ALL POSTS

UN FALSO MÁRTIR


Un falso mártir

F6106EE2-C80A-4BCF-A5D3-D4BF017654AA

El 14 de octubre de 2018, los tradicionalistas de todo el mundo sacudieron la cabeza con incredulidad cuando Jorge Bergoglio (el “Papa Francisco”) “canonizó” haciendo “santo” a su falso predecesor, Giovanni Montini (el “Papa” Pablo VI). Este acto no requiere ningún comentario de mi parte. Montini era un sodomita practicante, masón y la persona que “promulgó” todos los documentos heréticos del Concilio Vaticano (concilio Ladrón), que forman la base de la religión de la secta del Vaticano hecha hombres. Como las canonizaciones reales son actos infalibles, todos se enfrentan a la opción de aceptar a Montini como un santo digno de ser imitado por los fieles, o rechazar al pretendiente papal que se atrevió a enumerar su odioso nombre entre los grandes santos de la Iglesia. Sin embargo, la multitud de “reconocer y resistir”, y otras personas inmunes a la lógica y la razón, intentarán de alguna manera justificar este acto o convencerse de que las canonizaciones no son realmente infalibles. Ellos “olvidan” el dogma de la Indefectibilidad de la Iglesia, lo que significa que la Iglesia no puede dar lo que es erróneo o malo, y dar a Montini al mundo como un “modelo a seguir” es malo. Por lo tanto, no podría haber venido de un verdadero papa.

Como la mayoría se centró en la notoriedad de Montini, se ha escrito menos sobre el segundo gran nombre que se “canonizará” el mismo día: “Arzobispo” Oscar Romero de El Salvador. Fue “martirizado” el 24 de marzo de 1980. Romero no fue mártir ni santo. Como demostraré en este post, Bergoglio ha eviscerado la teología católica del martirio y, en su lugar, ha dado al mundo una noción herética. Para hacer una analogía, Romero es tan mártir como Bergoglio es papa.

La vida de Romero en pocas palabras
Oscar Romero nació en la Fiesta de la Asunción de Nuestra Señora en 1917. Tuvo poca educación formal, pero era muy inteligente. A la edad de 13 años, quería ser sacerdote, y fue educado en el seminario en El Salvador, antes de completar sus estudios en Roma, graduándose en la prestigiosa Universidad Gregoriana. Fue ordenado sacerdote el 4 de abril de 1942. De regreso a El Salvador, trabajó como párroco y en varios ministerios. En enero de 1966 se quejó de agotamiento, y un psiquiatra le diagnosticó un trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), y los sacerdotes que le aconsejaron dijeron que padecía escrupulosidad. (Ver  Oscar Romero: Love Must Win Out , Liturgical Press, [2014], pág. 45).

P. Romero no tuvo problemas con los cambios del Vaticano II y los abrazó todos. En 1970 fue “consagrado” inválidamente como “obispo” auxiliar de la Arquidiócesis de San Salvador. En febrero de 1977, Romero fue nombrado “Arzobispo” de esa sede por Montini. Se aferró a la versión matizada de la herética Teología de la Liberación (una forma de marxismo) y denunciaba al gobierno en la radio y desde el púlpito cada vez que tenía oportunidad. El 24 de marzo de 1980, mientras realizaba el servicio religioso de pan y vino Novus Bogus, un escuadrón derechista de la muerte entró en la iglesia y le disparó a Romero en el corazón, matándolo de inmediato. Los perpetradores nunca fueron detenidos. En 1983, Wojtyla (Juan Pablo II) oró en la tumba de Romero. La causa de su “santidad” se abrió en 1990. En el 2000, Wojtyla declaró a Romero “ese gran testimonio del Evangelio”. Fue “beatificado” en 2015 y “canonizado” en 2018 por Bergoglio.

Teología de la liberación

A raíz del Concilio Vaticano II, los ideales marxistas se abrieron camino entre el clero y se abrazaron abiertamente, particularmente en América del Sur. Un sacerdote dominicano, el p. Gustavo Gutiérrez (nacido en 1928, ordenado en 1959) escribió un libro titulado  Una teología de la liberación (Maryknoll Press, NY: Orbis, [1971]) que le dio al movimiento tanto su nombre como su ímpetu. Cuando era joven, Gutiérrez estudió para hacerse médico, sólo  para después cambiar de rumbo y estudiar para el sacerdocio. Fue adoctrinado por los teólogos más modernistas de la época, los PP. Henri de Lubac, Yves Congar y Marie Dominique Chenu. De Lubac fue retirado de su puesto de profesor en 1950 por sospecha de modernismo, a Congar se le impidió enseñar y publicar en 1954, y una de sus principales obras fue censurada en 1952. Chenu tenía un libro, Une école de théologie  colocado en el Índice del Vaticano. de Libros prohibidos  en 1942 debido a sus ideas heréticas sobre el papel de los estudios históricos en teología. Posteriormente fue retirado de su puesto de profesor. Los tres fueron rehabilitados por Roncalli (Juan XXIII) y Montini (Pablo VI), convirtiéndose en periti (expertos en teología) en el Vaticano II. De Lubac y Congar se convertirían en  “cardenales” y héroes de la secta del Vaticano II. Gutiérrez atribuye al herético Chenu su mayor influencia.
Con estos antecedentes, no es difícil ver que la “teología de la liberación” es herética desde sus inicios. Es básicamente el comunismo vestido con un atuendo religioso. Gutiérrez rechaza la idea de que la teología es una colección sistemática de verdades eternas y que trascendiendo la cultura permanece invariable durante todas las generaciones. Más bien, la teología está en flujo; es un ejercicio dinámico y continuo que incluye perspectivas contemporáneas sobre el conocimiento, la humanidad y la historia. La teología trata sobre acciones para ayudar a los pobres y oprimidos a usar a Jesucristo como el “modelo de liberación”. Los teólogos no deben ser meros teóricos, sino practicantes que participan en la lucha en curso para liberar a los oprimidos. ¿De qué serán liberados? No del pecado, sino de la pobreza y del capitalismo. Al igual que los modernistas, le dan a las enseñanzas católicas tradicionales un nuevo significado al tiempo que conservan el mismo lenguaje.
Pecado. Usando metodologías como la de Gutiérrez, los “teólogos de la liberación” interpretan el pecado no principalmente desde una perspectiva individual, privada, sino desde una perspectiva social y económica. Gutiérrez explica en su libro que “el pecado no debe considerarse como una realidad individual, privada o meramente interior. El pecado debe ser considerado como un hecho social e histórico, es la ausencia de hermandad y amor en las relaciones entre los hombres”. (pág. 72). Aquellos que están oprimidos pueden cometer pecados aceptando su esclavitud. Actuar pasivamente ante la opresión en lugar de resistir e intentar derrocarla (por medios violentos si es necesario) es un pecado. El uso de la violencia ha sido uno de los aspectos más controvertidos de la teología de la liberación. Tal violencia no se considera pecaminosa si se usa para resistir la opresión. De hecho, algunos teólogos de la liberación en algunos casos consideran una acción particular (por ejemplo, matar) como el pecado de asesinato sólo si es cometido por un “opresor” (generalmente se refiere a cualquier gobierno capitalista), pero no si es cometido por “los oprimidos”. “Es la lucha por eliminar las desigualdades.
Salvación. La salvación se considera no principalmente en términos de vida después de la muerte para el individuo, sino en términos de lograr el reino de Dios: un nuevo orden social donde habrá igualdad para todos.
Jesucristo. Si bien los teólogos de la liberación no niegan directamente la Divinidad de Cristo, no hay una confesión inequívoca de que Jesucristo es Dios encarnado. El “significado” de Jesucristo radica en su ejemplo de lucha para ayudar a los pobres y marginados. La Encarnación se reinterpreta para representar la inmersión total de Dios en la historia del hombre llena de conflicto y opresión. Cristo, nos dicen, estaba para  liberar a los pobres. Ellos convenientemente ignoran esto:  Él dijo “Los pobres siempre lis tendréis con vosotros; pero a mí no siempre me tendréis”. (San Mateo 26: 11).

La Iglesia . Gutiérrez y otros teólogos de la liberación dicen que la misión de la Iglesia ya no es una noción “cuantitativa” de salvar almas. En lugar de ello, el Gran Mandato de la Iglesia debe ser tratar de mejorar la “calidad de vida” en la Tierra; De esta manera, se alía con los pobres y los oprimidos.

A pesar de todas éstas herejías, Gutiérrez nunca fue excomulgado ni censurado por Wojtyla, el “anticomunista” que condenó la teología de la liberación, pero no hizo nada para detenerla. Se afirma que Romero rechazó la violencia y no fue un “teólogo de la liberación” sino un “teólogo de la Transfiguración” que rechazó el marxismo. ¿Qué es la “teología de la transfiguración”? Es un socialismo ecuménico, diluido. Romero denunció efectivamente la violencia. Sin embargo, afirmó:
“El Papa Pablo VI, que continuamente ilumina mi pensamiento en estos asuntos … también alentó el ecumenismo como una necesidad espiritual y pastoral. Con alegría puedo decirles que hemos hablado con nuestras hermanas y hermanos evangélicos y muy pronto nos reuniremos para planificar y trabajar juntos con un auténtico sentido ecuménico “. (Ver http://www.romerotrust.org.uk/homilies/126/126_pdf.pdf)

Montini, el sodomita y apóstata masón, fue la “iluminación” de Romero. Su trabajo se basa en el ecumenismo del Vaticano II, y tiene sus raíces en la Teología de la Liberación propiamente dicha. Además, el “cardenal” Gerhard Muller afirmó haber leído “seis volúmenes sobre Oscar Romero” y al final de este exhaustivo estudio no encontró nada que le impidiera ser reconocido como santo. Esto no es muy tranquilizador si se considera que Muller, el ex jefe de la Congregación de la Doctrina de la Fe  (sic), es un hereje que niega el dogma de la Transubstanciación. (Vea el excelente análisis de Novus Ordo Watch en: https://novusordowatch.org/2017/08/heresies-cardinal-muller-transubstantiation/).

La siguiente sección explicará por qué Romero estaba tan interesado en el ecumenismo.

Romero y opus dei
Según opusdei.org, el fundador del Opus Dei, San (sic) Josemaría Escrivá, y el arzobispo Romero se conocían desde 1955. En 1974, Romero llegó a Roma y tuvo varias conversaciones con el futuro santo. A Escrivá le preocupaba que el Arzobispo tuviera la oportunidad de descansar durante su estancia en Roma, porque se dio cuenta de la tensa situación que enfrentó en El Salvador.

Después de la muerte de Escrivá, Romero fue uno de los primeros obispos en escribir una carta a la Santa Sede solicitando su canonización. En esta carta, dijo que estaba agradecido por haber conocido personalmente a Mons. Escrivá “y por haber recibido de él ánimo y fuerza para ser fieles a la inmutable doctrina de Cristo y para servir a la Santa Iglesia Romana con celo apostólico”. Y él[Romero– Introibo ] continuó: “Personalmente, debo un profundo agradecimiento a los sacerdotes involucrados en la Obra  [Opus Dei], a quienes he confiado con gran satisfacción la dirección espiritual de mi propia vida y la de otros sacerdotes. ” El cardenal Rosa Chávez, obispo auxiliar de San Salvador y amigo íntimo de Romero, dice que la espiritualidad del mártir se alimentó de la espiritualidad de Josemaría Escriva y que a menudo leía su libro Camino “. (Ver https://opusdei.org/ en / article / saint-oscar-romero / amp /). El Opus Dei (en latín: “La Obra de Dios”) se organiza como una orden religiosa, compuesta en general por sacerdotes y laicos. Ingresar en “el Opus” se considera una vocación y hay reglas y votos, aunque los miembros casados ​​toman diferentes votos que los clérigos. Es una prelatura personal, lo que significa que hay un prelado, un clero y laicos bajo la dirección de la Congregación de Obispos. A diferencia de una diócesis, la gente está vinculada a la prelatura por membresía en lugar de por área geográfica. ¿Es el Opus Dei, en algún sentido, católico tradicional?  En una palabra: NO.

  • Fue la primera institución que acogió a los no católicos e incluso a los no cristianos.
  • Para Escrivá y su organización, la libertad de conciencia precede a la Verdad. Por eso dijo: “El pluralismo [religioso] no debe ser temido, sino amado como una consecuencia legítima de la libertad personal”.
  • Escriva tenía benefactores protestantes, cismáticos, judíos, musulmanes e incluso paganos que eran muy buenos intermediarios financieros para el Opus Dei; Ya era una fuerza activa para el “ecumenismo político”. En España, el grupo se negó a tomar una postura en contra del aborto, no queriendo violar la “conciencia” de los no católicos.
  • Montini (Pablo VI) usó la obra de Escriva para sus meditaciones personales.
  • El miembro del Opus Dei finalmente aprende no solo a respetar, sino a amar , el pluralismo religioso.

Esta fue la espiritualidad basura y la teología de romero. Utilizó una versión de la teología de la liberación basada en el ecumenismo del Vaticano II e hizo luchadores que se basaban en esta teología herética, para denunciar al gobierno.

¿Puede Romero ser un verdadero “mártir”?

Bergoglio cree en el  “ecumenismo de sangre”; o sea que los miembros de las sectas falsas pueden ser “mártires”. Declaró en Radio Vaticano, 16 de febrero de 2015:
“La sangre de nuestros hermanos y hermanas cristianas es un testimonio que clama para ser escuchado”, dijo el Papa. “No importa si son católicos, ortodoxos, coptos o protestantes. . ¡Son cristianos! Su sangre es la misma. Su sangre confiesa a Cristo. “Esto está tan alejado de la enseñanza católica que no puede ser denunciado con suficiente fuerza. Es hora de una revisión de la realidad. Los siguientes puntos se han extraído del maravilloso tratado del P. Ronald Knox, La teología del martirio (B. Herder Book Co., St. Louis, Missouri, (1929).1. La palabra “mártir” significa “testigo”. Significa que usted da testimonio de la Verdadera Fe con su muerte. El martirio implica, no simplemente perder su vida, sino renunciar a tu vida. Tu vida se corta prematuramente en aras de algo más importante que tú. Ni el sufrimiento en sí mismo, ni el sufrimiento seguido por la muerte es el martirio propiamente dicho.2. La Iglesia no otorga el título de mártir a aquellos heroicos Sacerdotes, monjas y laicos que han asistido persistentemente al sufrimiento en tiempos de peste. San Luis Gonzaga , cuya muerte fue provocada por tal trabajo no fue canonizado como  mártir. Estas muertes no fueron el resultado de la afirmación de la verdad religiosa contra los enemigos de la verdad religiosa. Ellos entregaron sus vidas por causa de Cristo, pero no luchando por Cristo. 

3. La fe por la que uno muere solo puede ser la Fe Católica Integral no adulterada; La única religión verdadera . Para aquellos que objetan que los no católicos pueden recibir el Bautismo de Deseo, y por lo tanto es hipócrita negar a los protestantes que, de buena fe, mueren por una falsa creencia, el título de mártires, se puede demostrar que su argumento carece de fundamento. El bautismo de deseo no niega la objetividad de la verdad, como presupone este argumento. El mundo nos dice: “Sé bueno y tú irás al cielo, si ese lugar existe”. Un mártir no es alguien que muere por lo que cree, es alguien que muere por la verdad. Thomas Crammer murió porque no creer en el papado. Santo Tomás Moro murió porque creyó en el papado. Ambos no pueden, al mismo tiempo, ser verdad, porque  hacer mártires a ambos significa que la verdad objetiva no importa o no existe.

4. Como adulto, debes tener la intención de morir como testigo de la Verdad. Si un tradicionalista es asesinado en su sueño (sin darse cuenta de que estaba en peligro) por alguien que es un enemigo de la Fe, no es calificado como mártir. La Iglesia por martirio, quiere decir la muerte sufrida a manos de quienes odian la Verdadera Fe Católica, por el bien de la Verdadera Fe Católica; y sometidos, en el caso de los adultos, deliberadamente. Los bebés, asesinados por la Verdadera Fe, por aquellos que odian la Verdadera Fe, mueren como mártires sin ninguna intención necesaria. Reciben el Bautismo de Sangre (si no están bautizados) y su salvación está asegurada. (por ejemplo, los Santos Inocentes).

5. Por parte de los enemigos de Cristo, es necesario un cierto odium fidei (“odio de la fe”). Un abandono total de la fe, o el odio de todas las creencias, no es necesario odiar cualquier artículo de La verdadera Fe/ Moral sino que sí es enseñado  por la Iglesia será suficiente. Por lo tanto, Enrique VIII no tuvo que abandonar todas las creencias de la Iglesia. Negar el divorcio y el nuevo matrimonio es adulterio y odiar esa creencia porque la Iglesia lo enseña como verdadero, era suficiente sin más, para establecer un odium fidei.

6. Un soldado que toma las armas para luchar en una guerra justa no debe ser considerado un mártir si muere . Por lo tanto, el que muere no debe ser culpable de provocación, porque murió porque no mató al otro hombre primero. La excepción es con los soldados capturados que estando desarmados, tienen la opción de la muerte o la apostasía.

7. ¡Fíjate en lo diferente que es esto de la concepción musulmana de suicidarse y matar a otros (por ejemplo, ataques del 11-S) como “martirio”!

Romero fue asesinado a causa de una teología herética y por su actividad política. Por lo tanto, no murió por la Única Iglesia Verdadera y, sobre esa sola base, no puede ser un mártir. Su (s) asesino (s) no tenían realmente el “odio de la fe”, solo odio por la política de Romero y la falsa teología que apoyaba su política. Romero no es ni un santo ni un mártir, a menos que se abandonen todas las enseñanzas católicas sobre el martirio y reemplazarlas por un “ecumenismo de sangre” como lo profesa Bergoglio.

Conclusión
El 14 de octubre de 2018, Jorge Bergoglio proclamó  “santos” a un falso papa y a un falso mártir. Montini (Pablo VI) hizo más para destruir la Fe y llevar a la Iglesia a la clandestinidad que nadie jamás. Wojtyla, Ratzinger y Bergoglio han acelerado el proceso que él comenzó. Oscar Romero fue un revolucionario que ofreció una forma ecuménica de socialismo bajo el disfraz del cristianismo. Su teología y espiritualidad fueron formadas (y elogiadas por) los herejes de la peor clase. Ni siquiera cumple con los estándares mínimos para ser considerado un mártir de acuerdo con la enseñanza de la única Iglesia verdadera.
Mientras tanto, a los verdaderos papad santos, como el papa San Pío V y el papa San Pío X se les esconde (en el mejor de los casos) o son ridiculizados como irrelevantes en el “mundo de hoy” porque no eran ecuménicos. Ahora bien, tenemos santos y mártires reales, como San Isaac Jogues, Santa María Goretti y Santo Tomás Moro que son reemplazados en la secta del Vaticano II por Oscar Romero, socialista y hereje, que no murió por la fe. El “Papa” Francisco no quiere que se retenga para ser imitado a alguien que murió para convertir a los nativos americanos del paganismo (eran “nobles salvajes”), o que murió por defender su pureza virginal (no apreciada por los sodomitas promiscuos), o que murió defendiendo la verdadera doctrina sobre el papado (no apreciada por Siscoe, Salza y la SSPX, que quiere unirse a Francisco).
No, Bergoglio quiere que el mundo imite a alguien que encarna el “espíritu del Vaticano II” y publica el “Evangelio social (ist) socialista”. A medida que el mundo se desmorona a nuestro alrededor con la fe y la moral desapareciendo cada vez más, puede no estar demasiado lejano el día en el que muchos de los que profesamos la Fe Católica Integral lleguemos a ser ser verdaderos mártires “objetivos” . Que Dios nos dé fuerza.
[Algunos comentarios interesantes con respuestas del autor en el post original de Introibo ad altare Dei
  1. Falsos mártires por su iglesia falsa.

    Respuesta

  2. De hecho Tom. No queda prácticamente nada del catolicismo en la secta del Vaticano II. Han pervertido TODO a un grado u otro.

    Dios Bendiga,

    —-Introibo

  3. Introibo: no entiendo cómo las canonizaciones son infalibles. ¿Están aparte de la doctrina de la fe y la moral? No soy R&R, solo necesito una aclaración al respecto. ¡Muchas gracias!

    Respuesta

  4. Joann,
    es la enseñanza unánime de los teólogos que el Dios Todopoderoso protegió a su verdadera Iglesia de la posibilidad de errar en la canonización de los santos, porque estar equivocado acerca de quién es y no es un modelo de la Fe que merece veneración. y poder interceder por nosotros en el Cielo sería desastroso para las almas y socavaría el propósito mismo por el cual se estableció la Iglesia, que es guiar a las personas al Cielo.

    Como enseña el teólogo Salaverri,

    “… el fin del infalible Magisterio exige aquellas cosas que son necesarias para dirigir a los fieles sin error a la salvación a través de la adoración correcta [= veneración] e imitación de los ejemplos de las virtudes cristianas. Pero para tal propósito es necesaria la infalibilidad de los decretos sobre la Canonización de los Santos.

    [Esto] es cierto, porque por los solemnes decretos de la Canonización de los Santos, la Iglesia no solo tolera y permite, sino que también encomienda e instruye a todo el rebaño de fieles a que se honre a ciertos Santos definidos a quienes canoniza, y propone Como ejemplos de virtud dignos de imitación. Pero la mera posibilidad de error en una declaración tan solemne le quitaría toda confianza a los fieles y, fundamentalmente, destruiría todo el culto de los santos; porque [entonces] podría suceder que la Iglesia propusiera solemnemente a todos y ordenara que los hombres condenados y malvados deban ser honrados perpetuamente. Por lo tanto, para dirigir a los fieles sin error a la salvación a través de la adoración correcta y la imitación de los ejemplos de las virtudes cristianas, es necesaria la infalibilidad con respecto a los solemnes decretos de la Canonización de los Santos.

    (“Sacrae Theologiae Summa IB: Sobre la Iglesia de Cristo”, n. 724).

    El teólogo Van Noort explica que las canonizaciones son objetos secundarios de la infalibilidad:
    “PROPUESTA 2: El objeto secundario de la infalibilidad comprende todos aquellos asuntos que están tan estrechamente relacionados con el depósito revelado que la revelación en sí misma se pondría en peligro a menos que se pudiera tomar una decisión absolutamente cierta al respecto. . ”

    Van Noort continúa: Por eso el principal objeto de la infalibilidad, que, a saber, que por su propia naturaleza cae dentro del alcance de la infalibilidad, incluye solo las verdades contenidas en el depósito real de la revelación. Por otra parte, los asuntos aliados que no están en el depósito real, pero contribuyen a su salvaguarda y seguridad, entran dentro del ámbito de la infalibilidad no por su propia naturaleza, sino por la verdad revelada a la que están anexados. Como resultado, la infalibilidad los abraza solo de forma secundaria. De ello se desprende que cuando la Iglesia emite juicios sobre asuntos de este tipo, es infalible solo en la medida en que estén conectados con la revelación.

    Cuando los teólogos continúan dividiendo la declaración general de esta tesis en sus partes componentes, enseñan que los siguientes asuntos individuales pertenecen al objeto secundario de la infalibilidad: 1. conclusiones teológicas; 2. Hechos dogmáticos. 3. La disciplina general de la Iglesia. 4. Aprobación de las órdenes religiosas. 5. canonización de los santos. ”(Ver Teología dogmática 2: 108-118; [1957]).

    Dios Bendiga,

    —-Introibo

  5. Pío XII aprobó el Opus Dei hacia 1950.

    Respuesta

  6. El papa Pablo III aprobó a los jesuitas en 1540. A veces las órdenes van mal.

  7. @ anonymous12: 27
    Sí, lo hizo, y si fuera una orden religiosa, el caso está cerrado. Sin embargo, la aprobación DEBE hacer referencia a una orden religiosa (ver Zubizarreta, Theologia dogmatico-scholastica, Bilbao, 1947, 1: 420); pues la Iglesia es entonces infalible porque usa los medios de santificación dados por Nuestro Señor (la vida religiosa). Sin embargo, precisamente, el Opus Dei se niega a ser clasificado como una orden religiosa, y exige que se reconozca su carácter especial, laico y secular. Además, la indefectibilidad de la Iglesia no está comprometida de ninguna manera ya que el Espíritu Santo no protege tal orden, al igual que las citas episcopales del papa no están protegidas y se pueden hacer malos obispos.

    Tom tiene razón. En 1982, la “Obra” revisó sus estatutos para cumplir con el Concilio Vaticano II. Por lo tanto, el Opus Dei es una mala noticia.

    Dios Bendiga,

    —-Introibo

  8. Introibo, ¿dónde has estado toda mi vida (católica)? Tu blog es extremadamente informativo! Casi lo he tenido con los bloggers “católicos tradicionales” que dicen: “Seguro que no me gusta lo que hace el Papa Francisco (sic), pero –gosh – será mejor que lo haga. Papa San Pablo VI, ruega por nosotros “. Es enloquecedor que si uno (un lector de R&R típico como yo) se atreve a sugerir que un hereje, no puede ser un papa, entonces sus canonizaciones no son válidas, se desmayan y gritan: “No eres más que un ultramontanista. Cómo puede ¡Saltas de la Barca, hereje protestante! Suspiro 😦 Tu blog podría simplemente ayudarme a mantener mi cordura.
    Estoy leyendo tus publicaciones anteriores. Gracias y continúa con el buen trabajo.

    Respuesta

  9. Me alegro de haber encontrado mi blog, mi amigo y gracias por las amables palabras! Este es un blog que expone con firmeza y orgullo a la falsa secta del Vaticano II y sus “papas”.

    Dios los bendiga,

    —Introibo

 

14 replies »

  1. Muy buen artículo. Al igual que Padre Maximiliano Kolbe: no murió por la Fe y no existió “odium fidei” de parte de los soldados alemanes, no fue un mártir. Esto es solo parte de la agenda de los modernistas para “validar” su nuevo “martirio de ecumenismo de sangre” (morir a cambio de otro por una fe falsa).

    Me gusta

    • DICEN QUE UN HEREJE….LO QUEMARIAN EN UNA CIUDAD EUROPEA….Y PIDIO ANTE ANTE LOS JUECES EN UN JUICIO PUBLICO EN UN PARQUE, QUE PEDI UN FAVOR COMO DESEO FINAL…..QUE SELECCIONARON LAS 10 PERSONAS MAS SABIAS DE LOS PRESENTES EN ESE JUICIO….DESPUES DE HORAS… Y HORAS DE DISCUSIONES….PORQUE CASI TODOS NOS SENTIMOS SABIHONDOS EN LO QUE PASA A LAS OTRAS PERSONAS…..AL FIN DE DISCUSIONES PRESENTARON LOS DIEZ MAS SABIOS….Y ESE HEREJE LES DIJO: EN ESTE PAPEL LES PIDO ESCRIBAN PERSONALMENTE QUE ES PARA USTED LA M A T E R I A.
      DESPUES DE VARIOS MINUTOS LES PIDIO UNO A UNO LEER QUE HABIAN ESCRITO…SE DICE LA LEYENDA QUE LO HICIERON….PERO CASUALMENTE NO COINCIDIERON EN SUS APRECIACIONES SOBRE QUE ES LA MATERIA.
      ENTONCES EL HEREJE LES DIJO, SI UDS. SON LOS 10 MAS SABIOS DE ESTA CIUDAD Y NO SABEN QUE ES LA MATERIA, QUE AUTORIDAD TIENEN PARA DECIDIR SOBRE EL ESPIRITU. ASI QUE CREO QUE ESTE TRIBUNAL NO PUEDE DAR UN FALLO OBJETIVO Y JUSTO. PIDO MI LIBERTAD….Y ENTRE APLAUSOS LE DIJERON…ERES LIBRE.
      ALGO SEMEJANTE PIENSO, EN ESTE MUNDO ACTUAL DE TANTA TECNOLOGIA, DE TANTOS AVANCES CIENTIFICOS…DE TANTAS REDES SOCIALES…DE TANTA LIBERTAD DE EXPRESION POR TANTOS MCS…..DONDE SE EMITEN TANTOS JUICIOS DE PESO, DE CREDIBILIDAD, DE ASTUCIA, DE INVESTIGACION, DE POSITIVISMO, DE VERACIDAD…..PERO TAMBIEN HAY MCS….QUE SON SOCIOS Y COMPLICES DE MENTIRAS……CREO QUE NUESTRO MUNDO HAY UNA BATALLA DIARIA, DONDE SE VIVE DE LA VERDAD Y CON VERDAD…O SE EXPLOTA Y SE VIVE DE LA MENTIRA….QUE DIFICIL ES ENJUICIA Y PEOR AUN, CONDENAR ACCIONES O VIDAS DE PERSONAS QUE TIENEN MUCHOS VALORES EN SUS VIDAS….BASTA VER IMAGINES FISICAS…DE LOS POBRES MIGRANTES EN EL MUNDO…..PERO DETRAS DE ESAS MARCHAS HAY HISTORIA DURAS, TRISTES, DE DOLOR DE TRAGEDIA QUE MUCHOS CREEMOS QUE ES CIENCIA FICCION….CREO QUE NOS FALTA EMPATIA Y ALGO DE RESPETO ANTE LAS ANGUSTIAS HUMANAS DE CUALQUIER PERSONA.
      FELICITACIONES…PORQUE CON ESTOS ARTICULOS NO OBLIGA A PENSAR Y A TRATAR DE EXTERNAR MI PENSAMIENTO Y ACCION ANTES HECHOS O VIDAS DE OTROS SERES……QUE SEGURISIMAMENTE TIENEN OTRA HISTORIA QUE CONTAR.

      Me gusta

  2. La teología de liberación, de los años 70, fue parte de un plan perfectamente diseñado, y de los ganadores de la segunda guerra mundial, durante la guerra fría, los agentes de inteligencia de la K.G.B fueron, los que se encargaron de darle, ese nombre. Fue un monstruo dividido de tres partes, la militar, que se encagaban, la escuela de las Américas y la francesa, la guerrillera, y por sobre todo, la económica. Había que lograr endeudar, los paises.
    Como es su estilo, ya prepararon, los nuevos predicadores, para este milenio, que dada su formación, nos habla a las claras del nuevo objetivo.Teología de la liberación, tercer milenio.Promocionados, por los grandes multimedios corporativos.Un tipo de marxismo, capitalismo feroz unidos.La síntesis, de Hegel.Llamado: nuevo orden mundial.
    No son teólogos. Ni nada, parecido.

    El futuro de la religión: Ivan Petrella at TEDxPuntaDelEste

    Teología, liberación y Educación (Argentina). Director Académico de la Fundación Pensar y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella y Universidad de San Andrés en Buenos Aires. Es PhD. en Religión y Derecho y Master en teología de la Universidad de Harvard y Licenciado en Relaciones Internacionales de la Universidad de Georgetown.

    Es filósofo, teólogo agnóstico, y autor de libros que desarrollan la teología de la liberación para el siglo 21. Además, escribe para La Nación y otros diarios argentinos.

    Me gusta

  3. siempre tuve las siguientes dudas. Como es posible que una canonización sea infalible si se basa en testimonios de hombres, si entre el papa y el canonizado hay tantos intermediarios, si el Papa debe confiar en que los hombres han realizado una investigación certera. Por otro lado, acaso Dios ha revelado que alguien esta en el cielo, el Magisterio no define sobre la revelación publica? la opinión de los teólogos no es fundamento, algunos opinan que las canonizaciones no son infalibles. No podemos aplicar el democrático argumento de la mayoría. Los procesos de canonización fueron creados por la Iglesia, no fueron instituidos por Cristo.

    Me gusta

    • La infalibilidad de las canonizaciones no se basa en en sí el proceso fue correcto, ni en la verdad de los milagros, , ni en la veracidad o buena o justa elección de los testigos. Éstas son cosas que ordinariamente obligan gravemente sl papa. La infalibilidad de las camonizaciones se funda en la indefectibilidad de la Iglesia que no puede proponer a los fieles un objeto de culto equivocado o una persona poco ejemplar que comprometería la Fe o moral de los fieles. Tampoco puede proponer falsas devociones (como la de la divina Misericordia que el Santo Oficio prohibió). Si ud. rechaza Ia infalibilidad de las canonizaciones Ud. rechaza la infalibilidad de la Iglesia. La infalibilidad de las canonizaciones exige la protección divina del papa (carisma de la infalibilidad o petrino) que no permitiría una canonización errónea o inmoral. Si esto sucede es que no hay un verdadero papa.

      Me gusta

      • podría el Papa prescindir de los procesos y de los milagros?’ entonces en que se basaría para canonizar a alguien? si prescindiese de estos elementos, no conocería la candidato

        Me gusta

      • El papa tiene obligación de iniciar el proceso y conocer el candidato. Pero la infalibilidad reside en la protección divina de que goza en ésta y otras muchas ocasiones. También en su enseñanza debe conocer a fondo Ia cuestión y después define infaliblemente. El concilio Vaticano cuando definió la infalibilidad del papa la estudió a fondo, resolvió las dificultades y refutó las objeciones (que por cierto ahora están surgiendo de nuevo grscias a los R&R. Por ejemplo estudió el caso “Honorio” a fondo y definió que ningún papa ha sido hereje. Digáselo al P. Alonso y a Roberto de Mattei)
        Ha habido casos en que no no hubo proceso sino que había un clamor en el Pueblo de santidad. Por ejemplo San Antonio. Midernamentebestá prescrito un proceso.

        Me gusta

  4. en Youtube hay un interesantisimo video donde dos grupos de personas discuten sobre la beatificación de Escriva de Balaguer. Ahí se plantea que los testigos fueron seleccionados de tal manera que se excluyeron los que podría ser contrarios. Al margen del proceso, esto podría haber pasado en cualquier época

    Me gusta

  5. Señor César Razuri:

    Por las razones ya mencionadas por Moimunan las canonizaciones están cubiertas por la infalibilidad papal y la no-erraticidad de las mismas es inherente a la indefectibilidad de la Iglesia. Un verdadero Papa católico (aunque este tal Papa sea un asco o un Papa de simpatías liberales: digamos el Papa Juan IX, Alejandro XI o Pío XII, ya que estamos) no podría errar en una canonización al margen de si es con proceso, sin proceso o a pesar del proceso.

    Así le puedo asegurar que ningún Papa aunque lo desease podría jamás beatificar a un sujeto tal como el Padre José María Escriba y Albás e incluso si atentase una tal canonización moriría por combustión espontánea en el acto si ello fuese necesario según la divina providencia. Los Papas durante siglos han canonizado directamente o equivalentemente validado canonizaciones populares de gente desconocida o cuestionable (como el beato Carlomagno, o el Papa Urbano II) y sin embargo jamás han errado y el tiempo les ha dado la razón. La señal de que los antipapas modernistas son nadie es esa, la “canonización” exitosa de alguien que a todas vistas era un sujeto sin ninguna virtud real e incluso alguien vulgar, al margen de consideraciones tales como que si era hereje, o criptojudío o si el Opus Judaei fue bueno en algún punto como medio de santificación.

    El dogma de la infalibilidad Papal y sus consecuencias teologicas es el más difícil de creer aún para los que se supone son muy “de la tradición”. Al parecer la razón es que a muchos todavía no se nos quita lo modernista y lo modernizante. En el fondo subyace un cierto racionalismo y en el caso de algunos cierto gnosticismo. Si el sumo sacerdote judío, sentado “en la cátedra de Moisés” era infalible, y esta infalibilidad funcionaba aún a costa de personajes malvados como Caifás, tanto que Cristo y San Juan creían en la misma ¿por qué le ponen tantas pegas a los legítimos Papas?

    La culpa de tanta incredulidad para el 3er dogma más importante del catolicismo moderno es de Marcel Lefebvre y del maldito Le Floch. Es importante que tengamos en la cabeza las “tres realidades blancas”, que tanto han sido atacadas por los modernistas: la Hostia, la Virgen y el Papa.

    Me gusta

    • La culpa es de roncalli montini wojtyla y cia no de Le Floch ni de Lefebvre, fataba más….
      Administrador: Ud debe aprender a comentar sin insultar a la gente.

      Me gusta

    • Estimado Enrico Dante, no soy teólogo, apenas hice una diplomatura en teología en una universidad (que se dice católica pero yo no lo creo), sin embargo sé que la teología es ciencia. Quiero conocer los fundamentos científicos de la infalibilidad de las canonizaciones. Los argumentos que recibí en este blog, no superan mis objeciones en mi opinión

      Me gusta

  6. no supero estas objeciones: el Papa es infalible porque enseña y define, con asistencia del Espíritu Santo, la fe y la moral públicamente reveladas. Esto es necesario absolutamente para la salvación.
    Pero no es necesario creer en la santidad de un hombre o mujer para alcanzar la salvación. Por otro lado,acaso algún Papa canonizó a alguien sin saber de quien se trataba? y en todos los casos, como llegó el Papa a enterarse de quien se trataba sino a través de lo que se le contó e informó?Como canoniza un Papa si no recibe testimonios? Sin testimonios, todos humanos por cierto, como podría hacerlo? El Papa esta obligado a creer en los testimonios para canonizar

    Me gusta

  7. Señor Razuri: hay mucho donde puede empezar a leer para que vea que nadie le está inventando nada. Le recomiendo el libro: “Misterio de iniquidad” que figura en este blog, sección infalibilidad papal , y “El magisterio ordinario de la Iglesia y sus órganos” de J. M. Vacant, traducción de P. Shaw.

    El único argumento científico que hay para la infalibilidad papal son las palabras de Cristo a San Pedro. Eso bastó a los padres del Concilio Vaticano I

    Aperies: aunque no falte más la realidad es que si muchos autoproclamados tradicionalistas y hasta sedevacantistas le tienen “pavor” al dogma de la infalibilidad papal es gracias a Marcel Lefebvre y al hereje Le Floch. Esa concepción limitadora de la infalibilidad, o la negación de la misma le hizo más daño a la Iglesia Católica que Wojtyla y Co.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s