ALL POSTS

EL “YO ACUSO” DE VIGANÒ


[El siguiente texto, publicado íntegro por Corrispondenza Romana  es comparable al célebre j’accuse de Zola pero dirigido a la misma  Iglesia, la Esposa Inmaculada del Redentor que “imita” a María y a su vez “es imitada”  por la socia y coadjutora de los trabajos de la Redención. Es de una profundidad notable aunque a un profano pudiera parecerle una pataleta de un obispo fugitivo y resentido desde su escondite  que amenaza volverlo invisible y prescindible. Viganò ha salido a luchar una batalla decisiva. Muchos han publicado no el texto completo sino algunos extractos más políticamente correctos. Pero es necesario leerlo tal como ha salido de una  mano temblorosa y un corazón sumido en la angustia pero que no llega a decir la palabra clave que hundiría como con el golpe certero de un misil en pleno corazón del Vaticano,  a su “Papa” Francisco. Sin embargo da en la diana muchas veces, esto es en la herejía de un papa y de una corte de los milagros que se implica cada vez más en tapar y disimular lo que ya es evidente: un cuerpo muerto que ya no engaña a nadie ni siquiera a los mismos protagonistas del embeleco. El misil ha dado de lleno en la fantasmagoría vaticana y ahora la vemos derrumbarse como una fachada de luz y sonido, tal  como la vimos en su día. En suma el texto es algo inexplicable y sorprendente que merece una lectura atenta del texto completo. Yo acuso al muerto que era y ya no es.

Publico el texto en traducción automática  algo corregido a la espera de traducirlo con más precisión]


SE Mons. Carlo Maria Viganò, un ex nuncio apostólico en los Estados Unidos, publica hoy un documento que constituye una fuerte acusación del Papa Francisco y, al mismo tiempo, es de un ardiente amor por la Iglesia. Publicamos el texto completo.

El acto de acusación contra el Papa Francisco y de amor por la Iglesia de SE Mons. Carlo Maria Viganò

 

Así dice el Dios Yahveh, el que crea los cielos y los extiende
el que hace firme la tierra y lo que en ella brota,

el que da aliento al pueblo que hay en ella,                                                                                                                     y espíritu a los que por ella andan.

Yo, Yahveh, te he llamado en justicia,                                                                                                                                 te así de la mano,te formé,y te he destinado a ser alianza del pueblo y luz de las gentes,

para abrir los ojos ciegos, para sacar del calabozo al preso, de la cárcel a los que viven en tinieblas.                   Yo, Yahveh, ese es mi nombre,
mi gloria a otro no cedo, ni mi prez a los ídolos. 

Lo de antes ya ha llegado, y anuncio cosas nuevas;;                                                                                                antes que se produzcan os las hago saber.

Cantad a Yahveh un cántico nuevo, su loor desde los confines de la tierra.
Que le cante el mar y cuanto contiene, las islas y sus habitantes.

Alcen la voz el desierto y sus ciudades, las explanadas en que habita Quedar. 
Aclamen los habitantes de Petra, desde la cima de los montes vociferen.
Den gloria a Yahveh, su loor en las islas publiquen.

Yahvéh como un bravo sale, su furor despierta como el de un guerrero; grita y vocifera, contra sus enemigos se muestra valeroso.

«Estaba mudo desde mucho ha, había ensordecido, me había reprimido.
Como parturienta grito, resoplo y jadeo entrecortadamente.

Derribaré montes y cedros, y todo su césped secaré; convertiré los ríos en tierra firme y las lagunas secaré. Haré andar a los ciegos por un camino que no conocían, por senderos que no conocían les encaminaré. Trocaré delante de ellos la tiniebla en luz, y lo tortuoso en llano. Estas cosas haré, y no las omitiré.»

Haceos atrás, llenos  de vergüenza, los que confiáis en ídolos,

los que decís a la estatua fundida: «Vosotros sois nuestros dioses.»”

(Isaías 42, 5-17)

* * *

MARIA VIRGEN INMACULADA MADRE – ACIES ORDINATA ORA PRO NOBIS

“¿ Hay algo más que el Nombre de Nuestro Señor Jesucristo en el corazón de la Virgen María? También queremos tener un solo nombre en nuestros corazones: el de Jesús, como la Santísima Virgen “.

La parábola trágica de este pontificado avanza con una sucesión de rápidos giros . No pasa ningún día en que desde lo alto de su trono, el Sumo Pontífice proceda a desmantelar la Sede de Pedro, utilizando y abusando de la autoridad suprema, no para confesar sino para negar; no para confirmar sino para engañar; no para unir sino para dividir; no para construir sino para demoler.

Herejías materiales, herejías formales, idolatría, superficialidad de todo tipo: el Sumo Pontífice Bergoglio no deja de humillar obstinadamente a la máxima autoridad de la Iglesia, “desmitificando” al Papado, como tal vez diría el ilustre camarada Karl Rahner. Su acción tiene como objetivo violar el Depósito Sagrado y llenar de cicatrices  el Rostro Católico de la Esposa de Cristo, diciendo y haciendo, con disimulaciones y mentiras, con sus gestos descarados, de espontaneidad ostentosa, pero meticulosamente planeados y ensayados. , por medio  de los cuales se exalta a sí mismo, en una continua auto-celebración narcisista, mientras la figura del Romano Pontífice es humillada, la del Dulce Cristo en la tierra queda oculta.

Su acción utiliza la improvisación magisterial, como se ve en cualquier magisterio suyo,  líquido, traicionero como arenas movedizas, no solo el hecho desde una gran altitud, a merced de periodistas de todo el mundo, en esos espacios etéreos que pueden  hacer hacer evidentes su delirio patológico de omnipotencia ilusoria, sino  también en el marco de las funciones más solemnes que deberían inspirar temblor sagrado y respeto reverente.

Con motivo de la Memoria de la Virgen de Guadalupe, el Papa Bergoglio volvió a dar rienda suelta a su evidente intolerancia a todo lo mariano, que recuerda  la de la Serpiente en la historia de la Caída, en ese Proto-Evangelio que profetiza la enemistad radical planteada por Dios entre la Mujer y la Serpiente, y la hostilidad declarada de esta última que, hasta la consumación de los tiempos, tratará de socavar el calcañar  de la Mujer y tratando vencerla y a su posteridad. La del Pontífice es una evidente agresión  hacia las prerrogativas y atributos sublimes que hacen de la siempre Virgen Inmaculada, la Madre de Dios , el complemento femenino del misterio del Verbo encarnado, íntimamente asociado con Él en la Economía de la Redención.

Después de haberla rebajado a ser “la vecina de al lado”, o el migrante que huye, o una simple mujer con los defectos y las crisis de cualquier mujer marcada por el pecado, o incluso el discípulo, que obviamente no tiene nada que enseñarnos; después  de haberla trivializado y desacralizado, como hacen las  feministas que están ganando terreno en Alemania con su movimiento “Maria 2.0”, destinado a modernizar la Madonna para que sea una mera representación hecha a su imagen y semejanza, el Papa Bergoglio ha escarnecido aún más a la Augusta. Reina e Inmaculada Madre de Dios, que “se  mestizó”  con la humanidad … y “mestizó” al mismo Dios.  Con un par de bromas, golpeó el corazón el dogma mariano y del dogma criptológico conectado con aquél.

Los dogmas marianos son el sello estampado en las verdades católicas de nuestra fe, definidas en los concilios  de Nicea, Éfeso y Calcedonia; Son el bastión inquebrantable contra las herejías cristológicas y contra el ataque furioso de las Puertas del inframundo. Aquellos que los “hibridan” y los profanan muestran que están del lado del Enemigo. Atacar a María es atacar a Cristo mismo; atacar a la Madre es levantarse contra el Hijo y rebelarse contra el misterio de la Santísima Trinidad. La Inmaculado Theotokos, “terrible como escuadrón en orden de batalla “, acies ordinata  , luchará para salvar a la Iglesia y destruir el ejército del enemigo  armado con las cadenas con que declaró la guerra, y con ellas todas las pachamamas demoníacas volverán definitivamente a estar con los demonios.

El Papa Bergoglio parece no contener más su impaciencia contra la Inmaculada, ni puede esconderla bajo esa aparente aunque  ostentosa [y falsa] devoción, aún en el foco de atención de las cámaras, mientras abandona la solemne celebración de la Asunción y la recitación del Rosario con el fieles, que llenaban el patio de San Dámaso y la logia superior de la Basílica de San Pedro con San Juan Pablo II y el Papa Benedicto XVI.

El papa Bergoglio usa la pachamama para derrotar a la Guadalupana. La entronización de ese ídolo amazónico hasta el Altar de la Confesión en San Pedro fue nada menos que una declaración de guerra contra la Señora  y Patrona de todas las Américas, quien con su aparición en Juan Diego destruyó ídolos demoníacos y conquistó para Cristo y para el culto al “Dios verdadero y único” a los indios, gracias a su mediación materna. ¡Y esto no es una leyenda!

Unas semanas después del final del evento sinodal que marcó la investidura de la pachamama en el corazón del catolicismo, supimos que el desastre conciliar del Novus Ordo Missae sufre una mayor modernización, incluida la introducción del “Rocío” en el Canon Eucarístico. en lugar de la mención del Espíritu Santo, la tercera persona de la Santísima Trinidad.

Este es un paso más en la dirección de la regresión hacia la naturalización y la inmanentización del Culto Católico, hacia un Novissimus Ordo.panteísta e idólatra. El “Rocío”, una entidad presente en el “lugar teológico” de los trópicos amazónicos, como hemos aprendido de los padres sinodales, figura como el nuevo principio inmanente de la fertilización de la Tierra, que es la “transubstanciación” en un todo conectado panteísticamente, al que los hombres son asimilados y sumisos, para la gloria de la pachamama. Y aquí estamos nuevamente en la oscuridad de un Nuevo Paganismo, globalista y eco-tribal, con sus demonios y sus perversiones. De esta enésima agitación litúrgica, la Revelación divina decae de la plenitud al arcaísmo; Desde la identidad hipostática del Espíritu Santo, uno se desliza hacia la evanescencia simbólica y metafórica propia del rocío, que la gnosis masónica ha hecho suya durante algún tiempo.

Pero volvamos por un momento a las estatuillas idólatras, de rara fealdad, y a la declaración del Papa Bergoglio después de su expulsión de la iglesia en Transpontina y su ahogamiento en el Tíber. También esta vez, las palabras del Papa tienen el indicio de una mentira colosal: nos hizo creer que las figurillas fueron exhumadas rápidamente por las aguas sucias gracias a la intervención de los carabinieri. Uno se asombra como siempre de que una compañía del Vatican News  , coordinada por Tornielli y Spadaro de Civiltà Cattolica., con reporteros y camarógrafos de la prensa de la corte, no hayan venido a filmar las hazañas de los buzos e inmortalizar el rescate de la pachamama. También resulta improbable que una operación tan espectacular no haya llamado la atención de algunos transeúntes, equipados con un teléfono móvil para filmar y luego relanzar la primicia en las redes sociales. Estamos tentados a pasar la pregunta a la persona que hizo la declaración. Ciertamente, esta vez también, nos respondería con su elocuente silencio.

Durante más de seis años, hemos sido envenenados por un falso magisterio, una especie de síntesis extrema de todas las dudosas formulaciones conciliares y de los errores posconciliares que se han extendido imparablemente, sin que la mayoría de nosotros nos demos cuenta. Sí, porque el Vaticano II ha abierto no solo la Caja de Pandora, sino también la Ventana de Overton, y de una manera tan gradual que no nos dimos cuenta de los disturbios, la naturaleza auténtica de las reformas, su dramática consecuencias, y ni siquiera la sospecha de que aquellos que realmente llegaron a la gestión de esa gigantesca operación subversiva, que el cardenal modernista Suenens llamó el “1789 de la Iglesia Católica”.

Por eso, en las últimas décadas, el Cuerpo Místico se ha despojado lentamente de su sangre vital a través de una hemorragia imparable: el Depósito sagrado de la Fe se ha deteriorado gradualmente, los Dogmas desnaturalizados, la Adoración secularizada y profanada gradualmente, la Moral saboteado, el sacerdocio vilipendiado, el sacrificio eucarístico protestante y transformado en un banquete de convivencia …

Ahora la Iglesia está sin vida, cubierta por metástasis, devastada. El pueblo de Dios anda a tientas, analfabeto y despojado de su fe, en la oscuridad del caos y la división. En las últimas décadas, los enemigos de Dios han quemado progresivamente dos mil años de tradición. Con una aceleración sin precedentes, gracias a la carga subversiva de este pontificado respaldado por el poderoso aparato jesuita, sel está lanzando un golpe de gracia mortal en la Iglesia.

Con el Papa Bergoglio, como con todos los modernistas, es imposible buscar claridad, ya que la marca distintiva de la herejía modernista es precisamente la disimulación. Maestros del error y expertos en el arte del engaño, “trabajan para hacer universalmente aceptar lo que es ambiguo, presentándolo desde su lado inofensivo, que servirá como pasaporte para introducir el lado tóxico, que inicialmente estaba oculto”. (P.   Matteo Liberatore SI). Así, la mentira, obstinadamente y obsesivamente repetida termina convirtiéndose en “verdadera” y aceptada por la mayoría.

La táctica de afirmar lo que uno quiere destruir, usar términos vagos e imprecisos, promover el error sin formularlo claramente, también es típicamente modernista. Esto es exactamente lo que hace el Papa Bergoglio, con su amorfismo en disolución de los Misterios de la Fe, con la aproximación doctrinal que le es propia, a través de la cual “hibrida” y derriba los dogmas más santos, como lo hizo con los marianos de la Madre Evergreen de Dios

El resultado de este abuso es lo que ahora tenemos bajo nuestros ojos: una Iglesia católica que ya no es católica; un contenedor vaciado de su contenido auténtico y lleno de bienes de ataque.

El advenimiento del Anticristo es inevitable, es parte del epílogo de la Historia de la Salvación. Pero sabemos que es la premisa para el triunfo universal de Cristo y de su gloriosa Esposa. Cuántos de nosotros no hemos sido engañados por estos enemigos de la Iglesia, confiados en el cuerpo eclesial, deben unirse y hacer un frente común contra el maligno, derrotados por mucho tiempo, pero aún capaces de hacer daño y causar la perdición eterna de multitudes, pero ante lo cual la Santísima Virgen, nuestra Líder, definitivamente aplastará su cabeza.

Ahora es nuestro turno. Sin malentendidos, sin dejarnos llevar por esta Iglesia de la que somos hijos legítimos y en la que tenemos el sagrado derecho de sentirnos como en casa, sin la odiosa horda de los enemigos de Cristo que nos hace sentir marginados, cismáticos y excomulgados.

¡Ahora depende de nosotros! El triunfo del Inmaculado Corazón de María – Co-Redemtrix  y Mediatrix de todas las gracias – pasa por sus “pequeños”, ciertamente frágiles, y pecadores, pero de signo absolutamente contrario a los miembros inscritos en el ejército del Enemigo. “Little” consagró, sin límite, a la Inmaculada, a ser su talón, la parte más humillada y despreciada, más odiada por el infierno, pero que junto con ella aplastará la cabeza del Monstruo infernal.

San Luis María Grignion de Montfort se preguntó: “¿Pero cuándo ocurrirá este triunfo? Solo Dios lo sabe “. Nuestra tarea es observar y orar como lo recomienda Santa Catalina de Siena:” ¡Ay! Me muero y no puedo morir. No duermas más por negligencia; usa lo que es posible en la actualidad. Consuélate en Cristo Jesús dulce amor. Ahógate en la Sangre de Cristo crucificado, colócate en la cruz con el Cristo crucificado, escóndete en las heridas del Cristo crucificado, báñate en la sangre del Cristo crucificado “(Carta 16).

La Iglesia está envuelta en la oscuridad del modernismo, pero la victoria pertenece a Nuestro Señor y a su Novia. Queremos continuar profesando la fe perenne de la Iglesia frente al rugido del mal que la asedia. Queremos mirar con usted y con Jesús, en este nuevo Getsemaní del fin de los tiempos; rezar y hacer penitencia en reparación por los muchos delitos que se les infligen.

+ Carlo Maria Viganò

Arzobispo. tit. de Ulpiana

Nuncio Apostólico

19 diciembre 2019

Categorías:ALL POSTS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s