ALL POSTS

LA CONFESADA FE DE FRANCISCO


[Francisco, en una reunión con clérigos de Mozambique, descalifica la Moral de la Iglesia católica, centrada según él en el sexto mandamiento- mandamiento que  afirma  sólo habla de los  pecados de adulterio, dejando entrever con ésta observación, como es lógico,  que extenderlo a otros pecados de impureza, descritos por el CIC   como pertenecientes al  6° mandamiento, sería una extralimitación (piénsese en pecados de masturbación, sodomía, incesto, estupro, pecados de pensamiento o deseo, etc..,pecados que no son estrictamente de adulterio, lo cual hace que “nos  centremos en el sexo y luego no demos peso a la injusticia social, la calumnia, el chisme y la mentira. La iglesia de hoy necesita una conversión profunda en esta área ”.

Naturalmente está observación es demoledora de la moral y predicación católica, de la infalibilidad y de la santidad de la Iglesia, necesitada de una conversión profunda, de los esfuerzos pastorales, de los esfuerzos ascéticos que pueden parecer inútiles por ser “pecados  de cintura para abajo” , como ya dijo en otra ocasión,  no tendrían importancia,  etc..

Pero del resto del artículo de la Sra. Giangrave, escrito además con simpatía por el “Papa” Francisco,  se deduce claramente que estamos ante alguien que propiamente no tiene la Fe católica,  a lo menos en el sentido convencional  y teologal del término.]

[Artículo enviado por GottmitUns]

En una reunión privada, el Papa Francisco habla sobre su fe después de su elección.

por Claire Giangrave 

El Papa Francisco se reúne con jesuitas africanos en Mozambique el 5 de septiembre de 2019, durante su reciente visita de tres países al continente. Foto de Antonio Spadaro / La Civilta Cattolica

CIUDAD DEL VATICANO (RNS) – Durante las conversaciones informales con el clero jesuita en África, el Papa Francisco habló sobre su espiritualidad después de ser hecho Papa y criticó el clericalismo en la Iglesia Católica por su fijación en el sexo en lugar de la equidad y la integridad.

“Una dimensión del clericalismo es la fijación moral exclusiva del sexto mandamiento (que en la Biblia católica es la prohibición del adulterio)”, dijo Francisco a 24 sacerdotes jesuitas sentados en círculo alrededor de él en Mozambique el 5 de septiembre.

“Nos centramos en el sexo y luego no damos peso a la injusticia social, la calumnia, el chisme y la mentira. La iglesia de hoy necesita una conversión profunda en esta área ”.

Otra pregunta se centró en la Red Mundial de Oración del Papa, que coordina a personas fieles de todo el mundo en oración por  el Papa Francisco sobre una pregunta o problema específico. Francisco expresó su deseo de enseñar a más personas la importancia de la oración de intercesión.

“El papa está tentado, está muy asediado: solo la oración de su pueblo puede liberarlo, como leemos en los Hechos de los Apóstoles”, dijo. “Cuando Pedro  fue encarcelado, la iglesia oró sin cesar por él. Si la iglesia reza por el Papa, esto es una gracia. Realmente siento la necesidad de pedir oraciones  todo el tiempo. La oración del pueblo conforta  “.

También se le preguntó al Papa acerca de las preocupaciones que son particulares de los países que visitó, donde los católicos y los protestantes trabajan codo a codo para presentar su visión del evangelio y la fe cristiana.

Francisco hizo una clara distinción entre evangelización, que describió como “testigo” y el proselitismo, que a su vez  definió como de algo que trata de  “convencer”.

Criticó a las sectas religiosas, distintas de los grupos de fe católicos y protestantes, que utilizan el proselitismo como un medio para desarrollar una “dependencia servil al nivel de la conciencia y la sociedad”. La evangelización, por otro lado, está destinada a tratar al creyente como a un niño, no como a un esclavo, ya que [el niño] es “libre y puede crecer”, dijo.

El Papa también abordó el aumento de la xenofobia en algunas áreas del continente africano, y lo condenó como “parte de una mentalidad populista que no deja soberanía a la gente”. Francisco ofreció una definición global de las personas que incluye a aquellos que no nacieron en un país o quienes tienen sus raíces en otro lugar u origen étnico.

“Hoy somos  tentados por una forma de sociología esterilizada, en la que consideras un país como si fuera un quirófano, donde todo está esterilizado: mi raza, mi familia, mi cultura … como si se tuviera miedo de ensuciarlo, mancharlo. infectandolo ”, dijo.

“Construir muros significa condenarse a muerte. No podemos vivir asfixiados por una cultura tan limpia y pura como un quirófano, aséptico y no microbiano ”, agregó.

De Religión News