ALL POSTS

RUEDA DE PRENSA DE FRANCISCO EN AVIÓN DE MOZAMBIQUE


Los antipapas dicen las cosas más malditas …

Francisco : “No le tengo miedo al cisma” y otras pepitas bergoglianas en las últimas preguntas y respuestas

 Ver todas las fotografías del viaje:

 

https://www.gettyimages.es/search/2/image?events=775403223&family=editorial&sort=best#license

Muy bien, todos, ustedes saben cómo funciona el juego. Después de que termina un viaje de Francis, el avión se prepara para la partida: todos entran y se sientan, la puerta se cierra y la boca bergogliana se abre. Para entonces, será mejor que se pongan los cinturones de seguridad, porque todo es posible. Lo hemos visto unas cuantas veces más de lo que queremos recordar.

Hoy fue otro día así.

En el vuelo de regreso de su último viaje a África  (visitando Mozambique, Madagascar y Mauricio), durante el cual proclamó que era “necesario” que las hordas de incrédulos rechazaran a Jesucristo y Su Santo Evangelio , el apóstata jesuita que el mundo cree erróneamente Ser el Papa de la Iglesia Católica proporcionó el entretenimiento habitual durante el vuelo al celebrar una conferencia de prensa durante la cual respondió con franqueza las preguntas de los periodistas que viajaban con él.

El Vaticano ha publicado una transcripción completa en inglés de las preguntas y respuestas “papales”:

Los siguientes informes de noticias presentan varios aspectos destacados del prensador en vuelo:

Ahora veremos algunos de los comentarios más explosivos de Francisco y los comentaremos en consecuencia. (Todas las citas están tomadas de la transcripción en inglés del Vaticano ; se agrega cualquier subrayado).

Primero, con respecto a la cuestión de la juventud. Francisco lamentó que Europa “haya envejecido” y no tenga suficientes hijos, mientras que “África está llena de vida”. En cuanto a la causa, dijo: “Creo, ésta es una opinión personal mía, que el bienestar está en la raíz”. Estar apegado al bienestar … “

No puede haber ninguna duda de que esta es una de las razones, aunque notamos que el jesuita hablador ha estado completamente en silencio sobre el pecado mortal de la anticoncepción, que, además del infanticidio (“aborto“), es obviamente la razón inmediata para el escasez de nacimientos. Esta habría sido una oportunidad perfecta para que él llamara la atención sobre este gran mal, pero en cambio se mantuvo  en silencio. Esto no es sorprendente, ya que recordamos la actitud hacia el tema que él había mostrado en varias entrevistas en avión : “Dios te da los medios para ser responsable. Algunos piensan que, disculpe el lenguaje, que para ser buenos católicos, tenemos que ser como conejos. No: Paternidad responsable “. Esta declaración repugnante y despectiva, junto con su afirmación extravagante de que los pecados sexuales son” el menos grave de todos los pecados “, nos dice qué significa esto sobre lo que realmente cree. Cualquier lamento sobre la desaparición de la juventud europea son solo lágrimas de cocodrilo.

En segundo lugar, Bergoglio recurrió a uno de sus temas favoritos, el de la llamada “xenofobia”. Él dice:

Leí en los periódicos sobre esta xenofobia, pero no es solo un problema africano. Es una enfermedad humana, como el sarampión … Es una enfermedad que ingresa a un país, ingresa a un continente y construimos muros. Pero los muros dejan solo a quienes los construyeron. Sí, dejan de lado a muchas personas, pero los que permanecen dentro de los muros se quedarán solos y, al final, serán derrotados por grandes invasiones. La xenofobia es una enfermedad. Es una enfermedad que es “justificable”, por ejemplo, para mantener la pureza de la raza, solo por mencionar una forma de xenofobia del siglo pasado. Y muy a menudo, la xenofobia cabalga sobre las olas del populismo político. Dije la semana pasada, o la anterior, que a veces en algunos lugares escucho discursos que suenan similares a los de Hitler en el ’34. Es como si quisieran regresar al pasado en Europa.

Esto no es más que una retórica política barata de un demagogo de izquierda. La construcción de muros fronterizos y de cercas es una respuesta prudente y necesaria por parte de las naciones que son invadidas por personas que no tienen derecho a ingresar a ellas. Lo que Francisco siempre deja fuera de consideración es el hecho de que, incluso con una frontera muy segura, incluso con muros o cercas, cualquiera puede ingresar a un país en principio, solo tiene que hacerlo legalmente , es decir, debe pasar por el funcionario del puerto de entrada y pedir permiso para entrar . La admisión se puede dar o negar, tal como sucedería en su propia puerta de entrada. No es un concepto difícil.

Luego, veamos lo que dijo Bergoglio sobre la unidad religiosa:

Las diferencias entre las religiones no deben ser canceladas, que todos somos hermanos debe ser subrayado, que todos necesitan hablar. Esta es una señal de la madurez de un país. Hablando ayer con el primer ministro, me sorprendió cómo ellos, ustedes, han trabajado en esta realidad y la viven según sea necesario para vivir juntos. Hay una comisión intercultural que se reúne … Lo primero que encontré ayer cuando fui a la residencia del obispo [ sic ] – esto es una anécdota – fue un ramo de hermosas flores. ¿Quién los envió? El Imam Grant. Somos hermanos, la hermandad humana es la base y respeta todas las creencias.El respeto por otras religiones es importante. Por eso les digo a los misioneros que no hagan proselitismo. El proselitismo es válido para el mundo de la política, del deporte, soy partidario de mi equipo, del suyo, no de una fe. Pero, Santo Padre, ¿qué significa la evangelización para ti? Hay una frase de San Francisco que me ha iluminado mucho. Francisco de Asís solía decir a sus hermanos: “Traed el Evangelio, si es necesario también con palabras”. Es decir, evangelizar es lo que leemos en el libro de los Hechos de los Apóstoles: testificar. Y ese testimonio provoca la pregunta: ‘¿Pero por qué vives así? ¿Por qué haces esto?’ Y luego explico: ‘Por el Evangelio’. La proclamación viene antes [ sic – debe significar después] testificando. Primero vive como un cristiano y si te preguntan, habla. Testificar es el primer paso y el protagonista de la evangelización no es el misionero sino el Espíritu Santo que guía a los cristianos y misioneros a dar testimonio. Entonces las preguntas vendrán o no, pero lo que cuenta es el testimonio de la vida. Este es el primer paso. Es importante evitar el proselitismo. Cuando ve propuestas religiosas que siguen el camino del proselitismo, no son cristianas. Están buscando conversos, no adoradores de Dios en verdad.Quiero aprovechar esta oportunidad para enfatizar su experiencia interreligiosa que es extremadamente hermosa. Su primer ministerio también me dijo que cuando alguien pide ayuda, les damos la misma esperanza a todos, y nadie se ofende porque sentimos que somos hermanos. Esto unifica al país. Es muy, muy importante. En los eventos, no solo había católicos, había cristianos de otras confesiones, y había musulmanes, hindúes, y todos eran hermanos. Vi esto incluso en Madagascar y también en la reunión interreligiosa por la paz de los jóvenes, con jóvenes de diferentes religiones que querían expresar cómo viven su deseo de paz. Paz, hermandad, convivencia interreligiosa, sin proselitismo, son cosas que debemos aprender para fomentar la paz.

Así que aquí vemos la típica badana bergogliana. La realidad genuinamente católica, sin embargo, es bastante diferente.

La idea de que las religiones falsas deben ser “respetadas” es un principio de la masonería y el liberalismo y el Papa León XIII la condenó rotundamente:

Todos deben evitar la familiaridad o la amistad con cualquier persona sospechosa de pertenecer a la masonería o a grupos afiliados. Conócelos por sus frutos y evítalos. Se debe evitar toda familiaridad, no solo con aquellos libertinos impíos que promueven abiertamente el carácter de la secta, sino también con aquellos que se esconden bajo la máscara de la tolerancia universal, el respeto a todas las religiones y el anhelo de reconciliar las máximas del Evangelio con los de la revolución. Estos hombres buscan reconciliar a Cristo y Belial, la Iglesia de Dios y el estado sin Dios.

(Papa León XIII, Encíclica Custodi di Quella Fede , n. 15; subrayado añadido).

El papa San Pío X también da un buen goleo a su pseudo-sucesor:

Tan pronto como se aborda la cuestión social, es costumbre en algunos sectores dejar de lado primero la divinidad de Jesucristo, y luego mencionar solo su clemencia ilimitada, su compasión por todas las miserias humanas y sus exhortaciones apremiantes al amor. de nuestro prójimo y a la hermandad de los hombres. Es cierto que Jesús nos ha amado con un amor inmenso e infinito, y vino a la tierra a sufrir y morir para que, reunidos a su alrededor en justicia y amor, motivados por los mismos sentimientos de caridad mutua, todos los hombres puedan vivir en paz y felicidad. . Pero para la realización de esta felicidad temporal y eterna, Él ha establecido con suprema autoridad la condición de que debemos pertenecer a su rebaño, que debemos aceptar su doctrina, que debemos practicar la virtud y que debemos aceptar la enseñanza y la guía. de Peter y sus sucesores. Promover,Si bien Jesús fue amable con los pecadores y con los que se extraviaron, no respetó sus ideas falsas, por sinceras que pudieran haber aparecido. Los amaba a todos, pero los instruía para convertirlos y salvarlos.

(Papa Pío X, Carta Apostólica Notre Charge Apostolique ; subrayado añadido).

El catequista del siglo XIX, el p. Michael Müller lo expresó sucintamente cuando declaró: “Es impío decir: ‘Respeto a todas las religiones’. Esto es tanto como decir: respeto tanto al diablo como a Dios, tanto al vicio como a la virtud, a la falsedad como a la verdad, a la deshonestidad como a la honestidad, al infierno como al cielo “( The Church and Her Enemies , p. 287).

Ciertamente debemos respetar a las personas que están atrapadas infelizmente en una religión falsa, pero eso está muy lejos de respetar a las religiones falsas. No podemos respetar ninguna religión excepto la católica romana, ya que solo es de Dios. Las otras religiones son del diablo. Esa es la posición católica atemporal y verdadera, no el poppycock escupido por Francisco.

¿Qué pasa con los comentarios de Bergoglio sobre la evangelización? Por supuesto, no podía abstenerse de golpear una vez más a su tema favorito, ese “proselitismo” feo y triunfalista. Lo contrasta con “testificar”, que según él es una verdadera evangelización, pero el hecho es que Francisco simplemente está tratando de reducir el Evangelio a poco más que la práctica de las obras de misericordia corporales (alimentar a los hambrientos, vestir al desnudo, etc.) además de asistir a una mala liturgia.

Enfrentarse a testificar contra el proselitismo es tortuoso, pero es de esperarse de un demagogo como él. Señala los Hechos de los Apóstoles, pero esto es irónico porque los Hechos ciertamente  no respaldan su idea de vivir de cierta manera y luego esperar hasta que la gente le pregunte por qué, antes de predicarles  a Jesucristo y Su Santo Evangelio.

Por ejemplo, si pasamos al segundo capítulo de Hechos, ¿qué encontramos? Justo después de que el Espíritu Santo descendió sobre los Apóstoles, salieron y proselitizaron :

Pero Pedro, de pie con los once, alzó la voz y les habló:… Hombres de Israel, escuchen estas palabras: Jesús de Nazaret, un hombre aprobado por Dios entre ustedes, por milagros, maravillas y señales, que Dios hizo por él, en medio de ti, como también sabes: este mismo ser entregado, por el determinado consejo y preconocimiento de Dios, tú por las manos de hombres malvados has crucificado y asesinado. A quien Dios ha levantado, habiendo desatado las penas del infierno, ya que era imposible que él lo retenga. Porque David dice acerca de él: preví al Señor delante de mí: porque él está a mi diestra, para que no me conmueva. Por esto mi corazón se alegró, y cualquier lengua se regocijó; además, mi carne también descansará en la esperanza. Porque no dejarás mi alma en el infierno, ni permitirás que tu Santo vea corrupción. Me has dado a conocer los caminos de la vida; me llenarás de gozo con tu semblante. Vosotros, hermanos, permítanme hablarles libremente del patriarca David; que murió y fue enterrado; y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy. Mientras que, por lo tanto, era un profeta y sabía que Dios le había hecho un juramento, que del fruto de sus lomos uno debía sentarse en su trono. Previendo esto, habló de la resurrección de Cristo. Porque tampoco fue dejado en el infierno, ni su carne vio corrupción. Este Jesús resucitó a Dios, de lo cual todos somos testigos. Siendo exaltado, por lo tanto, por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Espíritu Santo, ha derramado esto que ves y oyes. Porque David no ascendió al cielo; pero él mismo dijo: El Señor le dijo a mi Señor: siéntate en mi mano derecha, hasta que ponga a tus enemigos como estrado de tus pies. Por lo tanto, que toda la casa de Israel sepa con certeza que Dios ha hecho tanto al Señor como a Cristo, este mismo Jesús, a quien has crucificado. Cuando oyeron estas cosas, tuvieron remordimiento en su corazón, y dijeron a Pedro y al resto de los apóstoles: ¿Qué haremos, hombres y hermanos? Pero Pedro les dijo: Haced penitencia y bautícense cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo, para la remisión de sus pecados: y recibirán el don del Espíritu Santo. Porque la promesa es para ti, para tus hijos y para todos los que están lejos, a quien el Señor nuestro Dios llame. Cuando oyeron estas cosas, tuvieron remordimiento en su corazón, y dijeron a Pedro y al resto de los apóstoles: ¿Qué haremos, hombres y hermanos? Pero Pedro les dijo: Haced penitencia y bautícense cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo, para la remisión de sus pecados: y recibirán el don del Espíritu Santo. Porque la promesa es para ti, para tus hijos y para todos los que están lejos, a quien el Señor nuestro Dios llame. Cuando oyeron estas cosas, tuvieron remordimiento en su corazón, y dijeron a Pedro y al resto de los apóstoles: ¿Qué haremos, hombres y hermanos? Pero Pedro les dijo: Haced penitencia y bautícense cada uno de ustedes en el nombre de Jesucristo, para la remisión de sus pecados: y recibirán el don del Espíritu Santo. Porque la promesa es para ti, para tus hijos y para todos los que están lejos, a quien el Señor nuestro Dios llame.Y con muchas otras palabras testificó y exhortó , diciendo: Sálvanse de esta generación perversa. Los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se agregaron en ese día unas tres mil almas. Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, y en la comunicación del partimiento del pan y en las oraciones. Y el temor se apoderó de cada alma: muchas maravillas y señales fueron hechas por los apóstoles en Jerusalén, y había un gran temor en todos. Y todos los que creían, estaban juntos y tenían todas las cosas en común. Vendieron sus posesiones y bienes, y los dividieron entre todos, de acuerdo con la necesidad de cada uno. Y continuando diariamente con un acuerdo en el templo, y partiendo el pan de casa en casa, tomaron su carne con alegría y sencillez de corazón; alabando a Dios y teniendo el favor de toda la gente. Y el Señor aumentó todos los días juntos, como deberían ser salvos.

(Hechos 2: 14,22-47)

Sorprendentemente, encontramos aquí que no solo los Apóstoles predicaron el Evangelio usando palabras , sino que en realidad usaron “muchas”  palabras, y el resultado no fue el aumento de miembros en un equipo deportivo sino de conversos bautizados que “perseveraban en la doctrina”. de los apóstoles, y en la comunicación del partimiento del pan y en las oraciones “. Y, como para golpear realmente a Bergoglio en la cabeza, el texto sagrado incluso señala que debido a este primer esfuerzo apostólico de proselitismo,” se agregaron en ese día cerca de tres mil almas “. ¿Acaso Dios estaba” buscando conversos “? Y pensar que San Lucas, el autor de los Hechos, incluso contaba aesos conversos. ¡Como si alguien estuviera  contando!

También recordamos el ejemplo de San Francisco de Asís: sí, ese mismo San Francisco, el apóstata Bergoglio invocó escandalosamente en defensa de su litera contra el proselitismo, quien, en su visita a un gobernante mahometano en 1219,  usó palabras para predicar al Evangelio a él. Esto es lo que ocurrió:

El sultán Meledin le preguntó quién los envió y ¿para qué vinieron? Francisco respondió con firmeza valiente: “No somos enviados por hombres, pero es el Altísimo quien me envía, para que yo pueda enseñarles a usted y a su pueblo el camino de la salvación, al señalarles las verdades del Evangelio. Inmediatamente le predicó, con gran fervor, el dogma de Un Dios en tres personas, y el Señor Jesucristo, el Salvador de la humanidad.

(Congregación del Oratorio de San Felipe Neri, La vida de San Francisco de Asís [Nueva York, NY: D. y J. Sandlier & Co., 1889], págs. 197-198)

Seamos realistas: si esto hubiera sucedido en nuestros días, el “Papa” Francisco habría sido el primero en condenar a San Francisco en términos inequívocos por su escandaloso proselitismo y por no respetar las “diferencias necesarias” entre cristianos y musulmanes. De hecho, ¡probablemente le habría dicho al Santo de Asís que ni siquiera es cristiano porque “está buscando conversos, no adoradores de Dios en verdad”!

Enfrentar la creación de conversos en contra de tener nuevos “adoradores de Dios en verdad”, como si estas dos ideas estuvieran en contradicción entre sí, es despreciable, pero a la par para el rumbo del blasfemo jesuita. ¿Alguien sigue siendo engañado por este hombre?

Los apóstoles fueron enviados a predicar el Evangelio a toda criatura, no a vivir durante décadas en cada comunidad, con la esperanza de que alguien eventualmente les haga una pregunta: “Por lo tanto, enseñen a todas las naciones; bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Enseñándoles a observar todas las cosas que os he mandado ”(Mt 28: 19-20). Esa es la misión divina. Y podemos ver en el ministerio público de nuestro Bendito Señor que ciertamente predicó  el Evangelio: ¡usó palabras! – y no solo dio de beber al sediento y esperó a que la gente se alineara con asombro tratando de hablar con Él acerca de Su razón para hacerlo.

De todos modos, no es que tengas que ser católico para ayudar a los necesitados. Cuando Francisco propone este tipo de cosas, suena impresionante y caritativo en la superficie, pero en realidad es solo el trampolín para una mezcla de todas las religiones con el pretexto engañoso de que al final del día todos enseñan lo mismo de todos modos: trata a los demás como te gustaría que te trataran (cf. Lc 6, 31). ¡Pero eso es una horrenda mentira! Esa no es la esencia de la verdadera religión (aunque es una parte necesaria de ella), ni la mera práctica de la Regla de Oro conducirá a la salvación sin Fe (ver Heb 11: 6), esperanza (ver Rom 8:24) o amor de Dios (ver Lc 10, 25-28), para lo cual la graciasobrenatural de Dioses necesario (ver Ef. 2: 8). Además, San Juan Evangelista nos advierte: “Y todo espíritu que disuelve a Jesús, no es de Dios: y este es el Anticristo, del cual has oído que él viene, y ahora ya está en el mundo” (1 Jn 4: 3).

Con sus esfuerzos interreligiosos, a lo que apunta Francisco es muy similar al sillonismo, que San Pío X describió como “una religión … más universal que la Iglesia Católica, uniendo a todos los hombres para convertirse en hermanos y camaradas en el” Reino de Dios “. . – “No trabajamos para la Iglesia, trabajamos para la humanidad” [dicen los sillonistas] “. De hecho, Francisco continuamente presenta una falsa noción de hermandad o fraternidad, tal como lo hizo el movimiento sillonista a principios del siglo XX:

Lo mismo se aplica a la noción de Fraternidad que encontraron en el amor de interés común o, más allá de todas las filosofías y religiones, en la mera noción de humanidad , abrazando así con igual amor y tolerancia a todos los seres humanos y sus miserias, ya sean intelectual, moral o físico y temporal. Pero la doctrina católica nos dice que el deber principal de la caridad no radica en la tolerancia de las ideas falsas, por sinceras que sean, ni en la indiferencia teórica o práctica hacia los errores y vicios en los que vemos a nuestros hermanos hundidos, sino en el celo por su mejora intelectual y moral, así como por su bienestar material. La doctrina católica nos dice además que el amor a nuestro prójimo fluye de nuestro amor a Dios, que es el Padre para todos, y el objetivo de toda la familia humana; y en Jesucristo, cuyos miembros somos, hasta el punto de que al hacer el bien a los demás, estamos haciendo el bien a Jesucristo mismo. Cualquier otro tipo de amor es pura ilusión, estéril y fugaz.

(Papa San Pío X, Carta Apostólica Notre Charge Apostolique ; subrayado añadido).

Francisco pretende tener una devoción a San Pío X , pero la verdad es que odia de corazón.

El antipapa Bergoglio también habló sobre comunicación, verdad y noticias falsas, enfatizando la importancia de transmitir hechos y distinguirlos de la opinión. Lo cual es bastante hipócrita de su parte, ya que acaba de promocionar a su propio ex director de comunicaciones, “Mons.” Dario Viganò (que no debe confundirse con Carlo Maria Viganò ), quien, en la primera mitad de 2018, descubrió que había manipulado una carta. de Benedicto XVI para que parezca que estaba diciendo algo que realmente no dijo: un caso clásico de fabricación de noticias falsas, empeorado por el hecho de que el culpable era el Prefecto de la Secretaría de Comunicaciones , después el Vaticano  hizo  de la lucha contra las noticias falsas una de sus prioridades .

Francisco no tuvo más remedio que despedirlo, lo cual hizo a regañadientes, y luego lo nombró de inmediato para un papel “asesor” en el mismo departamento, un nuevo puesto que estaba creando solo para él para que pudiera ser retenido en las comunicaciones después de todo . Y ahora, el pasado 31 de agosto, Francisco  ascendió a Vigano al puesto de Vicecanciller de la Academia Pontificia de Ciencias y la Academia Pontificia de Ciencias Sociales . Christopher Altieri con razón habla de las “nueve vidas de Mons. Dario Edoardo Vigano.

Pero no suficiente. El Frankster hizo sus comentarios más explosivos en esta conferencia de prensa hacia el final.

El reportero del New York Times Jason Horowitz preguntó:

En el vuelo a Maputo, reconociste haber sido atacado por un segmento de la Iglesia Americana. Obviamente, hay fuertes críticas de algunos obispos y cardenales, hay estaciones de televisión católica y sitios web estadounidenses que son muy críticos. E incluso hay algunos de tus aliados más cercanos que han hablado de un complot contra ti. ¿Hay algo que estos críticos no entiendan sobre su pontificado? ¿Hay algo que hayas aprendido de tus críticos? ¿Tienes miedo de un cisma en la Iglesia estadounidense? Y si es así, ¿hay algo que pueda hacer, un diálogo, para evitar que suceda?

La respuesta De Francisco fue larga, naturalmente. Lo analizaremos e intercalaremos nuestros comentarios:

En primer lugar, la crítica siempre ayuda, siempre. Cuando alguien recibe críticas, esas personas necesitan hacer una autocrítica de inmediato y decir: ¿es esto cierto o no? ¿Hasta que punto? Y siempre me beneficio de la crítica. A veces te enoja … Pero hay ventajas.

Oh sí, sin duda Bergoglio es un gran amigo de la crítica. Es tan receptivo a los comentarios sinceros que ha rechazado una audiencia con los ” cardenales dubia durante años, y ha hecho todo lo posible para asegurarse de que los “cardenales” consideren que no tendrán ninguna oportunidad de hablar con él. incluso fuera de una audiencia. Francisco  es quien se encarga de que cualquier intento de diálogo siga siendo un monólogo. Tanto por esa “cultura del encuentro” que siempre delira.

Continuando con las palabras de Francisco:

Al viajar a Maputo, uno de ustedes me dio ese libro en francés sobre cómo los estadounidenses quieren cambiar al Papa. Sabía sobre ese libro, pero no lo había leído. Las críticas no solo provienen de los estadounidenses, sino también de todas partes, incluso de la Curia. Al menos aquellos que los dicen tienen el beneficio de la honestidad de haberlos dicho. No me gusta cuando la crítica permanece debajo de la mesa: te sonríen y te dejan ver sus dientes y luego te apuñalan por la espalda. Eso no es justo, no es humano. La crítica es un componente en la construcción, y si su crítica es injusta, prepárese para recibir una respuesta, entablar un diálogo y llegar a la conclusión correcta. Esta es la dinámica de la verdadera crítica. La crítica a las píldoras de arsénico, de las cuales estábamos hablando sobre el artículo que le di a Mons. Rueda, es como tirar la piedra y luego esconder tu mano … Esto no es beneficioso, no es de ayuda. Ayuda a las pequeñas camarillas, que no quieren escuchar la respuesta a sus críticas. En cambio, las críticas justas, creo que esto y lo otro, están abiertas a una respuesta. Esto es constructivo. Con respecto al caso del Papa: no me gusta este aspecto del Papa, lo critico, hablo de él, escribo un artículo y le pido que responda, esto es justo.

Aquí la hipocresía de Bergoglio está a la vista. El hecho es que no está dispuesto a recibir y hablar con aquellos que quieran presentarle sus preocupaciones y críticas genuinas. Y dado que él es el “Papa”, necesitan su permiso antes de poder verlo y conversar con él. Cuando “Abp”. Carlo Maria Vigano forzó el tema acusando a Francisco de haber cometido un delito grave en una serie de cartas públicas el año pasado, incluso entonces Francisco no respondió, una vez más escondiéndose detrás del santuario.

Criticar sin querer escuchar una respuesta y sin entrar en diálogo no es tener el bien de la Iglesia en el corazón, persigue una idea fija, cambiar al Papa o crear un cisma. Esto está claro: una crítica justa siempre es bien recibida, al menos por mí.

Bien … Es solo que nadie ha sido justo con él últimamente, ¿eh?

En segundo lugar, el problema del cisma: dentro de la Iglesia ha habido muchos cismas. Después del Primer Concilio Vaticano, por ejemplo, la última votación, la de infalibilidad, un grupo de buen tamaño se fue y fundó la Antigua Iglesia Católica para permanecer “fiel” a la tradición de la Iglesia. Luego se desarrollaron de manera diferente y ahora ordenan mujeres. Pero en ese momento estaban rígidos, se unieron detrás de la ortodoxia y pensaron que el consejo había errado. Otro grupo se fue muy, muy silenciosamente, pero no quisieron votar. El Vaticano II tuvo estas cosas entre sus consecuencias. Quizás la división postconciliar más conocida es la de Lefebvre.

Es divertido que Francisco pretenda ser un defensor del Primer Concilio Vaticano. Sabemos lo que le dijo al modernista Hans Kung sobre la infalibilidad papal:

El intento de Bergoglio de establecer un paralelismo entre los antiguos católicos de la década de 1870 y nosotros los Sedevacantistas de hoy que rechazamos el Concilio Vaticano II es inteligente pero sin fundamento (no podemos incluir a los Lefebvristas en esto porque su rechazo al Vaticano II es de hecho injustificable en principio, ya que ellos creo que vino de un verdadero papa). Los llamados “viejos católicos” no tenían la fe como había estado “en los libros” antes del Vaticano I, como nosotros los sedevacantistas tenemos la fe como estaba “en los libros” antes del Vaticano II. Quizás una futura publicación de Novus Ordo Watch entrará en detalles, pero por ahora debemos seguir adelante.

En la Iglesia siempre existe la opción del cisma, siempre. Pero es una opción que el Señor deja a la libertad humana. No le temo a los cismas, rezo para que no haya ninguno, porque lo que está en juego es la salud espiritual de las personas. Que haya diálogo, que haya corrección si hay un error, pero el camino cismático no es cristiano.

Sí, esa opción de “diálogo” ha estado funcionando muy bien, ¿verdad? Conocemos la actitud de Francisco hacia la herejía (ver aquí y aquí , por ejemplo), y podemos ver que su actitud sobre el cisma no es muy diferente. De hecho, no podemos evitar recordar que en 2016 el periódico izquierdista alemán Der Spiegel informó que Francis supuestamente dijo: “No es imposible que pase a la historia como el que dividió a la Iglesia Católica”. Una actitud de preocupación pastoral por La oveja suena diferente.

Pensemos en los comienzos de la Iglesia, cómo comenzó con muchos cismas, uno tras otro: arrianos, gnósticos, monofisitas … Me viene a la mente una anécdota que me gustaría contar: fue el pueblo de Dios quien salvó [el Iglesia] desde los cismas. Los cismáticos siempre tienen una cosa en común: se separan de la gente, de la fe del pueblo de Dios. Y cuando hubo una discusión en el concilio de Éfeso sobre la maternidad divina de María, la gente, esto es historia, estaba en la entrada de la catedral mientras los obispos entraban para participar en el concilio. Estaban allí con palos. Hicieron que los obispos los vieran mientras gritaban: “¡Madre de Dios! ¡Madre de Dios! ”, Como diciendo: si no haces esto, esto es lo que puedes esperar … El pueblo de Dios siempre corrige y ayuda. Un cisma es siempre una separación elitista derivada de una ideología separada de la doctrina. Es una ideología, tal vez correcta, pero que involucra la doctrina y la separa … Y por eso rezo para que los cismas no sucedan, pero no les tengo miedo. Este es uno de los resultados del Vaticano II, no por este o aquel Papa. Por ejemplo, las cosas sociales que digo son las mismas cosas que dijo Juan Pablo II, ¡las mismas cosas! Yo lo copio. Pero dicen: el Papa es comunista … Las ideologías entran en la doctrina y cuando la doctrina se desliza en la ideología es allí donde existe la posibilidad de un cisma. no por este o aquel papa. Por ejemplo, las cosas sociales que digo son las mismas cosas que dijo Juan Pablo II, ¡las mismas cosas! Yo lo copio. Pero dicen: el Papa es comunista … Las ideologías entran en la doctrina y cuando la doctrina se desliza en la ideología es allí donde existe la posibilidad de un cisma. no por este o aquel papa. Por ejemplo, las cosas sociales que digo son las mismas cosas que dijo Juan Pablo II, ¡las mismas cosas! Yo lo copio. Pero dicen: el Papa es comunista … Las ideologías entran en la doctrina y cuando la doctrina se desliza en la ideología es allí donde existe la posibilidad de un cisma.

Es curioso … Hace unos días, Francisco le decía al mundo que las diferencias en materia religiosa “son necesarias” . ¿Que le pasó a eso? Y en Marruecos, los mismos labios bergoglianos habían proclamado a principios de este año que “ser cristiano no se trata de adherirse a una doctrina” . Entonces, cual es?

Bergoglio habla del cisma como si hablara de una camisa manchada. Es desafortunado, pero ¿qué puedes hacer? El cisma sucede. Lo que sea, sigue adelante. No es mi problema. Es esa  actitud descuidada que ha mencionado antes .

Por último:

Existe la ideología de la primacía de una moralidad estéril con respecto a la moralidad del pueblo de Dios. Los pastores deben dirigir su rebaño entre la gracia y el pecado, porque esta es la moral evangélica. En cambio, una moral basada en una ideología tan pelagiana te lleva a la rigidez, y hoy tenemos muchas escuelas de rigidez dentro de la Iglesia, que no son cismas, sino desarrollos cristianos pseudo-cismáticos que terminarán mal. Cuando ves cristianos rígidos, obispos, sacerdotes, hay problemas detrás de eso, no la santidad del Evangelio. Por lo tanto, debemos ser gentiles con aquellos que son tentados por estos ataques, están pasando por un momento difícil, debemos acompañarlos suavemente.

Esta basura pseudo-teológica y psicoanalítica simplemente no merece ningún comentario. ¿Pelagianismo? Oh sí, sabemos sobre el pelagianismo .

Para cuando Francisco finalmente cerró su boca a, “había transcurrido aproximadamente una hora y media”, informa Vatican News . Se hablaron tantas palabras, pero ¿notó cuáles faltaban por completo? Francisco no mencionó a Jesucristo  en absoluto.

¡Bueno, no puedo hablar de todo!

De Novus Ordo Warch