ALL POSTS

BENEDICTO : POR QUÉ QUISE SER LLAMADO “PAPA EMÉRITO”



Benedicto XVI: “Con lo del  Papa Emérito , he tratado de dejar completamente claro que solo hay un Papa”.

955E9AD3-7530-4D46-BC90-84DFB66E7311

Desde que Benedicto XVI anunció su renuncia el 11 de febrero de 2013, el Vaticano ha alternado continuamente  dramas, operetas, espectáculos frikis, sesiones de circo en una casa encantada llena de horrores. No es que la Iglesia del Vaticano II ya no fuera un manicomio hermético y blasfemo antes, pero al menos se había intentado dar una apariencia de honorabilidad , respetabilidad y orden. Ahora , es el  hazmerreír de todos, porque el “Papa” Francisco se comporta en lo que le queda de “papado”caminando como lo que solo puede describirse como un pollo sin cabeza, ofreciendo cada día que  pasa un nuevo  escándalo, con filtraciones de informaciones confidenciales, o algún otro  caso embarazoso.

El último drama de la Ciudad Eterna es un conjunto de cartas privadas filtradas que el Antípapa  Emérito Benedicto XVI escribió al “Cardenal” Walter Brandmuller a finales de 2017, después de que este último concediera una entrevista al periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung en la que criticaba a Benedicto por haber creado la figura de un Papa Emérito , que dijo, con razón, que era una novedad completa en 2.000 años de historia católica.

Ayer, 20 de septiembre de 2018, el tabloide alemán Bild y el diario estadounidense New York Times publicaron extractos de las dos cartas que Benedicto escribió a su compatriota. Aquí están los enlaces relevantes ( tenga cuidado de acceder al sitio web Bild – porque les gusta publicar imágenes lascivas):

Hoy, 21 de septiembre, Bild publicó las dos cartas filtradas en su totalidad, y el National Catholic Register las publicó en traducción al inglés:

Para comodidad de nuestros lectores, reproducimos [traducidas sobre la marcha  al español] aquí las dos cartas completas tal como han sido filtradas, traducidas por el Register, que omiten solo la dirección del destinatario:

Ciudad del Vaticano, 9 de noviembre de 2017

Eminencia,

En su reciente entrevista con la FAZ [ Frankfurter Allgemeine Zeitung ] usted dice que yo creé, con la novedad  del Papa Emérito, una figura que no ha existido, en toda la la historia de la Iglesia. Por supuesto, usted sabe muy bien que algunos papas se han retirado, aunque muy raramente. ¿Qué fueron después? ¿Papas eméritos? ¿O qué otra cosa?

Como usted sabe, Pío XII dejó instrucciones en caso de ser capturado por los nazis: que desde el momento de su captura ya no sería Papa sino otra vez Cardenal. Si este simple regreso al Cardenalato, de hecho, hubiera sido factible, no lo sabemos. En mi caso, seguramente no tendría sentido simplemente reclamar un regreso al Cardienalato. Entonces habría estado constantemente expuesto al público como pasa con un cardenal, incluso más aún, porque en ese Cardenal uno habría visto al ex Papa. Esto podría haber conducido, intencionalmente o no, a consecuencias difíciles, particularmente en el contexto de la situación actual. Con lo de papa  emérito he intentado crear una situación en la que soy absolutamente inaccesible a los medios y en la que está completamente claro que solo hay un Papa. Si conoce una mejor manera y cree que puede condenar la que yo he elegido, por favor dígamela.

Le saludo en el Señor

Suyo 

Benedicto XVI

***

Ciudad del Vaticano, 23 de noviembre de 2017

Eminencia,

De su amable carta del 15 de noviembre, asumo que puedo concluir que en el futuro ya no desea hacer comentarios públicos sobre la cuestión de mi renuncia, y se lo agradezco.

El dolor profundamente arraigado que el final de mi pontificado ha causado en usted, como en muchos otros, lo puedo entender muy bien. Pero el dolor en algunos -y me parece que también en usted- se ha convertido en enojo, porque ya no se refiere solo a la renuncia, sino que se está expandiendo cada vez más a mi persona y a mi pontificado en general. De esta manera, un pontificado se devalúa y se funde con  la tristeza sobre la situación de la Iglesia en la actualidad. De esta fusión se deriva gradualmente un nuevo tipo de conmoción , para lo cual el pequeño libro de Fabrizio Grasso, La rinuncia ( Algra Editore, Viagrande / Catania 2017) podría volverse emblemático.

Todo esto me llena de preocupación y, precisamente por eso, el final de su entrevista de FAZ me dejó tan preocupado, porque finalmente no puede sino fomentar in tipo de atmósfera igual.

Oremos, en cambio, como Ud. lo hace al final de su carta, para que el Señor pueda acudir en ayuda de su Iglesia. Con mi bendición apostólica soy

Suyo 

Benedicto XVI

( Fuente )

No es sorprendente que estas líneas hayan inducido a  periodistas, teólogos, comentaristas y blogueros a analizarlas e interpretarlas  con diversas especulaciones..

De hecho, algunos de los contenidos son francamente estúpidos, como éste: “Con lo del Papa Emérito  he tratado de crear una situación en la que yo sea absolutamente inaccesible a los medios y en la que está completamente claro que sólo hay un Papa”. ¿En serio? ¿Ha tratado Él de dejar absolutamente en claro que solo hay un Papa al retener su sotana y solideo blancos,  y su nombre “papal” de Benedicto, y al seguir exigiendo ser llamado “Su Santidad”. ¿Por eso, todavía incluso imparte como se evidencia en la segunda carta anterior, su “bendición apostólica”?

Se nos pide que creamos que las imágenes como las que siguen muestran lo mejor que Joseph Ratzinger ha podido hacer para garantizar que “quede completamente claro que solo hay un Papa”:

BD6D5A97-3233-418B-8BAF-5576ED55C316

¿Cuál es el verdader papa y cuál el falso?

Historia probable.

Recordemos también que Benedicto XVI hizo que su secretario privado, el hereje Archilaico Georg Gänswein, anunciara al mundo la siguiente explicación pseudo-teológica de lo que significan su renuncia y el posterior circo del Papa Emérito :

En esencia, la renuncia, que marcó una época, del “Papa teólogo” fue un paso adelante, cuando el 11 de febrero de 2013, hablando en latín, estableció frente a los cardenales sorprendidos la nueva institución del “Papa emérito” en la Iglesia católica, sobre la base de que, como él dijo, sus fuerzas ya no eran suficientes “para un ejercicio adecuado del ministerio petrino [ munus Petrinum ]”. La palabra clave en esta declaración es el término  munus Petrinum , que fue traducido como ” ministerio petrino “, como suele hacerse. Sin embargo, el latín  munus  tiene muchos significados. Puede significar servicio, tarea, dirección o regalo, incluso milagro. Benedicto entiende su misión como una participación en tal “ministerio petrino”, tanto antes como después de su renuncia, incluso hoy todavía.

Abandonó su silla, pero no renunció a este [servicio] ministerial con el paso que dio el 11 de febrero de 2013. En su lugar, amplió el cargo personal con una dimensión sinodal y colegial, como un ministerio compartido por así decirlo (originalmente  einen cuasi gemeinsamen Dienst ) , como si quisiera repetir una vez más la invitación inherente al lema que Joseph Ratzinger se había otorgado como arzobispo de Munich y Freising y, por supuesto, conservado como obispo de Roma:  “cooperator veritatis” . Eso es en alemán, “Mitarbeiter der Wahrheit” [ “cooperador  de la verdad”]. Pero no es una forma singular, sino una forma plural, tomada de 3 Juan, donde dice en el versículo 8: “Por lo tanto, debemos recibir tal cosa, para que podamos ser compañeros colaboradores [compañeros de trabajo] de la verdad”.

Por lo tanto, no ha habido dos Papas desde la elección de su sucesor Francisco, el 13 de marzo de 2013, sino que de facto es  un ministerio ampliado – con si hubiera un miembro activo y un miembro contemplativa . Por eso Benedicto XVI no se quitó su sotana blanca, ni renunció a su nombre. Por eso incluso hoy la forma correcta de dirigirse a él es “Santo Padre” (en italiano:  Santità  [Santidad]), y por eso no se retiró a un monasterio aislado sino al interior del Vaticano, como si se hubiera hecho sólo a un lado para hacer espacio a su sucesor y para una nueva etapa en la historia del papado , que, con  este paso, se enriqueció con el poder de sus oraciones y su sufrimiento compartido en los Jardines del Vaticano.

(“Arzobispo” Georg Ganswein, en  “Das Ende eines Alten und der Beginn eines Neuen kath.net , 23 de mayo de 2016,  cursiva y subrayados añadidos).

Verdaderamente, uno tiene que preguntarse: ¿qué mejor manera podría haber elegido Benedicto XVI para asegurarse de que la gente no se confundiera acerca de cuántos Papas hay? Parece muy difícil encontrar una mejor idea. (modo irónico)

Hablando de mejores ideas, “el Padre” Gerald Murray tuvo algunas que ofrecer en el programa The World Over de EWTN ayer con Raymond Arroyo (comienzan a las 21:26 min):

 

Todo esto necesariamente avivará el fuego de las personas que creen que la renuncia de Benedicto fue inválida porque fueron forzadas, los llamamos “Resignacionistas” y, por lo tanto, afirman que él todavía es “Papa”.

Benedicto XVI había ofrecido razones extravagantes en el pasado acerca de su renuncia y sobre el hecho de conservar aún las atavíos del papado -desde el jet lag hasta la ausencia de otras ropas- Por lo que uno no puede evitar preguntarse si todo este teatro no es exactamente eso: teatro. Teatro que está destinado a evitar que la gente abandone la Secta del Vaticano II porque cuanto peor se ponga Francisco, más querrán irse; pero si siempre acecha en las sombras esa “alternativa ortodoxa” de Benedicto XVI, como falsamente se considera por muchos, mantendrá incontables personas unidas a la iglesia modernista que de lo contrario podrían irse y descubrir que toda la religión del Vaticano II es un fraude.

En otras palabras: al quedarse como el “Papa Emérito”, Benedicto XVI está ayudando indirectamente a asegurar que Francisco pueda seguir borrandon los últimos vestigios del catolicismo en las almas. Pero de cualquier manera, es la Secta del Vaticano II la que finalmente se beneficia al mantener a las personas confundidas y, sobre todo, alejadas del verdadero catolicismo .

Por cierto, hemos producido un breve podcast en el que discutimos este drama sobre las cartas de Benedict filtradas a Brandmuller:

Es digno de nota que Benedicto dice que si hubiera actuado de manera diferente a la creación de esta figura de fantasía teológica de “Papa Emérito” con un  “ministerio compartido” – uno podría llamarlo “medio Papa” – entonces “él podría haber llevado esto , intencionalmente o involuntariamente, a consecuencias difíciles … ”

Muchas gracias.
De Novus Ordo Watch

2 replies »

  1. quiere justificarse de algún modo, qué contradicción y qué falsedad, si reconoce que sólo hay un papa (o que sólo puede haber uno, para ser más exactos), que no se ponga adjetivos a un sustantivo que ya no le corresponde (o que nunca le correspondió, para seguir hablando con propiedad, ja ja)

    Me gusta

  2. Lo que confirman, estas cartas era algo desconocido, y a pesar de todas las operaciones de la sinagoga de satana,su inmenso poder mediático, su periodismo de guerra, más sus socios de la K.G.B. para acusar de nazi a la Iglesia Católica, apóstólica romana, como lo hicieron durante mucho tiempo, era algo infundado, ya que nunca habían, mencionado, o desconocíamos, la posible captura de S.S Pío XII, por parte del ejército nazi. Dejando a sus detractores, sin argumentos, nuevamente. Y como siempre faltan, los que impidieron que asumiera el Cardenal Siri, como Gregorio XVII, en el año: 1958, los tiempos dónde se amenazaba a la Iglesia con las bombas nucleares.

    https://www.lanacion.com.ar/2174085-en-dos-cartas-se-filtraron-benedicto-xvi

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.