (1964), el Vaticano II adoptaría esta teoría condenada y herética en Lumen Gentium. ¿Quiénes fueron los periti (es decir, “expertos en teología”) encargados por Montini (Pablo VI) para redactar ese documento? Los archiherejes

4. Resumen del ecumenismo católico. Es inconcebible  que toda una secta falsa sea arrastrada a la Única Iglesia Verdadera por un acto de sus líderes. La Iglesia tiene demasiado en cuenta los lazos de membresía que ella comunica a los convertidos a Ella; Ella tiene demasiado respeto por la dignidad y la inteligencia involucradas en la libertad del acto de Fe. El ecumenismo debe ser hecho,por los individuos que se someten, completamente y sin reserva a la Única Verdadera Iglesia de Cristo. En palabras de la Instrucción de la Sagrada Congregación del Santo Oficio (20 de diciembre de 1949) con respecto a los ecumenistas católicos:

Por lo tanto, todo el cuerpo de la doctrina católica debe ser propuesto y explicado. Los que abrazan la verdad católica no deben omitir lo concerniente a la verdadera naturaleza y los medios de justificación, la constitución de la Iglesia, la primacía de la jurisdicción del Romano Pontífice por lo que la única unión real se efectúa por el regreso de los disidentes a la Única Iglesia Verdadera, que nada deben omitir por su silencio o envueltos en un lenguaje ambiguo. ..Todo esto debe establecerse de manera clara e inteligible por la doble razón de que realmente están buscando la verdad y que fuera de la verdad no se puede alcanzar ninguna unión verdadera “.

Conclusión
Usted acaba de leer la verdadera enseñanza sobre el ecumenismo católico y la enseñanza herética no católica que siempre fue condenada. Voy a concluir este post con algunas citas de documentos oficiales del Vaticano II y declaraciones de los “papas” posteriores al Vaticano II. Pregúntese: “¿Se está enseñando [ahora por la Secta conciliar] este ecumenismo verdadero o el falso?” Ningún comentario mío será necesario.
“Papa” Juan Pablo II:
Los elementos de esta Iglesia ya dada existen, se encuentran en su plenitud en la Iglesia Católica y, sin esta plenitud, en las otras Comunidades, donde ciertas características del misterio cristiano a veces han sido más efectivas El ecumenismo se dirige precisamente a hacer que la comunión parcial existente entre los cristianos crezca hacia la plena comunión en la verdad y la caridad “. (Ver Ut Unam Sint, para. # 14). 
Vaticano II, Lumen Gentium, párr. # 15:
La Iglesia reconoce que de muchas maneras está vinculada con aquéllos que, siendo bautizados, son honrados con el nombre de cristianos, aunque no profesan la fe en su totalidad o no conservan la unidad de comunión con el sucesor de Pedro “.
Vaticano II, Unitatis Redintegratio, párr. # 3:
“Se sigue que las Iglesias separadas [sic] y las Comunidades como tales, aunque creemos que son deficientes en algunos aspectos, de ninguna manera han carecido de importancia en el misterio de la salvación. Pues el Espíritu de Cristo. no se ha abstenido de usarlas como medios de salvación que derivan su eficacia de la plenitud de la gracia y la verdad confiada a la Iglesia “. 
“Papa” Juan Pablo II:
“El Cuerpo Místico de Cristo no se identifica exclusivamente con la Iglesia Católica”. (Ver L’Osservatore Romano , 6 de mayo de 1980).
“Papa” Francisco:
Creo en Dios, no en un Dios católico, no hay un Dios católico”.

(Ver https://www.brainyquote.com/quotes/pope_francis_571226)

Y, en consecuencia , “el proselitismo es una tontería solemne”.

De Introibo ad Altare Dei

Categorías:ALL POSTS

3 replies »

  1. Yo propongo un ecumenismo sedevacantista: o sea, hay que aniquilar a la logia lefebvriana y su liga de los 4 fantásticos y por supuesto a la secta modernista de paso.

    Me gusta

  2. Ese supuesto ecumenismo no significa otra cosa que, todos adoren a su unico dios, el de los iluminati, y la cabalá, satana. La prueba es que en toda logia, llegado a determinado grado, a lo unico que hacen renunciar, es al Señor, Jesucristo. Por lo que cualquiera de los dioses de cada culto, representado, con su correspondiente símbolo, que los identifica, son dioses falsos. La teosofía, de satana, dice que el pecado, no existe, y que la unidad del mundo, es la clave, para ser parte del nuevo orden mundial, de paz y unidad. Empezaron antes, en Chicago. y terminaron en el C.M.I complementado con el parlamento mundial de religiones, U.R.I y sectas afines como lucis trust y share internacional, dentro del plan secreto ya estaba en mente, el Vaticano II, para la unidad del mundo, menos, los judios y francmasones que esperan a su mesías talmúdico, o la primera venida de su mesias, el cristo, de los varios nombres según el pais o religión, que los contiene a todos, llamado el instructor del mundo, (luzbel) para su tercer templo, que según sus pseudoprofetas, ellos cumplirían una supuesta, profecía de Isaías.

    Gracias a la Iglesia fiel al Señor, y a su Madre la Virgen María santísima.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.