DENUNCIA DE LOS FIELES

Hna. María de Luján
t

UN MOVIMIENTO DE FIELES QUE MOTIVA A SUS PASTORES A DENUNCIAR

qué bien dice Adri : “un movimiento de Laicos que motiva a sus pastores a DENUNCIAR, lo siguiente si es un cónclave o no Dios nos conducirá, en tanto y siempre que LA ORACIÓN, CARIDAD Y LA HUMILDAD sean las que dirijan la acción.” Pero yo le sugeriría decir “movimiento de fieles”, para abarcar a los sacerdotes y religiosos/as que de algún modo ya están trabajando en esta tarea.

Se trata justamente de esto: una DECLARACIÓN VALIENTE Y CONJUNTA, es lo único capaz de favorecer la aglutinación de los que se mantienen en la Fe verdadera, en el Rito Romano tradicional y aún en el novus ordo…
Muchos de los que están aún en el novus ordo, criados “de este lado” de la catástrofe y que, como yo, no han vivido el tiempo previo al ’58, están realmente esperando el movimiento de sus mayores en jerarquía, pues tienen miedo. Y no se los puede culpar. Cuando tienen un puesto en la estructura, no bastan los textos, ni lo que se les diga personalmente: es necesario EL EJEMPLO DECIDIDO DE SALIR AL FRENTE PÚBLICAMENTE de quienes se arriesgaron ya a mantener el poder de Orden a lo largo de estos años…

Y quiero aprovechar aquí a decir lo mismo que he dicho a una buena amiga, luchadora ella desde los comienzos de la crisis eclesial en la Argentina: los “nuevos en estas lides”, estamos reaccionando como reaccionaron Uds. al principio, los laicos de la primera hora, junto con esos sacerdotes valientes que se lanzaron a advertir a todos y viajaron dando conferencias y promoviendo acciones para reunir a los católicos.
Incluso una religiosa perteneciente a una de esas familias pioneras. me decía justamente esto: que al escucharme a mí se escucha a sí misma (y a otros) 30 años atrás… Creo que, sin buscarlo, venimos a ser como un RECORDATORIO, que les hace patente lo que se pidió siempre desde el principio. Curioso.

Pero supongo que el Señor nos hace ver tan claramente el problema con el expreso designio de que Uds. y sobre todo los sacerdotes y Obispos de la primera hora, SE DESPIERTEN.
Diciéndolo con cierta gracia y sincera comprensión, YA ESTÁ BIEN EL DESCANSITO QUE SE HAN TOMADO (necesario, no digo nada…). Ahora hay que levantarse y retomar la bandera, porque está todo muy PATENTE y no hay excusas para invocar dudas de ninguna clase.

Si nadie toma la delantera otra vez, como hacían Uds., los que podrían ser favorecidos con la verdad aprovechando este caos sin medida que Bergoglio genera, no tendrían la oportunidad. 

Por eso, como bien dijo mi amiga, seguiré en mis trece. 

Ahora es tiempo de pelear, o de renovar la pelea que comenzaron décadas atrás. 

Que el Señor bendiga al Sr. Ernesto, Adri, Simón, Anónimo Pío y todos los que quieran sumarse. Y muy especialmente al dueño de este blog.

– Hna. María de Luján –

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s