ALL POSTS

LA IGLESIA SINODAL QUE QUIERE FRANCISCO


0175F68F-B3A1-41A8-A36C-67CE3808AB9A

A Ia escucha de los jóvenes en el Sínodo  como miembros iguales.

¿QUÉ ES LA IGLESIA SINODAL? 

Atila Sinke Guimarães

Uno de los objetivos que Francisco menciona más a menudo es establecer la Iglesia sinodal, una Iglesia más democrática. Hemos escrito antes sobre esto ( aquí , aquí , aquí y aquí ), pero ahora hay algo nuevo sobre este tema que merece la atención de mi lector.

El Sínodo de la Juventud, cuyo documento final se publicó el 27 de octubre de 2018, se centró en varios pasajes en el tema de una Iglesia sinodal. Comentaré más adelante por extenso sobre ese documento. Hoy quiero analizar un editorial especialmente expresivo de The Tablet of London sobre lo que es la Iglesia sinodal.

Como se sabe, The Tablet es una de las revistas progresistas europeas más importantes de la actualidad. Creo que es oportuno señalar lo que piensan los progresistas sobre el futuro de la Iglesia Católica y hacia dónde se dirige. Con esto, mi contrarrevolucionario lector tendrá a mano un documento que le  confirme lo que el enemigo quiere hacer.

Voy a transcribir extractos de un editorial ( The Tablet, 2 de noviembre de 2018, p. 2) y luego comentaré  brevemente sobre ellos.

El editorial dice: “El Sínodo de los Obispos que acaba de finalizar podría haberse titulado “Sínodo de los Obispos y de los Jóvenes”, ya que aunque estos últimos no votaron sobre el documento final sí contribuyeron con entusiasmo a los debates. Su presencia, representando a jóvenes católicos de todo el mundo, fue un precedente significativo, pero también significó  una etapa importante del camino a recorrer.

El próximo paso seguramente debería ser un Sínodo de Obispos, Clero y el pueblo, ya que la teoría de la sinodalidad emergente , tema favorito del Papa Francisco, apunta a la participación de todo el Pueblo de Dios y a compartir responsabilidades a todos los niveles “.

Así pues,  aquí oimos directamente “de una fuente primordial  ” cuál es el objetivo del progresismo y lo que espera lograr en poco tiempo: elevar a los laicos al nivel del clero y a este último al nivel del episcopado. O, mejor dicho, es rebajar a los obispos al nivel del clero y, luego, a los obispos y sacerdotes al nivel de los laicos.

4C665804-CFCD-4744-B3B0-DF442A68E5EB

Obispos redactan un documento que va a destruir su propio poder; abajo , el Juramento del Juego de Ia Pelota o del Frontón  en el que Francia imició la abolición de su aristocracia.

D2161DC5-51AD-4B74-8A6D-1CDAC8265578

El editorial habla de “compartir la responsabilidad a  todos los niveles”. Un lector conservador podría pensar que esto significaría un intercambio proporcional, donde los obispos tendrían un peso de, digamos, el 70%, los sacerdotes del 30% y los laicos del 10%. %. El extracto de arriba deja abierta esta posibilidad. Veamos si el artículo confirma o niega tal suposición a medida que seguimos leyendo.

The Tablet continúa: “ Los días de limitar el gobierno de la Iglesia sólo a los Obispos, tienen que haber terminado. La confianza en que los obispos actúen solos se ha visto gravemente socavada por su papel en el escándalo del abuso de niños y jóvenes por parte del clero, particularmente encubriėndolo en lugar de forzar rl músculo episcopal para erradicarlo “.

Es interesante notar el tono imperativo de la afirmación: “Los días en que se limitaba el gobierno de Ia Iglesia sólo a los obispos tienen  que haber terminado”. Es un grito de los laicos contra los obispos, confiando en la autoridad del Papa para respaldar su reclamo. Me recuerda al Serment de la Cour de Jeux de Paume o juramento del Juego de Ia Pelota (Juramento del Frontón). En la cancha del Frontón , los representantes de los tres estados del Reino de Francia, el clero, la nobleza y los plebeyos prestaron un juramento solemne prometiendo no separarse antes de escribir una Constitución. Fue un acontecimiento fundamental para el inicio de la Revolución Francesa, que estallaría un mes después y eliminaría el anterior gobierno aristocrático de Francia.

La afirmación de que el escándalo del  encubrimiento del abuso sexual de niños por parte de sacerdotes justificaría el fin del gobierno por parte de los obispos equivale a decir que la ineficiencia y la corrupción de los miembros de la Cámara de Representantes en los Estados Unidos justificarían la abolición de la Cámara de Representantes, una rama del gobierno. El abuso de una institución o de una ley no significa que ya no deba existir o dejar de aplicarse.

Después,  el editorial emplea otro argumento: “El Papa recuerda a la Iglesia la percepción del Concilio Vaticano II de que el sacramento cristiano fundamental no es la ordenación como sacerdote u obispo, sino el bautismo. Todos los bautizados son responsables del bienestar de la familia de la fe. De modo que las prioridades misioneras y pastorales de la Iglesia ya no pueden imponerse desde arriba, sino discernirse mediante consultas con los fieles hasta el nivel parroquial “.

1337B2FE-AAF2-49A5-9461-92E63938C9A1

Otro paso a una Iglesia en Ia que todos sean iguales

El sofisma aquí es que el bautismo al ser el más esencial de los Sacramentos hace iguales  a todos en cuanto católicos: Papa, Obispos, sacerdotes y laicos. Sí, el bautismo es más esencial, pero además están los accidentes, como el Sacramento de las Órdenes, que cambian por completo esa igualdad fundamental y transforman a la Iglesia en una sociedad estructurada compuesta por Jerarquía y fieles. Pretender que la Iglesia católica es una sociedad de iguales y que el poder de los obispos proviene del pueblo,  fue condenado por Pío VI junto con otros  errores en 1794 en el Sínodo de Pistoia que defendía  herejías similares. (DR 1502) En 1786, el mismo pontífice condenó el error defendido por los febronianos que sostenían que la Iglesia debía ser gobernada como una república. (DR 1500)

No obstante, esto es lo que The Tablet presenta como la meta del Papa Francisco y del actual progresismo.

El último extracto del editorial que analizo es el siguiente: “La sinodalidad, palabra que describe todo esto, ahora debe ser incorporada a las estructuras de la Iglesia a nivel nacional, diocesano y parroquial. Ese es un inmenso desafío ”.

El objetivo radical del progresismo aparece aquí en su totalidad: el igualitarismo debe imponerse en todas las filas de la Iglesia y extenderse a todas las parroquias pequeñas. Es un llamado a un igualitarismo dominante y universal. Esto es lo que es la sinodalidad, según la voz acreditada de The Tablet . Por lo visto, el Papa Francisco también anhela el mismo ideal.

Es bueno tener una fuente progresista seria que confirme lo que hemos afirmado durante muchos años.
De Tradition in Action

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s