ALL POSTS

¿ESTÁ PRÓXIMO UN GRAN AVISO DE DIOS A LA HUMANIDAD?


Traigo un vídeo interesante sobre este tema que ocupa en la actualidad muchas publicaciones y vídeos recientemente subidos a YouTube. Al vídeo sigue un magnífico post publicado en el blog por segunda vez en mayo de 2018. . Quizás se puedan complementar mutuamente.

 

EL CASTIGO INEXORABLE

 

 

026C6C2C-A028-470C-9C31-EE4AE497A0BA

 

ÉL DEBE SER NUESTRA ESPERANZA

Descargar PDF

Por Pierre Legrand

Tenemos que contar por meses o por algunos años  … ¡porque el regreso del Señor está cerca! Podría cogernos desprevenidos. Su vuelta será como los dolores del parto … ¡Refugiémonos en los brazos de María ahora que tenemos tiempo!

La Santísima Virgen con Ángeles
Por Pierre Legrand.

¿Quién no se da cuenta de que estamos en vísperas de un tremendo castigo? Sin duda, muchos de nosotros, los católicos, reconocemos las señales del fin de la era de las naciones … ¡Sin embargo, nadie debería distraerse jugando a ser profeta sin haber recibido el mandato de Dios Todopoderoso! No sabemos el día ni la hora, por una buena y simple razón: ¡es parte del castigo! A primera vista, uno podría pensar que el castigo es esencialmente algo malo. ¡Pero no es así! Porque en el castigo, Dios nos está manifestando lo que no debería llamarse su paciencia , porque Él está fuera del tiempo y del espacio, sino su Misericordia, que es inseparable de su Justicia .
Esto nos prohíbe que caigamos en el pesimismo y nos llama al arrepentimiento …
El final de los últimos tiempos NO es el fin del mundo. ¡Ante todo debemos recordar que las señales del fin de los tiempos, anunciadas por Cristo y los apóstoles, se están realizando en nuestro tiempo! Estos signos son de importancia escatológica, es decir, miran las metas finales, los objetivos o los propósitos divinos para la humanidad. ¡Esto no es el fin del mundo, sino el fin de un mundo, como el actual, que empezó después del diluvio! Todos estos signos del fin de los tiempos que estamos viviendo anuncian una INTERVENCIÓN DIVINA DIRECTA en nuestro universo físico para una RENOVACIÓN, pero no para su aniquilación.
El apóstol Pedro ya habló a sus comoatriotas en los Hechos de los Apóstoles y en su segunda epístola:

“Convertíos y volved  y a Dios, para que sean borrados vuestros pecados, y para que el Señor os dé un tiempo de respiro. Él enviará entonces a Jesús que fue enviado para vosotros, escogido por Dios como Mesias, aquél que debe permanecer en el cielo HASTA EL TIEMPO DE LA RESTAURACIÓN UNIVERSAL de la cual Dios habló por la boca de sus santos profetas.  (Hechos 3, 19-21)

“Pero estamos esperando, de acuerdo con su promesa, NUEVOS CIELOS Y UNA TIERRA NUEVA, DONDE HABITARÁ LA JUSTICIA.  (2 Pedro 3, 13)

El Apóstol Juan también anunció en su Apocalipsis:

“Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva, PUES EL PRIMER CIELO Y LA PRIMERA TIERRA HAN DESAPARECIDO …” (Apocalipsis 21: 1)

Estos nuevos cielos y la Nueva Tierra también fueron anunciados por el profeta Isaías hacia el 800 antes de JC:

“PORQUE CREARÉ NUEVOS CIELOS Y TIERRA NUEVA, no recordaréis ya el pasado, no os volverá a la mente.  (Is 65, 17)

Dios, creador de todas las cosas, actúa con Su creación y por medio de su Creacion.

Un fuego caerá del cielo y aniquilará a una gran parte de la humanidad ... Caerá fuego del cielo y aniquilará a una gran parte de la humanidad …

¿Puede uno entonces, a partir de las profecías no reconocidas por la Iglesia, expresar esta probabilidad como una posibilidad de intervención divina? Parece que sí, en la medida que ellas tienen puntos en común con las revelaciones de Fátima.
¡Con el Milagro de la Caída del Sol en Fátima el 13 de octubre de 1917, se evoca un fuego que cae del cielo! Los testimonios recogidos de los 70.000 testigos del milagro del sol en Fátima refieren todas la misma sensación, la del miedo: “El sol se separó del cielo y se precipitó a la tierra como para aniquilar todo con su calor” ; “De repente se escuchó un clamor, como un grito de angustia de toda la multitud. El sol, de hecho, manteniendo su rápido movimiento de rotación, pareció desprenderse del firmamento y, rojo como la sangre, ir hacia la tierra, amenazando con aplastarnos con su masa ardiente. Estos fueron momentos terroríficos. “ (Dr. Almeida Garrett); “En un momento dado, el sol pareció desprenderse del firmamento y precipitarse sobre nosotros como una rueda de fuego. “ (Alfredo da Silva Santos); “¡Lo vi caer como si se fuera a estrellarse en el suelo! Parecía que venía del cielo y se precipitaba sobre nosotros. “ (Maria do Carmo); “Vi caer el sol sobre nosotros …” (Abbot John Gomes Menitra)

El artículo del periodista Avelino de Almeida del violento diario anticlerical O Seculo El artículo del periodista Avelino de Almeida del violento diario anticlerical O Seculo
El Milagro del Sol fue visto por 70,000 personas en el lugar y por más de 200,000       personas en un radio de 60 km alrededor del lugar de  la Aparición.

¡El Milagro del Sol fue visto en el lugar por 70,000 personas y por más de 200,000 personas en un radio de 60 km alrededor del lugar de la Aparición! ¡Casi nada ! Sabemos bien que los seres humanos tienen poca memoria y que las generaciones a menudo pasan olvidando las noticias …
El Padre Malachi Martin (que leyó el 3 è secreto de Fátima, pero lo mantuvo en silencio bajo juramento) dijo en su última entrevista en 1998, justo antes de su muerte:
“¡El tercer secreto de Fátima es algo siniestro, horrible y terrible! Esta no es la destrucción de algunas naciones, como se anunció en el 2 èsecreto de Fátima, pero que aün no se ha realizado, no es una nueva guerra mundial, como siempre implícita en el 2 º secreto, pero que aún no ha tenido luga, no es la sangrienta persecución de la Iglesia, como ya se anunció en el 2 º secreto, pero que aún no se ha realizado [N. Lo anterior es una interpretación de Fátima, en mi opinión. errónea de Malachi Martin]: el 3 rd secreto es algo peor, terriblemente peor ! Los hombres deben prepararse para sufrir lo que la humanidad nunca ha visto. El Tercer Secreto es apocalíptico y corresponde a los textos escatológicos de la Sagrada Escritura. Esto es lo que el mismo Cardenal Ratzinger señaló en 1984: “Las cosas contenidas en el 3 er secreto de Fátima corresponden a lo que se anunció en las Escrituras y son confirmadas por muchas otras apariciones marianas”[N. Después en 2000 dijo algo contradictorio] . Hoy estamos ante el hecho histórico más grande que la humanidad ha tenido que pasar. Este es el corazón del Tercer Secreto de Fátima. “

Fin de cita
En el Evangelio de San Mateo sobre el fin de los tiempos, se dice esto:

“Porque entonces la tribulacion será tan grande como no la ha habido desde el principio del mundo hasta ahora, y nunca la habrá. Y si estos días no fueran acortados, nadie sería salvo; pero a causa de los escogidos, aquellos días serán acortados … Inmediatamente después de estos días de tribulación, el sol se oscurecerá, la luna no dará su resplandor, las estrellas caerán del cielo, y las potestades de los cielos serán conmovidas. Entonces aparecerá la señal del Hijo del hombre en el cielo ante todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y gran gloria.”

La Virgen María en sus apariciones, Jesucristo en los Evangelios y San Juan en el Apocalipsis, nos dicen esencialmente lo mismo:
– 1 ° Una gigantesca purificación planetaria antes de la aparición del signo del Hijo del Hombre (Cristo) en el cielo.
– 2 ° El Advenimiento en Gloria de Nuestro Señor Jesucristo.
¿Cómo será este terrible castigo del fin de los tiempos revelado por la Virgen María?

Probablemente consistirá en la terrible llamarada solar que muchos expertos esperan en todo el mundo, y puede estar relacionada con lo que el Apocalipsis también anuncia para el final de los tiempos:

“Y el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol; luego se le ordenó quemar a los hombres por el fuego, y los hombres fueron quemados por un calor abrasador. Pero lejos de arrepentirse y dar gloria a Dios, blasfemaron del nombre de Dios que tenía poder sobre tales cosas. “ (Apocalipsis 16: 8-9).

¡Así pues, una gran parte de la humanidad, en lugar de arrepentirse de sus pecados, se endurecerá más y perecerá en estado de pecado mortal!
Si la terrible tormenta solar que ocurrió el 23 de julio de 2012 hubiera ocurrido una semana antes, ¡la Tierra habría estado justo en la línea de la erupción y el mundo habría sido enviado de nuevo a la Edad de Piedra! ¿Habría pospuesto Dios temporalmente este castigo por algún tiempo? La respuesta parece obvia: ¡Sí! Pero, ¿por cuánto tiempo?
En 2012, el planeta Tierra esquivó por muy poco una terrible tormenta solar que podría, según la NASA, enviar a la humanidad siglos atrás, ¡incluso a la Edad de Piedra! Esto es más o menos lo que la NASA explicó cuando reveló, en julio de 2014, que una gran tormenta solar había golpeado fuertemente a la Tierra en 2012. Según la declaración publicada en el sitio web de la Agencia Espacial de EE. UU., si esta tormenta solar, ocurrida el 23 de julio de 2012, hubiera ocurrido una semana antes habría consumido por el fuego en primer lugar todos los satélites de comunicaciones, todos los circuitos eléctricos y electrónicos del planeta y se tendría, que en pocas horas la civilización contemporánea habría vuelto a las condiciones de siglos atrás o para los más optimistas, al rango de un país del tercer mundo!

De hecho, esta tormenta fue la más poderosa registrada desde hacia 155 años y si hubiera tocado la Tierra, ¡las consecuencias habrían sido desastrosas, catastróficas, cataclísmicas!
Con los datos de tiempos anteriores tal como se hayan en el Observatorio Colaba en la India, un equipo de investigadores pudo identificar el escenario de una enorme tormenta magnética que golpeó la Tierra en 1859, de hecho, la más poderosa explosión solar del mundo , ¡que se haya constatado jamás! Y según ellos, tal evento bien podría suceder nuevamente en 2020 e incluso antes. Si hacemos el conteo, queda poco tiempo: 2017 a 2020 = 3 años. Pero como algunos expertos esperan la tormenta megasolar, incluso antes, ¡podría suceder en cualquier momento!
Para los círculos científicos que se ocupan de las erupciones solares, los eventos del 1 y 2 de septiembre de 1859 son la madre de las tormentas magnéticas. Incluso entonces, hace 155 años, muchas personas se dieron cuenta de que algo excepcional había sucedido. En unas horas, los cables telegráficos que unían Europa con los Estados Unidos fueron quemados y puestos fuera de servicio, causando muchos incendios, y se pudo observar una aurora boreal que no tenía mucho de boreal, ya que fue visible en Roma, La Habana o Hawai.
Lo que sucedió en 1859 es la combinación de varios eventos que ocurrieron casi simultáneamente en la superficie del Sol. Si hubieran ocurrido de forma aislada, tampoco habrían pasado desapercibidos. Pero dándose juntos en el mismo lapso de tiempo, desencadenaron la perturbación más violenta jamás conocida en la ionosfera terrestre. “Desencadenaron el arquetipo de una tormenta magnética”, confirma el físico de plasma JPL Bruce Tsurutani en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA .
Para comenzar a entender cómo esta tormenta magnética fue excepcional, primero debemos familiarizarnos con las figuras vertiginosas manipuladas diariamente por los físicos de plasma. Con un diámetro de más de 1,400,000 kilómetros, el Sol concentra el 99.86% de la masa total del Sistema Solar. Su volumen podría equivaler al de  un millón de planetas similares a la Tierra. Cada segundo, la energía que irradia es equivalente a la liberada por la explosión simultánea de 100 mil millones de toneladas de TNT.
A veces se produce un evento en la superficie del Sol que libera una gran cantidad de energía en forma de una erupción solar, también llamada eyección de masa coronal, una ráfaga explosiva de gas muy caliente, cargado eléctricamente cuya masa total puede exceder a la del Monte Everest.
Hoy podemos rastrear el escenario de lo que sucedió durante la ola de calor del verano de 1859: el 28 de agosto notamos la formación de muchos puntos en la superficie del Sol. Las manchas solares son áreas donde los campos magnéticos locales son particularmente intensos. Estos campos magnéticos se entrelazan, y la energía magnética resultante puede generar una liberación repentina y violenta de energía llamada “llamarada solar”. Entre el 28 de agosto y el 2 de septiembre de 1859, se observaron varias erupciones. Pero el 1° de septiembre ocurrió una gigantesca erupción. Durante casi un minuto, la cantidad de energía irradiada por el Sol en el área de la erupción fue el doble de lo normal.
Esta erupción fue acompañada de la liberación explosiva de una enorme nube de plasma, una eyección de materia coronal. Estas expulsiones no van a la Tierra. Cuando suceden suelen tardar de tres a cuatro días en llegar a nuestro planeta. ¡La de 1859 estuvo sobre nosotros en 17 horas y 40 minutos! Esta eyección de material coronal no solo fue muy rápida, sino que los campos magnéticos que contenía eran muy poderosos y en oposición directa al campo magnético local de nuestro planeta. Esto significa que la eyección de masa coronal desde el 1° de septiembre de 1859 invadió completamente el campo magnético de la Tierra, haciendo que las partículas cargadas pudieran penetrar en la atmósfera superior de la Tierra. El resultado de tal evento fue la desconexión de las redes eléctricas y los sistemas de comunicación. Pero en 1859, el telégrafo apenas tenía 15 años y la red eléctrica mundial todavía estaba en mantillas.
La pregunta es si es probable que una tormenta magnética así,  suceda algún día, y cuándo. La NASA acaba de responder a esta pregunta al revelar lo que realmente sucedió el 23 de julio de 2012. De hecho, es muy probable, dada la actividad solar actual, que una terrible tormenta solar mucho más violenta que la de 1859 pueda suceder. Y esto por una buena razón: porque la causa principal es que a partir de ahora todo el sistema solar se mueve en nubes de energía interestelar tan turbulentas que ya han comenzado a influir en la atmósfera de nuestro planeta. A medida que esta carga continúe, el sol se volverá más y más activo y evacuará más energía hacia la atmósfera, lo que resultará en tormentas solares severas que conducirán a la tormenta de las tormentas solares jamás vistas hasta este momento.
Lo que es cierto, según expertos de todo el mundo,¡es que está preparándose una gran tormenta solar!
Podemos imaginar fácilmente que cuando esta gigantesca tormenta magnética ya pronosticada llegue a nuestras instalaciones y a una infraestructura súper sofisticada, no será de ninguna manera comparable a la de 1859. ¡Nada funcionará! Cuando la mega tormenta magnética llegue a la tierra en unas pocas horas, todos los sistemas informáticos y las comunicaciones de todo el mundo dejarán de funcionar porque dejarán de funcionar todos los satélites.
Resultado: se cortarán las telecomunicaciones internacionales, y las naciones de todo el mundo ya no se comunicarán entre sí; los barcos comerciales y militares, así como todos los aviones, quedarán varados; ya no habrá comunicación en la telefonía móvil, ni Internet, ni tarjetas de crédito, ni se podrán realizar compras mediante este sistema, no habrá manera de retirar efectivo … Entonces, no se podrá comprar para vivir, ¡reaparecerá el saqueo, la anarquía y el caos!
Ya no habrá electricidad … todo se pudrirá en las neveras , no solo en las domésticas, sino especialmente en los frigoríficos de las grandes almacenes de alimentos. En  poco tiempo aparecerá la hambruna, ¡porque no habrá ningún suministro posible! Los hospitales ya no podrán tratar u operar, al poco tiempo,  porque sus generadores no tendrán suficiente combustible y no podrán  reestablecerse por sí mismos. En todo el mundo, solo en los hospitales, las muertes se contarán por millones.
Lo peor es algo temible para cientos de millones de personas que se verán privadas de agua potable porque las bombas también se habrán detenido … ¡Entraremos en unos días en la peor de las pesadillas! De hecho, ¡esta tormenta solar nos devolverá en un corto tiempo a la Edad de Piedra!
Jesucristo mismo, siguiendo a los profetas, nos anuncia en una frase concisa todas estas cosas para el fin de los tiempos:

“Entonces él les dijo:” Veremos raza contra raza, estado contra estado, reino contra reino. En todas partes habrá grandes terremotos y, en diferentes regiones las epidemias y las hambrunas las enloquecerán. See producirán fenómenos terroríficos y, en el cielo, aparecerán signos extraordinarios.  “ (Luc 21, 10-11).

“La angustia en estos días será tal que no ha habido una igual desde el comienzo del mundo creado por Dios,  hasta ahora …” (Marcos 13: 19-20).

Pero lo peor podría suceder a cientos de millones, incluso miles de millones, de personas que estén directamente en la línea de visión de esta tormenta solar, ¡no nos atrevemos a pensar lo horrible y terrible que será! ¿No nos recuerda esto a la profecía del Apocalipsis?

”  Y el cuarto ángel derramó su copa sobre el sol; entonces se le dio a él para quemar a los hombres por fuego, y los hombres fueron quemados por un calor abrasador. » (Rev 16, 8-9)

Pero si nuestro planeta escapó por poco (por una semana) de esta gigantesca tormenta solar en 2012, un físico estadounidense, por su parte, estableció que no era imposible que la Tierra se viera afectada por tal fenómeno en los años venideros. . En un artículo que publicó en febrero de 2014 en Space Weather , Peter Riley dijo que hay un 12% de posibilidades de que una de estas violentas tormentas golpee la Tierra en una década. “Al principio me sorprendió que la probabilidad fuera tan alta, pero las estadísticas parecen correctas” , escribió, tal como se afirma en la declaración de la NASA.
La única arma que nos quede entonces será el Rosario. ¡Rezad el Rosario todos los días!
¿Estamos preparados para tal eventualidad?
Y si sucediera de repente, ¿estamos seguros de que podremos escapar?
¿Estamos listos para presentarnos ante Dios?
Así pues, desde el momento presente, o estamos con Dios o estamos con el diablo;
¡no hay término medio! Que Dios nos guarde.

ND-du-Rosaire

Santa María, Madre de Dios,

¡ruega por nosotros, pobres pecadores!

De CatholicaPedia blog

3 replies »

  1. FALSO tremendismo. El castigo por la apostasía es profundizar en la apostasía, o sea, un castigo espiritual que lleva a la condenación eterna. El libro del Apocalipsis acaba bien (el Espíritu y la Esposa dicen: ¡Jesús, ven!), y los evangelios dicen: “Ya no me veréis hasta que digáis “Bendito el que viene en el nombre del Señor!”. Eso es Palabra de esperanza, pues, ¿a qué tierra viene Cristo si antes la quema?. ¿No dijo que vendría en atención a los elegidos?. Mas la Iglesia Remanente enseña que ya vino.

    Me gusta

  2. PLEGARIA AL CORAZÓN DE JESÚS PIDIENDO UNA BUENA MUERTE

    A tus plantas, Señor, vengo a ofrecerte
    De mi vida los últimos momentos,
    Los dolores, angustias y tormentos
    De mi postrera y gran tribulación.

    Para aquellos momentos de amargura
    No le niegues, Señor, en su agonía
    Un asilo seguro al alma mía,
    ¡En tu amoroso y dulce Corazón!
    ¡Corazón de Jesús yo te suplico!
    Contrito y humillado desde ahora
    Que me protejas en aquella hora
    En que mi vida debe terminar.

    Cuando el dolor embargue mis sentidos,
    Y perdiendo mis pies “i movimiento
    Me anuncien que se acerca ya el momento
    |En que la tierra tengo que dejar;
    ¡Corazón de Jesús no me abandones!
    Haz que brille tu luz en el camino
    Que me debe llevar a mi destino,
    Dame valor y ayúdame a luchar.

    Cuando mis manos estrechar no puedan
    El Crucifijo en mi angustiado pecho,
    Y mi espíritu en lágrimas deshecho
    Te pida de sus culpas el perdón;
    ¡Corazón de Jesús no me abandones!
    Dame valor para luchar con bríos,
    Y acepta aquellos sufrimientos míos,
    De mis culpas como hostia de expiación.

    Cuando sin brillo mis marchitos ojos
    Ya no puedan mirar la luz del día
    Y mi pecho se agite en la agonía
    Dolorido, sin vida y sin calor;
    ¡Corazón de Jesús no me abandones!
    Haz que se cumpla mi postrer anhelo
    Remedia, Señor, mi amargo duelo,
    Líbrame del infierno y de su horror.

    Cuando mis labios lívidos y fríos
    No te puedan nombrar en su agonía,
    Y anegada en dolor el alma mía,
    Con el infierno empiece a batallar;
    ¡Corazón de Jesús no me abandones!
    Ten piedad de mi triste desventura,
    Y por tu cruz, tu muerte y tu amargura
    Contra el infierno ayúdame a luchar.

    Cuando al mundo se cierren mis oídos
    Y el alma confundida en tu presencia
    Escuche de tu boca la sentencia
    Que de su suerte debe decidir;
    Corazón de Jesús no me abandones!
    Del infierno a la horrible sepultura
    Tú que le diste a la mujer impura
    El perdón que a tus plantas fué a pedir.

    Cuando en mi pecho ya por vez postrera
    palpite el corazón lleno de espanto
    Y las postreras gotas de mi llanto,
    Anuncien mi completa destrucción;
    ¡Corazón de Jesús no me abandones
    Y en ese instante amargo y tan temido
    Concédele a mi espíritu afligido
    Un asilo en tu amante Corazón

    Corazón Sacratísimo de Jesús, en Vos confío

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s