ALL POSTS

YO SOY LA INMACULADA CONCEPCIÓN


 

[Es republicación]

Que soy era Immaculada Concepciou. Son las palabras  que la niña Bernardette Souvirous oyó de labios de la Virgen Santísima el 25 de Marzo de 1858, 4 años después de haber sido proclamado el dogma por Pío XI.

Desde la primera aparición el 11 de febrero hasta el 16 de Julio hubo 18 apariciones. En la del 21 de febrero Nuestra Señora pidió con acentos solemnes penitencia: ¡Penitence, penitence, penitence!  fueron algunas de las pocas palabras que Nª Sª pronunció  en aquellas apariciones.

Fue agraciada con apariciones de NªSª en quito en las primeras décadas de los años 1600

Fue agraciada con apariciones de NªSª en Quito en las primeras décadas de los años 1600

La Inmaculada Virgen María ha prometido su asistencia precisamente en los tiempos actuales, cuyas características describió con increíble exactitud en las aparicioness dadas en Quito a la Madre Mariana en las primeras décadas de los años 1600.

La Iglesia sufrirá en esta ocasión -la noche oscura de la falta de un Prelado y Padre que vele por ellos con amor paternal, dulzura, fortaleza, discernimiento y prudencia. Pero llegará la hora cuando, de una manera sorprendente, arrojaré de su trono al orgulloso y maldito Satanás, aplastaré su cabeza bajo mis pies y será encadenado en las profundidades del infierno.”(Nuestra Señora del Buen Suceso, 2 de febrero 1634) [pulsa imagen]

“¿Acaso no es la Inmaculada Concepción la que debe aplastar la cabeza de Satanás y destruir el imperio universal que se asienta en el Vaticano desde hace más de 50 años?”

Hemos sido conmocionados por una extraordinaria y sorprendente noticia  el día 11 de febrero, fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, por haber ocurrido en esa fecha la primera aparición.

Como saben me estoy refiriendo al anuncio de la renuncia de Benedicto XVI a su cargo.

No he podido leer nada sobre la coincidencia de la fecha de la festividad de la Inmaculada y dicha noticia. Excepcionalmente he leído una entrada en el blog amigo  de Clémént Lécuyer Rayos sobre la Basílica Vaticana. Traigo el artículo que ahora les traslado.

[¿Nos reservará nuestra Bendita Madre los prometidos hechos sorprendentes en fechas ligadas a la festividad de la Inmaculada? ¿Habrán sido presagios los incidentes que hemos presenciado últimamente?]

Ésta es la entrada que traigo:

RAYOS SOBRE LA BASÍLICA VATICANA

Según lo informado por varios sitios meteorológicos italianos, periódicos y algunos canales de televisión “, una fuerte tormenta golpeó ayer de Roma en la tarde, con  actividad eléctrica un rayo cayó sobre la cúpula de la Basílica de San Pedro, es extremadamente raros “.

http://radiocristiandad.files.wordpress.com/2013/02/rayo-en-el-vaticano-2.jpg?w=444&h=571

“La imagen fue tomada por el italiano Filippo Monteforte fotógrafo, apenas unas horas después de que el Papa anunciara  su intención de dar fin a su pontificado. Fue publicada más tarde por la AFP. Coincidencia o manifestación divina,  el mundo verá en ello lo que quiera ver “(Fuente:.  7sur7 )

Este es el vídeo que circuló sobre la noticia:

 

 

Sin querer dar pábulo al sensacionalismo,  es justo señalar que  el anuncio de la renuncia de Benedicto XVI ” lobo disfrazado de cordero se produjo el 11 de febrero, fiesta de la aparición en  Lourdes de  la Bienaventurada Virgen María, que quiso declarar al mundo su Inmaculada Concepción Esto no es una mera coincidencia ni una casualidad.  Porque, ¿acaso no es la Inmaculada Concepción la que debe aplastar la cabeza de Satanás y destruir el imperio universal que se asienta en el Vaticano desde hace más de 50 años?

"Yo pondré enemistad entre ti [la serpiente Satanás] y la mujer y entre tu descendencia y la suya 'y ella herirá la cabeza." (Gen 3:15)

“Yo pondré enemistad entre ti [la serpiente Satanás] y la mujer y entre tu descendencia y la suya ‘y ella herirá tu cabeza.” (Gen 3:15)

Refiriéndose a  la enseñanza de los Padres de la Iglesia, Mons. de Segur (1880-1821) nos da este hermoso pensamiento:

“Esta mujer es la Bendita Virgen María, hija de Adán y Eva según la naturaleza y según la gracia, hija y esposa de Dios. Su descendencia es  Jesús el Cristo el  Unigénito de Dios y todos los cristianos. La serpiente, el diablo, y los hijos del diablo, son los  infieles y no creyentes.  La Santísima Virgen, por sí misma, Jesús y la Iglesia, aplastan la cabeza de la  serpiente. Ella la aplastó por su Concepción Inmaculada, por la perfección de su santidad, por su triunfo total sobre el pecado y la muerte . La aplastó por  medio de Jesús, que es el vencedor poderoso de Satán y del pecado del mundo. Ella la aplastó  por  medio de la Iglesia, es decir,  por medio de todos los miembros fieles de Jesús, que no quieren tener nada que ver con el diablo y que, salvo fallos  de la fragilidad humana, viven en Dios  y en Jesús Cristo, a imitación de la Santísima Virgen “( La Virgen Santísima: lecturas devocionales para las reuniones del mes de María , Monseñor de Ségur-Louis Gaston de, 1868)

En estos tiempos difíciles, es evidente que la lucha está establecida  con más dureza que nunca  entre las huestes celestiales encabezadas por San Miguel Arcángel y las fuerzas oscuras del infierno  que han  luchado por  colocar a uno de los suyos en el Trono de San  Pedro.

¡Pero sabemos que vamos a ganar la victoria final! Nuestra Señora de Fátima nos  recordó:   ” Al final mi Corazón Inmaculado triunfará “.

Sabemos por la Escritura que la Inmaculada aplastará la cabeza de aquélla  serpiente, que nos tiende sus trampas:  Ipsa conteret caput  tuum  (Gn 3, 15). Esto es verdad para siempre. Por tanto, debemos ponernos a trabajar más cerca aún de la Inmaculada Concepción, porque nunca se puede amar demasiado. “(Kolbe 1937)

Que nuestra fe y nuestra esperanza sean tan brillantes y ardientes como las del gran papa San Pío X que dijo:

“Aparecerá el Cordero Dominador de la tierra, pero lo hará de la  piedra del desierto; aparecerá la flor de la raíz de Jesé . Se verá en el futuro a  María aplastando la cabeza de la serpiente y a Adán enjugándose  las lágrimas que la maldición arrancó de  su corazón. “(Encíclica  Ad Diem illum Laetissimum  02 de febrero 1904)

Para acelerar la venida del reinado de Cristo Rey y de  la Santa Iglesia, su Esposa, para que  el Corazón Inmaculado de María brille en todas las naciones, levantémonos y utilicemos nuestras armas: el Rosario, la devoción al Corazón Inmaculado y doloroso de María y  el exorcismo de León XIII!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s