ALL POSTS

EL “SECRETO” DE BENEDICTO XVI/RATZINGER


[Es lo que dice Socci en su libro publicado a finales de 2018 (al que hemos dedicado un post) que pretende que siga viva la infame leyenda de un Benedicto XVI tradicionalista y gran teólogo de doctrina sólida y segura. Creo que en toda la historia no se ha oído tamaña falsedad. En realidad Benedicto es un mistificador en la plena acepción de la palabra. En el blog hemos denunciado muchas veces sus innumerables herejías y lo que es peor su Apostasía (véase la recensión del estupendo libro de Radaelli En el Corazón de Ratzinger, que le llevó a decir que Dios es sólo una hipótesis tan legítima como su idea contraria o que la Revelación del Antiguo Testamento puede interpretarse con igual legitimidad tanto en sentido judío, como también un anuncio y profecía de Cristo. Quizás diga esto porque es un judío de corazón de antigua raigambre que ha negado hasta la legitimidad de convertir a los judíos, negando el mandato de Cristo de “Id y predicar a toda criatura” mandato que según su sentir herėtico y blasfemo no comprendería a los judíos.

Estoy convencido de que la principal característica de Benedicto XVI es que es un engañador y seductor lo que explica su éxito en haber logrado el aplauso y casi veneración de los neoconservadores (vulgo Neo-com) y de aquéllos que se alinean en una franca opisición a Francisco cuyas maneras procaces y demasiado evidentes enfurecen a muchos que han tragado el camello de los anti papas (o más exactamente anticristos) conciliares y se revuelven furiosos contra el mosquito de un Bergoglio que no es sino la última nanifestación de las enseñanzas heréticas del conciliábulo Vaticano II. En Bergoglio todo ya está claro y pone a los llamados “católicos” en el brete de elegir entre la Verdad cuyo Amor les salvaría y entre las fábulas del Anticristo con las que tan cómodamente han convivido hasta ahora. Les traigo este artículo que es una pequeña muestra de lo mucho que se podría decir del engañador Ratzinger. En resumidas cuentas y por decirlo con una gráfica expresión, acuñada en un post de este blog, en la que está comprendido el periodista italiano Socci, instigador también de las fantasías sobre el Cuarto Secreto de Fátima, Benedicto XVI es el Papa de los Necios

Benedict-Ratzinger tiene un “secreto”? El Nuevo libro del periodista italiano Socci así lo dice.

De: Los padres de TRADITIO

¿Podría el hombre de la derecha seguir siendo “Papa”, 
como dicen los ultraconservadores ?
He ahí  el padre. Josef Ratzinger en los tiempos del Concilio Vaticano II 
charlando en un traje de negocios protestante
con su asesor teológico personal
Karl Rahner (izquierda), quien había sido  retirado de su puesto de
Profesor  y silenciado por el Santo Oficio por sospecha de herejía
Los Nuevos Papas , que se han adherido todos a  las herejías del Vaticano II
a quienes han respaldado  Ratzinger y Rahner
no pueden considerarse legítimos según
los principios establecidos, entre otros por
San  Roberto Belarmino,  Doctor De la Iglesia

El autor, periodista y neo-vaticanólogo italiano Antonio Socci sacó en 2019 su nuevo libro, Il Segreto di Benedict XVI: Perché è ancora papa, (El secreto de Benedicto XV: Por qué sigue siendo Papa). Esta noción debe ser una de las nociones más descabelladas de los ignorantes de estos días, de que Benedict-Ratzinger todavía es Papa, bueno, Neopapa. Esta “leyenda urbana” surge de las frustraciones que los conservadores y ultraconservadores de la Nueva Iglesia,  tienen respecto de  Francisco-Bergoglio, quien ha demostrado ser un hereje modernista, por lo que están desesperados por encontrar una salida a esta situación . Irónicamente, su “niño favorito”, Ratzinger, hasta el día de hoy está comprometido como un verdadero partidario de la herejía modernista, tan fuertemente condenada por el Papa Pío IX y por todos los papas desde entonces hasta el Concilio Vaticano II (1962-1965), como también es modernista Francisco-Bergoglio.

Los neoyorquinos ultraconservadores parecen estar engañados por las apariencias conservadoras de Ratzinger. Sin embargo, no es un  papa tradicional ni siquiera remotamente. De hecho, los papas anteriores  que habían abdicado en la historia se apresuraron a buscar el silencio en una celda monástica y ciertamente no actuaron como si todavía fueran el papa. Ratzinger fue además el líder herético modernista del Concilio Vaticano II. Su camarilla era de notorios  herejes, como su amigo del alma el infame Karl Rahner, quien había sido despedido de su puesto de profesor y había sido silenciado por el Santo Oficio por sospecha de herejía.

Ratzinger, Rahner y su círculo fueron responsables de inyectar en los documentos del Anti-concilio casi todas las nociones heréticas posibles  del pasado y del presente. La principal victoria personal de Ratzinger en el Anticoncilio  fue hacer valer  la Herejía Ecuménica: “Todos adoramos al  a los) mismo(s)  dios (es); Todas las religiones son igualmente verdaderas” No es de extrañar, que incluso como Neopapa, Ratzinger no pudiese dejar de rendir aprecio a  una  menorah en Servicios judíos, tal vez tratando de disipar el hecho de que había sido un miembro activo de las juventudes hitlerianas .

La noción de que Ratzinger como neopapa  es tradicionalista es un auténtico mito… de los ultra conservadores como lo es también la supuesta misa tridentina latina de 1962. ¿Pero  quién hizo esa misa? El Papa Juan XXIII, a quien odian los mismos ultra conservadores la promulgó. En cuanto al Motu Proprio Summorum pontificum de 2007 que supuestamente “permitió” la “misa latina”, que no es la misa latina tradicional sin adulterar de 1950 y de antes. El presbítero masón Hannibal Bugnini, hizo  la Misa  del Nuevo Orden  de 1962, quien también dirigió directamente la misa  inválida del  Novus Ordo  de 1969.  Además, es un hecho que Ratzinger nunca ni una sola vez como Neopapa simuló su propio Misa de 1962. No, ni una sola vez. Él perpetró un fraude a los ultra conservadores.

San Roberto Belarmino (1542-1621), doctor de la Iglesia, quien escribió  sobre los papas heréticos más que cualquier otro doctor, vivió en esa época herética conocida como la Revolución Protestante, dijo en latín simple y claro: ” Papa hereticus ipso facto depositus est, “Un papa herético es depuesto por este mismo hecho. Él claramente escribió acerca de la posibilidad (como hombre privado)  de que un papa individual caiga en una herejía y, por lo tanto, pierda la autoridad del papado católico. Si el sabio Santo hubiera vivido otros cuatro siglos más , habría visto sus especulaciones teológicas confirmadas en la realidad.