ALL POSTS

UN LIBRO IMPORTANTE : LA CRISIS DE AUTORIDAD DE LA IGLESIA


A pocos días de las heréticas declaraciones del Sr. Athanasius Schneider, “obispo” auxiliar de la archidiócesis de Santa María en Astana, se publica un libro que calificamos de muy importante y que estudia en profundidad la historia y opiniones sobre las posibles herejías de papas  y arroja luz tanto sobre los  hechos históricos, falseados por el Sr. Schneider, como sobre las opiniones teológicas históricas y las de los doscientos años anteriores al Vaticano I.

El Sr. Schneider  prescinde del infalible (Dei Filius} magisterio ordinario de la Iglesia durante más de doscientos años después de la enseñanza del santo doctor de la Iglesia San Roberto Belarmino y del también Santo doctor de la Iglesia San Alfonso, hasta el Concilio Vaticano I.

La ocasión que ha encontrado el Sr. Schneider para publicar sus herėticas opiniones han sido las herėticas opiniones del “Papa” Francisco en la

Declaración conjunta del Papa Francisco y el Jeque Ahmed Al Tayeb
comunicada por la Oficina de Prensa de la Santa Sede
DOCUMENTO DE LA FRATERNIDAD HUMANA PARA LA PAZ GLOBAL Y LA EXISTENCIA COMÚN.
El Sr. Schneider que en toda su trayectoria ha defendido tenazmente los avances heréticos de Ia iglesia conciliar, bien sea el falso Concilio Vaticano Ii, o la Nueva Misa y el cambio del Ordinal y ritos sacramentales por Pablo VI, es un típico espėcimen de la FALSA DERECHA, o sea la que defiende la revolución en Ia Iglesia poniéndose Ia careta tradicionalista. Como no podía ser de otra manera ahora ha hecho una defensa cerrada De Francisco sobre las consecuencias de sus herejías, en un doble avance. Primero,  que la famosa  declaración  de Francisco (arriba enlazada) , él Ia refería meramente a la Voluntad Permisiva de Dios, y por sí alguno le quedase alguna duda ahora publica una nota sobre la cuestión de un papa herético que como era previsible exonera a Francisco de la pérdida del oficio papal por sus continuas herejías , en un texto plagado de errores históricos (casi todos ya  refutados en este blog, en referencia a Honorio I, Liberio, y Juan XXII)  y errores (herejías). teológicos, como debelamos en este mismo post.

Pero la verdad que tanto molesta al Sr. Schneider es que por protección divina NO PUEDE HABER PAPAS HEREJES, por lo menos en su Magisterio y si los hubiera (cosa  no segura)  en sus manifestaciones como hombre privado, la DOCTRINA ASEGURA QUE SERÍAN IPSO FACTO DEPUESTOS POR SÍ MISMOS , dejando a Ia Iglesia Ia formalidad del proceso legal.

Recordamos la doctrina católica sobre los Papas herejes :

86495187-2DD9-4772-A988-6CB50AD92726

San Alfonso María de Ligorio escribió, en referencia a lo dicho por el propio Belarmino: “Si el Papa, como persona privada, cayese en la herejía”, pues el Papa, en cuanto Papa, es decir, dando sus enseñanzas EX CATHEDRA a la Iglesia universal, no puede enseñar ningún error contra la fe, dado que la promesa de Jesucristo no puede dejar de realizarse, a saber, que las puertas del infierno no prevalecerían jamás contra la Iglesia….”Que algunos papas hayan caído en la herejía, algunos han tratado de probarlo, pero no lo han probado, ni nunca lo probarán; nosotros vamos a probar claramente lo contrario en el capítulo X. Pero además, si Dios permitiese que un Papa fuese hereje notorio y contumaz, éste dejaría de ser Papa, y la sede quedaría vacante. Mas si fuera hereje oculto, y no propusiese a la Iglesia ningún dogma falso, entonces no causaría ningún daño a la Iglesia, pero nosotros tenemos que presumir con justicia, como dice el cardenal Belarmino, que Dios no permitirá jamás que ningún Pontífice romano, ni siquiera como hombre particular, llegue a ser hereje notorio ni siquiera oculto “ . OEUVRES COMPLÉTES DE SAN ALPHONSE DE LIGUORI, Docteur de l’Église. Oeuvres dogmatiques, t. IX: Traités sur le Pape et le Concile: “Défense du pouvoir supréme du Souverain Pontifice contre Justin Fébronlus” 1881; réimpressiom 1975, Gent, Belgium).Sigue el Santo doctor a “apud Bellarmino: de Romano Pontífice, liber 4, cap. 3)»

Ésta doctrina ha sido  solemnemente enseñada por el Concilio Vaticano acerca de la indeficiente Fe de los Sucesores de San Pedro en la Constitución  dogmáticaPastor Aeternus”; sobre la imposibilidad de Papas herejes, que como él dice difunden por doquier doctrinas heréticas, sin por ello dejar de ser legítimos papas   Bien que, en su opinión serían “malos padres y tiranos”

Ésta enseñanza que recordamos ya había sido solemnemente declarada por Sixto IV en Ia Bula Licet Ea en la que se anatemiza enérgicamente  la proposición de Pedro De Osma  ECCLESIA URBIS ROMAE  ERRARE POTEST. De donde se deduce que la Iglesia ha comprometido su infalibilidad (juicio ex cathedra del pontífice romano) para certificar esto: ¡PRETENDER QUE UN PAPA PUEDE EQUIVOCARSE y SER HEREJE ES UNA HEREJÍA!

Volviendo al libro del que hacemos esta recensión aprovechando la coyuntura de ésta falsa doctrina que cada vez  se extiende más, con ocasión del fenómeno Francisco,  diremos lo siguiente sobre el libro :

Los papas de hoy dicen lo contrario de los de ayer. El clero está en crisis. La iglesia se sacude. La fe desaparece. Cómo es posible ? ¿No son los papas infalibles? ¿Cómo pueden contradecirse entre sí? Todas estas preguntas alimentan diferentes teorías explicativas. Maxence Hecquard los examina a la luz de los escritos pontificios, concilios y textos emanados de teólogos de los siglos xvi y xx. Una gran sorpresa nos espera al final de esta crucial investigación teológica: la gran apostasía, la derrota y el eclipse de la Iglesia están profetizados en muchos lugares de la Biblia. Los padres y exegetas medievales dan una descripción precisa de este Misterio de Iniquidad.
Un libro imprescindible.”  [De Sedevacantisme]

A02AF09A-5071-4D1B-B6B1-13EAA3CC2E99

130D5B60-CDF0-409B-B771-85088F400CCE

Se puede adquirir el libro AQUÍ

1 reply »

  1. Esta es la esencia de la “resistencia” y sus “campeones”. Después de la visita “ad limina” Schneider se dedica a la mejor defensa que Bergoglio puede tener: el respaldo presuntamente crítico.
    Los dos son unos farsantes, desde luego.

    Me gusta