4 de abril Santa Mónica , viuda. 332-387. 



Papas: San Silvestre I , San Siricio .Emperadores Constantino II , Teodosio . “Los que sembraron con lágrimas, cosechan en la alegría.” Sal CXXV 6.




San Agustín y Santa Mónica. Ary Scheffer. 1855.

Hoy, junto a María y Salomé, se nos presenta otra mujer, otra madre, también en el amor con el amor de Jesús, que ofrece a la Santa Iglesia el fruto de su vientre, el hijo de sus lágrimas, un doctor, Un egregio obispo, uno de los más ilustres santos que la nueva ley ha producido. Esta mujer, esta madre es Mónica, madre de Agustín. La gracia ha producido esta obra maestra en suelo africano; que los hombres hubieran ignorado hasta el último día, si la pluma del gran obispo de Hipona, guiada por su santo corazón filial, no hubiera revelado esta mujer  a todas las edades. Su vida fue no fue más que amor y  humildad y ahora gozando de la inmortalidad, se proclama en la tierra como el modelo y patrona de las madres cristianas. Una de los principales atractivos del Libro de las Confesiones está en las efusiones de Agustín sobre las virtudes y la dedicación maternal de Mónica . ¡Qué tierna gratitud celebra este escrito en todo el curso de su narración, a la constancia de esta madre que fue testigo de los errores de su hijo: “Ella lloraba por mí más lágrimas que las que otras madres vierten sobre el ataud de sus hijos ( Confessionum Lib. III, cap. XI. ).


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s