ALL POSTS

EL PACHAPAPA FRANCISCO ANUNCIA QUE HAY QUE ACTUALIZAR EL CATECISMO CON LOS PECADOS ECOLÓGICOS


 

Hay que meter el  “ecologicidio”…

El Pacha Papa  Francisco anuncia que hay que actualizar el Catecismo metiendo los  ‘Pecados ecológicos’

¿Se verá así la portada de la próxima edición del Catecismo de Novus Ordo ?

Después de dejar intacto el llamado Catecismo de la Iglesia Católica durante más de un año, parece que es hora de otra actualización importante. Al menos esa es una idea a la que ahora Francisco está dándole vueltas y no se corta en decirla en voz alta.

A medida que más y más pecados reales se vuelven obsoletos bajo el falso magisterio de Francisco, se deben inventar nuevos “pecados” para llenar el vacío. La última actualización del Catecismo de Novus Ordo  convirtió el uso del estado de la pena de muerte en un pecado mortal; la próxima adición podría introducir el concepto de “ecologicidio”: la destrucción del medio ambiente.

No, estas no son noticias falsas. ¡Nadie podría inventar esto aunque le pagaran por ello!

Hoy, 15 de noviembre, el hombre cuyo verdadero nombre es Jorge Bergoglio pronunció un discurso ante 600 participantes en el XX Congreso Mundial de Derecho Penal. En él , comparó a los políticos conservadores con los nazis , pero ese ni siquiera es nuestro tema ahora. Con respecto a su proyecto favorito de ecología integral,  bajo el título de “la protección jurídico-penal del medio ambiente”, el falso Papa proclamó:

Un sentido elemental de justicia implicaría que algunos comportamientos, de los cuales las corporaciones son generalmente responsables, no quedan impunes. En particular, aquéllos que pueden considerarse como “ecologicidios”, como la contaminación masiva de los recursos de aire, tierra y agua, la destrucción a gran escala de la flora y la fauna, y cualquier acción capaz de producir un desastre ecológico o destruir un ecosistema. Estamos pensando que tenemos que introducir en el Catecismo de la Iglesia Católica los pecados contra la ecología, el “pecado ecológico” contra la casa  común, porque es un deber.

(Antipapa Francisco, Discurso a los participantes en el XX Congreso Mundial de Derecho Penal , Vaticano , va , 15 de noviembre de 2919)).

La dirección completa se puede ver aquí:

Algunos informes de noticias iniciales de personas Novus Ordo que cubren esto incluyen lo siguiente:

Pero Francisco con esto aún no terminó.. Procedió a citar una definición de “pecado ecológico” sugerida por los “obispos” que asistieron al Sínodo del Amazonas el mes pasado, a saber:

Proponemos definir el pecado ecológico como una acción u omisión contra Dios, contra nuestro prójimo, la comunidad y el medio ambiente. Es un pecado contra las generaciones futuras y se manifiesta en actos y hábitos de contaminación y destrucción de la armonía del medio ambiente, una transgresión del principio de interdependencia y ruptura de las redes de solidaridad entre las criaturas (Cf. Catecismo de la  Iglesia Católica, 340-344) y contra la virtud de la justicia.

(Asamblea especial del Sínodo de los obispos para la región pan-amazónica, “Amazonia: nuevas formas para la Iglesia y para una ecología integral” , n. 82;  traducción Zenit .)

 

Bergoglio continuó hablando del ecologicidio definiéndolo como  “la pérdida, daño o destrucción del ecosistema de un territorio específico de manera que el disfrute por parte de sus habitantes haya sido o pueda serlo severamente afectado” por lo que se pide que se reconozca una “quinta categoría de delitos contra la paz Paz…por la Comunidad Internacional”

Observe cuán elásticas y vagas son estas definiciones. Por supuesto, es moralmente incorrecto que alguien envenene un río del que una comunidad toma agua potable, por ejemplo. Pero, ¿habría que describir esto como un “acto u omisión” destructivo de la “armonía ambiental”?

Si prevalecen tales ideas bergoglianas, las confesiones se volverán mucho más interesantes en las parroquias del Novus Ordo: “Bendígame, padre, porque rompí la red de solidaridad entre las criaturas …” – “¿A qué se refiere, a una colonia de hormigas?, apoyé la construcción de un aeropuerto en tierra boscosa y quité dos árboles de mi patio trasero para poder expandir mi garaje para estacionar mi segundo coche  ”. ¡ Piense solamente en la penitencia que habría que poner a cosas como ésta!

La pseudo-moralidad ecológica de Francisco dejará a muchos confesores rascándose la cabeza. ¿Conducir un coche  sería pecado mortal  si el vehículo tuviese un motor de combustión? ¿Un motor eléctrico lo haría venial? ¿Los híbridos harían  dudoso el pecado? ¡Las posibilidades de acertijos teológicos son infinitas!

Sin embargo, también hay buenas noticias: dado que para empezar la mayoría de los Novus Ordos no se confiesan y además una gran cantidad de sus “sacerdotes” realmente no se preocupan por escuchar las confesiones, esto tampoco debería perturbar el entorno eclesial actual  mucho. Sin contar que la mayoría de ellos no pueden dar una absolución válida.

Si bien uno puede reírse de esto, Francisco llega a un asunto más serio: quiere que los tribunales internacionales clasifiquen los pecados graves contra la ecología como “crímenes contra la paz”. En consecuencia, lo que él y sus secuaces decidan que es un pecado ecológico lo suficientemente grave será equivalente a un acto de la guerra . Eso, a su vez, significa que las personas responsables son … ¡terroristas! No es difícil ver a dónde va todo esto una vez que realmente lo piensas.

La definición católica tradicional del pecado, por cierto, es mucho menos compleja. El pecado personal o actual (en oposición al original ) se define simplemente así: “El pecado real o personal es un acto positivo contrario a la ley de Dios” (Muy Rev. Francis J. Connell, Casos de teología moral[Milwaukee, WI: Bruce Publishing, 1958], p. 49). Para que haya un pescado ecológico genuino , por lo tanto, cualquier daño al medio ambiente debería equivaler a la transgresión de una  ley divina . Considerando que Dios Todopoderoso le dio al hombre ” dominiosobre los peces del mar, y las aves del aire, y las bestias, y toda la tierra, y toda criatura que se mueva sobre la tierra ”(Génesis 1:26), hay mucho espacio para la interpretación , por decir lo menos. Quizás Greta Thunberg podría aconsejar.

La definición de  pecado ecológico como “un pecado contra las generaciones futuras” podría ser un intento de introducir un nuevo tipo de pecado original, uno que es heredado, por así decirlo, por las generaciones posteriores. Teniendo en cuenta que, según Francisco, los pecados contra la ecología tienden a ser cometidos por “corporaciones”, quizás también se está intentando una noción de culpa colectiva. De hecho, en el pasado el impostor papal ha acusado a la humanidad en general de ser culpable de males tan grandes como el “cambio climático”.

Francisco ha estado ocupado sentando las bases para toda una “teología” de la ecología últimamente. Justo el otro día afirmó que existe un “pacto entre el hombre, los animales, las plantas e incluso las realidades inanimadas que hacen que nuestro hogar común sea hermoso y colorido”. ¡Todos tenemos un pacto con rocas, tierra y conchas marinas! Y si ese pacto se rompe, el resultado es el pecado , y usted puede apostar su último dólar a que para ese tipo de ruptura del pacto, Francisco no ofrecerá anulaciones fáciles , apelando a la “complejidad concreta de los límites de uno”.u otras circunstancias atenuantes. De hecho, en varias ocasiones ha exigido nada menos que la conversión a un estilo de vida ecológicamente racional . Para ese tipo de cosas, ¡de repente se permite el proselitismo !

Entonces, ¿qué pasará ahora con el Catecismo de la Secta del Vaticano II ahora? Aunque Francisco aún no se ha comprometido definitivamente, es muy probable que lo actualice para incluir “pecados ecológicos”. Ya tiene la nota al pie que necesita para obtenerla: su propia charla dada hoy. Esa será la fuente, a menos que, por supuesto, emita primero la muy esperada “exhortación apostólica” en el Sínododel Amazonas , en cuyo caso el nuevo Catecismo la usará.

Y bien, ¿qué se puede hacer? No se puede evitar todo esto . A medida que el dios de las sorpresas continúa hablando a través de él como oráculo suyo, ¿qué se debe hacer además de actualizar el falso Catecismo una vez más? Mientras se haga esto, se pueden eliminar en el nuevo Catecismo, conceptos tan irremediablemente obsoletos como la fornicación, el adulterio y la idolatría , ya que ahora sabemos, gracias a su lengua siempre en movimiento, que los dos primeros son simplemente formas imperfectas de expresar la fidelidad conyugal, y esto último se borra simplemente postulando  intenciones no idólatras . Que esto es válido solo para la idolatría literal y no para el tipo metafórico , como Francisco demostró en el mismo discurso de hoy,denunciar la “idolatría del mercado”  – no hace falta decirlo.

Una vez que Francisco publique la última edición del Catecismo Conciliar , se puede suponer que el dios pagano Pan  que se muestra en la portada actual será eliminado, y tal vez sea reemplazado por la diosa Pachamama .

Ante todas estas últimas tonterías en las que el Vaticano está ocupado, recordamos un pasaje pertinente de la Sagrada Escritura:

Porque eso, aunque conocieron a Dios, no lo han glorificado como a Dios, ni le han dado gracias; sino que se volvieron vanos en sus pensamientos, y su torpe corazón se oscureció. Declarándose sabios, se hicieron necios.. Y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen semejante al hombre corruptible, y a los pájaros, y bestias de cuatro patas, y a los reptiles. Por lo tanto, Dios los entregó a los deseos de su corazón, a la inmundicia, pues deshonraron sus propios cuerpos ayuntándose entre  ellos mismos.. Porque cambiaron la verdad de Dios por una falsedad ; y adoraron y sirvieron a la criatura en lugar del Creador, quien es bendito para siempre. Amén.

Ya es hora de salir del infierno teológico de la Secta del Vaticano II y convertirse en un verdadero católico , ¿no crees?

Por cierto: en su largo discurso sobre el derecho penal internacional y “algunos comportamientos” que no deben quedar impunes, Francisco no mencionó el delito de aborto: el infanticidio.

Parece que se limitó a lo que realmente le importa.

De Novus Ordo Watch