MISTERIO DE INIQUIDAD

En la Basílica de San Pedro, al fondo del ábside, se conserva, encerrada en un relicario de bronce dorado, la preciosa silla que servía a San Pedro. Este asiento, (término latino: cathedra) ha dado su nombre a las definiciones “ex cathedra”, proclamadas “desde lo alto de la cátedra” por el Vicario de Cristo.

El libro que les traemos completo en cuatro enlaces, es fundamental para establecer una verdad fundamental en nuestros tiempos (escribo en el año 2017) : La SEDE DE PEDRO desde la que se  imparte la enseñanza necesaria para la Salvación eterna del alma después de la muerte de cada uno, ESTÁ VACANTE desde el final del pontificado de SS. Pīo XII. Por consiguiente Roncalli, Montini, Luciani, Wojtyla, Ratzinger, y Bergoglio NO HAN SIDO “PAPAS” LEGÍTIMOS, es decir han sido y lo es el último, ANTIPAPAS.
LA SEDE ESTÁ VACANTE. De ahí proviene el término SEDEVACANTISMO. Es decir la doctrina, que es una conclusión cierta derivada del Magisterio infalible de la Iglesia, que afirma que la Sede está vacante. Lo cual quiere decir que todas las enseñanzas de estos papas ilegítimos no han sido infalibles, esto es pueden contener error contra la Fe o también herejías. Además los actos de estos “papas”, disposiciones, legislación, nombramientos etc, es decir sus actos de gobierno son y han sido írritos es decir sin valor. Mención especial hay que darle a la promulgación de la Nueva Misa, formas de los Sacramentos y particularmente el NUEVO ORDINAL de las órdenes sagradas. Todo ello ha sido promulgado por un papa inválido y por consiguiente sin valor. El análisis intrínseco de todos los nuevos sacramentos y de la Nueva Misa, demuestra su invalidez, e ilicitud.
La Iglesia, que es indefectible y durará inalterable en su ser hasta el fin del mundo, está ahora ocupada por una generación de papas y clérigos, usurpadores. Es decir está eclipsada y está compuesta por aquellos hombres y mujeres que poseen la Fe de Jesucristo, tal como la Iglesia la ha enseñado infaliblemente durante 2000 años.
Además existen, aunque pocos, obispos sedevacantistas legítimos y sacerdotes que imparten sacramentos válidos y licitos, así como también ofrecen el mismo Sacrificio del Calvario, repetido, numéricamente distinto, en nuestros altares sin la mención UNA CUM el no existente, ahora, Pontífice Romano.
La principsal característica de un papa válido es su infalibilidad. La enseñanza del Papa a toda la Iglesia es infalible, es decir no contiene error contra la Fe ni herejía.
Después de Pío XII los cónclaves han sido inválidos por la herejía antecedente a la elección, lo que hizo a los reclamantes al papado inhábiles según la ley divina y la eclesiástica, por no ser católicos debido a su herejía.
San Alfonso Marīa de Ligorio resume muy bien la tradicional doctrina católica sobre esta materia (que pasó a ser definitiva después de San Roberto Belarmino) :

 

Resumen de la enseñanza de San Algonso sobre esta materia

San Alfonso usa el término “ex-cathedra” para la enseñanza del papa en cuanto tal (no en cuanto hombre privado o particular). Esta enseñanza constituye el magisterio ordinario y extraordinario (solemne)y es necesariamente infalible, es decir no contiene error contra la Fe ni herejía.
La enseñanza de los antipapas no está protegida por el carisma de la infalibilidad y puede ser errónea o herética. su enseñanza y sus actos son sin valor alguno.
El libro cuyos enlaces traemos es fundamental para la Fe cristiana y demuestra hasta la saciedad la verdad de la posición  sedevacantista.

MISTERIO DE INIQUIDAD

PARTE 1ª

PARTE 2ª

PARTE 3ª

PARTE 4ª

Anuncios