ALL POSTS

LA PAPOLATRÍA ANTI-SEDEVACANTISTA CONSTITUYE UNA REVUELTA CONTRA CRISTO


 

LA PAPOLATRÍA COMO APOSTASIA

Escuchemos al Papa Pío XI. En su encíclica “Quas Primas“, promulgada el 11 de diciembre de 1925, dice:

 

Y ahora, al ordenar que Cristo Rey sea venerado por todos los católicos del mundo, Nos  ayudamos a  las necesidades de los tiempos presentes y ofrecemos un poderoso remedio de la peste que afecta a la sociedad humana. La PESTE DE NUESTRA EDAD ES EL ASÍ LLAMADO LAICISMO, CON SUS ERRORES Y SUS ÍMPIOS INCENTIVOS. Y vosotros sabéis, venerables hermanos, que esta impiedad no floreció en un solo día, sino que desde hace mucho tiempo está oculta en las entrañas de la sociedad. En efecto, se empezó por negar el Imperio de Cristo sobre todas los pueblos; a ello se siguió  la negación  del derecho de la Santa Iglesia – que deriva del Derecho de Jesucristo- de enseñar a todas las gentes, de hacer leyes, de gobernar a los pueblos para conducirlos a la Eterna felicidad. Y poco a poco, se ha igualado a Ia Religión Cristiana con las otras falsas religiones rebajándola  indecorosamente al nivel de éstas. Después, fue sometida al poder civil, dejándola al arbitrio de los príncipes y magistrados. Y se llegó aún más lejos: Hubo quienes pensaron sustituir la Religión de Cristo POR UN OSCURO  SENTIMIENTO RELIGIOSO NATURAL. Y no faltaron estados que pensaban poder prescindir de Dios e HICIERON UNA RELIGIÓN DE LA PROPIA IRRELIGIÓN Y DEL DESPRECIO DEL MISMO DIOS. Los pésimos frutos que este alejamiento de Cristo por parte de los individuos y de las naciones produjo por tanto tiempo, lo lamentamos en la encíclica “Ubi Arcano” y aún hoy lo seguimos lamentando: las semillas de discordia esparcidas por todas partes: los   odios tan y rivalidades tan fuertes entre los pueblos, que tanto obstaculizan el restablecimiento de la Paz; la intemperancia de las pasiones, QUE TAN FRECUENTEMENTE SE ESCONDEN BAJO LAS APARIENCIAS DEL BIEN PÚBLICO Y DEL AMOR A LA PATRIA; las discordias civiles que se derivan  de eso, junto con aquel ciego y desmedido egoísmo, tan ampliamente difundido, el cual, tendiendo únicamente al propio bien privado , ES TODO CONSECUENCIA DEL LAICISMO; la paz doméstica, profundamente perturbada por el olvido y descuido de los deberes familiares, heridas la unión y la estabilidad de las familias, y que termina sacudiendo a la propia sociedad llevándola a la ruina. Mantenemos sin embargo, la esperanza de que la Fiesta anual de Cristo Rey, que se celebrará en adelante,  impulse felizmente a la sociedad, como está en el deseo de todos, a volver a nuestro Salvador amantísimo. Acelerar y apresurar esta vuelta, en la acción y en las obras, sería deber de todos los católicos, muchos de los chales, en verdad, parecen no tener en la convivencia civil, ni aquel lugar, ni aquella autoridad, que convienen a aquéllos que portan en sí LA LLAMA DE LA VERDAD. Este estado de cosas, tal vez deba ser atribuido a la apatía y timidez de los buenos, los cuales se abstienen de la lucha o resisten débilmente. De ahí que los enemigos de la Santa Iglesia cobren con eso  mayor temeridad y audacia. Pero si los fieles entienden que deben militar siempre  con coraje bajo las insignias de Cristo Rey, se esforzarán, con ardor apostólico, por reconducir a Dios a los rebeldes y a los ignorantes, y por mantener inviolados los derechos de Dios mismo.
Y para condenar y remediar a estas públicas defecciones, que el laicismo generó con tanto daño para la sociedad, ¿acaso no ayudará  en gran manera la celebración anual de la Fiesta de Cristo Rey entre todas las gentes? EN VERDAD, CUANTO MÁS SE OCULTA CON SILENCIO INDIGNO EL NOMBRE SUAVÍSIMO DE NUESTRO REDENTOR, EN LAS REUNIONES INTERNACIONALES Y EN LOS PARLAMENTOS, TANTO MÁS ALTO SE DEBE AFIRMAR Y CON MAYOR PUBLICIDAD GRITAR LOS DERECHOS DE SU DIGNIDAD REAL Y DE SU PODER. »

Cuando consideramos los excesivos y graves males de nuestro tiempo, jamás debemos olvidar el magisterio de los Papas, sobre todo el de los doscientos últimos años. Pero ¿es que antes de la época moderna el mundo era mejor? En modo alguno, el mal se manifestaba de modo diferente: Es cierto que no  había una voluntad perfectamente institucionalizada de destruir a la Santa Madre Iglesia. Las monarquías absolutas, por ejemplo, medularmente inmorales, mantenían el poder de la Santa Iglesia, si bien actuaban así, no por motivos religiosos, sino estrictamente por motivos políticos. Por ejemplo, los métodos abusivos  de Luis XIV, para convertir a los protestantes, constituían la maniobra puramente política de un rey ateo, que neciamente se autodeificaba.

La revolución de 1789, con todos sus crímenes, cometidos en nombre de los derechos del hombre, constituyó un castigo de Dios a esas mismas monarquías absolutas, con sus cortes depravadas. Exactamente por eso, el Papa Pío XI, al instituir la Fiesta de Cristo Rey, no la promulgaba sólo contra el laicismo moderno, sino contra todos los poderes de la Historia que se rebelaban  contra Nuestro Señor Jesucristo. Nosotros comprobamos, por la Historia Civil y por la Historia Eclesiástica, que esa revuelta es constante, aunque bajo formas diversas.

LA PAPOLATRÍA ANTI-SEDEVACANTISTA CONSTITUYE UNA ESPECIE DE REVUELTA CONTRA CRISTO Y CONTRA SU IGLESIA, POR LO QUE FORMALMENTE ES UNA APOSTASIA.
¿Por qué? Exactamente porque coloca la “fe”, no en la objetividad de la Revelación Sobrenatural, SINO EN LOS CAPRICHOS DE CUALQUIER CANALLA QUE, EN OBEDIENCIA A LA MASONERÍA, USUFRUCTÚA EL TRONO DE PEDRO. La papolatría invierte totalmente el sentido eminentemente objetivo de la Verdad, que deja de ser trascendente, para colocarla en cualquier inmanencia subversiva y masónica.
Todo esto deriva necesariamente del laicismo utilitarista demoliberal, que en los últimos siglos ha corroído las mentalidades demoliendo cualquier referencia absoluta, eterna e inmutable, que constituya el único fundamento de toda la Autoridad así como de toda obediencia.
LA PAPOLATRÍA, todavía más que la APOSTASÍA, COMETE UN CRIMEN MONSTRUOSO CONTRA LA INTELIGENCIA, ALENTANDO EL IRRACIONALISMO Y FINALMENTE LA ANARQUÍA. Porque para ella sólo será verdad y bueno  lo que resuelva el actual bonzo del Vaticano, según sea su humor de ese día. De nada sirve jurar que conservan la integridad de la Doctrina Católica, porque haciendo un dogma de la  supuesta legítima autoridad de los usurpadores, concomitantemente, SUBLIMINALMENTE, proclaman que su obra de aniquilación de las realidades más sagradas- ¡ES IGUALMENTE LEGÍTIMA!
Escuchemos a San Pablo: “Me admiro  de que tan pronto abandonéis a Aquél que os llamó a la Gracia de Cristo para pasaros a otro Evangelio. En verdad, no hay otro Evangelio; hay sólo los que siembran la confusión entre vosotros y pretenden subvertir el Evangelio de Cristo. (…) SI ALGUIEN, O NOSOTROS MISMOS, O UN  ÁNGEL DEL CIELO  OS ANUNCIA OTRO EVANGELIO DISTINTO AL QUE OS HE ANUNCIADO – QUE SEA ANATEMA. ¿Acaso yo busco el favor de los hombres, o no busco el favor de Dios ? ¿ACASO BUSCO AGRADAR A LOS HOMBRES? SI BUSCASE  AGRADAR A LOS HOMBRES NO SERÍA SIERVO DE CRISTO (Gal 1, 6-10).” 

Quien proclamase, en su materialidad toda la Doctrina Católica (Dogma, Moral, y sana Filosofía), pero finalmente admitiese sin reservas, el principio de la libertad religiosa, IPSO FACTO NIEGA FORMALMENTE, SUBLIMINALMENTE, TODO LO QUE DICE PROFESAR.

Existe una perfecta analogía entre aquéllos que hace cincuenta años usaban la forma del principio de la libertad religiosa para aniquilar toda la Doctrina materialmente proclamada; y estos anti-sedvacantistas de hoy , que garantizan la legítima autoridad [del supuesto papa]  sólo  para destruir casi dos milenios de Verdad y de Santidad. En estos casos, ES LA FORMA LA QUE DISUELVE EL CONTENIDO QUE CONTRADICE  LA DOCTRINA . DE ESTE MODO SE USA LA RELIGIÓN PARA DESTRUIR LA RELIGIÓN.

Se exceptúan algunos casos de ignorancia extrema. Aunque bien es verdad que la posesión de las virtudes Teologales y Morales y de la Gracia Santificante de alguna manera crea un instinto sobrenatural que rechaza violentamente todo lo que no es católico.
La verdad excluye necesariamente todo lo que se le opone. A veces, los mundanos nos dicen: “Ustedes tendrán toda la libertad de tener su Religión en la medida en que concedan igual libertad a todas las demás religiones”. Olvidan que la verdad objetiva es universal e  incondicionalmente, obligatoria,  Y QUE POR CONSIGUIENTE AQUÉLLOS QUE CONCEDEN ESA LIBERTAD, IPSO FACTO”, TERMINAN COMPROBANDO QUE YA NO VALE LA PENA, PORQUE SI NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO YA NO ES IMPORTANTE PARA REINAR TEMPORALMENTE – ¡ENTONCES NO ES IMPORTANTE PARA NINGUNA OTRA COSA! AQUÍ  RESIDE LA MÁS IMPORTANTE CAUSA DE LA EPIDEMIA DE LA SODOMIA, PEDERASTIA Y PEDOFILIA QUE AVASALLA LA USURPADA FAZ HUMANA  DEL CUERPO MISTICO.

La Revelación Sobrenatural, por su trascendencia totalizadora, sólo puede ser aceptada y adorada como un todo, o rechazada también globalmente. Porque todos sus elementos se exigen con necesidad absoluta, también trascendental, y no pueden ser suprimidos, ni disminuidos, sin la ruina aniquilante del todo.
La papolatría resume bien todas las miserias, TODA LA ALIENACIÓN, de la humana condición, herida mortalmente por el pecado original y por los pecados actuales. Auténtica esquizofrenia intelectual y religiosa, concentra en sí un mal esencialmente peor que todas las herejías y revoluciones del pasado, porque exactamente afecta mortalmente a la esfera racional y al Derecho Natural.

Suele objetarse lo que, a veces, ciertas personas argumentan: que siendo la contradicción intelectual una nada, y como la nada no puede ser algo, entonces los argumentos de la papolatría, en cuanto tales tampoco serían contradictorios. Sin embargo, sucede que hay varios niveles y cambiantes del análisis ontognoseológico, que como no están contenidos en la propia esfera del pensamiento, pueden, sin embargo, coexistir. Es cierto que la aserción: “El Papa es un apóstata, pero es un verdadero Papa”, es formalmente contradictoria. Pero dėbese notar esto : Los papólatras  no afirman nunca que “el Papa es un apóstata”, sino que “el papa profesa errores”; pero  AL NO CONSIDERAR A LOS FALSOS PAPAS COMO APÓSTATAS, LOS PAPOLÁTRAS DEMUESTRAN SER ELLOS MISMOS LOS APÓSTATAS, salvo ciertos casos de ignorancia crasa, como ya hemos dicho.

En efecto, un verdadero papa, en su magisterio universal y ordinario, puede no ser claro, como sucedió con Pío XII, en la encíclica “Humani Generis”, a propósito del origen del cuerpo del hombre; y también puede, en su magisterio auténtico, proferir ciertos errores  materiales en el Dogma, en la Moral y en la sana Filosofía, por distracción, displicencia o inconsideración, sin haber, en ambos casos, cualquier dejación de sus deberes funcionales. Pero no olvidemos – Y ESTO ES FUNDAMENTAL- que lo que los papólatras pretenden es DESTRUIR ÍNTEGRAMENTE EL RESTO DE LA RESISTENCIA CATÓLICA, REPRESENTADA EFICAZMENTE POR LOS MOVIMIENTOS SEDEVACANTISTAS. LOS PAPOLÁTRAS SON ALIADOS FIELES DE LA MASONERÍA EN ESTA IGNOMINIOSA TAREA. Ayudándose del proceso contradictorio, mediante el cual, LA FORMA DISUELVE  SUBLIMINALMENTE EL CONTENIDO, alinean su estrategia en una tradición diabólica que se remonta al menos hasta los enciclopedistas del siglo XVIII; por ejemplo: el artículo de Ia  llamada Enciclopedia sobre el Santo Sacrificio de la Misa es, MATERIALMENTE, perfectamente ortodoxo; sin embargo una nota a pie de página remite al lector al artículo sobre los cultos de los papúes.
La condición humana, en su extrema miseria, jamás se altera, lo que se va modificando son los ENCUADRAMIENTOS CULTURALES QUE LA ENCARNAN.

ALABADO SEA NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

Lisboa, 23 de Noviembre, 2018

Alberto Carlos Rosa Ferreira das Neves Cabral

De PRO. ROMA. MARIANA

5 replies »

  1. Aquí resumiría: todo lo que no es sedevacantista infalibilista papista, tridentino-ritualista, barroquista y oscurantista está del otro lado. En el otro lado vale la pena destacar a Marcel Lefebvre y a los movimientos que reclaman su legado, a los de la tesis, al linaje espurio de la iglesia intergaláctica, a los del cónclave, a los clérigos que atentan actos de jurisdicción ordinaria por la ley de su gusto, a los de la moda pro-fociana bajo apariencia de ortodoxia, y a todos los demás, llámese Eclesialidad Conciliabular Neomodernista Postcatólica, o iglesia de La Luz del Día (perdón, luz del mundo).

    Arzobispo Ngo Dihn Thuc, mártir de la Sede Vacante, ruega por nosotros
    Obispo Moisés Carmona Rivera, mártir de la Sede Vacante, ruega por nosotros
    Obispo Paul Petko, mártir moral de la Sede Vacante, ruega por nosotros

    Santos y Beatos 88 Legítimos Papas Católicos, rueguen por nosotros (la lista es muy larga)

    Me gusta

  2. La revolución de 1789, fue la primera demostración, de lo que la secta pérfida, iluminati, es capaz de hacer. Eligieron a Francia, porque era la hija más estimada, de Roma. Y el ´plan lo descubren por la gracia de Dios, la Iglesia católica, y un accidente. Eso los debilitó mucho. No tanto como para prepararse a pesar de estar advertidos. Los hechos horrorosos, que hicieron los revolucionarios, es propio de seguidores de satana. Inclusive aprovecharon para dar con los restos de santa María Magdalena, que según investigadores, estaban en Francia .La pérfida francmasonería, con los iluminati, fueron los máximos responsables, de esa masacre. Y si bien mencionan a un ocultista escriba, Adam, Weishaupt, como cabeza de esa orden, en realidad muchos, y bajo horribles, pactos, y juramentos secretos, conformaron el gran complot luciferino contra, La iglesia, el Papa, y el Estado, y contra todo Orden, establecido. Pero como todo plan diseñado por el averno, tiene fallas, contradicciones, y la bestia, es un gran monstruo, político y religioso. El lider papa desde, el francmasón Juan XXIII, es una, de las cabezas. El 29 de junio de 2009, decretaron por medio del lider vaticano : la autoridad política mundial. Eso, y el anticristo , es prácticamente, lo mismo. La mejor respuesta sería, que ese fue el año, cuando se unieron todas las masonerías, que conforman el gobierno mundial, del anticristo.

    Gracias a la Iglesia fiel al Señor, a su Madre la siempre Virgen María, y todos su santos.

    Me gusta

  3. A estas alturas sobra ya discutir sobre si hay papa o no lo hay ; cualquiera con fe católica, aun sin cultura teológica, puede ver a qué nivel de degradación se ha llegado. Hace falta que la jerarquía fiel a la verdadera Iglesia organice un rompimiento formal con los herejes usurpadores de su gobierno,una declaración universal que manifieste los errores doctrinales de este pseudo-papado y la convocatoria para una elección legítima.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s