ALL POSTS

LAS LOCURAS DEL PROFESOR ROBERTO DE MATTEI


[El título de éste post quizás es algo escandaloso pero  está sacado de un epígrafe de un texto extraído  del post Contra la leal oposición… publicado en éste mismo blog.

A continuación les ofrezco el extracto referido al profesor De Mattei, del artículo de Francis De Nardo. 

El texto hace una crítica de la conferencia tenida en Roma en abril de éste mismo año. Recientemente De Mattei ha dado una conferencia en Canadá sobre el mismo tema, Bergoglio,   que al parecer le preocupa,  pero que niega que tenga alguna solución en la iglesia actual, pues al parecer Bergoglio estaría  en un callejón sin salida.    La única solución según él sería si Bergoglio se decidiera a ejercer la infalibilidad, pero esto el Espíritu Santo no puede permitirlo pues tendría que respaldar las herejías bergoglianas. Así que no hay solución a la crisis  actual.  

(Véase el texto de la conferencia en Perspectiva histórica de la crisis de la Iglesia, en donde consta la curiosa apelación al ejercicio de la infalibilidad de Bergoglio.

O sea, ni con Bergoglio (Papa) ni sin Bergoglio (Antipapa , lo cual no acepta) tienen nuestros males remedio. 

Yo creo que con De Mattei estamos de lleno en una Academia de Orates.

El fue uno de los primeros que aceptó que los  “herejes pueden ser legítimos Papas” como en el caso según él, de Juan XXII que habría  cometido herejía formal. [Véase los Descuidos Garrafales de una vaca sagrada.] En esto le sigue toda la panda seudo tradicionalista del “Reconocer y Resistir”

He aquí el texto-extracto que les traigo.]

 

IEl profesor de Mattei juega a los dardos teológicos con los ojos vendados

Como ejemplo final de las ridículas distancias a las que algunos profesores reconocen y se resisten para evitar sacar conclusiones lógicas sobre Bergoglio, nos dirigimos al conocido académico italiano, Roberto de Mattei, profesor asociado de la Universidad Europea de Roma. y uno de los que dio una conferencia en  la Conferencia de Catholic Family News en abril.

El título de su conferencia fue ”Tu es Petrus : Verdadera devoción a la Cátedra de San Pedro”, y si tuviéramos que extraer  una sola frase que resumiera su idea principal, bien podría ser ésta: “La Verdadera devoción al Papado se expresa en una actitud de resistencia filial, como sucedió en los discursos de Corrección Filial al Papa Francisco en 2017. “Seleccionar la Corrección Filial como un ejemplo de verdadera devoción al papado es un dardo que él da fuera de la diana pero sigue su trayectoria equivocada.  En ˋrealidad, es justo lo contrario de la verdadera devoción, porque es un documento [la Correctio]  que muestra una ignorancia abyecta.  Como señaló Novus Ordo Watch:

Así pues, para de Mattei, esta postura de “resistencia filial” u oposición leal es el enfoque apropiado para la crisis en cuestión. Y esto, por supuesto, es la esencia de la negativa absoluta de los R & R a reconocer cualquier intento de poner en tela de juicio la autoridad legítima de Francisco como Vicario de Cristo, que en cierto sentido también puede llamarse defender y negar pues  ellos defienden ferozmente. su legitimidad contra las pruebas sólidas de lo contrario, mientras que simultáneamente niegan a cualquier otra persona el derecho de cuestionar la afirmación dudosa, a veces hasta llegar a la difamación.

Afortunadamente, el Profesor de Mattei es bastante sobrio en su estimación sobre la posición de la sede vacante , aunque plantea un problema importante que tiene en su eclesiología, aunque implícitamente apela a la “hermenéutica de continuidad” de Ratzinger como su prueba:

¿Dónde está la iglesia católica? El profesor de Mattei no se equivoca al formular la pregunta, pero la respuesta no se encuentra en la iglesia del Vaticano II, en la que se puede ser tan modernista como Hans Kung y Richard Rohr o tan tradicional como Athanasius Schneider y Atila S. Guimaraes , y aun así ser considerado un miembro de la misma religión. ¿Dónde está la unidad visible de la fe en esa religión?

Irónicamente, en el misma congreso en el que habló De Mattei, el Padre. Albert declaró, como se señaló anteriormente, que Dios estaba permitiendo actualmente “una especie de eclipse” de la Iglesia, mientras que el “Obispo” Schneider habló de “un eclipse temporal y limitado”. De nuevo, esto puede estar abierto a diferentes interpretaciones, pero lo que no está abierto a la interpretación es la definición básica de la palabra eclipse, que es la ocultación de la visibilidad de un objeto por la presencia de otro que interfiere con él.

Que haya un oscurecimiento de la Iglesia y el Papado de algún tipo queda claro en la Sagrada Tradición, como se demuestra en los siguientes mensajes:

Aunque se han avanzado diferentes interpretaciones del eclipse de la Iglesia, la más apropiada sería análoga a un eclipse solar, donde la Luna eclipsa al Sol. Esto es particularmente apropiado en el contexto de la crisis de la fe que está ocurriendo ahora, ya que vemos la luz y el calor del Sol espiritual ( la verdadera Iglesia Católica Romana ; cf. Apoc 12: 1) dando paso temporalmente a la oscuridad y la  frialdad de una Luna que niega la vida ( la “Iglesia Conciliar” de los modernistas ).

La primera frase  en el pasaje del profesor de Mattei que acabo de citar es un indicativo de por qué el encabezado de esta sección alude a los dardos con los ojos vendados: “Hoy en día, hay una infiltración modernista dentro de la Iglesia”, afirma, “pero no hay dos iglesias”. Nuevamente en su charla, echa un dardo que da  justo en el blanco, solo para negar su efecto . Sí, según De Mattei, ha habido una infiltración modernista , pero de alguna manera esto no constituye una toma de poder modernista del aparato externo de la Iglesia para formar una falsa “Iglesia Católica”, no constituye la “contra iglesia” predicha (Mons. Fulton Sheen), la “Iglesia de la Oscuridad” (Ven. Anne C. Emmerich).

Irónicamente, en el Foro de Vida en Roma del año pasado, patrocinado por Voice of the Family , fue el “Padre” Linus Clovis de la secta del Vaticano II quien habló de una “Anti-Iglesia” que “ahora intenta hacerse pasar por la verdadera Iglesia” “, Y que la infernal exhortación de Bergoglio, Amoris Laetitia, ” incitó a la anti-Iglesia a salir de las sombras a la vista de todos los fieles “. Lo que pone la guinda al pastel es que el propio Profesor de Mattei estuvo presente en esta conferencia como uno de los oradores ¡Parece que él y el “Padre” Clovis necesitan tener una charla!

En cualquier caso, de Mattei intenta explicar esta novedosa eclesiología de la siguiente manera:

En otras palabras, no ha habido un eclipse de la verdadera Iglesia por una iglesia falsa, sino  “solo una Iglesia Católica, en la que hoy cohabita de manera confusa y fragmentaria, teologías y filosofías diferentes y contrapuestas”, aunque, por el contrario, los católicos deben sostener que la verdadera Iglesia “no hace componendas con los  errores, sino que permanece fiel a los mandatos que ha recibido para llevar la doctrina de Jesucristo a los límites más extremos del mundo y hasta el fin de los tiempos y protegerla en su integridad inviolable” (Papa León XIII, Carta apostólica Annum Ingressi)? ¿Cómo puede una institución que extiende por doquier herejías y otras enseñanzas falsas e impías ser la Iglesia única, santa, católica y apostólica  “en la que la religión católica siempre se conservó sin mancha y se enalteció  la santa doctrina”? (Vaticano I; Denz. 1833 )?

No puede, por supuesto, y ahí radica el dilema del Prof. de Mattei y otros que se adhieren a una eclesiología tan fantasiosa. La falla fundamental en su razonamiento fue expuesta por otro académico, el Sr. John Daly, en 2002:

Decir que hay “una infiltración modernista dentro de la Iglesia” no es precisamente digno de un titular de noticias, porque ha sido el estado de cosas que la ha acosado durante más de un siglo, y fuera de un breve contraataque exitoso del concilio Vaticano durante el reinado. del Papa San Pío X, ha sido una enfermedad maligna que posteriormente gozó de un crecimiento secreto más o menos continuo hasta que emergió un antagonista completamente formado y formidable cuyos dirigentes arrebataron con éxito las riendas del poder de los eclesiásticos católicos en la elección de Juan XXIII y especialmente en el llamado Concilio Vaticano II, alegremente proclamado por el archimodernista “Cardenal” Leo Suenens como “la Revolución Francesa de la Iglesia”. (El nombre de Suenens apareció en una lista de 120 funcionarios de alto rango de la Iglesia que supuestamente eran miembros secretos de la masonería, y definitivamente cumplía los requisitos [de ser un perfecto masón]

¿Qué fue la Revolución Francesa sino el derrocamiento jacobino del gobierno católico legítimo bajo el rey Luis XVI, sustituyéndolo  por uno ilegítimo [cuya constitución fue redactada en los lugares frecuentados por las sociedades secretas ateas y, que al igual que los radicales eclesiásticos del Vaticano II estaban dedicados al culto del hombre? El arzobispo Lefebvre citó a Suenens en su carta abierta a los católicos perplejos:

Suenens traza claramente el paralelo del Vaticano II con dos violentos trastornos impíos, las revoluciones francesa y rusa, y afirma que el “antiguo régimen”, es decir, la Iglesia , debía ser abolida: lo que Dios estableció, ahora el hombre lo hace pedazos   ¡pedazos! Esta es la razón por la que hemos visto salir del concilio algunos extraños términos, como el “nuevo Pentecostés” de Juan XXIII y, por supuesto, la “nueva primavera” de Juan Pablo II (pero una mirada a sus  frutos venenosos resulta revelador), tanto como comprobar que son un vestigio de la venerable Iglesia de épocas pasadas).

Quizás una ilustración en una escala más pequeña ayude a mostrar la limitación de la posición de De Mattei. Supongamos que un modernista oculto pudo obtener un puesto como profesor de seminario y, al mezclar inicialmente su veneno teológico bajo la apariencia de una sana doctrina, no sólo pudo mantener su puesto, sino que adquirió cierta prominencia, utilizó su mandato para traer a otros de su clase a su escuela. Entonces, puede decirse verdaderamente que había comenzado la infiltración de ese seminario.

Aún así, la gran mayoría de los profesores eran verdaderos católicos, y expresaron preocupación ante el rector, que también tenía un pensamiento ortodoxo, pero era laxo en el gobierno de la escuela. Esta laxitud pronto permitió que el elemento subversivo comenzara a cambiar el rumbo, y pronto los profesores modernistas habían superado significativamente el número de los otros. El seminario seguía siendo católico, pero de manera debilitada. Finalmente, un nuevo rector se hizo cargo, un rector modernista , y comenzó a eliminar sistemáticamente a los verdaderos profesores católicos y reemplazarlos con apóstatas, hasta que se completó el control mortal. Toda la facultad nueva tuvo que aceptar las enseñanzas principales del orden nuevo : algunas lo hicieron de todo corazón, otras a regañadientes, pero todas se alinearon: al llegar a ese punto, el seminario y su rector eran solo católicos de nombre .

Esta es precisamente la situación que vemos con la secta del Vaticano II. Los días de la infiltración inicial ya han pasado, y las estructuras externas de la Iglesia están ahora en manos de modernistas. Su falso concilio es la línea de demarcación, la prueba de fuego que todos los miembros de su jerarquía deben aceptar, el grano de incienso ofrecido al “culto al hombre” de Pablo VI . Ahí vemos a los “modernistas de la vieja escuela” como Burke, Ratzinger, Sarah y Schneider, quienes o bien fingen la Tradición revistiéndose con el atuendo de “continuidad” o han aceptado crédulamente  la falsa hermenéutica, mientras que Bergoglio y sus compinches destruyen descaradamente todo lo católico, ¡sin ofrecer disculpas! Lo que los bolcheviques eran hace un siglo, o lo que los radicales izquierdistas son hoy en el mundo secular, los francisquistas son lo mismo, tratándose de las cosas de Dios, son una brutal raza de terroristas espirituales .

Volviendo a las locuras del profesor de Mattei, nos enfrentamos a esto:

Este es quizás el pasaje más importante de toda su conferencia para apreciar plenamente la insensatez de la resistencia,  de la “resistencia filial”, porque aunque parece superficialmente abordar el tema con precisión, en verdad no es compatible con el Magisterio ni se enfrenta a la realidad. de la crisis.

En primer lugar, sostiene que “el mismo Papa promueve y propaga errores y herejías”, y que lo correcto es decirle a Bergoglio que “usted es el primer responsable de la confusión que existe hoy en la Iglesia; Santo Padre, tú eres el primer responsable de las herejías que están circulando en la Iglesia hoy “.
Si Novus Ordo Watch pudiera obtener una indulgencia de 300 días por cada vez que se hace esta afirmación errónea de R&R (es decir, un Papa puede llevar a toda la Iglesia al error y puede / debe ser “corregido” por sus inferiores), ¡Estaríamos perdonando años de castigo temporal [en el Purgatorio]! De hecho, ya fue refutado anteriormente en este artículo por San Roberto Belarmino  y también recomendamos que las personas echen un vistazo al obispo Donald Sanborn refutando este error común:

Sin embargo, la simple aplicación de la razón por encima de Mons. Sanborn y por encima de la autoridad de San Roberto como el Doctor del Papado,  de Mattei y sus espíritus afines tienen una barrera mucho mayor para superar las siguientes enseñanzas magistrales de los auténticos pontífices romanos:

Si el profesor de Mattei está realmente interesado en mostrar devoción filial hacia el hombre que cree erróneamente que es el papa, entonces también debe mostrarla hacia aquellos que indudablemente  fueron sucesores de San Pedro, y a sus solemnes pronunciamientos sobre la inquebrantable fidelidad debida por los católicos al pontífice supremo. En particular, San Pío X fue absolutamente inequívoco sobre el tema de la actitud correcta de los hijos de la Iglesia con respecto al Vicario de Cristo cuando dijo: ” Cuando uno ama al Papa, no se para debatir sobre lo que aconseja”. o exige , ni pregunta hasta dónde se extiende el riguroso deber de obediencia y no marcar el límite de esta obligación. Cuando uno ama al papa, no se opone diciendo que no ha hablado lo suficientemente claro … “y” … no se opone a la autoridad del papa con la de otras personas , sabiendo, sin embargo, que difieren de la opinión del papa. Además, por grande que sea su conocimiento, falta su santidad, porque no puede haber santidad donde hay desacuerdo con el Papa ”(énfasis agregado). En otras palabras, uno no hace como los adeptos de reconocer y resistir que ofrecen sus propias “soluciones” al enigma de Francisco.

Por supuesto, ahora podemos escuchar las críticas a De Mattei directamente de Novus Ordo Watch y otros que son severos en la forma en que hablan del “Papa” Francisco, ya que no está en línea con el modus loquendi  [manera de hablar] que él considera apropiada para los católicos que hablan sobre el “pontífice”, como lo han visto en aquéllos que produjeron la corrección filial de 2017 : “La corrección debe ser filial, como era ella, respetuosa, devota, sin sarcasmo, sin irreverencia, sin desprecio, sin amargura”. “Celo, sin gratificación, sin orgullo, con un profundo espíritu de caridad, que es el amor a Dios y el amor a la Iglesia “.

Aquí arroja una serie de dardos, y algunos sí dan en la diana, pero por accidente. Sí, los críticos de Francisco no deben tener orgullo (todos no deberíamos tenerlo)  y celo amargo (pero si ser celosos de la verdad), sin gratificación (salvo la satisfacción de defender la Fe), sin irreverencia (hacia aquéllos que merecen reverencia, es decir, excluyendo a los pastores falsos), y operando desde un espíritu de caridad, que debemos tener en todo momento.

Pero, ¿por qué debería uno mostrar el menor respeto a un Judas que se hace pasar por un San Pedro (ver 2 Corintios 11:13)? Ser reverente a tal persona es ser irreverente a Cristo y a todo papa legítimo que haya vivido antes. Ser verdaderamente devoto es enfrentarse al traidor y no arrodillarse ante el réprobo, besando su anillo y buscando su inválida  “bendición” . Y no es incorrecto  per se usar el sarcasmo (una forma mordaz de ironía) en tal caso, siempre que se haga con cuidado y prudencia (con respecto a este asunto, vea también “Caridad verdadera vs. falsa” y “¿Debemos sólo atacar un argumento y nunca a una persona? “ ).

Tenga en cuenta que no estamos hablando de un papa doctrinalmente rebelde que supuestamente necesita que se corrija su magisterio (que como se ha demostrado es una imposibilidad teológica) sino de un papa falso que promueve el modernismo, y en tal caso es instructivo volver una vez más a San Pío X, implacable enemigo de ese vil pozo negro, el modernismo,  “la síntesis de todas las herejías”, que, como él dijo, busca “poner el hacha no en las ramas y en los brotes, sino en la raíz misma, es decir, en la fe” y en sus fibras más profundas ”(Encíclica Pascendi , n. 3).

¿Dijo San Pío que deberíamos ser respetuosos con los modernistas como Bergoglio, y quizás incluso venerarlos, como los que reconocen y resisten instan a sus seguidores a hacer? No. Al cardenal Andrew Ferrari, de Milán, le declaró: “Estos miserables desgraciados, a quienes, por orden del apóstol San Juan, debemos rechazar e incluso no saludar, porque el apóstol San Juan dice que no debemos saludar a estos que son herejes” ( fuente ). Aunque el mismo pontífice era conocido por ser manso y amable , ¡era un santo! -, sorprendió a los oyentes con esta respuesta a quienes lo buscaban para que tomara una política conciliatoria hacia los modernistas:

Por contra el Profesor de Mattei y otros con la misma mente continúen revistiéndose con la marca “Bergoglio es el Papa” y “La secta Novus Ordo es la Iglesia católica”, ignorando a San Pío X que llama a Francisco y a los líderes de después del Vaticano II  “sembradores del error, lobos vestidos de piel de oveja, traidores en el templo”, están condenados repetidamente a no dar en la diana, incluso si golpean el objetivo de vez en cuando.

De Mattei tiene algún lenguaje comedido. Hay una “infiltración modernista”, pero él nunca llama a Bergoglio un modernista. (Incluso el “gran negociador”, el obispo Bernard Fellay de la SSPX, se puso una vez su capa de capitán para describirlo como un “modernista genuino” : aún siendo papa [ sic ], sí, pero de la rara variedad modernista genuino  – guiño, ¡guiño!)

De manera similar, dice que Francisco “propaga errores y herejías” y es “responsable de … herejías”, pero al igual que Burke y otros en la fraternidad de R&R, no puede realmente llamar al renegado de Argentina lo que es: un hereje , si no es un apóstata absoluto . Llámelo negación plausible, llámelo espacio de maniobra, llámelo cubrir sus apuestas; pero como se llame, el profesor de Mattei no parece tener prisa por unir los cabos. Habla de una “teología bergogliana”, “filosofía bergogliana”, y “si uno desea, de una religión bergogliana (o de una irreligión!)”, Pero sin seguir su propia lógica, se niega a hablar de una “iglesia bergogliana”, porque lo pone en la incómoda posición de admitir que existe una contra-iglesia en oposición a la verdadera Iglesia, y él sabe que Bergoglio no puede ser el jefe de ambas.

Sería una buena idea para los incondicionales de R&R (y también para los sedevacantistas) tomar un curso de actualización sobre los documentos de San Pío X relacionados con los modernistas, ya que en ningún momento de la historia esos malhechores han ganado tanto poder: Pascendi Dominici Gregis (la encíclica que profundiza en las doctrinas de los herejes),  Lamentabili Sane (un programa de sus principales errores), y el  Juramento contra el Modernismo (que debía ser jurado por clérigos y seminaristas antes de que el “Papa” Pablo VI lo eliminara de manera traicionera en la “nueva primavera”).

Esos tres decretos son conocidos por todos los católicos que conocen el tema del modernismo, pero hay un cuarto con el que los fieles conocen poco, pero que también es de vital importancia: el motu proprio  Praestantia Scripturae , “En esta Biblia contra los modernistas ”Praestantia comienza revisando cómo la Comisión Pontificia sobre la Biblia fue establecida por su predecesor, el Papa León XIII, en 1902 para ser un baluarte de la ortodoxia para defender las Escrituras contra la irrupción de las novedades modernistas, y concluye con un llamado a la vigilancia sobre cómo deben leerse libros sagrados. La eliminación del modernismo debe hacerse en los seminarios y editoriales. Pero es en la sección central donde encontramos los dientes en la política anti-modernista de San Pio que las personas a veces pasan por alto:

Teniendo en cuenta las partes subrayadas, se puede argumentar que la condena de San Pío X al modernismo involucró la infalibilidad papal, al menos hasta cierto punto, y ciertamente arrojó las penas más serias de la autoridad más alta de la Iglesia contra estos “partidarios del error” ( Pascendi , n. 2). Los modernistas, no menos que otros apóstatas, están automáticamente fuera de la Iglesia. Cuando el Profesor de Mattei expone su punto de vista sobre la infiltración modernista, se olvida, o simplemente se niega a reconocer, el punto vital de que los responsables de tal infiltración en curso, como Bergoglio, están fuera de la Iglesia, su análisis ignora la realidad de la crisis actual totalmente. Es hora de que finalmente se quite la venda para que pueda también señalar   a los demás la dirección correcta.

Categorías:ALL POSTS, Sedevacantismo

Tagged as:

2 replies »

  1. Las “Conferencias Mundiales de las Religiones” hacia lo común a todas las religiones o la religión del “Nuevo Orden Mundial” (NOM)

    En el año siguiente al 4º centenario del descubrimiento de América (1892), en la mañana del 11.9.1893, la Campana de la Libertad Colombina de la Corte de Honor de la Exposición Colombina Mundial (Chicago) repicó diez veces en homenaje de las consideradas hasta entonces como las diez religiones mundiales: el hinduismo, el zoroastrismo, el judaísmo, el sintoísmo, el budismo, el jinismo, el confucionismo, el taoísmo, el islam y el cristianismo.

    Con la asistencia de 4.000 personas se inauguraba así la primera asamblea del Parlamento Mundial de las Religiones (PWR su sigla inglesa, Parliament of the World´s Religions), una organización internacional no gubernamental de diálogo interreligioso. Aunque desautorizado por su comunidad eclesial, recibió el primer impulso del pastor de la Primera Iglesia presbiteriana de Chicago, John Henry Barrows, que fue su presidente permanente hasta que murió. Esta asamblea abrió las puertas de EE.UU. a las religiones orientales (hinduismo, budismo, taoísmo, etc.) y a sus gurúes, también a la islámica Fe Bahá `í.

    Tras un siglo de casi inactividad, en 1988 se constituyó el Consejo del Parlamento Mundial de las Religiones, que organizó la segunda asamblea del PWR, celebrada también en Chicago en el año siguiente al 5º centenario del descubrimiento de América (1993). En ella se aprobó la Declaración por una Ética Mundial con influjo especial de Hans Kûng y de un organismo internacional e interreligioso, la “Fundación para una Ética Mundial”.

    Esta asamblea ha contribuido eficazmente a la difusión de Nueva Era, así como de las sectas de origen oriental y de sus Métodos del Potencial Humano (yoga, zen, taichi, reiki, etc.) desde EE.UU. a todo el mundo occidental.

    Entonces, tras un rato de reflexión sobre la perspectiva de la Iglesia católica y de las otras religiones en el mundo, hice un pronóstico: Si en la primera asamblea del Parlamento Mundial de las Religiones asistió solamente un representante de una religión cristiana, y este sin la autorización de su iglesia presbiteriana, dentro de cien años (2093) se generalizará la asistencia de los representantes de las iglesias cristianas (protestantes tradicionales, evangélicas, anglicanas-episcopalianas, ortodoxas), probablemente también de la Iglesia católica. Reconozco que me equivoqué, pues 25 años más tarde ya se ha realizado (noviembre, 2018).

    Las “Conferencias Mundiales de las Religiones”

    La World Conference on Religion and Peace (WCRP), vulgarmente “Conferencia Mundial de las Religiones por la Paz”, consciente o inconscientemente, es un reflejo del Parlamento Mundial de las Religiones y un intento de cristianizarlo.

    Presente en más de cien naciones es una de las innumerables organizaciones acreditadas ante la ONU. Tiene como objetivo la colaboración entre las distintas religiones para lograr la paz y la concordia.

    2.”Lo común a todas las religiones” 2.1.
    La religión masónica del Nuevo Orden Mundial Según las Constituciones de Anderson
    (I; VI,1), a partir de entonces, o sea, desde la aparición de la masonería, la religión consiste en “lo común a todas las religiones”. Precisamente esto es “la religión” que La
    masonería admite y es.

    Los masones de la masonería regular en cuanto masones, al contrario, además del Gran Arquitecto del Universo, creen en otros dioses: Yahvé, Baal, Osiris (Jahbulón), los siete dioses de la mitología grecoromana (honrados en los brindis de sus banquetes rituales), etc.

    https://infovaticana.com/blogs/wp-content/uploads/sites/3/2018/11/Bit%C3%A1cora-Manuel-Guerra.pdf

    Gracias a la Iglesia fiel al Señor, a su Madre la por siempre Virgen María santísima, y a sus santos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s