ALL POSTS

RESPUESTA DE MONS. VIGANÒ A QUIENES LE DESACREDITAN CON FALSAS SOSPECHAS


En este blog se ha publicado un artículo en el que se dice textualmente

En 2014, el Arzobispo Vigano, que ahora trata de aparecer en público como un héroe, estuvo profundamente involucrado en el encubrimiento del Arzobispo John Nienstedt, acusado de homosexualidad. Viganó echó abajo una investigación seria que estaba en marcha por dos Obispos auxiliares y una compañía contratada laica. El informe se puede leer aquí . Si quiere ser creído, primero debe aclarar su participación en ese caso

Considero necesario y justo publicar en este mismo blog la aclaración siguiente  [vista en Acta Apostaticae Sedis ] del propio Mons.  Viganò  con una nota previa del periodista Aldo Maria Valli,  que devuelva a  Viganò el honor que se le quita esparciendo sospechas sobre su su actuación en el caso Niendstedt, insinuando falsamente que él mismo fue un encubridor de un Arzobispo homosexual.

Me ha llamado la actuaciøn de Francisco en 2016 que en mi opinión estaba dirigida a desacreditar, ya entonces,  a Viganò y además, quizás por orden suya, la abstención del Vaticano no publicando la nota exculpatoria de  Viganó frente a las acusaciones de New York Times.

Como decimos en España “Genio y figura [de Francisco] hasta la sepultura.” ]

 

 

 

949738EE-FDF0-421B-BA48-F42622DB32E1
Nota previa de Aldo María Valli
El arzobispo Carlo Maria Viganò, el ex nuncio en los Estados Unidos que reveló que había informado al Papa Francisco del caso McCarrick desde marzo de 2013, emitió una nueva declaración escrita, que rechaza algunas reconstrucciones que ahora están circulando con el objetivo de desacreditarlo como mentiroso
La historia se refiere a un artículo en el New York Times en 2016, en la que se alegó que el entonces nuncio en Estados Unidos canceló una investigación sobre el comportamiento sexual del Arzobispo John Nienstedt, que entonces fue juzgado como inocente por las autoridades civiles.
El New York Times afirmó que en abril de 2014 Viganò ordenó que dos obispos auxiliares de la Arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis bloquearan  la investigación de Nienstedt y destruyeran una carta que les había escrito para protestar contra su decisión [de pedir la investigación]
El NYT fundó su reconstrucción de los hechos en el funeral del padre Dan Griffith, delegado para la protección de menores en la Arquidiócesis de St. Paul y Minneapolis, según la cual la orden de Viganò fue motivada por la decisión de cubrir todo y evitar escándalos .
Ahora ha vuelto a reaparer con el objetivo de desacreditar al ex nuncio y socavar su credibilidad, la acusación llevó Viganò a intervenir en una declaración escrita, de 26 de agosto, 2018, en la que habla de mentiras contra él.
En su declaración Viganò dice que conoció a Neinstedt y dos obispos auxiliares – Lee A. Piché y Andrew Cozzens – el 12 de abril de 2014, en la nunciatura apostólica en Washington, con el fin de  discutir las investigaciones en curso sobre el arzobispo , pero el padre Griffith no estuvo presente.
Durante la reunión fue sometido a algunas declaraciones juradas, incluida una que sostenía que Nienstedt “había tenido una relación con un guardia suizo durante su servicio en el Vaticano, unos veinte años antes”.
Viganò explica que “estas declaraciones juradas fueron recogidas por la firma de abogados Greene Espel, elegida por el padre Griffith en nombre de la arquidiócesis para investigar al arzobispo Nienstedt”. Agrega que el estudio pertenece al grupo de Abogados para todas las familias, “organizado contra el arzobispo Nienstedt y a favor de la aprobación del matrimonio entre personas del mismo sexo en el estado de Minnesota”.
“Investigadores rivados de Greene Espel  – explica Viganò – habían llevado a cabo una investigación de manera desequilibrada y acusadora, y ahora querían extender sus investigaciones inmediatamente a la Guardia Suiza Pontificia, sin haber escuchado el Arzobispo Nienstedt”. Por esta razón, el nuncio dijo que parecía correcto escuchar primero a Nienstedt, de acuerdo con el principio “audiatur et altera pars”, y los obispos estuvieron de acuerdo.
El Obispo Piché telefoneó inmediatamente al Padre Griffith, informándole sobre el resultado exitoso de la reunión y diciendo que se iba a encontrar una solución al caso. Pero a la mañana siguiente Viganò recibió una carta de los dos obispos auxiliares, en la que se decía que el nuncio había sugerido detener la investigación.
Sorprendido, Viganò llamó al Obispo Pichè para pedirle explicaciones y le ordenó que retirara la carta de las computadoras y los archivos de la diócesis. Él no quería pasar como un obstáculo. Solo había pedido escuchar la versión de Nienstedt antes de proceder con otras medidas.
Viganò escribe: “Nunca le dije a nadie que Greene Espel debería haber interrumpido la investigación, y nunca ordené que se destruyeran documentos. Cualquier declaración contraria es falsa. Sin embargo, di instrucciones  a uno de los obispos auxiliares, Lee A. Piché, para que retirara de la computadora y los archivos de la arquidiócesis la carta que afirmaba falsamente que yo había sugerido que se detuviera la investigación. Insistí en esto para proteger no solo mi nombre, sino también el de la Nunciatura y el del Santo Padre que podrían ser dañados por ello “.
Del informe de Viganò no se había oído hasta noviembre, en la reunión anual de la Conferencia de Obispos de los Estados Unidos, en Baltimore, encuentra de nuevo a los dos obispos auxiliares, Piché y  Cozzens, quien le entregó dinero y le dijo que se también se lo entregase durante su visita a Roma al Cardenal Marc Ouellet, Prefecto de la Congregación para los Obispos.
En pr3senvia de los dos auxiliares, Viganò examinó el documento y vio que “todavía contenía la falsa declaración”. Luego dio instrucciones a Piché y Cozzens para que escribieran  al cardenal Ouellet, en la Congregación de Roma, para corregir la declaración.
Viganò está en posesión de la carta enviada por los dos obispos auxiliares al cardenal Ouellet y su carta a Ouellet.
Viganò recordó: “En el mismo día en que la noticia apareció en The New York Times, 21 de julio de 2016, el Santo Padre pidió al cardenal Parolin llamase al nuncio en Washington (Christophe Pierre), ordenándole que se abra de inmediato una investigación sobre mi ejecutoria, para que pudiese  ser denunciado ante el tribunal encargado de juzgar el encubrimiento “.
El mismo día, recuerda Viganò, “informé a la oficina de prensa de la Santa Sede, en las personas del padre Lombardi y Greg Burke”. Además, “con la autorización del sustituto de la Secretaría de Estado, el entonces arzobispo Becciu, el fiscal federal Jeffrey Lena, que trabajaba para la Santa Sede, se dirigió a la Congregación para los Obispos, donde encontró documentos que muestran que mi conducta fue absolutamente correcta “.
Lena le dio a Viganò un informe escrito que lo absolvía, sin embargo, la prensa del Vaticano no consideró necesario emitir una declaración en defensa del nuncio para refutar al New York Times.
Sin embargo, cuando se completó la investigación ordenada por Francisco “, el Nuncio dijo también al cardenal Parolin en un informe detallado, que restableciese la verdad y mostrase que mi conducta [de Viganò,] fue absolutamente correcta. Esta relación se encuentra en la Secretaría de Estado del Vaticano y en la Nunciatura de Washington “.
Viganò concluye: “El 28 de enero de 2017 escribí tanto al arzobispo Pierre como al arzobispo Hebda (el sucesor de Nienstedt), y les pedí que corrigieran públicamente el memorándum de Griffith. A pesar de los correos electrónicos y de las llamadas repetidas, nunca recibí una respuesta “.
Aldo Maria Valli
Abajo la declaración completa de Monseñor Viganò.
Declaración del Arzobispo Carlo Maria Viganò sobre la Arquidiócesis de St. Paul-Minneapolis
Las acusaciones contra mi persona aparecidas en los medios de comunicación – en julio de 2016, cuando había dejado mi misión.  Ya en Washington, DC – Tras la publicación de un memorando escrito por el Padre Dan Griffith, entonces delegado para la protección de menores en la Arquidiócesis.
Estas acusaciones, que alegan que ordené a los dos Obispos Auxiliares de Minneapolis cerrar la investigación sobre la vida del Arzobispo John C. Nienstedt, son falsas. [N. Énfasis ptopio]
El Padre Griffith no estuvo presente durante mi reunión en la Nunciatura con el Arzobispo y los dos auxiliares el 12 de abril de 2014, durante la cual varias declaraciones que contienen acusaciones contra el arzobispo Nienstedt me fueron entregadas.
Estas declaraciones juradas fueron recogidas por la firma, Greene Espel, que fue encargada por el Padre Griffith en nombre de la Arquidiócesis para investigar al Arzobispo Nienstedt. Esta firma pertenece al grupo “Abogados para todas las familias”, que luchó contra el arzobispo Nienstedt para conseguir la aprobación del matrimonio homosexual en el estado de Minnesota.
En una de estas declaraciones juradas, se afirmó que [Nienstedt] había tenido una aventura amorosa con un guardia suizo durante su estancia en el Vaticano unos veinte años antes.
Investigadores privados de Greene Espel, sin escuchar al Arzobispo Nienstedt,
me sugirieron  que los obispos que llegaron a la Nunciatura el 12 de abril de 2014, lo dijeran a los abogados de Greene Espel Eso me parecía apropiado, o sea que el arzobispo Nienstedt fuera escuchado antes de tomar este paso – audiatur te altera pars  – Ya que aún no lo habían hecho . Los obispos aceptaron mi sugerencia.
Pero al día siguiente, afirmaron falsamente que yo había sugerido que se detuviera la investigación.
Nunca le dije a nadie que Greene Espel debería detener la investigación, y nunca ordené que se destruyera ningún documento. Cualquier declaración en contrario es falsa. [N. Énfasis propio]
Pero yo ordené a uno de los obispos auxiliares, Lee A. Piché, que retirara de las computadoras de la archidiócesis  la carta afirmando falsamente que había sugerido que se detuviera la investigación. Insistí en esto no solo para proteger mi nombre, sino también el del Santo Padre que sería innecesariamente dañado.
El l día 21 de julio de 2016, el Santo Padre le pidió al Cardenal Parolin que llamara por teléfono al Nuncio en Washington, DC (Christophe Pierre), ordenando una investigación sobre mi conducta por Encubrimiento del obispo [Niendstedt].
Informé a la Oficina de Prensa del Vaticano en las personas del Padre Lombardi y el Sr. Greg Burke. El Sr. Jeffrey Lena, un abogado estadounidense que trabaja para la Santa Sede, asistió a la Congregación para Obispos.
El Sr. Lena entregó un informe escrito  al Santo Padre que me exoneraba del cargo. Pero sobre ello, la Oficina de Prensa del Vaticano no consideró necesario publicar una declaración refutando el artículo del New York Times.
[ Subrayado  propio]
La nunciatura  también respondió al Cardenal Parolin con un informe detallado, que restauraba la verdad y demostró que mi comportamiento había sido absolutamente correcto. [Énfasis propio]
Este informe se encuentra en la Secretaría de Estado del Vaticano y en la Nunciatura en Washington, DC.
El 28 de enero de 2017, escribí tanto al arzobispo Pierre como al arzobispo Hebda (que había sucedido a Nienstedt), y les pedí que corrigieran el memorándum de Griffith. A pesar de los repetidos correos electrónicos y llamadas telefónicas, nunca supe de ellos.
26 de agosto de 2018

3 replies »

  1. El hecho de que las acusaciones partan de un órgano masónico como el New York Times que está encantado con la obra de Francisco debería ser una viso a navegantes, no para descartar todo lo que allí se dice, pero sí para analizarlo con cautela.

    Me gusta

  2. El NYT es izquierdista, y las izquierdas asociadas a él son especialistas ultra sofisticados en montajes de calumnias y falsos expedientes contra adversarios; con él todos los medios justican los fines.
    ¿Por qué el papa Francisco, él que quiere desear ser el paladín de la justicia, sabiendo a través de Benedicto XVI no denunció al cardenal MacCarrick, pero le llamó a sí mismo?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s