ALL POSTS

TESTIMONIO GRÁFICO DE HACE AÑOS DEL FUEGO DE NÔTRE DAME


E6C96E4F-27E8-4266-B207-46AACC6D1B95

Estampa de 1956 [¿o 1856?]  en la que se ve tras la imagen del Corazón de Jesús el fuego de Nôtre Dame a la izquierda y el Vaticano en llamas detrás de la imagen a la derecha. Se aprecia el fusilamiento [que recuerda la pintura de Goya de los fusilamientos de 1808] por el atuendo de los soldados y los fusiles.

En un documento entregado en 1851 a Pío IX, los niños dieron a conocer al Papa estas profecías, que fueron reveladas recientemente por el sacerdote venezolano José Palmar. En la revelación a Melanie ―en el apartado 20 de las 33 profecías― se vaticina que la catedral de Notre Dame y la Basílica de San Pedro sufrirían incendios. Junto con esta revelación, el sacerdote también mostró una estampa hecha en 1956, [¿?] donde se distingue perfectamente que detrás de Jesucristo señalándose el corazón se ve arder a Notre Dame, mientras que a su izquierda aparece en llamas la basílica de San Pedro. Más abajo a la izquierda, se observa a un ángel fusilado por soldados, lo cual remite al tercer secreto de Fátima. [¿?]

Extraído de Alerta digital

49F44F76-08B7-4291-9B15-FFD94A4A5069

Célebre pintura de Goya que describe los fusilamientos de los patriotas del 2 de mayo en Madrid, en 1808, por las tropas francesas de ocupación. Hay cierto parecido con los fusilamientos que se ven a la izquierda de la figura del Sagrado Corazón.

 

Comentario de Latrofaccioso

Muy revelador. Gracias por el aporte.
Los fusilados son un hombrey una mujer que está detrás de el,con la cabeza cubierta con un pañuelo blanco, no es un Ángel.

Tengo una duda, si la Catedral de Notre Dame es la de la izquierda, la del Centro ardiente debe ser otra sin duda, por más que se asemeje a su torre de la aguja. Me recuerda algún tanto a la Basílica de la Sallete.

Y la estampa, ¿no será de 1856? Por la uniformología decimonónica de los militares, que parecen soldados franceses de mediados del s. XIX… En concreto franceses republicanos o italianos (unionistas-garibaldinos).

Un saludo y que Dios nos ampare y se digne acelerar el curso de los acontecimientos para que podamos ver su Gloria y Majestad aquí en la tierra como en el Cielo. Amén.

 

Respuesta a éste comentario en un nuevo comentario:

Fíjese bien y compare estas fotografías. Hay una orientación ligeramente diferente

null

null

null

null

 

14 replies »

  1. Muy revelador. Gracias por el aporte.
    Los fusilados son un hombrey una mujer que está detrás de el,con la cabeza cubierta con un pañuelo blanco, no es un Ángel.

    Tengo una duda, si la Catedral de Notre Dame es la de la izquierda, la del Centro ardiente debe ser otra sin duda, por más que se asemeje a su torre de la aguja. Me recuerda algún tanto a la Basílica de la Sallete.

    Y la estampa, ¿no será de 1856? Por la uniformología decimonónica de los militares, que parecen soldados franceses de mediados del s. XIX… En concreto franceses republicanos o italianos (unionistas-garibaldinos).

    Un saludo y que Dios nos ampare y se digne acelerar el curso de los acontecimientos para que podamos ver su Gloria y Majestad aquí en la tierra como en el Cielo. Amén.

    Me gusta

  2. La mujer que besa la mano al Sagrado Corazón es la Iglesia “Resto Fiel” del libro del Apocalipsis, es decir, la Iglesia Católica Remanente.

    Me gusta

  3. Veo que la mujer martirizada se abriga detrás de la imagen del Sagrado Corazón de Jesús. La figura del hombre es semejante a Cristo y la mujer está detrás de Él, lo que puede significar el martirio de los Católicos (por el velo) y la persecución religiosa por las imágenes fuziladas; adelante, esta mujer con mancha de sangre en las espaldas e en el velo llega al Cielo entre nubes y besa la Sagrada Mano de Jesús, que mira apenado hacia la Tierra: “Ó, Jesús, no mireis nuestros pecados, sino la sangre de los mártires que clama misericórdia.”

    VEN, Señor Jesús! !Santa Páscua a todos! MD

    Me gusta

  4. Perdóneme quise decir la Basilica de Lourdes y no la de La Sallete. Pues si, aún con la inclinación el parecido con Notre Dame es muy alto.Ojalá que nos sirva a todos los católicos esta catastrofe material para ver la catastrofe espiritual que desde Vaticano II acontece.

    Oh Catedral de Notre Dame, cuán profanada has sido estos 50 años y cuanto de menos has debido hechar al Verdadero Culto Católico…Y aunque vayan los de “Eclesia Dei” armados de incensarios a celebrar una Misa pontifical pero una cum en tu interior, tu lloraras amargamente igual, pues es igualmente sacrilega.

    Este Viernes santo al rezar por la conversión de los pérfidos judíos, recordé especialmente a Eugenio Zoli, terciario de S. Francisco; antiguo rabino de Roma. Figura sin par y para mi verdadero santo. Hoy silenciado, ultrajado y difamado por la Sinagoga, al igual que el Pastor Angélicus (Pio XII), digo esto porque no olvidemos las promesas hechas a la higuera de Israel, y que la incredulidad de los gentiles actual dará paso a la conversión de Israel, que vendran al Pusillux Grex, engrosándolo considerablemente, pidamos por ellos y por nuestra perseverancia hasta el fin.

    Felices Pascuas. Maranatha.

    Me gusta

  5. 1860 – 1870 Los años decisivos

    Los años de 1860 a 1870 han sido decisivos para el porvenir de Europa y del mundo. Todo lo que hemos visto un siglo ha, revoluciones, anarquía, unión del despotismo y el socialismo, alianza ruso-americana, expansión rusa, guerras mundiales, poder mundial, tribunal de las naciones… todo eso existió en germen en el curso desos 10 años, mas sólo algunos profundos pensadores han sido capaces de percibir la importancia desos primeros síntomas y señalarlos a un público por otra parte indiferente.

    Cuando se lee algunas obras escritas en esa época, queda uno espantado de la clarividencia de sus autores. Barbey d’Aurevilly anunciaba desde 1859 “el carácter satánico imposible de negar estampado en la frente, apenas lavada, de la Revolución en Rusia; la cual mañana se va a mostrar en toda su altura”.

    En 1864 Le Play denunciaba ya “el orgullo que lleva ya a los americanos del Norte a preparar por la alianza con los rusos una lucha contra la civilización europea; que ya les ha hecho erigir en doctrina la inminencia de su dominio sobre la América entera”.

    Luis Veuillot escribía en 1866: “Son los moscovitas quienes vencerán a Europa”.

    En 1864 apareció el “Diálogo en los infiernos entre Maquiavelo y Montesquieu” de Maurice Joly, que algunos han creído discernir como el bosquejo de “Los Protocolos de los Sabios de Sión”.
    Joly escribe, entre otras cosas: “Del cansancio de las ideas y el choque de las revoluciones, han surgido sociedades frías y desilusionadas que llegaron a la indiferencia política y religiosa, y no tienen otro estímulo que los goces materiales; sólo viven para el interés, no tienen más culto que el oro, y sus costumbres mercantiles rivalizan con las de los judíos, a quienes tienen como modelos”.

    Las más asombrosas desas profecías de 1860-1870 son ciertamente las de Gougemet Des Mousseaux; quien publicó hace ahora un siglo un libro de sorprendente actualidad titulado: “El judío, el Judaismo y lajudaización de los pueblos cristianos”.

    Recordemos que en 1844 Karlos Marx había predicho que los judíos no serían emancipados sino cuando los pueblos cristianos se hubieran vuelto judíos.

    Este profundo pensamiento, que no tardó en engendrar un vero plan de acción política y religiosa, no escapó a Des Mousseaux que se apresuró en señalar en su libro las primeras manifestaciones de judaización entre los Cristianos.

    El abate Veisin le escribía en una carta-prólogo: . . . ” E s el momento,gran momento, más que momento de abrir los ojos a los hechos que Ud. a sacado a la luz y sus consecuencias próximas inmensas”.

    La obra de Gougenet Des Mousseaux es realmente profética: predice la ruina del derecho cristiano, la guerra mundial, la intervención norteamericana,la formación de un tribunal de las naciones, la vuelta de los Judíos a Palestina, la unidad del mundo bajo, el Anticristo, y el fin de la maldición divina que pesaba sobre los hebreos.

    Uno se pregunta hoy día cómo un hombre ha podido prever hace un siglo sucesos que todavía hoy estupefacen a los contemporáneos.Una miradita atrás a la historia secreta de esa época nos dará la pista.

    Entre 1860 y 1870 los principales países de Europa estaban gobernados aún por Monarquías; pero la mayoría dellas no estaban ya fundadas sobre principios cristianos.
    Los Reyes de Prusia, Holanda, Dinamarca, Suecia, y Noruega, lo mismo que el Rey de Bélgica, Leopoldo I, eran masones todos. El mundo estaba gobernado por la Bestia salida del mar.

    Por otra parte, en el curso desa Década se produjeron acontecimientos de considerable influencia posterior, pero que no atrajeron la atención sino de pocas personas.

    Recordemos notablemente la fundación de la “Alianza Israelita Universal” en 1860; la reunión de la “Primera Internacional” en Londres 1864; la publicación de “Das Kapital” de Marx en 1867; la convocación del “Primer Sínodo Israelita” en Leipzig 1869, que reunió a representantes de Alemania, Rusia, Turquía, Austria, Inglaterra, Francia y Países Bajos.

    El asunto de los judíos de Rumania era entonces candente: en 40 años, de 1828 a 1868, su número había pasado de 25.000 a medio millón; y la Cámara de Diputados había manifestado que Rumania estaba en trance de pasar a ser un estado judaico, “primera realización de su idea de predominio sobre los pueblos cristianos”.

    Otro hecho debía robustecer esta opinión: el judío Eduard Simson, presidente del Reichstag alemán, ofrecía a los Hohenzollern la corona imperial. El francmasón Guillermo I iba a secundar la causa de los judíos; el Imperio napoleónico estaba al borde de su derrumbe.

    En Rusia apareció en 1860 una sociedad compuesta principalmente de judíos cuyo objeto era arrasar con la sociedad tradicional; no dejando ni Estado ni administración, ni ejército, ni religión, ni matrimonio, ni propiedad. Eran los “Nihilistas” que 20 años más tarde habían de asesinar al Czar Alejandro II.

    En América era la Guerra de Secesión, cuyo término favorable a los Estados del Norte apresuró la caída del Imperio de México.

    En 1865 los Yanquis, apenas salidos de la Guerra Civil, instalaban en México un Consejo Supremo del Rito Escocés Antiguo y Aprobado rama masónica muy influyente, a la cual pertenecía el presidente de los EE. UU., Andrew Jackson, que sostenía al francmasón mejicano Juárez, el enemigo del Emperador Maximiliano; que no era masón, ciertamente,
    Estos diez “años decisivos” terminan con la convocación del Primer Concilio Vaticano.

    Dos judíos recién bautizados, los “abates” José y Augusto Lémann, tomaron la iniciativa de introducir en el Concilio “la causa de los restos de Israel”. Decían a los “Patres” del Concilio: “Vosotros, naciones cristianas, tenéis que fenecer. . . Cuando un pueblo afloja, Dios llama a otro; y así es que nosotros hemos sido llamados”

    — “Está bueno, ahora hablan de reemplazarnos! — observó un obispo anciano, poco habituado a este lenguaje. Y los dos “abates” responden: ¡ Ciertamente ! Si ustedes defeccionan, nosotros estamos a la puerta para sustituirlos!” (La cause des restes d’Israel” Lyon, 1912).

    Los dos Lemann fueron los ejecutadores del pensamiento de Marx, que había dicho, años antes: “El cristianismo salió del judaismo, y ahora se disuelve en él de nuevo” (Marx a Engels, “Gesamtausgake”, Bd. 1, pg. 605).

    La identidad primitiva del Judaismo y el Cristianismo con su corolario, la disolución del Cristianismo en el Judaismo, es un tema socorrido de muchos escritores judíos en el siglo XIX, con el propósito de judaizar la Iglesia.

    El es contrario a las Sagradas Escrituras y a la doctrina de los Santos Padres.
    San Ignacio de Antioquía decía: “Ubi est Christianismus, abest Judaismus”.
    Gougenet des Mousseaux ha sido el primer laico en los tiempos modernos que intentó defender a la Iglesia destos intentos de Judaización.

    Se dice que murió envenenado. El centenario de su obra “El Judío, el Judaismo y la judaización de los pueblos cristianos” merece ser señalado.

    Revista Jauja. Número 36. Diciembre de 1969, era domini.

    ¡VEN, Señor Jesús! Santa Pascua a todos. Gracias Señor Moinmunan.

    Me gusta

  6. Eclesia Dei aflicta… si, afligida por los payasos wojtilianos.
    Otro convertido del judaísmo fue Ratisbone.

    Me gusta