ALL POSTS

EL ATEÍSMO Y AGNOSTICISMO DEL MODERNISMO


LA FILOSOFIA ATEA DE LOS MODERNISTAS

 

COMENTARIOS SOBRE LA ENCÍCLICA “PASCENDI”. SAN PIO X
Por el Dr. Homero Johas

 

En la encíclica “Pascendi” expuso San Pío X la filosofía agnóstica y atea de los modernistas. La síntesis ahí hecha merece una mayor explicación, ya que sacerdotes, obispos y laicos están envueltos en  tal Fi­losofía, ingenua o dolosamente. San Pio X les aplica las palabras de Cristo: “son ciegos que guían a otros ciegos”.

 

1. SOLO EL CONOCIMENTO SENSITIVO

 

PascendiPor esta filosofía la razón humana solo conoce los fenó­menos sensibles. Nada más que eso. No conoce por eso la existencia de Dios. Por eso Dios no puede ser objeto de la Ciencia y de la Historia”.

 

R.- Esta filosofía viene de Berkeley y Hume; de Kant y de Hegel; pasó al Relativismo de Einstein y al Evolucionismo de Darwin. Elimina la naturaleza espiritual del hombre, los conceptos y juicios universales y el conocimiento objetivo de la experiencia real. Deja en el hombre solo las formas materiales sensibles individuales, como ocurre con los animales.

 

Los animales conocen sólo la experiencia real  y no tienen el libre arbitrio de los seres espirituales humanos. La Geometría, abstracta y universal, demuestra la razón espiritual del hombre. La Física de los cuerpos concretos nos muestra el conocimiento de la experiencia real. El Agnosticismo nada puede afirmar a través de los fenómenos sensibles subjetivos, sin las causas reales del mundo exterior objetivo. Ningún animal ha hecho un libro de Geometría o Física, de Historia o Moral, de Religión o Filosofía. Tal base del Modernismo es fun­dada en la irracionalidad y en el arbitrio individual de los ateos, de las Sociedades secretas. Rebaja al hombre debajo de los animales, No sirve sino para desecharla . Viene de la mentira y del fraude consciente.

 

2. LA NEGACIÓN ARBITRARIA DE LA RAZÓN

 

Pascendi: “A priori” los modernistas rechazan la razón humana; son anti-intelectualistas. Son irracionales. No quieren las verdades uni­versales de la Ciencia racional. De ahí se sigue que niegen los motivos racionales de credibilidad que nos llevan a la Fe en Cristo; al conocimiento de la existencia de Dios por la Teología Natural, la Moral universal y la Revelación divina universal.

 

R.- Son irracionales, sensibles, subjetivos, apartan la expe­riencia real de la Ciencia objetiva universal. Todo se convierte en un Subjetivismo individual, el cual favorece el libre arbitrio personal, que los animales sensibles no posen. Es Agnosticismo en la “Ciencia” arbitrario, individual, personal,como lo dice el Vaticano I. Todo viene del arbitrio personal; de una ceguera voluntaria, contraria a toda Ciencia humana.

 

3. MAGISTERIO DE LA IGLESIA

 

Pascendi: La Iglesia, en el Vaticano I, condenó tales errores mons­truosos:

 

1.- El hombre, por la luz natural de la razón conoce, con certeza, la existencia de un solo Dios, vivo y verdadero, Criador y Señor nuestro (D.S. 3026).

 

La certeza del conocimiento científico, absoluto independiente del sujeto, universal, común a todos, lleva a Dios, ya sea en el orden natural, y  después a la Divinidad de Cristo, en el orden sobrenatural por Él re­velado. Los Profetas y los milagros de Cristo atestiguan su Divinidad. La Ciencia humana no es “inmanente” al interior de la consciencia humana, sin los actos objetivos de la experiencia real, absolutos, exteriores que son su causa.

 

4. ATEÍSMO ARBITRARIO “A PRIORI”
Pascendi:
R.- Arbitrariamente, “a priori”, apartan la Divinidad de Cristo y el origen divino de la Iglesia Católica del poder divino dado por Cristo a sus ministros visibles en la Tierra. Así destruyen a todas las religiones y no solo a la Iglesia Católica. Destruyen la Ley Natural y la Moral Natural, gravada en las mentes de los hombres. Son ateos e irracionales, inmorales y anti-religiosos.
5 – EL FRAUDE DE LA IMANENCIA VITAL
Pascendi: Para explicar la Religión miran solo la vida del ho­mbre, ligada a los movimientos del corazón, a los cuales llaman “sentimientos”. El movimiento religioso seria movimiento del corazón, movimiento vital. Tal movimiento, de los agnósticos irracionales, sin Ciencia objetiva, procedería de una necesidad. Seria la “necesidad de Dios”.

 

R.- Los movimientos cardiológicos son fisiológicos, ontológicos, comunes a muchos animales vivos. No son movimientos cognitivos. El conocimiento “sensible” de los animales; no es el movimiento fisiológico del corazón de ellos. Y la vida de los seres vivos es causada por la transmisión, de padres a hijos, y no viene sin origen exterior, antecedente. No se excluye la Causa primera de seres vivos contingentes. Ningún ser vivo limitado es causa inmanente de sí mismo. La “inmanencia vital” del Modernismo es uno mas en la serie de los fraudes, ficciones y mentiras. Ni el conocimiento existe sin el objeto conocido; ni la existencia del ser contingente existe sin la Causa primera por la cual existe.

 

6 – LA IGNORANCIA Y LA INCONSCIENCIA UNIVERSAL

 

Pascendi: Solo en ciertas circunstancias los hombres sienten necesidad de Dios. Ella no viene de su consciencia; está oculta en su subconsciente incognoscible e incomprensible. Está fuera de los limites de la Ciencia y de la Historia, internos y externos a la consciencia y al,mundo sensible, exterior. La necesidad de Dios, sin acto previo de la inteligencia no une el hombre a Dios. Dios es la causa y el objeto del conocimiento; el revelador y lo revelado.

 

R.- La necesidad de Dios viene de la Ciencia racional que conoce la Causa por sus efectos. No viene del Agnosticismo y del Ateísmo arbitrario, “a priori”. Dios no está fuera de los límites de la Ciencia; Él es exigido por la Ciencia interior y exterior. No viene del “sentimiento” irracional, sino de Ciencia racional. Los animales nunca hicieron tratados de Ciencia, de Moral, de Religión, ni de Historia. El arbitrio y fantasía del Agnosticismo nada puede afirmar sobre un “incognoscible”universal, fuera de la Ciencia y de la Historia. La ignorancia e inconsciencia no hacen Ciencia. El agnóstico nada puede afirmar sobre ciencia, sobre el ser real. Si Dios es objeto del conocimiento en el juicio racional lógico,  es la Causa exterior del conocimiento de los sujetos y la Causa Antológica de la existencia de los seres limitados contingentes.

 

7 – CADA UNO SIGUE SU PROPIA VOLUNTAD

 

Pascendi: [Para los  modernistas] la Revelación divina es ese “sentimiento” religioso individual, subjetivo. Dios es el objeto de la Fe, la cosa revelada y la Causa de Fe, el ser revelador. Tal “sentimiento” subjetivo viene de Dios y es Dios. Él es la fuente de la Religión natural y sobrenatural. Donde los términos “Revelación” y “consciencia” tienen sentido confuso. Donde todos deben obediencia a su propia consciencia, individual. Hasta el Pontífice Romano cuando habla sobre culto y disciplina religiosa.

 

R. Tal acervo de sentencias venidas del Agnosticismo y del Ateísmo, forman parte de un acervo de ficciones individuales de la “consciencia” de un “inconsciente” e “ignorante”. El movimiento fisiológico del corazón, vino del sentimiento, descartó la Ciencia racional, la experiencia real exterior, la Revelación racional exterior. Un “deber” moral, venido del Agnosticismo, ateo y arbitrario, subordina todo conocimiento humano al interior individual sensible de un solo hombre, con “su consciencia”, “su verdad”, “su fe”, sus “normas propias”, su “criterio libre”. Ahí se hace una mezcla de Agnosticismo universal con libre arbitrio individual, sin la razón, sin la experiencia real del mundo exterior. Ahí se planta la autonomía y libertad de cada uno, solo obedeciendo a si mismo, sin subordinación a un Dios exterior y sus doctrinas y leyes universales. La imaginación del ateo contribuyó a esas fantasías del Politeísmo, o del Panteísmo.

 

8 – NEGACION MATERIALISTA DE LA DIVINIDAD DE CRISTO

 

Pascendi: De este modo [en el modernismo] la Revelación y la Fe son sólo interiores, viene de la consciencia de cada uno. El que es incognoscible se une a un fenómeno que pertenece a esa falsa Ciencia. Mas la Fe viene del incognoscible y no pertenece a la Ciencia; ultrapasa los limites de la Ciencia y de la Historia. Tal fenómeno puede ser una persona, o un acto no común según las leyes ordinarias de la Historia; con palabras misteriosas. Entonces la Fe transfigura el fenómeno y lo eleva para recibir lo divino. Y también desfigura el fenómeno, retirando de él las formas del tiempo y lugar, comunes a los seres materiales. Eso ocurrió con Cristo. Donde el criterio modernista, agnóstico y ateo, debe retirar de Cristo los efectos de esa transfiguración y desfiguración, los milagros, las profecías, cosas que no corresponden al tiempo y lugar, cosas que están encima de las leyes de la materia y de los hechos de la Historia.

 

R.- El Ateísmo y el Materialismo se unen al Agnosticismo y a las fantasías arbitrarias para negar la Ciencia real, objetiva, del mundo exterior. Y, de ahí niega  los milagros de Cristo, su Historia real, las profecías. La Revelación exterior es separada; la Fe en la Divinidad de Cristo, fundada en la credibilidad de los milagros, es rechazada. Los “fenómenos” sensibles apartan la Ciencia racional. El“incognoscible” se aparta de la Ciencia. El fraude rechaza , “a priori”,  la Historia. El Agnosticismo individualista dicta las “leyes ordinarias de la Historia” universales y objetivas y “ve”, en el pasado, que los hombres históricos hicieron contra las leyes del Materialismo ateo. Los “agnósticos” ateos, dictan “deberes” a los “críticos” racionales fundados en actos que, con el incognoscible, ellos conocerán en los siglos de la Historia. El Ateísmo dicta los límites de la Historia, sin Dios. He aquí el origen de la Religión de los ateos.

 

9 – RELIGIÓN HUMANA, SIN DIOS

 

Pascendi: El Agnosticismo ateo, arbitrario, afirma que los relatos históricos sobre Cristo tuvieron y tienen origen en el “sentimiento religioso” propio de cada uno. Este es movimiento cardiológico, vital, fisiológico, “movimiento de corazón” de cada uno, inmanente en individuos materiales, sin la razón espiritual. Eso sin la Causa Primera de las especies; sin la experiencia real del mundo exterior. Donde Cristo seria un mero ser humano, mero hombre y no Dios. Tal delirio sacrílego y audaz fue y es profesado por sacerdotes, obispos y laicos que se dicen“católicos” y que se mueven libremente entre los fieles, con su Ateísmo: [quieren] “reformar la Iglesia”, hacer una obra humana, una “iglesia del hombre” y no de Dios.

 

R.- El punto central de la “nueva iglesia” es el de la “aniquilación del Cristianismo” y de “toda idea cristiana”, como lo quiso Voltaire y la Revolución Francesa. Pero antes, destruir toda la ley moral, natural o revelada, a través de la libertad religiosa. E instalar el Ateísmo; religión del hombre, sin Dios; sin los milagros; sin la autoría divina de los libros de la Revelación exterior; sin la verdad universal divina; con “culto del hombre”, un “nuevo humanismo”, laico y profano. Con una“fraternidad” humana, ecuménica, de todas las religiones; sin distinguir las verdaderas y las falsas; entre fieles e infieles. Sin “sumisión jerárquica” al verdadero Dios y al verdadero ministro de Dios. No quieren un papa fiel. Y se dicen “católicos” simulando, mintiendo, mudando las definiciones de los términos. Cristo será mero hombre. Los términos: verdad, fe, Dios, Iglesia, Papa, obispo, sacramento, Moral… todo tiene nuevo sentido no católico en esa “nueva iglesia”, fruto de las Logias Masónicas.

 

10 – LA SALVACIÓN FUERA DE LA IGLESIA CATÓLICA

 

Pascendi: Ya no se trata del error antiguo que atribuía a la naturaleza humana un derecho de pasar del orden sobrenatural. Ahora se pretende que la Religión Católica es un producto del orden natural humano.

 

R.- Ahora no se distingue entre orden sobrenatural, adquirido por el Bautismo y por la verdadera fe, y orden natural de los paganos fuera de la Iglesia. Habría salvación eterna para ambos. No seria necesario pertenecer a la Iglesia Católica para salvarse. El dogma de fe: “Fuera de la Iglesia no hay salvación” ahora tendrá otro sentido, por medio de una “ignorancia invencible” de los infieles; por la voluntad de ellos de ser conformes con la voluntad de un vago Dios, que no es Jesucristo.

 

11 – DOGMAS HUMANOS

 

Pascendi: No siendo el sentimiento religioso una forma cognoscitiva humana; no existiría distinción entre las personas y el Dios generado en su inconsciente. Entonces el Agnosticismo ateo piensa en el fenómeno religioso y genera representación verbal, reflexionando sobre sus sentimientos religiosos. Así nacen propósitos vulgares, que, después, por reflexiones, generan pensamientos más elaborados que serán los “dogmas de fe”. Vendrán de las mentes humanas, como del propio Dios, no distinto del hombre. Eso es la Revelación interior y el “dogma de fe”.

 

R.- Tal origen humano de la Revelación, de la Fe, de la Iglesia, de Dios será también el de los dogmas. Vienen de “representaciones mentales” de “sentimientos religiosos” individuales. Todo vendría de la “consciencia del hombre”, sin Dios, materialista, agnóstico, ateo o panteísta. El “movimiento del corazón”, fenómeno “vital” e “inmanente”, de cada hombre, generó los dogmas de fe.

 

12 – DOGMAS EVOLUTIVOS, LIBRES, MUTABLES

 

Pascendi: Las fórmulas individuales de los dogmas tendrían por fin encontrar una razón a la Fe; serian cosas intermediarias entre el creyente y su fe. Serían meros símbolos, expresiones inadecuadas, de los objetos; que no expresan la verdad absoluta; y deben ser adaptados a los sentimientos de cada uno. Son instrumentos de los sujetos y deben ser adaptados a sus sentimientos. Como Dios tiene infinitos aspectos, ora aparece uno, ora otro. De ese modo las“fórmulas” de los dogmas varían con los tiempos y circunstancias, evolucionan. Los dogmas serán humanos, libres, mutables.

 

R.- Estamos ante un acervo de ficciones y fantasías; sin verdades racionales universales, necesarias; sin Revelación exterior divina. Las “verdades” del Ateísmo y Agnosticismo “deben” ser adaptadas a los “sentimientos”, o “movimientos del corazón” de cada uno. Cada uno decide, por su arbitrio y subjetivismo, lo que es dogma de fe, “para si”. El Magisterio de la Iglesia es totalmente destruido.

 

13 – DOGMAS MUERTOS DEL PASADO

 

Pascendi: Los dogmas [para los modernistas],pueden ser mudados, según el “sentimiento religioso”, individual, [según el]“movimiento del corazón”“inmanente”, dentro de cada uno. Deben ser “vitales”, como los movimientos cardiológicos, “deben vivir bajo la dirección del corazón del ateo” y agnóstico “a priori”. Si no se adaptan a la “vida humana”, “deben ser mudados”. Desprecian los dogmas universales, inmutables, de la Iglesia, porque no proceden de la “vida de la comunidad”. Rechazan la Iglesia por querer conservar perpetuamente el mismo sentido de los dogmas. Serian dogmas de una “realidad” del pasado, ya muerta.

 

R.- Del sentido ontológico de “vida” de los seres humanos, pasan las “comunidades” a los “dogmas de fe” venidos de las voluntades libres de los hombres y no de Dios, de la Revelación exterior. Las“fórmulas” serian meros símbolos arbitrarios, contingentes, no necesarios. La “Ética de situaciones”elimina todas las normas universales. El “credo” de la “nueva iglesia”, cada uno con “su fe”, “norma propia” y con “su verdad”. La Iglesia Católica, al contrario, profesa una: “Fe universal, común a todos”(D.S. 639), “conservando perpetuamente el mismo sentido” (D.S. 3020). “La Fe cristiana funda sus exigencias morales en el conocimiento de verdades universales y de sus relaciones”, enseñó Pio XII sobre la “Ética de la Situación”. Aquí tenemos un Dogma humano, de situaciones. La Revelación cristiana terminó con el último Apóstol, enseñó la Iglesia (D.S. 3421). El Decreto “Lamentabili“, del Santo Oficio, de 1907, destruyó esas doctrinas relativistas, agnósticas.

 

14 – CIEGOS CONDUCTORES DE CIEGOS

 

Pascendi: Son ciegos que guían a otros ciegos. Están obesos con las bazofias de la falsa ciencia. Deliran pervirtiendo el concepto de verdad. Quieren un nuevo sistema, sin buscar la verdad donde ella está. Desprecian las santas Tradiciones. Se apegan a doctrinas fútiles y vacías, reprobadas por la Iglesia. Son estultisimos.

 

R.- Todo eso procede de las luchas de la Masonería para destruir el Catolicismo a través de mentiras y fraudes. Infelizmente muchos caen bajo las simulaciones de la “operación del error”profetizada por San Pablo (2 Tess. II, 1-11). El Evolucionismo de Darwin y el Relativismo de Einstein son dos tentativas de los Agnósticos ateos para introducir en la Ciencia las tinieblas de lo“incognoscible”, del “inconsciente” y el “sistema arbitrario” de las ficciones de cada uno. La Masonería elevó la fama de estos fraudulentos como si fueran “científicos”. Y millones de tontos y de inocentes útiles van tras los fraudes, incapaces de discernir la verdad de los errores en la ciencia y en Religión. Lo que ocurrió después del Plan de la Masonería de 1819; después de los errores del Modernismo denunciados por San Pio X, es patente en la “perversión del concepto de verdad” por el Concilio Vaticano II.

 

Traducción (corregida) del R.P. Manuel Martínez Hernández